martes, 31 de julio de 2012

Cuestión de moralidad

Fuente de la imagen: Giada_jn en pixabay
Existe un creciente malestar en el pueblo llano, por los recientes casos de jubilaciones e indemnizaciones millonarias que hemos tenido constancia, ya sean de altos directivos de entidades financieras o de jueces altos funcionarios de órganos del estado. Creo que más por la cuantía en sí, es por la caradura de proponerla, solicitarla o recibirla cuando la actividad directiva, ejecutiva o institucional del susodicho individuo ha sido un morrocotudo desastre o se ha incurrido en acciones éticamente cuestionables.

Lo que parece que no hay lugar a dudas es que el periodismo de investigación y la información facilitada por los medios de comunicación, tienen parte de la culpa de que conozcamos algo algunas migajas de lo que ha estado pasando, generando una corriente de malestar, influencia y denuncia que hace que, por ejemplo, el Poder Judicial posponga su decisión respecto a la indemnización de Divar su anterior presidente (ABC, El País).

Sin embargo, el estudio de los profesores de Warton, Wayne Guay y John Core, y de Harvard, David Larcker[1], concluye que la virulenta prensa en líneas generales no afecta a la gratificación inmoderada de estos puestos. Evidentemente, estos investigadores dispondrán de información técnica que corrobore sus conclusiones, pero recopilada y analizada en 2006 o años anteriores, por lo que intuyo que, a la vista de la oleada de indignación que recorre España, si realizaran el estudio en 2012 y en mi país, el resultado sería distinto (fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: Giada_jn en pixabay
_____________________________
[1] Wayne Guay y John Core, y de Harvard, David Larcker. "What Happens When the Press Blasts Your CEO for Excess Compensation? Apparently Not Much". Knowledge Wharton. 2006.  Sitio visitado el 31/07/2012.

lunes, 30 de julio de 2012

Demasiados conductores

Fuente de la imagen: jackmac34 en pixabay
Se despide por un tiempo Moisés Naím con el artículo “El fin del poder” (El País)[1], que tuve la oportunidad de leer ayer y que te recomiendo. Escribe Naím acerca de lo que tienen en común la crisis de la Eurozona, el calentamiento global y Siria: nadie es capaz de pararlas: “Es como ver una película a cámara lenta, en la que un autobús lleno de pasajeros corre hacia el precipicio y su conductor no frena ni cambia de dirección. El problema es que somos los protagonistas de esa película; en ese autobús viajamos todos”.

Para Moisés, la tendencia que definirá nuestro tiempo es "el fin del poder", más difícil de ejercer y más fácil de perder. Que se lo pregunten al actual presidente del gobierno español, por ejemplo. Sí. Demasiados conductores del autobús y ninguno sin poder para cambiar de rumbo. Por otro lado, como dice el columnista: en el mundo de hoy todos somos vecinos y lo que pasa en otra casa —por más remota que parezca— nos termina afectando. Que esta semana te sea beneficiosa en lo laboral, profesional, empresarial o institucional (fuente de la imagen: moisesnaim.com). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: jackmac34 en pixabay.
__________________________________
[1] Naím. Moisés. “El fin del poder”. El País. 2012.  Sitio visitado el 30/07/2012.

domingo, 29 de julio de 2012

Otro modelo de negocio

Fuente de la imagen: geralt en pixabay
Sobremesa aprovechada la de ayer. De cháchara, junto a un manojo de buena gente, como viene siendo habitual en este periodo estival, alrededor de una barbacoa de verduras y de vinos de Málaga y Sierras de Málaga. Y el mismo tema general recurrente en estas fechas, la crisis, pero en el caso de los modelos de negocios que practicamos. Estos momentos de incertidumbre están fagocitando a empresas y profesionales que no han sabido adaptar sus instituciones o despachos a la cruda realidad, dejando de ser competitivos, tanto en precio como en calidad de servicio.

Algunos "listillos" pensaban que su ecosistema político, su hábitat empresarial, su entorno mediático, sus organizaciones arbitrarias y pandilleras y sus auto creídos “qué guapo somos y qué tipos tenemos”, iban a salvarles del tremendo desaguisado en el que estamos. La administración pública no tiene dinero, así que se les acabó el chollo a esos impropiamente considerados empresarios o profesionales que han vivido de un uso fraudulento de las ayudas y subvenciones, del clientelismo político y de la estafa continua.

Pero si algo bueno tiene este desbarajuste, te lo escribía hace unos años en el post ¿Necesitamos una recesión?[1] cuando se me tachaba de loco por pensar que íbamos a caer en una recesión brutal. Sí. En estos periodos se descartan las empresas poco competitivas y se acaba con los excesos de prosperidades anteriores, dejando la economía más sana, más saludable. Para que no te pille la depresión con el paso cambiado, antes de nada, tu organización tiene que ser adaptable, maleable, flexible.

Asimismo, observa y analiza cómo se mueve aquella competencia que en la época de bonanza se ha mantenido al margen de maniobras censurables moralmente o que no ha entrado en tejemanejes[2]. Aprende y copia esos modelos de comportamiento y organización. También, es necesario preguntar a tu cartera de clientes lo que no le gusta del producto que fabricas o el servicio que ofreces. Esa información es muy valiosa para adaptar tu actividad empresarial o profesional a este cambio de época (fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: geralt en pixabay.
_______________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. ¿Necesitamos una recesión? 2008. Sitio visitado el 29/07/2012.
[2] Ya sabes, que se encuentren en las antípodas de entornos pseudomafiosos políticos, empresariales, culturales, religiosos...

sábado, 28 de julio de 2012

Disciplina humillante

Fuente de la imagen: Nika_Akin en pixabay.
Si no fuera por la sinopsis de los historiales profesionales de los componentes del equipo, que hay que escribir para tal o cual proyecto, o la actualización de los perfiles de autor, cada vez me sería más difícil recordar los primeros estudios universitarios. Si bien la EGB fue traumática, con suspensos por doquier, el final del BUP y, sobre todo, el COU fue un paseo. Me envolví de ficticia confianza que propició un fracaso estrepitoso en la Selectividad de junio. Cogí tal cabreo que decidí dedicarme definitivamente a la hostelería, de camarero en San Sebastián (ver post La Tregua). El sueño de estudiar Biología, quedó apartado definitivamente, puesto que no volví a presentarme al examen de acceso.

Una fría noche de final de septiembre, después de tirarme hablando por teléfono más de una hora con una excompañera de COU, que iba a estudiar la Diplomatura en Empresariales y, por lo visto, no se necesitaba Selectividad para entrar, tomé la decisión de engancharme a esa especialidad universitaria. Me di de baja del primer contrato indefinido que disfruté y cogí mi primer avión, desde el País Vasco a Málaga, llegando minutos antes de que cerraran la ventanilla para tramitar la matrícula. Y desde ese momento estoy en este maremágnum de economía, administración, empresa, marketing… con posterior licenciatura, programa de doctorado y un sinfín de cursos de reciclaje. 

Ahora que lo pienso, sin darme cuenta creo que la mecha del destino se encendió aquel día que una tía de mi padre me regaló una máquina de escribir (ver post Tecno-austeridad). ¿O realmente empezó todo en los juegos de la escuela rural, donde ejercía de tendero y el dinero estaba formado por piedras del camino? Sin tener ni idea de la inflación, tuve que subir los precios, puesto que el resto de críos no paraban de traerme piedras y más piedras para comprar los dibujos de coches, casas y verduras. La mayoría de los contactos que se especializaron en esas lides, se sienten orgullosos de la carrera de “economista”, ya sea en su variante de Economía o en la de Empresariales, con sus especialidades (la mía Dirección y Gestión). Hoy creo que se llama LADE. Mañana no sé.

Están convencidos que sus procedimientos son más rigurosos que los del resto de las ciencias sociales, y consideran que cualquier investigación que no se fundamente en técnicas cuantitativas no son más que tonterías, coincidiendo con aquellas corrientes de pensamiento que entienden a la economía como la más científica de todas las ciencias consideradas sociales. Pero difiero. Basta echar un vistazo a las decisiones del FMI e instituciones allegadas, junto a resto de expertos, nobeles y estrellas, para pensar que cuando un economista yerra, las clases media y baja lo pasan mal. 

Vía Moisés Naím, que escribe en Foreign policy, Economist Class[1], llego a la opinión de Richard Freeman, profesor de Harvard: “para adivinar el éxito de una economía, la suerte es tan significativa como las políticas económicas”. Como dice Naim, una ciencia que gravita en la providencia para dilucidar el destino de las personas, es una disciplina humillante. Ciertamente, las demás ciencias sociales no se encuentran en mejor posición; pero coincido con Moisés en que los economistas deberíamos asumir una conducta más modesta (fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: Nika_Akin en pixabay.
______________________________________
[1] Naim, Moises. Economist Class. Practitioners of the 'dismal science' should stop sneering at their academic cousins in the social sciences -- and start learning from them. foreignpolicy.com. 2009. Sitio visitado el 28/07/2012.

viernes, 27 de julio de 2012

Mal holandés

Fuente de la imagen: qimono en pixabay
Ayer me recordaron que hace ahora un año, fui invitado por una presidencia, que antaño habitaba en el ala noble de un grupo empresarial (y que ahora habita debajo del tejado), a participar en varias de sus reuniones ejecutivas. Resulta que durante casi tres décadas, exceptuando algunos cortos periodos, la entidad estuvo en continuo crecimiento, en una primera fase, y mantenimiento de la cuota de mercado, durante el resto. Hasta tal punto que, aunque el reducido accionariado ha intentado siempre diversificar, para “cuando lleguen las vacas flacas” (preconizaba), nunca se tomó en serio o se materializó esa idea. 

Y, claro, como el servicio que daban funcionaba y los clientes seguían firmándoles suculentos contratos, pues ¡Para qué preocuparse por el mañana! Y el mañana comenzó a llegar y empezaron a ver las orejas al lobo. Los días de vino y rosas terminaron bruscamente. En algún momento introductorio, les recordé la paradoja del "mal holandés", donde un incremento brutal de los ingresos puede repercutir negativamente en el medio y largo plazo si los cuadros ejecutivos se dedican a “vivir” de la renta y a “qué guapos somos y qué tipos tenemos”. La hoja de ruta que diseñamos en ese gabinete de cambio, contenía una profunda remodelación del organigrama directivo y reformas económicas, financieras, comerciales y operativas, para intentar adaptarse a estos tiempos.

Evidentemente, el primero en picar billete fue aquella parte del equipo directivo que vivía en los “mundos de Yupi”, con sus másters, sus títulos rimbombantes, sus soluciones tecnológicas y su red de altos contactos. Todo castillo de naipes. Al final de mi trabajo, el number one me confesó que le hubiera gustado averiguar cuánto se había dejado de ganar en esos años, consecuencia de la descubierta ineficacia de su organización, de la que, lógicamente, él era el máximo responsable. Si puedes, recarga pilas en este fin semana. Te dejo la ubicación de la Holanda original en el mapa de los Países Bajos (fuente de la imagen: Wikimedia  Commons). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: qimono en pixabay.

jueves, 26 de julio de 2012

¿Dulce reparación?

Fuente de la imagen: Tumisu en pixabay
En el postDañina sed[1], te escribía sobre la venganza que pulula por los corazones de los ejecutivos y profesionales. Cuando el ego se siente herido, consecuencia de una injusticia, ya sea vía agravio, ofensa o daño a uno mismo o a una persona de tu entorno, puede surgir el sentimiento de venganza, como reacción narcisista o, en cierta forma, egocéntrica. 

Ayer, me remitió Anton (Gracias), link al artículo en Business Week “Sweet Revenge[2]. Dice Kenneth Eisold, psicoanalista de New York (EEUU), que “la venganza no tiene fin”. No solamente surge consecuencia de renuncias o despidos, sino también por otros conflictos, como, por ejemplo, cuando el socio ningunea, amenaza, hace la cama o roba ideas. 

Pero como te trasladaba en el postNocivo plato frio[3], creo que esa revancha, a medio plazo, es nociva, ya sea como réplica a un aparente abuso o a un “yo maltrecho” (fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: Tumisu en pixabay.
______________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. Dañina sed. 2011. Sitio visitado el 26/07/2012.
[2] Sitio visitado el 26/07/2012.
[3] Velasco Carretero, Manuel. Nocivo plato frio. 2012. Sitio visitado el 26/07/2012.

miércoles, 25 de julio de 2012

Eso es así

Fuente de la imagen: pencilparker en pixabay
En este camino de crisis primero, recesión después y depresión en la puerta, con incertidumbre pululando por doquier, todavía existen entidades y grupos de trabajo que tienen encima de sus mesas ejecutivas un saco de proyectos como nunca han tenido antes. Su constancia institucional, credibilidad, trabajo bien hecho y ese manojo de profesionales, todos buena gente, que conforman su organigrama, propician que en esta época, los gestores de los escasos recursos públicos existentes, pongan su mirada en esos equipos de trabajo para materializar y ejecutar diversos programas. Y ellos se encuentran abrumados y preocupados. Tienen que entender que no es posible hacer lo que tienen que hacer sin asumir riesgo. Eso es así.  

Sí. Pueden aminorar el riesgo decidiendo qué es lo que no quieren hacer y, por derivación, dejar o perder la oportunidad de crecer. De acuerdo. Con la que está cayendo, puede ser una decisión razonable. Pero no va a hacer feliz al espíritu emprendedor, de lucha, de supervivencia, de generar expectativas de crecimiento, de sacar al país del agujero... que habita en sus corazones, unido a la sensación de que esos trenes no volverán a pasar. Desde este sitio, una idea para estas personas e instituciones: el riesgo no es una cuestión que se tenga que temer (fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada posteriormente; fuente: pencilparker en pixabay.

martes, 24 de julio de 2012

Inocente rana

Fuente de la iamgen: sirridho en pixabay
Dice la fábula, la historia o la cultura popular, que si metes una rana en una cazuela con agua hirviendo, saltará al momento. Pero si la introduces en el agua a temperatura ambiente y después vas incrementando paulatinamente el calor del líquido, el anfibio se irá adaptando a la nueva temperatura hasta que sucumba cocido. Creo que la sintomatología de la rana escaldada es la que estamos padeciendo. 

El pueblo llano español es la rana que se está cociendo lentamente en el caldo de la crisis, mientras los mercados van aumentando la temperatura financiera. Por ejemplo. Hace unos meses, nos desesperábamos con la prima de riesgo rozando los trescientos puntos básicos. Sin embargo, ayer llegó a marcar 642 ¡Y todos tan panchos! Vamos adaptándonos de forma imperceptible a cada nuevo acontecimiento o hito que guisa el descomunal cocido donde dormiremos por siempre escaldados, si no despertamos y saltamos.

Como cuando vamos cogiendo gramos de grasa y asimilando cómodamente al continuo avance de nuestro peso corporal, nos adaptamos a cada variación de la temperatura económica, asimilando los nuevos índices, primero con vacilación y luego con desembarazo. ¿Qué hacer? Configurar una perspectiva de los resultados que queremos obtener y trabajar por conseguirlos. Y recuerda que parte de la solución se encuentra dentro de ti (fuente de la imagen: gifanimados.com). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: sirridho en pixabay.

lunes, 23 de julio de 2012

Plusvalor y otras cavilaciones

Por las declaraciones del líder del PP, Esteban González Pons, que te transcribo a continuación (Fuente: Europa Press), parece como si se hubiera leído previamente el post "Esclavos del Norte", que publiqué el domingo por la mañana: "Si no se acaba el lunes es porque el BCE no quiere o porque alguien no quiere que el BCE quiera. Puede que alguien, en contra del espíritu de la UE, quiera que España y los países del Sur no pertenezcan al mismo club que los países del Norte de Europa"

Y también en línea con algunas de las ideas desgranadas en el vídeo que ayer me recomendó un amigo sevillano, de perfil conservador, y que inserto en el post, subido a Youtube por MINUCH206, con el montaje de las opiniones de Julio Anguita sobre la crisis, el capitalismo y el Club Bilderberg. Reconozco que no es santo de mi devoción este expolítico, porque pienso que vive en un mundo más utópico todavía que el que mentalmente habité en mi adolescencia y cuando estaba activo como representante político, podía haber tenido una participación proactiva en la política y no tan negativa o reactiva.

Sin embargo, como dice el contacto Pau, vale la pena escucharlo, se comparta o no su visión o sus ideales. El caso es que, después de ver el vídeo, también me sorprendo y confieso que suscribiría casi todo. Resalto esta mañana el concepto “plusvalor”, que lo estudié a principios de la década de los ochenta del siglo pasado, en el texto “El Capital”, de Marx, como contraste entre el coste de lo que origina el empleado y la valía de la fuerza de trabajo utilizada o aplicada. Sí. Es lo que en mi grupo universitario de estudio llamábamos utilidad no retribuida, productividad neta o simplemente plusvalía, pero no me acordaba del masculino “plusvalor”.

Ahora que están tan de moda los recortes y la reducción o ampliación de jornada, según el presupuesto, la escasez, el interés, el déficit, la institución o el sector, curiosamente, en su momento Marx ya diferenciaba entre el plusvalor absoluto y el relativo. El primero se apoyaba en la extensión de la jornada laboral. El segundo se asentaba en la contracción del tiempo de trabajo, debido a las invenciones tecnológicas. Ya puestos, añadiría un tercero, plusvalor latente, para identificar la tremenda potencialidad productiva de la gran masa laboral desempleada, así como de la tercera edad.

En fin. Al menos el gustazo que me di este fin de semana, al ver que un piloto español, Fernando Alonso, con un coche italiano, Ferrari, diseñado por un griego, gana el Gran Premio de Alemania de Fórmula I. Bueno, que esta semana te sea proactiva en lo laboral, profesional, empresarial o institucional, según proceda o se tercie. Por lo demás, veremos qué pasa hoy lunes con la prima de riesgo, el BCE, la Bolsa... y seguiremos siguiendo las decisiones de los políticos, en función de las directrices de los que cortan el bacalao.

domingo, 22 de julio de 2012

Esclavos del Norte

Tarde llego a la cita. Ayer estuve de barbacoa nocturna y como suele ser normal últimamente, terminamos enfrascados con la política, la economía y la sociedad. Entre bocado y bocado a un pincho de verduras, escuché a un profesor de universidad decir que las cosas están peor de lo que parecen y que no hemos tocado fondo aún. El caso es que muchos expertos advierten que el rescate a España está más cerca (El País). La crisis de la deuda en Europa, agravada en España por la burbuja inmobiliaria (ya no nos acordamos de ella), los excesos de los dirigentes políticos y la extrema ligereza del sector financiero, han generado un horizonte desolador, a lo de Tierra quemada, que escribía en 2006 en el post del mismo nombre. Los norteeuropeos tienen parte de razón, al no considerar equitativo solventar los excesos de los sureuropeos, pero si no se reconduce la situación, entraremos todos en barrena. 

Las ayudas, no parecen ayudas, sino contratos de esclavitud de por vida. Esclavos del Norte. Por otro lado, no existe un sentimiento de solidaridad europeo que verdaderamente apoye a los países en crisis, igual que en la posguerra se ayudó a Alemania y al resto de regiones afectadas por la masacre (exceptuando a España, claro). Lo anterior nos hace pensar que mejor hubiera sido dejar que Grecia, Italia, España y Portugal quebraran. Total, ¿Para qué mantener a estas economías en la UVI si la medicina no es la adecuada? Sé que al sector financiero no le interesa el macro concurso de acreedores y lo está retrasando todo lo que puede, pero vamos caminando hacia ese escenario (fuente de la imagen: sxc.hu).

sábado, 21 de julio de 2012

No a los recortes

Ayer, mientras la prima de riesgo española superaba lo 600 puntos básicos (ABC) y la Bolsa se daba otro batacazo (elEconomista), en el programa de debate Al Rojo Vivo, de la Sexta, el Secretario de UGT, Cándido Méndez, comentaba que lo que España necesitaba para salir de esta crisis es: “más tiempo a precio razonable”. No coincido con lo que dice el Sr. Méndez, porque creo que estamos pasando de una recesión a una depresión, que según mi profesor de Economía de primero de Empresariales, el Sr. Grana, se caracteriza por una sensible reducción de la actividad económica del país, con la consecuente disminución del PIB, dilatada contracción de la demanda y altísimos niveles de desempleo. 

Sí sintonizo con la opinión de Peter Bofinger, miembro del consejo asesor económico del Gobierno alemán, leída en El Confidencial: “Un asesor alemán advierte que el rescate a España no elimina el problema”. "Cuando se fuerza el ahorro, se debilita la coyuntura de tal manera que la situación financiera del estado se empeora, en lugar de mejorar". "El lema del momento dice: No más programas de ahorro en la Eurozona. 

No deben implementarse más programas de ahorro hasta que la coyuntura vuelva a repuntar y se logre una tasa de crecimiento positivo". Así que si no cambia la política de ajustes, nos vemos abocados a la Gran Depresión, de consecuencias impredecibles. Por lo que veo y escucho de nuestros políticos, cambiar de estrategia no se va a cambiar, aunque, claro, un día dicen una cosa y al otro hacen lo contrario, por lo que todavía no perdamos la esperanza (Fuente de la imagen: src.hu)..

viernes, 20 de julio de 2012

Sweet Spain - Viva España

Fuente de la imagen: JavierAlamo en pixabay
Vía el artículo de Manuel Cuéllar en El País, “La belleza de España contra la crisis[1], descubro el vídeo arriba insertado “Sweet Spain - Viva España”, subido a Youtube por LittleBigWorld. Su autor, Joerg Daiber, cineasta alemán cofundador de la empresa spoonfilm.  

Dice que ama a España y con la crisis del euro recurrentemente en las noticias, sólo se habla de sus serios problemas financieros, por lo que pensó que era el momento de que alguien pusiera el foco en la increíble belleza y tradición del país. 

La mayoría de las imágenes fueron rodadas en El Chorro (Málaga), en Sevilla y algunas en Madrid. Gracias, Joerg. Imagen incorporada con posterioridad; fuente: JavierAlamo en pixabay.
_____________________________
[1] Cuéllar, Manuel. La belleza de España contra la crisis. El País. 2012. Sitio visitado el 20/07/2012.

jueves, 19 de julio de 2012

Al fin y al cabo

Fuente de la imagen: archivo propio
No importa que los políticos de turno fracasen una y otra vez en las reuniones sobre el cambio climático. La crisis que estamos padeciendo empuja a usuarios y empresas a poner en práctica acciones encaminadas a un consumo eficiente de los cada vez más escasos recursos energéticos.

Los altos precios de los carburantes y la no disponibilidad de dinero para pagarlos obligan a instituciones, empresas y consumidores a practicar acciones en torno a la renovación de la energía o el tratamiento de los residuos.

La crisis conlleva la concienciación y el uso efectivo de los recursos energéticos disponibles, lo cual redunda en beneficio para el medioambiente en general y el ajuste de costes en particular. En resumen, prácticas obligadas pero, al fin y al cabo, prácticas. Fuente de la imagen: sxc.hu.

miércoles, 18 de julio de 2012

Otra ventaja

En el post "Destrucción creativa", comentaba la parte positiva de una recesión de órdago, como la que estamos viviendo. Pero he descubierto otra ventaja. Mientras esperábamos el segundo plato de un almuerzo de trabajo, ayer le comentaba al contacto Julio la sensación que tuve por la mañana, transitando en automóvil hacia el centro de Málaga, sin apenas circulación. Recordé que hace unos años, la hora punta de un martes cualquiera era mortal, con atascos por doquier, ya estuvieras en la circunvalación, callejeando o buscando plaza de aparcamiento. A veces, te exasperabas y tenías que respirar a lo mantra. Cuando llegué al parking y paré el vehículo, sentí una inmensa tristeza y añoré aquellos tiempos de bullicio, bocinazos y tensión circulatoria. Bendito agobio, pensé.

De acuerdo que los últimos nudos y ampliaciones viales abiertos, propician el descongestionamiento del tráfico, pero también es cierto que Málaga (España), se une a las ciudades europeas con altas tasas de desempleo y precio de los carburantes por las nubes. No hay que realizar un exhaustivo estudio de investigación, subvencionado con fondos públicos europeos o mundiales, para deducir que la fluidez de la circulación en hora punta se debe a la crisis y no a una mejora de la gestión de las calles, carreteras, autopistas y autovías, pero no me extrañaría que presuntos políticos, inaugurando alguna vía reconvertida a peaje, pretendieran apuntarse ese falso tanto. Te dejo la foto, con Julio, consejero en Reddium y socio de Empreners.

martes, 17 de julio de 2012

Dentro de ti

Desde la semana pasada, estoy viendo en la televisión y leyendo en la prensa las espontáneas manifestaciones, consecuencia de las medidas de ajustes dirigidas a todas las clases sociales, exceptuando a las grandes fortunas, bancos y allegados, aprobadas por el gobierno español para presuntamente salir de esta crisis que ahoga. El contenido de las imágenes, la información de los relatores y los textos de los redactores, me hacen pensar que estas protestas van dirigidas contra los líderes políticos y contienen una invocación al liderazgo fuerte, empático, fervoroso, eficiente. En una palabra: liderazgo. Lo anterior me lleva a la reflexión de que es una oportunidad para que estos “buenos líderes”, aún latentes, que para mí deben catalogarse como los verdaderos líderes, se pongan al frente de la sociedad, colocando las necesidades del país por encima de la de sus grupos religiosos, lobbies financieros, partidos políticos, regiones, comarcas, localidades, tribus y, por supuesto, de sus personalismos o debilidades.

¿Por un momento has pensado que dentro de ti se encuentra germinando la semilla del necesario liderazgo que, junto con el de otros, nos guíe a todos hacia la luz que inicia una nueva época? En ese caso, te animo a que participes en la conformación del conjunto de capacidades colectivas que derriben despropósitos, incompetencias, servidumbres, sectarismos, incoherencias, ligerezas, inconsistencias, exabruptos, desatinos y liberalidades, estimulando la mente de la sociedad, de forma que rememos con frenesí para llegar por fin al buen puerto. Ese liderazgo colectivo y proactivo conformará una solución, la solución, en el sentido de qué queremos hacer y cómo lo vamos a hacer, asumida con responsabilidad, desenlace en el que participemos todos de forma activa, tomando la iniciativa en la generación de praxis creativa y enérgica, que posibilite que el “qué” y el “cómo” se materialicen en cada instante del camino (fuente de la imagen: sxc.hu).

lunes, 16 de julio de 2012

Qué hacer

Fuente de la imagen: ignartonosbg en pixabay
Ayer, estuve en casa de un contacto amigo, que nos invitó a una barbacoa y unos baños en su espléndida piscina (Gracias). Como es micropyme, autónomo y minorista, sin ánimo de ser petardo, expresé mi preocupación por todo lo que se le viene encima a este perfil empresarial o profesional, recordando el anuncio de telefonía donde la rara avis seguía trabajando mientras el médico le curaba. Tampoco me sorprendió la respuesta, en el sentido de un palo más en la rueda de la bicicleta, aunque éste, más que un palo es un tronco de enormes dimensiones: más IVA, 24 horas... Ya en debate, preguntó qué hacer: mantener el tipo, cerrar, economía sumergida… Negro futuro le espera, como a todos.  Cierto que a río revuelto, ganancia de pescadores, pero es muy difícil responder. No sólo se necesitan datos del sector, de la empresa… También hay que disponer de una bola de cristal para emitir una opinión técnica. No, en serio, es muy complicado. 

Después de facilitarme algunos parámetros económicos, financieros, técnicos, comerciales y operativos de su negocio, me aventuré: debe ampliar su oferta y combinación de productos y servicios, de forma que el cliente reciba planteamientos super personalizados, a precios de economía de subsistencia, ya que la clase media tiene todas las papeletas de reducirse sustancialmente o desaparecer. En el actual y futuro marco económico y social, los consumidores analizaremos con mucho detenimiento qué comprar, por lo que el comerciante o profesional tiene que tener mucho cuidado en el diseño de los productos y servicios que pone a la venta. Si consigue satisfacer al cliente de forma distinta al resto de los comercios de su ámbito territorial de actuación, tiene menos posibilidades de fracasar.  En cuanto al valor de lo que se vende ¡Uy! En menudo terreno movedizo me meto. No engañarse. Calcular el precio de forma razonable, con criterio económico, y modularlo conforme a la evolución de los acontecimientos comerciales.

Y llega Internet. A difundir nuestro negocio en la Red y, si procede o se tercia, a vender on line, desde un producto hasta un servicio. Casi todo tiene cabida. No olvides que estamos ante un cambio de época y que desgraciadamente los recortes acelerarán esa transición. Al final, los mayas van a tener razón con lo del fin del Mundo que conocemos, en el año 2012. Finalmente, le comenté otras ideas marketinianas, como la colaboración con entidades sociales, escuchar y ofrecer ayuda variopinta, en función de las posibilidades y preparación del equipo, a los clientes con los que vaya estableciendo una relación sólida de confianza, realizar microacciones en el establecimiento (dependiendo del tipo de negocio, desde música en directo hasta charlas magistrales), o invitando a una barbacoa. Que esta semana te sea beneficiosa en lo laboral, empresarial, profesional o institucional (fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: ignartonosbg en pixabay.

domingo, 15 de julio de 2012

Elearning como solución

Por el contenido de “¿Post gratuito?”, sabes mis reticencias sobre todo lo que se publicita bajo el slogan “gratuito”. Sin embargo, recomendado por un contacto, ayer empecé un curso on line regalado. No sé si tuve suerte con el perfil y el servicio de tutoría recibido por la profesora que el sistema me asignó o, por el contrario, el programa educativo cumplía con unos mínimos de calidad de enseñanza, tanto en contenido y recursos como en los diseños curriculares de los tutores y monitores. Reconozco que me quedé sorprendido del método pedagógico-didáctico seguido y del diseño del producto. Por la tarde, reflexioné junto a unas amistades sobre la utilidad de estos formatos educativos virtuales en la época de crisis que estamos padeciendo: E-learning como parte de la solución.

También, los previsibles desbarajustes de las reformas educativas y los recortes en marcha en mi país, que generarán más desigualdad entre los que pueden estudiar y los que no pueden, podrían atenuarse con pujantes portales de teleformación reglada, que reduzcan sensiblemente las matrículas y restos de costes de la educación. Por otro lado, presiento que en las actuales circunstancias de restricciones por doquier, o la enseñanza universitaria evoluciona o prácticamente desaparecerá tal y como la conocemos hoy. Probablemente, la tecnología ayude en un sentido y la crisis en otro (fuente de la imagen: sxc.hu).

sábado, 14 de julio de 2012

Catar por mí

La primera vez que oí hablar de la Finca la Sanguijuela fue a finales de la década de los sesenta del siglo pasado, cuando fuimos a visitar a una hermana de mi madre, que vivía relativamente cerca de las ruinas de Acinipo (Ronda la Vieja). Todavía recuerdo el recelo que me generaba esa ubicación, tal vez por el nombre “sanguijuela”, o por el sinuoso sitio dónde se encontraba la hacienda, o por ambos temas, el caso es que hasta bien entrada la adolescencia cierta aprensión albergué. Ayer, recordé esas sensaciones cuando tuve en mi mano la botella que adquirí del vino Petit Verdot 2006, de la Bodega Schatz, que está actualmente en promoción en el Museo del Vino Málaga. Dado que coyunturalmente no pude saborear el caldo, le pedí a la contacto Georgia que me escribiera su parecer para trasladártelo esta mañana, A continuación te transcribo parte de sus notas:

“Petit Verdot 2006, que llega de nuevo a nuestra vinoteca y esta vez con nueva imagen, nueva etiqueta e intenciones frescas. Friedrich Schatz, de origen alemán, lleva afincado en Ronda, Málaga, desde los años ´80. Malagueño ya, se adaptó perfectamente a las mentalidades, las buenas prácticas y el microclima de la zona de producción vinícola que él en su momento eligió y, por lo visto, su instinto no le ha fallado. Así que, como sus cepas foráneas y ricas, poquito a poco fue produciendo y a la vez creando sus vinos que, según el nuevo etiquetado, si los pones en línea forman el acrónimo de su propio apellido: SCHATZ, y el Petit Verdot se representa por la letra T. El vino T, catándolo, justifica tanto la propia trayectoria de Friedrich como todo el proceso de cultivo ecológico que él defiende de una manera elegante y exclusiva.

Un color púrpura intenso, presenta una capa media-alta y un ribete ligeramente rosáceo. En nariz destaco notas balsámicas intensas, potentes, y como a Friedrich le gusta decir a través de sus fichas de cata… ¨aromas intensos, de tinta china¨. Vino persistente, el T, vino redondo y bien estructurado, un Petit Verdot que tras 12 meses en barricas de roble francés viene a capturar, aunque sea sólo por unos instantes, mi atención, mi tiempo, mis sentidos.” Dar las gracias a Georgia por catar por mí y describirlo de esa forma tan elíptica, posible y perceptiva.

viernes, 13 de julio de 2012

Terapia de chismorreos

Es innegable que las murmuraciones, comadreos y comidillas, contienen un alto porcentaje de negatividad. Pero ayer por la tarde, detecté la parte positiva que, como todo, también la tiene. Fue después de tirarme la mañana de electrocardiogramas y tiro porque me toca; mi médica no se creía la lectura del electro, que arrojaba el perfil de un joven y, claro, al contrastarlo con la edad del DNI, pues dudaba, así que me lo hizo repetir dos veces más, hasta que por fin sucumbió al dato. El caso es que junto a un colaborador, procurábamos animar a un contacto al que su multinacional le ha dado una patada laboral en el culo. Después de escucharlo detenidamente, mi compañero empezó a comentarle las habladurías que corren por los mentideros del parque donde se ubica su ya ex-empresa. 

Al principio, no estuve de acuerdo con lo que escuchaba. Me siento un tanto incómodo con ese tipo de información, si puede catalogarse así. Pero conforme pasaba el tiempo y observaba la relajación de la fisonomía del lastimado ex-ejecutivo, que incluso empezaba a entrever medio sonrisas, me di cuenta que la estrategia comunicativa funcionaba. Parecía como si esas chácharas, intrigas e insidias, actuaran de bálsamo que atenuara el dolor del proscrito. Después, le dimos la carga con una sesión doméstica de autoestima y valoración de lo que uno es, asumiendo su yin y su yang. Al final, felicité al colaborador por haber conseguido animar a nuestro respetado contacto. Si puedes, carga pilas en este fin de semana.

jueves, 12 de julio de 2012

¿Qué es peor?

Correré el riesgo de que me catalogues como demagogo o charlatán, pero a estas horas del alba no puedo reprimir confesarte que "no sé qué es más infame: que los gobernantes españoles de turno, sean del color político que toque, engañen sistemáticamente al pueblo o que no tengan ni pajolera idea de lo que hay que hacer para salir del desaguisado en el que estamos".

Copio el slogan "¡Basta Ya!" de la iniciativa ciudadana española que unía a personas de diversas ideas y color político en contra del terrorismo, para utilizarlo por un fin distinto: parar el despropósito actual de alguna forma, con el triple propósito: mejorar económicamente, financieramente y, sobre todo, socialmente.

miércoles, 11 de julio de 2012

Una ventana internacional

¿Cuáles son los fundamentos de la Democracia Occidental? ¿Se podrían releer de nuevo? Temática más actual que nunca, lo que me motivó a colarme ayer en la presentación del curso: “UNA RELECTURA DE LOS FUNDAMENTOS DE LA DEMOCRACIA OCCIDENTAL”.

El evento se desarrolla durante tres días en el salón de actos del Museo del Vino Málaga. Si quieres acceder al programa, clickea AQUÍ. Se encuentra enmarcado dentro del paquete de una treintena de acciones formativas programadas por la Universidad de Málaga para este verano. El lema de la undécima edición de este formato de formación y reciclaje: “Una ventana Internacional”. 

El objetivo del curso es analizar el paradigma democrático occidental y cómo venía siendo concebido por la cultura occidental, a fin de valorar si constituye o no síntoma de la necesidad de propiciar un cambio de paradigma, también en este ámbito de la realidad del siglo XXI. Te dejo una foto del cartel. Si quieres visualizar algunas instantáneas más, clickea AQUÍ.

martes, 10 de julio de 2012

Alto ajuste

Ayer por la tarde, mientras disfrutaba de un refresco en el Parque Tecnológico de Andalucía, agucé el oído para captar la conversación de un grupo de ejecutivos, sobre el presunto despido de un tercero, que había desarrollado su labor en un animoso grupo empresarial. Parece que la recesión que nos ahoga, causa estragos en los otrora pomposos organigramas de estas corporaciones, que se cincelaban dispendiosamente en los espaciosos zaguanes de sus faraónicos edificios insignias, tanto reales como virtuales, empujando a sus presuntos directivos estrellas a catalogar la lista de los "búsqueda activa de empleo". Alto ajuste. Cabe preguntarse si suficiente. También, se comentaba la indemnización recibida, desde luego no en línea con la de los directivos de empresas del IBEX 35 o de las cajas de ahorro, pero que con la que está cayendo, el ex no debe hacer ascos. 

Finalmente, dentro del paquete de prebendas recibidas, se dice que se le ha ofrecido que siga relacionado con vinculadas del ente proscriptor, como profesional independiente o externo (curioso, figura promovida hasta la saciedad en su entorno), de forma que no dilapide el hipotético caché por haber colaborado con la institución y, por derivación, compostura ante su agenda de contactos. En fin. Nunca fueron las técnicas directivas del susodicho, santos de mi devoción, por razones que no vienen al caso comentar esta mañana, pero desde este sitio, si los rumores de rescisión profesional son ciertos, le deseo el mejor de los futuros laborales.

lunes, 9 de julio de 2012

Frugalidades históricas

Este fin de semana escuchaba en la radio a la escritora Matilde Asensi, hablar sobre el destino del oro de las Américas, que llegaba a espuertas a la España del siglo XVI. Por lo visto, basta mirar los bellos trabajos de los pintores de esa época, para deducir que los españolitos de entonces eran súper pobres. La élite de turno andaba todo el día de caza, de fiesta en fiesta y tiro porque me toca. 

El gobierno del país estaba en manos de pelotas sin escrúpulos y su corte de enchufados. Por su parte, Carlos V sólo pensaba convertirse en emperador a costa de guerras y sobornos. Y el rey lo consiguió, asumiendo una cuantiosa deuda debida a los banqueros alemanes que le financiaron. Y por si fuera poco, siguió guerreando a base de mercenarios que si no cobraban, no trabajaban. 

Su hijo, Felipe II, propició la bancarrota del estado español, dejando colgado a los mercenarios y a alguna que otra familia de banqueros ¿alemanes? ¿Te suena todo esto? ¿Quiénes se perjudican si Grecia, Portugal, España, Italia... no pagan sus deudas porque no generan excedentes suficientes? La crónica es mucho más rica y compleja que la frugalidad con la que he escrito el post a esta hora del alba, pero parece que por más que la Historia se repite, no aprendemos.

Que esta semana te sea beneficiosa en lo profesional, laboral, empresarial o institucional, según proceda o te interese. La imagen es de una miniatura del siglo XIV, que muestra cómo un mozo de ciego le hurta a éste el vino de un jarrillo, mediante una larga paja (fuente: Wikimedia Commons).

domingo, 8 de julio de 2012

Piel quemada

Invitado por unos contactos amigos, el día de ayer lo pasé en la zona de Marbella (España). Charlaban del presunto fiasco de Briatore, y su socio Agag, con su sideral discoteca marbellí para nanomillonarios. En mentideros de buena tinta de mi ámbito territorial de actuación, se rumorea que poco público objetivo pululó por el establecimiento en su inauguración. Si es verdad, chamuscado Flavio estará. Que no se queme y siga viniendo a Málaga, pero invirtiendo en otros negocios más proactivos para la quemada economía local.

En lo que sí apliqué el oído, fue en las reflexiones acerca de dónde invertir en la actual situación económica. Dejando a un lado los valores refugio, con el oro como objeto estrella, el debate se centró en la oportunidad de compra de acciones o, por el contrario, en la adquisición de bonos financieros corporativos. A corto plazo, no hay duda que estas obligaciones financieras se llevan la palma, pero si el mercado sigue en caída libre, pensando en el medio plazo (2013 y 2014), habría que estudiar la compra de acciones de empresas solventes de Asia.

Claro. Otra opción, que seguro se te pasará por la cabeza, será la adquisición de Letras del Tesoro. Sí, siempre que la inflación se mantenga controlada. Por lo demás, pocas esperanzas de que los políticos resuelvan el inmenso entuerto global en el que estamos. También, intuiciones acerca de la continuidad de la recesión y, consecuencia de la política europea, tasas de crecimiento cero o negativas, lo que patrocinará que los estados sobre endeudados no puedan atender sus compromisos de pago.

De vuelta a casa, sentía un peso en las espaldas que en la jornada no había tenido. Pensé que los baños en agua salada durante el día, la comida y la convivencia, no habían sido suficientes para la recuperación del cuerpo serrano. O tal vez fue la sensación de tristeza que me envolvió al meditar sobre las reflexiones percibidas. El caso es que al mirar el dorso a través del espejo, me di cuenta que debería haber untado más protección solar.

Y volví a especular qué hubiera pasado si mi país, en tiempo y forma, verdaderamente se hubiera protegido de esa malicia especulativa que lo envuelve, intoxica y va quemando continuamente su piel económica y social, generando un carcinoma de cada vez más difícil y desconocido tratamiento (fuente de la imagen: elaboración propia).

sábado, 7 de julio de 2012

Et voilà!

Fuente de la imagen: archivo propio
Después de empujar el carro de la compra durante toda la tarde y descargar los artículos en el maletero del automóvil, cuando iba a colocar el susodicho en el aparcamiento para carros, que el centro comercial tiene habilitado, me doy cuenta que la cadena que enlaza a un carromatito con otro, y que permite liberar la moneda del mecanismo de enganche, era excesivamente larga. 

Presto, intento engancharla sobre el mismo sistema candado del carricochito y, “voilà”, el carro se autolibera, entregándome la moneda. Pensé que en todos los sitios pululan individuos chapuceros, advenedizos, temporeros y gente sin escrúpulos, por no decir, “tontos del culo”. Te dejo la foto con la prueba del delito, por no apuntar “insulto a la mente”.

viernes, 6 de julio de 2012

Sin efectivo

Fuente de la imagen: Bru-nO en pixabay
La amistad en parte es sinceridad con el otro. Ayer, un amigo me comparó con la baronesa Tita Cervera y con las entidades financieras que parece que andan escasas de efectivo y no les va mal. La Tita vendiendo un cuadro y a los bancos con esa escasez de dinero siguen haciendo trapicheos y como las pérdidas se socializan pues… Negocio redondo.

No sé si soy tacaño, espero que no, pero reconozco que suelo llevar poco dinero en la cartera y la calderilla no sé dónde meterla. Cuando me encuentro en un aprieto, siempre hay un contacto amigo pululando por rededor, que me echa una mano. Y luego, claro, como no me gusta deber, hasta que no liquido la deuda no me quito el sambenito de la cabeza.

Ciertamente, cada vez existen menos cosas que se tengan que pagar con moneda o billete, pero todavía está esa consumición en tal feria, esa participación en la lotería o esa biznaga que pretendes regalar. Por otro lado, en la era de la red de redes virtuales, el comercio electrónico cada día adquiere un papel más trascendental.

Pero la pregunta que se hace en Wharton School “Sin efectivo: ¿Lo que es bueno para los bancos es bueno para la gente?[1], tiene fácil respuesta ¿No crees? Si puedes, disfruta de un reparador fin de semana. Yo lo necesito (fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: Bru-nO en pixabay.
____________________________
[1] Wharton School. Sin efectivo: ¿Lo que es bueno para los bancos es bueno para la gente? 2012. Sitio visitado el 06/07/2012.

jueves, 5 de julio de 2012

Reputación on line

¿Cómo anda tu reputación on line? Te dejo una presentación, subida a SlideShare por Roman García, sobre la gestión de la reputación en Internet. Aquí tienes la mía en Google en este momento, "con comillas" y sin comillas.

miércoles, 4 de julio de 2012

Conductismo

Hace unos años, 2003, en el postObjetivo empresarial[1], comentaba de pasada la teoría conductista. Ayer, con motivo de una charla sobre dietética y nutrición, tuve la oportunidad de refrescar la economía conductista, aplicada a la consecución de una vida saludable.

Lyndon H. LaRouche, define los métodos conductistas como métodos derechistas para lograr fines progresistas. Bien. No voy a discutirle a este controvertido economista.

Te dejo un vídeo, subido a Youtube por ATmConsulting, donde se parodia sobre lo irracional del modelo de economía estándar, en contraposición con una nueva manera de ver en qué se comporta la gente ante la toma de decisiones aparentemente racionales.
_____________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. Objetivo empresarial. 2003.  Sitio visitado el 04/07/2012.

martes, 3 de julio de 2012

Inteligencia Escénica

Fuente de la imagen. fill en pixabay
Decía Aristóteles: "Saber expresar una idea es tan importante como la idea misma". Define Gonzalo Álvarez", editor de Elartedepresentar, la "inteligencia escénica": “Convencer a todo aquél que te escuche”. Me toca preparar una exposición y he decidido no utilizar el power point. ¡Tierra, trágame! Fue lo primero que se me pasó por la cabeza. Será porque he abusado de esa herramienta, el caso es que estoy cansado de la aplicación.

He barajado alternativas, Macromedia Flash, Corel Draw… siempre como recurso que aumente y clarifique las emociones del mensaje que quiero transmitir, cuando, como dice Gonzalo, las palabras no son suficientes. Pero no nos confundamos. Estos recursos pedagógico-didácticos, en opinión de Álvarez, no deben estar a nuestro servicio, sino al servicio de la audiencia.

Por tanto, primero, deberé enfocar la presentación sin ninguna aplicación adicional, como Gonzalo en el vídeo que te dejo a continuación, alojado en livestream por agoradirecto. Luego, recordando la frase de Aristóteles, evaluaré si debo utilizar alguna herramienta, siempre al servicio de la audiencia, no como muleta para atenuar mis defectos o limitaciones (Imagen incorporada posteriormente; fuente: fill en pixabay).

lunes, 2 de julio de 2012

Banderitas por aquí...

Buenos días. ¿Contento? Si eres de mi país, apuesto que lo estás. La selección española de futbol ha arribado donde tenía que llegar y eso ha sido mucho. Tal vez, dentro de unos años o décadas, como decía Casillas, seremos conscientes del importante camino recorrido. Esta mañana, una vez pasado todo, quiero escribirte sobre el uso o no uso de los símbolos y otros signos distintivos nacionales en momentos positivos puntuales. En estas semanas, sobre todo los últimos días, he visto banderas por doquier, a lo "pajaritos por aquí, pajaritos por allá, la la la la", de "María Jesús y su acordeón".

Por el post “Soy pinkeista”, sabes mi orientación política, por lo que muy sinceramente me alegro y, por supuesto, respeto esa espontánea manifestación de lo nacional. Sin embargo, también hay que considerar aquellas personas, conservadoras o progresistas, que llevando los símbolos zurcidos en sus espíritus de lucha y superación, no son tendentes o adictas a exhibirlo públicamente cuando el viento es favorable a los intereses deportivos o de otra índole. Ayer, previo al partido, debatía con unos amigos esta cuestión. Preguntaba si la selección española hubiera terminado su periplo europeo en fase de cuartos, las banderas seguirían en balcones, caras o antenas de vehículos. La respuesta la tienes tú.

Lo que quiero expresar es que también existen individuos que sienten los colores de su país, lo llevan tatuado imborrablemente en sus corazones, pero no necesitan poner una pegatina en su reloj, llevar una pulsera, colocar un paño en su coche, una tela en su balcón o una imagen compartida en su Facebook, cuando “España va bien”. Son personas que, imagino que al igual que el resto, aman a su país, aman a su localidad, aman a sus amistades, aman a su trabajo, profesión, empresa o institución, aman a su familia y día a día también despliegan sus símbolos queridos pero de manera imperceptible, a través del trabajo bien hecho, las relaciones sinceras y transitando por un camino de decencia, lealtad y amor. Que este mes de julio te sea beneficioso en lo laboral, empresarial, profesional o institucional (fuente de la imagen: sxc.hu).

domingo, 1 de julio de 2012

Reiterativo pero entretenido

Ayer tocó cine, La película: Ice Age 4: La formación de los continentes. Porrón de personajes que aparecen, una decente música y una graciosa abuela disconforme, junto al cortometraje inicial de Maggie (Los Simpsons) en una guardería. Sin embargo, la línea argumental me suena reiterada y los malos deberían ser más malos. En resumen: Reiterativo pero entretenido para la infancia. Te dejo uno de los tráiler que circula en Youtube, subido por FoxCineSp.