miércoles, 6 de julio de 2022

¡Pero qué me vas a contar!

Fuente de la imagen: ivabalk en pixabay
Si eres follower de este sitio, conoces mi interés por internet en general y el Social Media en específico. En “Hacia una empresa algorítmicamente responsable[1] te comentaba mi otrora ilusión por conocer el funcionamiento de los algoritmos de Google, Linkedin, Facebook Twitter, Pinterest… hasta que mandé “A la porra los algoritmos de los buscadores[2], cuando caí en la cuenta en algo tan obvio: el algoritmo lo crean mentes con una intención y continuamente lo van modificando mentes en función de la información del uso que de ese sitio hacen los perfiles usuarios y en base a intereses, fundamentalmente económicos. En ¿Contenido ofensivo? ¡Tonterías las justas![3] te conté una experiencia con Facebook. Como prueba un último botón. Hace unos años, Linkedin me enviaba información diaria de los cumpleaños de los contactos de primer nivel. Ilusionado, siempre que podía miraba la lista por si me sonaba algún que otro perfil que, aunque no lo conociera en la realidad, sí estaba relacionado en lo virtual, por netmail, chats, grupos, etc. A todos los conocidos virtuales y reales, me gustaba transmitirles el Feliz cumple. Pero un día detecté que era el cumpleaños de tal persona, contacto en la red, pero la red no me dijo nada, por lo que pensé: igual el contacto no quiere que se le felicite.
Fuente de la imagen: texto ¿Qué ambientes frecuentas en Social Media?
Al día siguiente me lo encontré en calle Larios (Málaga) y me dijo: "Manuel, este año te has olvidado felicitarme por Linkedin". Y se me puso "la mosca detrás de la oreja". Hice cuentas y llegué a la conclusión que la red me enviaba información "de aquella manera", dándome la opción de felicitar a las personas que ella estimaba, no a las que a mí me apetecía. Ahora ni eso. De vez en cuando me ofrece una sospechosa lista con "cumples" de unos cuantos contactos y luego se tira varios días sin remitir nada. Reitero que es un botón de muestra. Ya ni me pregunto si lo importante son los contenidos que se aportan a la red o poner tonterías, por qué se premian a unos y se penalizan a otros... Referencio lo anterior debido a que en la tarde del martes, asistí a un webinar realizado por Óscar sobre cómo hackear LinkedIn y ganar clientes sin gastar ni un euro, donde el fundador y Presidente de IEBS, le dio un repaso de órdago a esa red (¡Pero qué me vas a contar, Óscar! si ya vengo "trasquilao") y nos enseñó algunas herramientas para usar en modo marketing on line e incrementar el rendimiento o valor de la interacción con los contactos, trabajar la marca personal y diferenciarnos de la "masa" (¿Clave? Ser uno mismo). Por si es de interés, a continuación inserto el vídeo con la sesión, alojado en el canal de Youtube de IEBS y supuestamente autorizado por Oscar para difundirlo (Gracias, de nuevo). Fuente imágenes: ivabalk en pixabay y mvc.
_____________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. Hacia una empresa algorítmicamente responsable. 2022. Sitio visitado el 06/07/2022.
[2] Velasco Carretero, Manuel. A la porra los algoritmos de los buscadores. 2019. Sitio visitado el 06/07/2022.
[3] Velasco Carretero, Manuel. ¿Contenido ofensivo? ¡Tonterías las justas! 2019. Sitio visitado el 06/07/2022.