lunes, 22 de abril de 2019

¿Por qué fracasan los equipos otrora excelentes?

¿Por qué fracasan los equipos otrora excelentes? En el largo fin de semana pasado estuve re-hojeando el texto de Deborah Ancona y Henrik Bresman X-Teams: How to Build Teams that Lead, Innovate, and Succeed[1], que me recomendó hace una década y pico Fausto (Gracias) y que traducido con mi inglés oriundo de los Montes de Málaga es algo así como “Equipos X: Cómo formar equipos que lideren, innoven y tengan éxito”. Basado en una investigación previa, los autores concluyen que el formato tradicional de los equipos se queda exiguo, dando paso a un nuevo modelo que hace hincapié en el alcance externo a los grupos de interés, lazos grandes, niveles expandibles, y membrecía flexible.

Lo anterior no hace sino mejorar el volumen de conocimiento de una organización para producir ideas creativas y ejecutarlas, aumentando la capacidad empresarial e innovadora dentro de la empresa, caminando hacia otro entorno que exige lo que los autores denominan "liderazgo distribuido". Ancona y Bresman caracterizan a estos equipos X con alto nivel de actividades externas, prácticas extremas de ejecución y fases flexibles de las actividades. Parte de este texto también se ha editado en el sitio BOOK—POST, bajo el título “Equipos X”. Fuente de la imagen: athree23 en pixabay. 
______________________________________
[1] Deborah Ancona y Henrik Bresman X-Teams: How to Build Teams that Lead, Innovate, and Succeed. Editorial Harvard Business Review. 2007.