jueves, 16 de enero de 2003

Ilusión Laboral


Llevar una vida profesional equilibrada, integrada y poderosa.

Que ¿cómo lo puedo conseguir?

Pues partiendo de cuatro sencillos retos que guardo en secreto y que te voy a contar:

Para el cuerpo: supongo que he sufrido un ataque al corazón; y vivo en consecuencia.

Para la mente: supongo que la vida media de mi profesión es de dos años; y me preparo en consecuencia.

Para el corazón: supongo que los demás pueden oír lo que digo de ellos; y hablo en consecuencia.

Para el espíritu: supongo que cada tres meses me encuentro cara a cara con nuestro Creador; y vivo en consecuencia.

A partir de la lectura de un texto de Stephen R. Covey 
(imagen incorporada posteriormente; fuente: pixabay).
(Post actualizado el 24/07/2009)