domingo, 30 de septiembre de 2012

About me

Fuente de la imagen: archivo propio
Desde mediados de 2002 estoy abriéndome perfiles en los distintos y continuos portales que iba descubriendo en Internet. Lo que se inició con el ánimo de investigar todo lo que rodeaba a las redes sociales virtuales, conforme iban pasando los años se fue convirtiendo, y aún hoy, en un fastidio, no ya por el hecho que las irremediables actualizaciones y mejoras implicaban un peregrinaje por cada web cambiando la información, sino porque siempre que quería entrar en la parte editable, hay había que insertar nombre de usuario y contraseña.

Hace cuatro años y pico, en el postAbiertas e Integradas[1]. te comentaba las impresiones que trasladé a una contacto acerca del fastidio que suponía tener varios perfiles en Internet, uno por cada networking en el que quieres querías participar y la tensa y perenne espera actual a que el avance tecnológico propicie que esa interacción se realice sin, necesariamente, tener que visitar un lugar concreto, sino viajando por los distintos entornos, con un mismo paquete byte de información de tu perfil y de tu específica agenda de contactos.

A primeros del verano descubrí About.me (Sobre mí), que no resuelve lo anterior pero sí posibilita crear una tarjeta de presentación sin necesidad de comprar un dominio propio y diseñar una página web. Además, puedes linkear tus perfiles en otros portales o redes sociales (Facebook, Twitter, Google+…), así como las páginas web de los trabajos, empresas o instituciones donde colaboras. Por puesto que puedes te deja escribir quién eres, a qué te dedicas, cómo te pueden contactar, etc. Asimismo, resalto la sencillez de la interfaz. Si estás en Internet, te sugiero practiques un poco con About.me si aún no lo has hecho. La imagen es de la página que he abierto.
______________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. Abiertas e Integradas. 2008.  Sitio visitado el 30/09/2012.

sábado, 29 de septiembre de 2012

Jobenet


Hace unos días, la contacto Inés, del departamento de Comunicación de Empreners, proyecto en el que colaboro, me envío nota de prensa sobre un nuevo producto del portal, Jobenet, espacio virtual abierto para desarrollar e iniciar proyectos bajo el modelo de la economía social, que nace como respuesta social a la situación actual de desempleo y con los objetivos de proporcionar alternativas de autoempleo y fomentar el emprendimiento colectivo.

Empreners, persigue fomentar el microemprendimiento bajo la fórmula de economía social, la modalidad que mejor resiste a la crisis, por lo que lanza su primer proyecto dentro de su línea de iniciativas para poner en valor el emprendimiento, destinada principalmente a jóvenes y mujeres con cargas familiares - dos de los colectivos con mayor riesgo de exclusión socio-laboral, y mayor índice de desempleo - es una herramienta práctica y útil que proporciona un itinerario sencillo al emprendedor para crear su propio puesto de trabajo.

La finalidad de Jobenet no es otra que cualquier persona emprendedora pueda hacer realidad la constitución de su empresa mediante un asesoramiento integral y asequible vía online. Para ello JobeNet proporciona un lugar para el encuentro de ofertas y demandas de empleo; una red de contactos formada por empresas, emprendedores, pymes y expertos (networking), y asesoramiento a aquellas personas que quieran poner en marcha su propia iniciativa empresarial, ya sea en forma de sociedades laborales, cooperativas o mediante trabajo autónomo.

De la mano de la experiencia de Empreners en el mundo de las franquicias y contando con las herramientas que posee la red Reddium, las empresas JobeNet se constituyen en un sistema de franquicias que darán cobertura al cliente final con el abanico de garantías que respalda a las empresas franquiciadas (procedimiento de calidad y respuesta ante cualquier incidencia).

viernes, 28 de septiembre de 2012

Oportuna y entretenida

Fuente de la imagen: geralt en pixabay
Buenos días. Curiosa y diferenciada la presentación que me realizó ayer un comercial: “Hola, soy miembro de la empresa X y a partir de ahora mi cometido es ayudarle a mejorar su reciclaje profesional”. Ahí no quedó la cuestión. A la frase le siguió una retahíla de argumentación. 

Se había estudiado mi perfil y, en su opinión, necesitaba reforzar tal o cual aspecto técnico. Pero me quedo con la oportunidad de la primera frase, presentación entretenida que por unos minutos captó mi atención, lejos de esas introducciones empalagosas, abrumadas y, en síntesis, sin chispa y aburridas. 

Su análisis previo, su planteamiento y enfoque y su presunta empatía con el potencial cliente es lo que le valió anotarlo en la agenda y tenerlo en cuenta. Realmente, lo que está intentando hacer es algo distinto a lo que todos hacen ¿O no? Si puedes, recarga pilas en este fin de semana que ahora comienza (Fuente de la imagen:sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: geralt en pixabay.

jueves, 27 de septiembre de 2012

Ni conserva ni progresa: destruye

Foto de graduación en la Diplomatura de
Empresariales. Fuente: Archivo propio
Ante una crítica muy fundamentada sobre el modelo educativo existente, que me dejó sorprendido y abstraído durante toda la tarde, ayer le respondí al peque que es bueno enfocar el colegio como una oportunidad de aprender en todos los ámbitos, al tiempo que se disfruta de la posibilidad de relaciones e interacción social, por supuesto pasándoselo bien. Tiene a su disposición instalaciones, comedores, equipos pedagógicos, medios didácticos, relaciones con otras personitas… pero, sobre todo, maestría por doquier, a través de personas presuntamente preparadas, cualificadas, en la difícil y sensible lid de la enseñanza.

En mi caso, el pescado de la formación está casi todo vendido, a excepción de unos restos en liquidación. El idioma a trompicones va avanzando (¡Ay el inglés de los montes de Málaga! Y el chino ni te cuento) y la formación continua ahí anda: hay que aprender tanto en profundidad como en verticalidad, haciéndose lo que se puede. Pero estoy preocupado con los conocimientos que reciben nuestros hijos, la forma en la que lo reciben y, en resumen, las políticas educativas que continuamente se remodelan, a golpe de gobierno de turno. ¿Por qué no se consensua un camino común por estos “conservadores” que quieren conservar y estos progresistas que quieren “progresar”? 

Con sus decisiones y leyes ni se conserva ni se progresa: se destruye perennemente la posibilidad de un futuro mejor para los pequeñuelos. Por otro lado, la construcción de colegios y edición de materiales pedagógico – didácticos, adaptados a la realidad de cada momento, es una condición necesaria, pero sólo necesaria, no suficiente. En demasiadas ocasiones olvidamos al maestro, docente o profesor. Su formación y su motivación es fundamental. Al igual que el médico, este profesional tiene en sus manos los caminos futuros de las personas que educa.  Si el futuro de nuestros hijos está en manos de un mal educador, puede ser por dos razones: porque el sistema haya cometido un error en la selección de ese individuo o porque la política educativa del sistema haya quemado la excelencia y la motivación de ese otrora profesional de la enseñanza.

En ambos casos, hay que actuar rápidamente: al primero expulsándolo y al segundo subsanando los desajustes que han generado esa desafección profesional. Sin embargo, da la impresión que al político de turno le interesa un pimiento lo anterior. Así nos va: ni conservación ni progresión, destrucción. Te dejo una foto de la puesta de largo de la diplomatura, mediados de la década de los ochenta del siglo pasado (la de la licenciatura la he perdido).  Si eres un seguidor de este sitio, sabrás de mi periplo educacional en la infancia. Sólo apuntar que con toda la dificultad de la enseñanza en la década de los sesenta, setenta y ochenta del siglo pasado, presiento que, a pesar de todo, puede que haya tenido una suerte que los pequeños de hoy no van a tener. En fin. Espero equivocarme y soñar que todo tiempo pasado siempre será peor.

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Trabado despertar

Fuente de la imagen: elaboración propia
Ayer, mientras almorzaba, inevitablemente escuchaba el pavoneo de unos directivos, sentados en la cercana mesa, jactándose de aplicaciones de ERTEs y, si se terciaba, nuevamente otro concurso de acreedores.  Por si fuera poco ¡Hala! El nombre del grupo empresarial se deslizaba de un lado a otro de los platos como la pelota de un partido de "ping pong". ¡Uf! Si fuera el number one de estos energúmenos, ya estaría llamando a las puertas de las consultoras de RRHH para que les colocaran en otro sitio. 

Con independencia de la indiscreción y desfachatez de estos bocazas, que se creen los amos del mundo y con licencia para todo, cierto que cuando los gerentes, ejecutivos... se reúnen,  a veces se les va la fuerza y la lengua por la boca, cual gallitos de pelea en una boda. Pero cuando vuelven a sus empresas ¡Otro gallo canta! Corren a esconderse en sus despachos, parapetándose en sus secretarias. A principios de año, en The Economist, “The shackled boss[1], se describía muy bien esa situación. 

Se despiertan cual Gulliver en el país de los liliputienses: con infinitos lazos y cuerdas invisibles atadas a su cuerpo, por esos individuos de los que tanto se ha reído en la reunión con sus amigachos. Trabado despertar. Te dejo un dibujo de la silueta de Gulliver en el País de Liliput (fuente: elaboración propia tomando como referencia una imagen del libro "Los viajes de Gulliver"[2]).
_____________________________
[1] Shumpeter. The shackled boss. The Economist. 2012. Sitio visitado el 26/09/2012.
[2] Jonathan Swift. Los viajes de Gulliver. Ed. Benjamin Motte. 1726.

martes, 25 de septiembre de 2012

Etiquetado tradicional

Manuel Velasco Carretero en
el Museo del Vino Málaga
¿Por qué se fracasa a la hora de seleccionar o catalogar a un vendedor? Es la pregunta que ayer me realizaba un contacto, que había contratado los servicios de una consultora en RRHH para que le seleccionara a un responsable comercial. Si eres un seguidor de este sitio, sabrás que respeto mucho a los buenos vendedores y a la cuestión comercial y de ventas en general. No llego a los talones de mis contactos estrella en estas difíciles lides. También, antaño, en algunos instantes de mi caminar profesional, he recibido críticas sobre mis presuntas exiguas capacidades en mercadotecnia.

Algún que otro empresario que respeto, estaba empecinado el hombre en encasillarme en la cuestión económica: “Manolo, tú vales mucho como controller”. Me da la impresión que para ese querido emprendedor y para mis contactos de RRHH tradicionales, no tenía importancia la Diplomatura en Comercialización o la experiencia en ventas realizadas con relativo éxito de ADSL, partidas de aceitunas, vino, desarrollos informáticos, servicios de transportes, páginas web y un largo etcétera que hoy no procede enumerar. 

No entraba en sus perfiles comerciales y punto. A cargar con ese sambenito. Si el demandante de empleo responde lo que el técnico de selección o el empresario quiere oír ¿Dónde está el problema? En mi opinión, es difícil acertar porque todavía la mayoría de los procesos de selección se encuentran diseñados para reconocer y fichar directrices psicológicas, en vez de distinguir el perfil más apto para la venta. Es decir, cuesta quitar el etiquetado tradicional al que durante décadas, por no decir siglos, hemos tenido colgado de nuestras orejas.

En mi caso, ante una acción comercial concreta, mis referencias en comercialización me enseñan que debo ser tremendamente empático, ponerme en el lugar del comprador y sentir lo que él siente, propiciando un feed back que probablemente catalizará la operación. Pero también es importante creer en el producto o servicio que pretendo vender y pensar que el cliente lo necesita, lo que me empuja desenfrenadamente a intentar y, si procede, cerrar la venta. Cada proactivo acuerdo que consigo, consolida mi personalidad comercial y me anima para la siguiente (Fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: texto "Atención al cliente"[1].
__________________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. Atención al cliente. 2008. Sitio visitado el 25/09/2012.

lunes, 24 de septiembre de 2012

Transmutación del Poder

Fuente de la imagen: TitusStaunton en pixabay
La larga y calurosa prosperidad y de relativa estabilidad vivida en el último cuarto del siglo pasado y principios de éste, llega a su fin, dirigiéndonos hacia un periodo histórico aterrador y condenados a vivirlo hasta que los nuevos poderes comiencen a ser regulados y nuestro pensamiento emigre al estadio de lo multipolar y lo interconectado. Es la interpretación que hago después de escuchar la charla de Paddy Ashdow, recogida  en Tedbruselas y que te dejo a continuación. Afirma que vivimos en un momento histórico en el que el poder está cambiando de manera nunca vista. 

Paddy describe los tres grandes cambios que se avecinan. El primero consiste en el traspaso de poder no lateralmente, es decir, de nación a nación, sino que también se está realizando de manera vertical, la globalización de los mercados, que implica la globalización del poder real, los especuladores, cambistas, corporaciones multinacionales, grandes fortunas… que viven en un espacio no regulado ni sujeto a derecho, donde actúan libremente. Pero la lección de la historia es que siempre esos espacios no regulados, se pueblan de cosas no deseadas, como la delincuencia y el terrorismo internacional, destruyendo los sistemas y las prácticas locales. 

Por tanto, uno de los desafíos actuales es llevar gobierno a ese espacio global, a través de un medio, basado en tratados, por el cual se pueda legitimar la acción internacional. El segundo cambio tiene relación con el mundo multipolar, con varios centros de poder y alianzas  versátiles y continuo cambio. Se está llegando al fin de cuatrocientos años de hegemonía del poder, las instituciones y los valores occidentales. Esos nuevos acuerdos deberán realizarse con naciones fuera del círculo de relaciones hasta ahora tradicional.

El tercer factor es la interconexión a niveles insospechados que Internet posibilita y que propicia interdependencia, tanto a nivel de naciones como de sectores, culturas y personas. Hoy, el paradigma es la Red, por lo que lo más importante son los nudos de conexión de esa telaraña global, la capacidad de relacionarse con otros. Que esta semana te sea proactiva en lo laboral, empresarial, profesional o institucional, como prefieras (imagen de Paddy Ashdow). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: TitusStaunton en pixabay.

domingo, 23 de septiembre de 2012

En código peseta

Fuente de la imagen: elaboración propia
A pesar que en España las monedas y los billetes de euro entraron en circulación el uno de enero de 2002, todavía en 2003 en sitios como Mollina (ver postSi el vino viene, viene la vida[1]), tenía que pensar y hablar en código peseta, cuando explicaba las compras de uva y aceituna y las ventas de los productos elaborados. Incluso años después, no me extrañaba que esa costumbre no se hubiera erradicado aún, sobre todo en las personas mayores.

Por otro lado, desde hace meses, sin proponérmelo conscientemente, en algunos temas económicos, hago un esfuerzo de cálculo mental para convertir la cifra de euros a pesetas. Alguna compañera me mira extrañada cuando después de decirme que tal o cual artículo cuesta trescientos cincuenta euros, le suelte: “Sí, sesenta mil pesetas”. Luego le explico que estoy haciendo prácticas para lo que previsiblemente se nos puede venir encima (ver post: ¿Vuelve la peseta?[2]).

También, he observado en los comercios pequeños (tiendas y bares, fundamentalmente), esta conversión, que ya sea en broma o en serio, va calando. De hecho, el artículo de Carmen Pérez-Lanzac en El País: “Vuelve la caña a cien pesetas[3], certifica el comentario. Los restaurantes recuperan precios en pesetas: cinco botellines, a cien pesetas cada uno, quinientas pesetas; es decir, tres euros. La crisis empuja a las franquicias a estas estrategias comerciales, mientras nuestro cerebro hace prácticas de matemáticas y se prepara para lo que el futuro le depare (Fuente de la imagen: elaboración propia).
____________________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. Si el vino viene, viene la vida. 2005.  Sitio visitado el 23/09/2012.
[2] Velasco Carretero, Manuel. ¿Vuelve la peseta? 2011.  Sitio visitado el 23/09/2012.
[3] Pérez-Lanzac, Carmen. Vuelve la caña a cien pesetas. El País. 2012. Sitio visitado el 23/09/2012.

sábado, 22 de septiembre de 2012

Aprovechamiento y disfrute

Con Juan Francisco, Delegado provincial de FAISEM. Fuente de la imagen: archivo propio
Aprovechado el día de ayer. Disfruté de una reunión de trabajo con Juan Francisco, Delegado Provincial de la Fundación Pública Andaluza para la Integración Social de Personas con Enfermedad Mental (FAISEM). El fin no era otro que sentar las bases de la colaboración en un proyecto de futuro, surgido de las mentes de ese manojo de buenos profesionales que conforman el equipo en Málaga de esta institución.

FAISEM se creó en diciembre de 1993, a instancias del Parlamento Andaluz, con la función del desarrollo y la gestión de los recursos de apoyo social para pacientes, usuarios y usuarias de los servicios públicos de salud mental, con necesidades no atendibles desde los programas generales de servicios sociales. El objetivo general consiste en la prevención de la marginación y la desadaptación de cualquier persona afectada por una enfermedad mental grave causante de una incapacidad personal y social, así como el apoyo a su integración social y laboral.

La consecución de este horizonte social se lleva a cabo a través de medios que van desde la gestión y promoción de dispositivos y programas residenciales, de carácter ocupacional y laboral, de fomento de las relaciones sociales, ocio y disfrute del tiempo libre, hasta el desarrollo de actividades de colaboración con la Administración y en especial con los distintos niveles de los Servicios de Atención a la Salud Mental, para la mejor orientación de sus actividades, prestando y recibiendo asesoramiento y apoyo.

Otros medios pueden ser la colaboración e intercambio de experiencias con instituciones que desarrollen actuaciones de carácter semejante en nuestro entorno cultural, la promoción de cambios en las actitudes sociales tendentes a favorecer la aceptación e integración social, etc. Te dejo una foto con el delegado provincial. Para ver otras instantáneas, clickea AQUÍ. Si necesitas ampliar la información sobre FAISEM, visita su página web.

viernes, 21 de septiembre de 2012

Ser "yo", no "alguien"

En una ocasión, la contacto María Gracia preguntó a un grupo de alumnos adultos: ¿Para qué estás haciendo este curso? La respuesta de casi todos fue la siguiente: “Para ser alguien”. Esta anécdota la recoge María en el prólogo del cuaderno de trabajo “Aprendiendo con las afirmaciones”[1], de la contacto Manuela Carrasco López, texto recién salido de Gráficas San Rafael, que tuve la oportunidad de hojear ayer y que tendrá su presentación oficial el seis de octubre, a las seis de la tarde, en Herbolario CHI (Torremolinos, España). 

Ciertamente, la falta de autoestima y de autoconocimiento, empujan a determinadas personas a enfocar sus caminos en función de las expectativas de otras, lo que puede desembocar en el desempeño de unos roles con los que para nada se identifican. Dirigido a niños y niñas de cinco a noventa y nueve años, el cuadernillo es el hilo conductor a través del cual Manuela entra en acción con su público, trabajando en aras de conseguir una autoestima sana y equilibrada, como garantía de una supervivencia psicológica, aprendiendo de forma divertida y con consciencia del ser, con el fin de llegar a "ser yo", no "alguien". 

Termina la introducción reflexionando acerca de lo que pienso y digo, meditación que propicia un espacio en mi mente que incrementa sustancialmente la posibilidad de materialización o realización de ese pensamiento. Si soy consciente del proceso, puedo elegir mi diálogo interior y, consecuentemente, generarme una vida sana y plena. Te dejo una instantánea de la portada. Si quieres más del libro, clickea AQUÍ. Para contactar con Manuela, visita su página web. Si puedes, recarga pilas en este fin de semana.
_____________________________
[1] Carrasco López, Manuela. Aprendiendo con las afirmaciones, Ed. Gráficas San Rafael. 2012.

jueves, 20 de septiembre de 2012

Terminé de entenderlo

Ayer, al inicio del encuentro profesional con el director de la "Asociación malagueña en favor de personas con discapacidad intelectual", le conté el recuerdo, transcurrido hace décadas, cuando mi ya extinta madre contribuía periódicamente con aportaciones económicas a una asociación de discapacitados. Mi progenitora no nadaba precisamente en la abundancia.  No sé cómo se las arreglaba para llegar a fin de mes, por lo que su hijo no entendía el porqué de ciertas contribuciones a entidades para mí desconocidas y que no le ayudaban en el duro quehacer diario de sacar adelante a su familia. 

Tampoco teníamos experiencias cercanas que me hubieran sensibilizado previamente, por lo que con la fogosidad del inocente niñato, le discutía la situación, a lo que ella me respondía que algún día lo entendería. Actualmente, la misión de ASPROMANIS consiste en la contribución a que cada persona discapacitada intelectualmente, y su familia, desarrollen su proyecto de calidad de vida, promoviendo su inclusión como ciudadana de pleno derecho en la sociedad. 

Los fines de la asociación discurren desde la tutela, asistencia y formación a las personas discapacitadas intelectualmente, hasta la promoción de actitudes sociales positivas hacia ellas, pasando por su integración en la sociedad y la defensa de su dignidad y sus derechos. Si te interesa más información, sugiero visites su página web. Te dejo una foto con parte de su equipo técnico. Si quieres más instantáneas, clickea AQUÍ.  Mamá, ayer terminé de entenderlo. Gracias.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Líder magnánimo

Fuente de la imagen: oadtz en pixabay
Anteayer, transitando junto a un contacto por el Mercado de Atarazanas, camino de Alameda de Colón (Málaga, España), recordábamos el perfil de una, en su momento, dirección general que los dos conocíamos, de esas que venderían a su madre si hiciera falta. 
Ambos somos damnificados de sus malas artes, pero a estas alturas de la crisis, nos alegramos de haber tenido esas traumáticas experiencias. Por otro lado, a veces, la providencia cierra el ciclo y algunos individuos, antes de visitar al Creador, se encuentran de golpe en la Vida con todo lo negativo que han labrado en su caminar.

Dejando a un lado esas excepciones, lo cierto es que en mi ámbito territorial de actuación todavía no se percibe una evolución sustancial en la forma de ser de muchos altos ejecutivos, gerentes, directivos... tránsito de personalidad que debiera ser propiciado ya por el cambio de época en el que estamos inmersos. En un futuro espero que esto no suceda y la cuota de directivos filantrópicos supere con creces a la de los idiotas, pero hoy me cuesta encontrar un perfil humilde, agradable, auténtico, sensible y diligente, lo que se empieza a conocer en otros países como “líder siervo” y que lo renombro como “líder magnánimo”.

Anhelo que los proyectos exitosos del futuro sean coliderados por personas que, por ejemplo, guarden un plumero en su despacho por si coyunturalmente tienen que quitar el polvo del mobiliario, hablen proactivamente (no hipócritamente) con toda su empresa o institución, sea con un miembro del consejo de administración o con un recepcionista, sean tolerantes, proactivos… y, además de todo eso, sus almas dispongan de un código de ética y moralidad muy distinto a los que circulan todavía. Entonces, sólo entonces, saldremos de la crisis con dignidad y expectativas de un futuro mejor (Fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: oadtz en pixabay.

martes, 18 de septiembre de 2012

Etnógrafo de mayor

Fuente de la imagen: archivo propio
No sé si en algún momento te he contado que empecé Psicología en la UNED, pero el horizonte del idioma en tercero me echó para atrás (ya sabes que mi inglés es de los Montes de Málaga). 
Todavía se encuentran los libros de los cursos, apilados en la estantería de la habitación de estudio. Supongo que si lo retomo en un futuro, me guardarán las asignaturas superadas, aunque con esto de Bolonia… De los textos, resalto el de “Introducción a la antropología general”[1], de mi respetado Marvin Harris. Una pasada de asignatura. Disfrutaba como "un guarro en un charco" estudiándola. Pues bien, la tarde de ayer me la pasé con el nuevo contacto Antonio, que me dijo que era etnógrafo. Debería saberlo, pero no me acordaba, así que le pregunté en qué consistía su especialidad.

Me comentó que es una de las ramas de la Antropología Cultural, que investiga, mediante la observación, a la especie humana, conviviendo con las personas para contrastar, utilizando métodos, lo que se dice y se hace. Antonio se dedica al trabajo de campo de un estudio de determinados colectivos de ciudadanos, observándolos, entrevistándolos, relacionándose con ellos, con el fin de conseguir una fotografía actual de la realidad cultural del grupo analizado. Se me fue el tiempo escuchándole, ensimismado. Qué interesante y actual es su trabajo. En plan broma le dije: ¡Cuando sea mayor quiero ser etnógrafo! (Fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: archivo propio.
___________________________
[1] Harris, Marvin. Introducción a la antropología general. Ed. Alianza Universidad. 1988.

lunes, 17 de septiembre de 2012

Sí estudia, sí trabaja

Fuente de la imagen: archivo propio
El viernes, mientras meditaba el discurso de clausura de la fase formativa del proyecto “Málaga: Recurso Enológico”, me acordé de lo que te conté hace unos días a través del postNi estudia ni trabaja[1], sobre la generación Ni-NI, personas que ni están trabajando ni están estudiando. De inmediato, caí en la responsabilidad del promotor del proyecto objeto de conclusión, de insertar a partir de hoy en el mercado de trabajo a treinta personas de distintos oficios. Sí, con la que está cayendo, sin aún recibir un euro de las ayudas comprometidas y el otoño caliente que se espera. 

Pero creo que esos y otros caminos similares son los que hay que transitar si queremos salir del agujero de mierda al que fuimos empujados por el poder especulador, con el contubernio e incentivo de los sistemas políticos. Y volviendo a la pensada para preparar la disertación, acaecí que tal vez ese grupo de personas podría ser el último de esa otra generación, a desaparecer, de “Sí estudia, sí trabaja”, SÍ-SÍ, ya que, además de la oportunidad de trabajar, seguirán estudiando y formándose en un oficio.

Y decidí que la proclama debía girar precisamente en ese SÍ-SÍ, exhortándoles a que aprovechen al máximo esos nuevos momentos formativos laborales, como aquel animal salvaje que, a punto de extinguirse su especie, devora la providencial pieza de alimento, fortuitamente encontrada en la escasez del camino. Que esta semana te sea beneficiosa en lo profesional, empresarial, laboral o institucional. Te dejo una instantánea de la clausura. Si quieres ver más fotos clickea AQUÍ.
_________________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. Ni estudia ni trabaja. 2012.  Sitio visitado el 17/09/2012.

domingo, 16 de septiembre de 2012

Amistad, Compromiso y Talento

Logo del proyecto
Buen domingo disfrutes. La tarde de ayer la pasé de cumpleaños, con un manojo de buena gente. Alrededor de un buen vino y delicias de comida, terminamos a las tantas, pretendiendo arreglar el mundo que nos toca vivir, a base de amistad, compromiso y talento (ACT). Pienso que si salimos de ésta será por los planteamientos y el sudor de esa buena gente: trabajadores, emprendedores, amas de casas, profesionales, funcionarios, personas en búsqueda proactiva de empleo… 

Como la buena gente que bulle entorno al proyecto en el que colaboro, Empreners (ver post: "Hábitat natural del emprendimiento"[1]). Como dice el contacto Juan Carlos Cubeiro, combina tecnologías amigables, comprometidas y de talento (otra vez ACT), que permiten a una persona conectar con otras,  expertos, emprendedores… en un entorno acompañado,  siendo capaz de conocer sus oportunidades de talento y conseguir dar lo mejor de su ser.  

Contactar y aprender constantemente en el clima de la transversalidad y la verticalidad del emprendimiento, emprendizaje o emprendiduría, como prefieras llamarlo. Aportar valor, tener iniciativa y, por derivación, ser los dueños de nuestro propio destino, en términos de dignidad, poderse ganar la vida correctamente, de libertad, poder hacer lo que uno considera desde el punto vocacional o utilidad, y de felicidad, al saber que lo que se consigue, se obtiene por uno mismo, sin que nadie nos regale nada. Te dejo el vídeo de Juan Carlos, subido a Youtube por Empreners (Imagen: logo del proyecto).
_________________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. Hábitat natural del emprendimiento. 2012.  Sitio visitado el 16/09/2012.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Vender en mi red

Fuente de la imagen: rvs 8/2020
Aumenta la frecuencia de solicitud de contacto, por parte de terceros, en las redes sociales virtuales en las que me encuentro integrado. Cuando investigo el perfil profesional del solicitante y percibo que me puede interesar estar conectado al menos en Internet, acepto la invitación y a continuación, en muchos casos, lo primero que recibo es una propuesta comercial previa sobre un producto o servicio determinado. 
No me molesta, porque estoy en la blogosfera por intereses profesionales, empresariales, institucionales y laborales. Pero cuando recepciono en el netmail, por ejemplo, una propuesta oferta para adquirir comida de gatos, me pregunto qué habrá visto en mi perfil el oferente para enviarme esa información, cuando ni disfruto de gato, ni trabajo en ese subsector, ni nada de nada.

Hay que tener cuidado con esas acciones de marketing. Por otro lado, más contactos en Linkedin, Facebook… no es sinónimo de más ventas. Existen factores que condicionan lo anterior. Dependiendo de las características de la red social virtual, de la configuración de mis contactos y del sincero o, por el contrario, manipulador networking que pretenda, el resultado comercial será distinto. Lo importante es decir la verdad en la información que publique, no engañar ni disparar a diestro y siniestro, porque llegaré a dispararme a mí mismo en más de una ocasión y eso será mortal, virtualmente hablando, sino saber localizar al potencial cliente, diseñarle soluciones personalizadas y poner en marcha una estrategia no avasalladora, no invasiva, no agresiva, de acercamiento, conocimiento, argumentación, información y, si procede, cierre del negocio.

Si elaboro y sigo una hoja de ruta de relaciones basada en  lo recogido en el párrafo anterior, desde el punto de vista comercial, y en el peor de los casos, el potencial cliente y, ante todo, contacto, no se sentirá atacado ni manipulado, entendiendo el loable intento por mi parte de acercarme comercialmente, pero respetando al interlocutor. En resumen, la disposición de cientos o miles de contactos no es equivalente a regentar una red profesional virtual efectiva, siendo trascendental aspectos como los nudos indirectos o la densidad de la telaraña y, por encima de todo eso, la organización y clasificación de los perfiles y el trato siempre respetuoso, sincero y proactivo con el que me dirija a cada una de las personas que me han autorizado a integrarme en su red (fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: rvs 8/2020.

viernes, 14 de septiembre de 2012

Network Marketing

Fuente de la imagen: Sharijo en pixabay
No sé si por el avance de las telecomunicaciones, por la crisis que nos ahoga o por ambas cosas, el caso es que se percibe un auge de las propuestas comerciales relacionadas directamente con el marketing multinivel. Cada vez con más frecuencia, determinados contactos me solicitan una entrevista para contarme las bondades de dicho sistema comercial, ya sea del mercado de los productos de belleza, alimentos para deportistas, telefonía, etc. Si puedo, atiendo la propuesta, por deferencia a la persona, para escuchar y, por supuesto, para aprender si se da el caso. Esta práctica se ha intensificado en los últimos años, hasta el punto que en este verano he tenido cuatro entrevistas. 

Antes que entren a explicarme que no es un negocio una actividad piramidal a la vieja usanza y ni mucho menos una estafa, les cuento que el modelo de negocio de las ventas directas utilizando redes tradicionales domésticas, lo conozco desde mediados de la década de los ochenta del siglo pasado, con motivo a través de una charla que recibimos en la universidad. Posteriormente, a principios de la siguiente década, obligado por unos clientes, asistí a un show presentación en un hotel de Torremolinos (Málaga, España), creo que de la entidad Amway, donde el showman de turno poco más que te garantizaba a corto plazo una casa con piscina y un flamante automóvil en el garaje, presuntamente casi sin trabajar y con la excusa del cambio de filosofía de vida que todo ser humano necesita.

Allí percibí que nadie da duros a cuatro pesetas y que para llegar a la cúpula de la pirámide no sólo había que laborar duro, como en cualquier trabajo o negocio que emprendas y quieras triunfar, sino, además, había que implicar, por no decir obligar, a tus familiares, amigos, conocidos, a consumir productos que, en aquellos años, podían encontrar en las cadenas de distribución tradicionales a precios igual o más bajos. En cuanto a las técnicas de disuasión a la compra y a la integración en la pirámide, no comulgaba con ellas, por considerarlas demasiado superfluas, ligeras, libertinas o aprovechadas, por lo que decidí que el camino que me interesaba era otro, igual o más duro, pero para mí más enriquecedor desde el punto de vista comercial y personal.

Como anécdota, comentarte que en el año 1998, en la selección de un director comercial para un grupo empresarial de ámbito nacional, le pedí a uno de los candidatos de la fase final que me explicara su experiencia pasada como integrante de un negocio multinivel. Por lo visto, se las hice pasar canutas en el encuentro, con mis insidiosas preguntas. Tengo que decirte que fue elegido, realizó un trabajo magnífico en su nuevo puesto y hoy lo considero como un hermano para mí, por la amistad que se fraguó posteriormente.

En Internet existen experiencias positivas y negativas respecto al network marketing, que te sugiero leas y escuches, antes de meterte en una cadena de este tipo. El otro día me tuve que reír con un contacto, porque le han sacado cuatrocientos euros por la cara (ojo con los que te piden dinero con la excusa de la formación previa: ver vídeo o búsqueda en Youtube de las presuntas estafas). Un artículo que también puede ayudarte es el que Mercedes Gómez escribió a finales del siglo pasado en El Mundo: ¿Qué se esconde tras un sistema multinivel?[1] Que descanses en este fin de semana (Fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: Sharijo en pixabay.
___________________________________
[1] Gómez, Mercedes. ¿Qué se esconde tras un sistema multinivel?. El Mundo. Suplemento Su Dinero. 1999. SItio visitado el 14/09/2012.

jueves, 13 de septiembre de 2012

Inversión Verde

Fuente de la imagen: archivo propio
La sostenibilidad o sustentabilidad se encuentra relacionada directamente con el equilibrio o la armonía de una especie con los recursos de su entorno (fuente: Loorbach, D.[1]). 
Buena parte de la tarde de ayer me la pasé escuchando a unos contactos vender las bondades de inversiones en entidades que tengan la sostenibilidad como eje de sus políticas empresariales, productivas o comerciales. Y es que miras de reojo el precio de los carburantes y su previsible evolución en las próximas décadas y es fácil pensar que los negocios relacionados con lo biodegradable, renovable, orgánico o socialmente responsable, pueden ser interesantes. Pero, claro, un inversionista también tiene que tener en cuenta el "yan" o los posibles contras.

Tal vez la objeción más importante puede ser precisamente que estos proyectos responsables con el medioambiente, que anteponen su responsabilidad social al excedente económico, su beneficio a corto y medio plazo no es tan apetecible como el de aquellas organizaciones que pasan de la sustentabilidad. Sin embargo, pienso que a largo plazo, cuando determinados recursos energéticos se extingan o su escasez se haga más latente, unido al incremento del número de personas que pululan esta roca que llamamos Tierra, propiciará una vuelta de tortilla en los beneficios de las inversiones que hayan priorizado la sostenibilidad (fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: archivo propio de manuel velasco carretero.
___________________________
[1] Loorbach, D. Governance for Sustainability. Sustainability: Science, Practice, & Policy.  2007.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Ni estudia ni trabaja

Fuente de la imagen: PiotrZakrzewski en pixabay
Esta mañana no te voy a escribir sobre la entrevista a Rajoy en TVE. Tampoco sobre la celebración de la Diada en Cataluña. Pero indirectamente sí hablaré de la crisis en general y de la situación de los jóvenes en específico. 
En el post ¿Porcentaje decente?[1] transcribía que en España el desempleo de los jóvenes es superior al de Egipto, si bien aquí esta tipología de desempleados, por el momento, no está intentando derrocar al gobierno de turno, como ha sucedido en el país de los faraones. 

Ayer leí y escuché en varios medios que el 23,7% de los españoles de entre 15 y 29 años se encontraban en 2010 sin estudiar y sin trabajar, generación tristemente conocida como NI-NI, ni estudian ni trabajan. Según Social Exclusion Unit[2], Ni-NI equivale a las siglas en inglés NEET, acrónimo en inglés de la expresión Not in Employment, Education or Training (Ni trabaja, ni estudia ni recibe formación). 

El término hace referencia al sector de la población que en la actualidad no está trabajando ni estudiando (Ni estudia, ni trabaja), siendo la mayoría jóvenes en edad escolar. Los principales detonantes de este problema son la falta de empleo, la deserción escolar y la baja calidad educativa. Sobran mis palabras (Fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: PiotrZakrzewski en pixabay.
_____________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. ¿Porcentaje decente? 2011. Sitio visitado el 12/09/2012.
[2] Social Exclusion Unit. 1999.

martes, 11 de septiembre de 2012

… y tal

Fuente de la imagen: PIRO4D en pixabay
Define el diccionario el adjetivo “tal” en el sentido que tiene características antes mencionadas o ya conocidas, como intensificador de las características de lo mencionado o señalando falta de determinación si refiere a personas o cosas. 
Te lo he transcrito porque ayer escuché un comentario que me hizo traer a la memoria la coletilla de algunas personas con esta palabra y no lo digo en recuerdo de Jesús Gil y su “y tal y tal” (incluso presentó un programa en Telecinco con esta frase). Imagino que en muchos casos, el interlocutor usa esta frase para dar importancia a lo previamente expresado, pero reconozco que no me gusta escuchar conversaciones donde el “…y tal” se repite continuamente. 

Igualmente, aquellos elogios que terminan con el “…y tal”, me hacen sentir más incómodo de  lo normal. Finalmente y en relación al elogio, siendo consciente que es más fácil piropear que recibir el piropo, si éstos son sinceros,  actúan como reforzamiento positivo y realzan una situación, un comportamiento o un impacto de algo en lo que se ha participado o ejecutado satisfactoriamente, entonces es bueno recibirlos, pero más importante es generarlos y emitirlos a terceros de forma pública (Fuente de la imagen: kipasa.es). Imagen incorporada posteriormente; fuente: PIRO4D en pixabay.

lunes, 10 de septiembre de 2012

Lo pequeño es hermoso

Fuente de la imagen: archivo propio
Este fin de semana he tenido la oportunidad de releer las ideas que E.F. Schumacher escribió hace cuarenta años en “Lo pequeño es hermoso”[1] (Small is beautiful), sobre la energía nuclear, el desempleo o las autonomías regionales, y que hoy se encuentran de actualidad y con más problemática y repercusión que nunca. Con un estilo fácil, dinámico y convincente e inspirándose en encíclicas papales, budismos y Mao-Tsé-tung, su tesis gira en torno a la necesidad de reorientar los objetivos de la economía y, sencillamente, ponerla al servicio de las personas, no al revés.

El autor cree a pie juntillas en la necesidad de un uso adecuado de los recursos humanos y naturales, la problemática del desarrollo y las formas de organización y propiedad empresarial, componiendo un manifiesto contra una sociedad desfigurada  por el culto al crecimiento económico. Te dejo la foto de un tomate cherry, fruto pequeñísimo y, a la vez, hermoso y rico (Fuente de la imagen: elaboración propia). Que esta semana te sea beneficiosa en lo laboral, profesional, empresarial o institucional.
____________________________________
[1]  Schumacher, E.F. Lo pequeño es hermoso. Editorial AKAL. 2011.

domingo, 9 de septiembre de 2012

Me gusta la gente ...

Fuente de la imagen: archivo propio
Buenos días. Después de la jornada de ayer, rica en sensaciones, esta mañana siento la necesidad de difundir, y me tomo la libertad de transcribirte, el texto de Mario Benedetti: “Palabras para una buena vida”, que recientemente leí en el libro de Álex Rovira “La Buena Vida”, páginas 56 y 57 (ver postTú verás[1]):

“Primero que todo, me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace en menos tiempo de lo esperado.

Me gusta la gente con capacidad para medir las consecuencias de sus acciones, la gente que no deja las soluciones al azar.

Me gusta la gente estricta con su gente y consigo misma, pero que no pierda de vista que somos humanos y nos podemos equivocar.

Me gusta la gente que piensa que el trabajo en equipo, entre amigos, produce más que los caóticos esfuerzos individuales.

Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría.

Me gusta la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos serenos y razonables.

Me gusta la gente de criterio, la que no se avergüenza de reconocer que no sabe algo o que se equivocó.

Me gusta la gente que al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos.

Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente; a éstos los llamo mis amigos.

Me gusta la gente fiel y persistente, que no fallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata.

Me gusta la gente que trabaja por resultados. Con gente como ésa, me comprometo a lo que sea, ya que con haber tenido esa gente a mi lado me doy por bien retribuido”. Mario Benedetti.

Te dejo una instantánea que me hicieron ayer, mientras patinaba por el paseo marítimo de Playamar (Torremolinos, España).
________________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. Tú verás. 2012.  Sitio visitado el 09/09/2012.

sábado, 8 de septiembre de 2012

¿Magistral, Participativa o Enlatada?

Fuente de la imagen: archivo propio
Según Michael Bassey[1], una clase magistral es un momento formativo llevado a cabo en un aula universitaria por un profesor acreditado. En las universidades antiguas solía consistir simplemente en una lectura comentada. Actualmente, la lección o enseñanza puede incluir asimismo medios audiovisuales. He introducido esta definición en el inicio del post, porque a través de tres vías de contactosa lo largo de este año y recientemente, me han llegado sendas propuestas para postularme u optar a la selección de profesor o docente para impartir “clases magistrales”, en proyectos teleformativos de distintos promotores, pero con el nexo común del uso de la última tecnología y métodos en materia de elearning.

Agradeciendo las ofertas y las personas que me la han trasladado, supongo que algo verán en este desecho de imperfecciones, he estado toda la semana dándole vueltas a lo de “clase magistral”, hasta el punto que me fui a escuchar a alguna compañera, mientras impartía su programa formativo al alumnado. Oía a la docente cómo iba desbrozando el mensaje a través de una disertación genuina y continua, utilizando medios audiovisuales como ayuda o refuerzo y ocupando la mayor parte del tiempo a modo de monólogo, mientras los alumnos y alumnas escuchaban y anotaban frases, ideas, en sus cuadernos. Pensé, que ahí tenía el vivo ejemplo de una clase magistral.

También ayer, subido en el teleférico de Benalmádena que me llevaba enlatado a la cima del Monte Calamorro, uno de los enclaves más elevados de la Costa del Sol, casi 800 metros de altura sobre el nivel del mar y con unas estupendas vistas de las playas de Málaga (España), Sierra Nevada, Gibraltar y la Costa Africana, recordé los magníficos momentos de transmisión de conocimientos de todos aquellos profesores y profesoras que han dejado una imborrable huella en mi ser. Medité que esos instantes de fluidez realmente habían sido clases magistrales. Pero no te confundas. Si bien las clases de todo buen profesional de la docencia deben considerarse magistrales en el sentido genérico, con independencia de que utilice un retroproyector.

O el último grito en tecnología, no siempre la práctica de disertación en plan monólogo es la idónea, ya que en ocasiones la participación del alumnado es fundamental. Asimismo, mucho cuidado con las clases "pseudoenlatadas" mediante la técnica disponible en cada momento, por muy magistrales que sean catalogados sus ponentes y por mucho marketing que se envuelva al producto (para eso me voy a Youtube y escucho y veo clases enlatadas gratis). Te dejo una foto del paseo en teleférico, intentando captar y percibir un instante infinitesimal de la clase magistral que me daba la Vida. Si quieres más clickea AQUÍ. Fuente de la imagen: archivo propio.
_______________________________
[1] Bassey, Michael. Learning methods in tertiary education. Internal paper. Ed. Nottingham Regional College of Technology 1968.

viernes, 7 de septiembre de 2012

Ambiente jovial

Fuente de la imagen: archivo propio
En un claustro de profesores en el que tuve la oportunidad de participar ayer, le decía a uno de los miembros que el hecho que la labor profesional fuera muy seria, importante o determinante, no significaba que se tuviera que estar circunspecto todo el tiempo. 
Pienso que dependiendo del perfil de la actividad, una proporción ajustada de humor es necesaria en todo proyecto empresarial que se precie.

Por tanto, siempre desde el respeto al otro y a su tarea, hay que propiciar que la ingeniosidad, la ironía, la alegría y la satisfacción inunde el campo de trabajo y, por derivación, la cultura de la corporación. Por otra parte, un ambiente jovial es la mejor tierra de cultivo para que germinen la creatividad, la calidad del servicio y el compromiso grupal con el trabajo, proyecto o empresa. 

Percibo que actualmente, con todo lo que está cayendo, puede ser difícil estar alegre en el tajo, pero los líderes, coordinadores, jefes... desde la mesa de la sinceridad, la transparencia y el respeto, deben procurar ese marco o, al menos, intentarlo. Si puedes y lo necesitas, recarga pilas en este fin de semana (fuente de la imagen: sxc.hu).  Imagen incorporada con posterioridad; fuente: archivo propio.

jueves, 6 de septiembre de 2012

El tamaño sí importa

Fuente de la imagen: archivo propio
Antes de ayer, tomando un café con un contacto, comentaba que en este cambio de época que nos toca, las entidades pequeñas sí importan, debido a su potencialidad en cuanto a flexibilidad, autonomía, capacidad de reacción, conocimiento del terreno... Igualmente, los profesionales, trabajadores, funcionarios, empresarios, acostumbrados a palos y más palos, a sobrevivir, a sacar adelante proyectos imposibles, a superar trabas… tienen hoy una oportunidad. Diría más: es su oportunidad.

Pero por la tarde me estuvo rondando en la cabeza una idea que capté a principios de año, acerca de la importancia de las grandes empresas en ese maremágnum económico y global.  Finalmente, ayer caí dónde estaba ese pensamiento. En The Economist, Big and clever[1], hace unos meses se escribía sobre un informe de Michael Mandel, de Progressive Policy Institute, titulado “Scale and innovation” (Escala e Innovación), donde argumenta que el tamaño de las empresas grandes sí importa.

Las razones que esgrime son las siguientes: nuevos ecosistemas que demandan una gestión basada en gran tamaño y liderazgo en tecnología; la globalización demanda tamaño para hacer frente a otras grandes corporaciones apoyadas por estados emergentes; grandes retos que demandan grandes cambios, por lo que mejor es ser grande. Esta mañana no quiero discutir con Mandel. Pienso que ambas ideas son compatibles y se necesitarán en este nuevo mundo, pero lo pequeño es primero y pesará más (Fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: archivo propio.
____________________________
[1] Shumpeter. Big and cleve. The Economist. 2011. Sitio visitado el 06/09/2012.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

En la copa del árbol

Fuente de la imagen: archivo propio
Después de la jornada de trabajo matutina, dado que por motivos profesionales el descanso vacacional de este año ha sido distinto al de otros (deseando resarcirme más adelante, si se puede, claro), la tarde de ayer me la tomé de asueto y decidí incorporarme a la peña de amistades que habían quedado en el Parque Acuático Mijas[1], para despedir eso, las vacas de agosto de los que han podido disfrutarlas plenamente.

No sé si será porque era por la tarde o por septiembre o por la crisis, el caso es que me encontré el recinto con menos personal y clientela que en otras ocasiones. Tampoco me gustó que desde las cinco y pico estuvieran recordando por megafonía la hora de salida (las seis) y quince minutos antes cerraran los grifos y empezaran a invitar para que nos saliésemos de las piscinas. ¡Jopé! ¡Que he pagado baño hasta las seis!

Por lo demás, resalto la proactiva charla con varios estudiantes acerca de qué hacer después de la licenciatura o del máster. Difícil cuestión y debate. Lo tenemos crudo todos y ellos más. Les sugerí que localizaran prácticas interesantes relacionadas con su especialidad, pero sin cerrar puertas a otras usanzas colaterales. Que su mente fuera una esponja y estuviera abierta y que por mucha facultad o escuela de negocio, la mejor universidad es la propia Vida.

Me preguntaron qué haría yo si tuviera sus edades. Intenté ponerme en su lugar y me imaginé dándole caña a los idiomas en países extranjeros y buscando experiencias no en divisiones de multinacionales o entidades estrellas o de exitosos emprendedores, sino en empresas con dificultades o pequeñas unidades de negocio, cuyos líderes y equipos trabajan como ese grupo de pájaros bregando en la copa de un árbol cimbreado por un fuerte viento.

Ahí, al lado de ese puesto de gerencia, directivo, secretaría general, coordinador, ejecutivo… y sus respectivos equipos, lidiando los imponderables, despropósitos… tomando decisiones, rectificando y volviendo a rectificar, mientras de la chistera no sólo salen conejos, sino, también, liebres, cerdos, serpientes y alimañas (fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: archivo propio.
____________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. Parque Acuático Mijas. 2009.  Sitio visitado el 05/09/2012.

martes, 4 de septiembre de 2012

Despropósitos

Fuente de la imagen: archivo propio
No sé si esta mañana estoy triste o cabreado o ambas cosas. Lo de la subida del IVA en España tiene mandanga, lo mires por donde lo mires. 
Y para más inri, me temo que voy a recibir las facturas por los consumos de agua, electricidad, teléfono… del mes de agosto, periodo en el que como bien dice la normativa del impuesto, se realizó la entrega del bien o la prestación del servicio y, por derivación, momento en el que se origina la obligación de pagar el IVA correspondiente, aplicando el nuevo tipo impositivo ¿No?

Esos "oligopolísticos" proveedores seguro que ponen la fecha de la factura en septiembre, siguiendo las presuntas veladas sugerencias gubernamentales, que no instrucciones formales, y nos cargan el IVA vigente a partir de este mes por consumos de meses anteriores. ¿Qué más les da, si son meros recaudadores del impuesto? Podían marcarse el detallito de generar la factura con fecha treinta y uno de agosto, que ahora con esto de la tecnología existente no hay excusa operativa. Con toda seguridad, ningún cliente pondría pegas. 

Pero no caerá esa breva para resolver este injusto despropósito. Como Pilatos, se lavan las manos escudándose en la directrices de la Agencia Tributaria, como si ésta les obligara a facturar el cinco de septiembre en vez del 31 de agosto. En mi opinión, hay un error de partida que va en contra del espíritu de la Ley en cuanto al devengo: confundirlo con la fecha de expedición del documento justificativo en función de los intereses recaudatorios o políticos del gobierno de turno. Habría que preguntarle al consumidor o usuario, es decir, al cliente (que dicen que es el rey), cuándo quiere que se le facture en estos casos excepcionales o, en su defecto, velar y ejecutar la opción más ventajosa para él.

Sí, lo sé, la Dirección General de Tributos ya dictaminó que se le aplica el nuevo IVA a los productos y servicios entregados o servidos en el mes anterior. Otro despropósito. O sea, que si una operadora de telefonía facturara trimestralmente y la fecha de la última factura fuera cinco de septiembre de 2012, pues te cargarían el nuevo IVA por los tres meses anteriores. Otro despropósito que hay que echar al saco: esas presuntas prácticas de ir subiendo los precios de los productos durante estos meses y luego publicar la cadena de distribución, tienda, supermercado... que va a absorber la subida del IVA. ¡Anda ya!

Como dice el humorista: “Ahora vas y lo cascas”. ¡Uf! A este paso, los mayas van a tener razón con lo del fin del mundo en este año en versión catástrofe. Si es que se lo estamos poniendo a huevo con tanto despropósito. En fin. Te dejo la imagen de un hada (Fuente: diseño de vestido peque de ocho años; foto elaboración propia), por si nos puede ayudar algo en esta cuesta de septiembre y desinflar el cúmulo de incoherencias y despropósitos que suceden, sin que nadie les ponga freno.