jueves, 6 de septiembre de 2012

El tamaño sí importa

Antes de ayer, tomando un café con un contacto, comentaba que en este cambio de época que nos toca, las entidades pequeñas sí importan, debido a su potencialidad en cuanto a flexibilidad, autonomía, capacidad de reacción, conocimiento del terreno, ...

Igualmente, los profesionales, trabajadores, funcionarios, empresarios, acostumbrados a palos y más palos, a sobrevivir, a sacar adelante proyectos imposibles, a superar trabas, …,  tienen hoy una oportunidad. Diría más: es su oportunidad.

Pero por la tarde me estuvo rondando en la cabeza una idea que capté a principios de año, acerca de la importancia de las grandes empresas en ese maremágnum económico y global.

Finalmente, ayer caí dónde estaba ese pensamiento. En The Economist, Big and clever, hace unos meses se escribía sobre un informe de Michael Mandel, de Progressive Policy Institute, titulado “Scale and innovation” (Escala e Innovación), donde argumenta que el tamaño de las empresas grandes sí importa.

Las razones que esgrime son las siguientes: nuevos ecosistemas que demandan una gestión basada en gran tamaño y liderazgo en tecnología; la globalización demanda tamaño para hacer frente a otras grandes corporaciones apoyadas por estados emergentes; grandes retos que demandan grandes cambios, por lo que mejor es ser grande.

Esta mañana no quiero discutir con Mandel. Pienso que ambas ideas son compatibles y se necesitarán en este nuevo mundo, pero lo pequeño es primero y pesará más (Fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel