jueves, 13 de septiembre de 2012

Inversión Verde

La sostenibilidad o sustentabilidad se encuentra relacionada directamente con el equilibrio o la armonía de una especie con los recursos de su entorno (fuente: Wikipedia).

Buena parte de la tarde de ayer me la pasé escuchando a unos contactos vender las bondades de inversiones en entidades que tengan la sostenibilidad como eje de sus políticas empresariales, productivas o comerciales.

Y es que miras de reojo el precio de los carburantes y su previsible evolución en las próximas décadas y es fácil pensar que los negocios relacionados con lo biodegradable, renovable, orgánico o socialmente responsable, pueden ser interesantes. Pero, claro, un inversionista también tiene que tener en cuenta el yan o los posibles contras.

Tal vez la objeción más importante puede ser precisamente que estos proyectos responsables con el medioambiente, que anteponen su responsabilidad social al excedente económico, su beneficio a corto y medio plazo no es tan apetecible como el de aquéllas organizaciones que pasan de la sustentabilidad.

Sin embargo, pienso que a largo plazo, cuando determinados recursos energéticos se extingan o su escasez se haga más latente, unido al incremento del número de personas que pululan esta roca que llamamos Tierra, propiciará una vuelta de tortilla en los beneficios de las inversiones que hayan priorizado la sostenibilidad (fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel