viernes, 7 de septiembre de 2012

Ambiente jovial

En un claustro de profesores en el que tuve la oportunidad de participar ayer, le decía a uno de los miembros que el hecho que la labor profesional fuera muy seria, importante o determinante, no significaba que se tuviera que estar circunspecto todo el tiempo.

Pienso que dependiendo del perfil de la actividad, una proporción ajustada de humor es necesaria en todo proyecto empresarial que se precie.

Por tanto, siempre desde el respeto al otro y a su tarea, hay que propiciar que la ingeniosidad, la ironía, la alegría y la satisfacción inunde el campo de trabajo y, por derivación, la cultura de la corporación.

Por otra parte, un ambiente jovial es la mejor tierra de cultivo para que germinen la creatividad, la calidad del servicio y el compromiso grupal con el trabajo, proyecto o empresa. 

Percibo que actualmente, con todo lo que está cayendo, puede ser difícil estar alegre en el tajo, pero los líderes, coordinadores, jefes, ..., desde la mesa de la sinceridad, la transparencia y el respeto, deben procurar ese marco o, al menos, intentarlo.

Si puedes y lo necesitas, recarga pilas en este fin de semana (fuente de la imagen: sxc.hu). 

jueves, 6 de septiembre de 2012

El tamaño sí importa

Antes de ayer, tomando un café con un contacto, comentaba que en este cambio de época que nos toca, las entidades pequeñas sí importan, debido a su potencialidad en cuanto a flexibilidad, autonomía, capacidad de reacción, conocimiento del terreno, ...

Igualmente, los profesionales, trabajadores, funcionarios, empresarios, acostumbrados a palos y más palos, a sobrevivir, a sacar adelante proyectos imposibles, a superar trabas, …,  tienen hoy una oportunidad. Diría más: es su oportunidad.

Pero por la tarde me estuvo rondando en la cabeza una idea que capté a principios de año, acerca de la importancia de las grandes empresas en ese maremágnum económico y global.

Finalmente, ayer caí dónde estaba ese pensamiento. En The Economist, Big and clever, hace unos meses se escribía sobre un informe de Michael Mandel, de Progressive Policy Institute, titulado “Scale and innovation” (Escala e Innovación), donde argumenta que el tamaño de las empresas grandes sí importa.

Las razones que esgrime son las siguientes: nuevos ecosistemas que demandan una gestión basada en gran tamaño y liderazgo en tecnología; la globalización demanda tamaño para hacer frente a otras grandes corporaciones apoyadas por estados emergentes; grandes retos que demandan grandes cambios, por lo que mejor es ser grande.

Esta mañana no quiero discutir con Mandel. Pienso que ambas ideas son compatibles y se necesitarán en este nuevo mundo, pero lo pequeño es primero y pesará más (Fuente de la imagen: sxc.hu).

miércoles, 5 de septiembre de 2012

En la copa del árbol

Después de la jornada de trabajo matutina, dado que por motivos profesionales el descanso vacacional de este año ha sido distinto al de otros (deseando resarcirme más adelante, si se puede, claro), la tarde de ayer me la tomé de asueto y decidí incorporarme a la peña de amistades que habían quedado en el Parque Acuático Mijas, para despedir eso, las vacas de agosto de los que han podido disfrutarlas plenamente.

No sé si será porque era por la tarde o por septiembre o por la crisis, el caso es que me encontré el recinto con menos personal y clientela que en otras ocasiones. Tampoco me gustó que desde las cinco y pico estuvieran recordando por megafonía la hora de salida (las seis) y quince minutos antes cerraran los grifos y empezaran a invitar para que nos saliésemos de las piscinas. ¡Jopé! ¡Que he pagado baño hasta las seis!

Por lo demás, resalto la proactiva charla con varios estudiantes acerca de qué hacer después de la licenciatura o del máster. Difícil cuestión y debate. Lo tenemos crudo todos y ellos más. Les sugerí que localizaran prácticas interesantes relacionadas con su especialidad, pero sin cerrar puertas a otras usanzas colaterales. Que su mente fuera una esponja y estuviera abierta y que por mucha facultad o escuela de negocio, la mejor universidad es la propia Vida.

Me preguntaron qué haría yo si tuviera sus edades. Intenté ponerme en su lugar y me imaginé dándole caña a los idiomas en países extranjeros y buscando experiencias no en divisiones de multinacionales o entidades estrellas o de exitosos emprendedores, sino en empresas con dificultades o pequeñas unidades de negocio, cuyos líderes y equipos trabajan como ese grupo de pájaros bregando en la copa de un árbol cimbreado por un fuerte viento.

Ahí, al lado de ese puesto de gerencia, directivo, secretaría general, coordinador, ejecutivo, … y sus respectivos equipos, lidiando los imponderables, despropósitos, … tomando decisiones, rectificando y volviendo a rectificar, mientras de la chistera no sólo salen conejos, sino, también, liebres, cerdos, serpientes y alimañas (fuente de la imagen: sxc.hu).

martes, 4 de septiembre de 2012

Despropósitos

No sé si esta mañana estoy triste o cabreado o ambas cosas. Lo de la subida del IVA en España tiene mandanga, lo mires por donde lo mires.

Y para más inri, me temo que voy a recibir las facturas por los consumos de agua, electricidad, teléfono, … del mes de agosto, periodo en el que como bien dice la normativa del impuesto, se realizó la entrega del bien o la prestación del servicio y, por derivación, momento en el que se origina la obligación de pagar el IVA correspondiente, aplicando el nuevo tipo impositivo ¿No?

Esos oligopolísticos proveedores seguro que ponen la fecha de la factura en septiembre, siguiendo las presuntas veladas sugerencias gubernamentales, que no instrucciones formales, y nos cargan el IVA vigente a partir de este mes por consumos de meses anteriores.

¿Qué más les da, si son meros recaudadores del impuesto? Podían marcarse el detallito de generar la factura con fecha treinta y uno de agosto, que ahora con esto de la tecnología existente no hay excusa operativa. Con toda seguridad, ningún cliente pondría pegas. 

Pero no caerá esa breva para resolver este injusto despropósito. Como Pilatos, se lavan las manos escudándose en la directrices de la Agencia Tributaria, como si ésta les obligara a facturar el cinco de septiembre en vez del 31 de agosto.

En mi opinión, hay un error de partida que va en contra del espíritu de la Ley en cuanto al devengo: confundirlo con la fecha de expedición del documento justificativo en función de los intereses recaudatorios o políticos del gobierno de turno. Habría que preguntarle al consumidor o usuario, es decir, al cliente (que dicen que es el rey), cuándo quiere que se le facture en estos casos excepcionales o, en su defecto, velar y ejecutar la opción más ventajosa para él.

Sí, lo sé, la Dirección General de Tributos ya dictaminó que se le aplica el nuevo IVA a los productos y servicios entregados o servidos en el mes anterior. Otro despropósito.

O sea, que si una operadora de telefonía facturara trimestralmente y la fecha de la última factura fuera cinco de septiembre de 2012, pues te cargarían el nuevo IVA por los tres meses anteriores.

Otro despropósito que hay que echar al saco: esas presuntas prácticas de ir subiendo los precios de los productos durante estos meses y luego publicar la cadena de distribución, tienda, supermercado, ... que va a absorber la subida del IVA. ¡Anda ya!

Como dice el humorista: “Ahora vas y lo cascas”. ¡Uf! A este paso, los mayas van a tener razón con lo del fin del mundo en este año en versión catástrofe. Si es que se lo estamos poniendo a huevo con tanto despropósito.

En fin. Te dejo la imagen de un hada (Fuente: diseño de vestido peque de ocho años; foto elaboración propia), por si nos puede ayudar algo en esta cuesta de septiembre y desinflar el cúmulo de incoherencias y despropósitos que suceden, sin que nadie les ponga freno.

lunes, 3 de septiembre de 2012

Ponerme colorado

El viernes pasado, minutos antes de iniciar la visita formativa a la Sección Almazara de Virgen de la Oliva (ver post "Si el vino viene, viene la vida" donde te escribo sobre la entidad), el maestro recordó las vicisitudes de la negociación que mantuvimos, hace ahora casi diez años, para la adquisición de un nuevo molino. Junto con la dirección de otros proyectos de ejecución simultánea en 2003 (construcción de una nueva planta de procesado de la Sección de Aderezo, ampliación de la sección Vitivinícola, traslado de la Bodega de Crianza desde Málaga a Mollina, elaboración del primer vino tinto joven de la D. O. Sierras de Málaga...), también me tocó coordinar la materialización de la inversión en la fábrica de aceite de oliva virgen extra. 

Después de la recepción de las preceptivas ofertas y mantener tediosas pero necesarias reuniones con los distintos ofertantes, quedaron en la final dos primeras marcas del sector de maquinaria especializada. Una vez escuchada nuevamente a las partes y, sobre todo, al equipo técnico que iba a trabajar con el futuro molino, además de valorar la cuestión económica y financiera, propuse al Consejo la opción que creí más satisfactoria. 

Pero en línea con lo confesado en el post “Po ya que…”, cuando casi todo estaba decidido e incluso había hablado con la marca a descartar, va el comercial de la primera y empieza a entrever costes adicionales y exigencias contractuales no contempladas. Preferí ponerme una vez colorado ante el Consejo antes que en un futuro cientos de veces amarillo, así que cité a ambos comerciales por separado. Aclaradas mis dudas y haciendo caso a la intuición y a las buenas prácticas comerciales de la marca segunda, a altas horas de la noche propuse la compra de ésta.

He simplificado bastante la historia, pero básicamente eso es lo que pasó y lo sabe muy bien el maestro de la sección, su equipo, al que agradezco todo el conocimiento que puso a mi disposición, y por supuesto mi Consejo Rector. El viernes le pregunté al responsable de la almazara si casi una década después, podría decirme si acertamos o me equivoqué. La respuesta no dio lugar a ninguna duda (Gracias), ni con la línea adquirida ni con el servicio post venta.

En cuanto al sistema informático que controla toda la producción, también fue un acierto su adquisición. Te dejo una foto con el decanter de la maquinaria adquirida, firma Pieralisi. Si quieres ver más instantáneas, clickea AQUÍ. Moraleja: Si me tengo que poner colorado, me pongo colorado, como la canción de Papá Levante, sea cual sea la situación y su repercusión y si puedo rectificar, rectifico.

Que esta primera semana de septiembre te sea beneficiosa en lo laboral, profesional, empresarial o institucional, según corresponda.

domingo, 2 de septiembre de 2012

Bajo el recuerdo del TRUENO

Si eres un asiduo de este sitio, sabrás que desde pequeño he sido lector de los tebeos de Mortadelo y Filemón. Pues bien. Ayer me regalaron la edición realizada en 2006 con motivo del cincuenta aniversario de “El Capitán Trueno” (Gracias).

Tengo que reconocer que después de los cogotazos de mi padre para aprender a leer con las cartillas de entonces, las historias de este cruzado sirvieron para reforzar los exiguos cimientos en materia de vocabulario y gramática.

El Capitán Trueno fue creado en 1956 por el guionista Víctor Mora Pujadas y el dibujante Miguel Ambrosio Zaragoza (Ambrós). Caballero de finales del siglo XII, en tiempos de la Tercera Cruzada, que junto a Goliath, Crispín y a veces también por Sigrid, reina de la isla de Thule, recorre el mundo en su condición de defensor de la justicia y liberador de los oprimidos.

Me pilló la fase en color, denominada Trueno Color. Después de leer el tebeo, intentaba emular al héroe saltando de tronco en tronco con una espada de palo confeccionada por mi hermano. La fuente de la imagen es de un trozo de la portada del número 112 Magos del Humor Mortadelo y Filemón, con el título “bajo el bramido del TRUENO”.

sábado, 1 de septiembre de 2012

Soñar, creer, verdad, amistad...

Tarde llego  a la cita. El motivo no es otro que el partidazo del Atlético de Madrid  en la final  del Supercampeón de Europa. ¡Enhorabuena! Cambiando de tema. Debido a que a alguien se le ha ocurrido catalogar al cine sólo como entretenimiento, despreciando el brutal peso cultural que conlleva, a partir de hoy su IVA ha pegado un “subidón” en mi país, por lo que ayer, en cierta forma, me obligué a ver una película, en este caso el estreno del primer largometraje de Tadeo Jones.

Es una peli que tenía ganas de ver, ya que soy seguidor de su director, Enrique Gato, que ya ha publicado dos cortometrajes, uno de ellos recibió un Goya, de este presunto simplón, con delirios de arqueólogo y dejar claro que es antagónico al Indiana Jones de Lucas y SpielbergMe gustaron los secundarios, salvo la pareja, que la percibí un tanto insubstancial, aunque con ribetes de Howard Hawks. Me queda la duda de si a los peruanos les va a gustar cómo se les dibuja a través del enredador guía. Por lo demás, resalto los valores que se pretenden trasladar a la infancia, como soñar, creer en uno mismo, la amistad, la importancia de decir la verdad… Te dejo un tráiler, subido a Youtube por TadeoJones2012.