viernes, 31 de julio de 2015

¿Ideas gratis?

Escriben Alan Robinson y Dean M Schroeder en Ideas Are Free: How the Idea Revolution Is Liberating People and Transforming Organizations[1], que traducido con mi ingles de los Montes de Málaga es algo así como “Las ideas son gratis. Cómo la Revolución de la idea libera al pueblo y transforma a las organizaciones”, precisamente eso, que las ideas son gratuitas, afirmación con la que no comulgo. Se refieren los autores a esa fuente inagotable de ideas que se encuentra en los colaboradores internos y externos de la empresa, desde los que trabajan en áreas o divisiones productivas hasta los que están en contacto directo con el exterior, fundamentalmente con los clientes. De aquí emanan ideas que en la mayoría de los casos son mejores que las de los propios directivos, gerentes y ejecutivos.

Hasta ahí de acuerdo. Pero ¿Por qué son gratis? Provienen de las personas a las que se les retribuye o compensa económicamente por sus servicios y, obviamente, dentro de este feed back se encuentra el flujo de conocimiento que transfieren a las unidades de gestión, producción o decisión y por lo que son remunerados. ¿Dónde está la gratuidad? Tal vez, lo que pretenden Alan y Dean con esa incorrecta afirmación es hacer hincapié en la estupidez, tontada o sandez de los jefes y mandos intermedios en no escuchar a los equipos que coordinan, dirigen y, por supuesto, pagan; grupo de personas que están continuamente en contacto con las dificultades y las conformidades, que los que habitan en el “ala noble” nunca perciben de forma directa (Fuente de la imagen: pixabay).

[1]  Alan G Robinson, Dean M Schroeder.  Ideas Are Free: How the Idea Revolution Is Liberating People and Transforming Organizations. Editorial  Berrett-Koehler Publishers. 2006. Disponible a la fecha de redacción del post en Amazon.

jueves, 30 de julio de 2015

Escuchar, detectar, proponer

Ayer tuve dos experiencias como potencial comprador que me hicieron reflexionar acerca del nuevo papel que deberían asumir los vendedores, ya sean de un libro o de un automóvil. Igual el problema es mío, que me estoy haciendo adulto, mayor, quejica o que el presupuesto ajustado obliga, pero no estoy dispuesto a escuchar de vendedores y vendedoras soluciones estándar que no resuelven mis necesidades o problemas, por no hablar del dicho (frase asidua en este sitio) “lo tomas o lo dejas, como las lentejas”. No me siento cómodo con esos vendedores pasivos que, escudándose en instrucciones de la marca y otras expresiones por el estilo, son inhábiles para procurar propuestas proactivas, limitándose una y otra vez a repetirme lo mismo.

Y es que la venta creo que ya no se limita al ofrecimiento de un producto o un servicio, sino que pienso es mucho más. El vendedor o vendedora tiene que determinar y calificar la situación específica de su cliente en ciernes, de forma que pueda adaptar y ofrecer posteriormente un recurso comercial concreto de su abanico de soluciones que resuelva la necesidad de su interlocutor. Te dejo un vídeo, subido a Youtube por Manuel Costa Almonacid, “Para lograr una venta: Pregunta, escucha y detecta necesidades”, donde Coco intenta como sea venderle un cepillo de dientes a Gustavo. Según Manuel, para poder vender cualquier cosa, es necesario saber cuáles son los deseos, necesidades e inquietudes de nuestros clientes, siendo la mejor manera de hacer esto "escuchándoles".

miércoles, 29 de julio de 2015

Quebrantamiento de reglas

Para evitar que la realidad profesional me supere, reflexionaré en clave iconoclasta o heterodoxa, es decir, proclive a derribar, si hace falta, puentes con reglas y enfoques organizativos de “toda la vida”, de forma que los nuevos pensamientos técnicos, administrativos y comerciales superen el planteamiento organizativo actual de la actividad, proceso, negocio o tarea en la que me encuentro integrado. Por tanto, más que parapetarme en conceptos organizativos del tipo excelencia, calidad, just in time, orientación al cliente, bla, bla, bla… me obligaré a razonar otros arquetipos empresariales, ya que el nuevo, auténtico e indiscutible motor del cambio lo constituye, precisamente, ese quebrantamiento de las reglas actuales respetando el ordenamiento jurídico de aplicación. 

Para evitar que la realidad profesional me supere, deberé perfeccionar y regenerar la relación con mis compañeros y compañeras, clientes, proveedores, acreedores y terceros en general, utilizando para ello todos los recursos tecnológicos a los que presupuestariamente pueda acceder, escuchando y aprendiendo de mis interlocutores y sondeando mapas futuros de comportamiento para adelantarme a sus necesidades, posibilidades y expectativas.

Para evitar que la realidad profesional me supere, deberé retroalimentarme continuamente, sin esperar a que pase el fin de semana, septiembre o después de las vacaciones. No debo pensar o lamentarme en la presunta dureza, injusticia o estrés de ese planteamiento. Es lo que toca en este cambio de época que estamos padeciendo. Tampoco es cuestión de pensar eso de “o lo tomo o lo dejo, como las lentejas”, sino de asimilar el hábito e integrarlo en lo cotidiano, ese día a día que transcurre, ya sea tomando una cerveza con los amigos o redactando una propuesta de colaboración (Fuente de la imagen: pixabay).

martes, 28 de julio de 2015

Peritos polinizadores

Fuente de la imagen: DGlodowska en pixabay
Salvando las distancias con la indiscreción o incapacidad del colaborador para ser reservado con la información tratada de sus clientes externos o internos, cierto es que existen expertos que aplicando su lex artis en toda la amplitud que corresponde a su perfil profesional, a partir de soluciones testadas en unas empresas, conciben nuevas ideas a problemas o desajustes específicos de otras organizaciones, como si fueran abejas que van de flor en flor en activa polinización entomófila. 

Realmente, como los insectos polinizadores, el papel de estas personas es esencial en los procedimientos formales o informales de intercambio, constitución y ajustes de distintas soluciones en las empresas, siendo el ligamen entre los pensamientos técnicos y la aplicación correspondiente. Reitero que estos peritos polinizadores no aplican ideas exitosas de unas empresas, sino que a partir de esas experiencias, conciben nuevos enfoques organizativos para atajar cuestiones específicas de otras empresas, es decir, no se limitan a llevar el polen, la esencia solucionadora, de una flor a otra flor, sino que someten esta sustancia a un proceso de filtración, manejo, fabricación… para obtener un polen específico y exclusivo para la nueva flor que van a visitar.

Finalmente, cada uno de estos versados polinizadores, como las abejas, son únicos en su especie, si bien se les detectan una serie de características comunes a todos: no sólo son expertos en sus ámbitos profesionales de actuación, sino que también son conocedores de otras temáticas, como la filosofía o la historia; para ellos la experiencia más que un arma de doble filo, es un grado; más allá de velar por su carrera profesional o interés personal, son místicos de las ideas que siembran así como del bienestar, prosperidad, de sus clientes (Fuente de la imagen: DGlodowska en pixabay).

lunes, 27 de julio de 2015

Percepciones de comportamiento

Fuente de la imagen: archivo propio
Empujar la teoría (o Nudge) es un concepto perteneciente a la ciencia del comportamiento, la teoría política y la economía, que sostiene que el refuerzo positivo y las sugerencias indirectas o colaterales para tratar del cumplimiento no forzado por parte del ciudadano o ciudadana, pueden influir en las motivaciones, incentivos y toma de decisiones de los grupos y los individuos, al menos más efectivamente que la instrucción directa, la legislación o el mandato o imperativo legal. Nudge (empujar, codazo), ha sido criticado por Tammy Boyce, de The King's Fund, en el sentido de que hay que alejarse en el corto plazo de iniciativas de motivación política, tipo nudding people (gente empujando, a lo Ciudadanos, Podemos...), dado que no se basan en pruebas convincentes y realmente no ayudan a las personas a hacer cambios de comportamiento a largo plazo. No obstante, se escribe en The Economist, The limits of nudging[1], que esta revolución del comportamiento basada en el “empujando”, nudging, sigue en marcha (eso parece).

A la vista de las conclusiones the Behavioural Insights Team (BIT), Equipo de Percepciones de Comportamiento, conocido primariamente como Nudge Unit, la Unidad Nudge, poco a poco los gobiernos de todo el mundo están aficionándose a dos hábitos: tener en cuenta el comportamiento de las personas a las que afectan y a no hacer política basada en la evidencia y sin pruebas. Según esta economía del comportamiento, los políticos esperan que los conocimientos del comportamiento mejoren los servicios públicos y ahorren dinero. Pero existen los límites. El primero el coste o inversión de la experimentación con grandes cambios o pautas de comportamiento. El segundo es, precisamente, ese riesgo a fracasar en esos grandes cambios que se vayan a promover. No obstante, casi todos coinciden en que BIT es nudging en la dirección adecuada (Fuente de la imagen: archivo propio).
____________________________________
[1] The Ecnomist. The limits of nudging. 2015. Sitio visitado el 27/07/2015.

domingo, 26 de julio de 2015

Sugestivo saboreo

Hace unos meses, en el post “Delirio con el ajobacalao”, de soslayo te comenté el granaino Delirio, Syrah, joven, de Bodegas Muñana, Señorío Nazarí, cuyos suaves aromas primarios armonizaron con la sutileza del ajobacalao. Pues bien, ayer tocó degustar otro producto de esta bodega, Muñana Rojo 2010, botellas que también aprovisionó hace unas semanas Juan (ver “Redondo en lo global”). 

Este vino, criado en la Tierra Altiplano de Sierra Nevada, con esencias de Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Monastrel, ha estado doce meses en barrica de Roble Francés y Americano y doce meses en botella en cuevas naturales a 14 grados de temperatura media. 

De lúcido rojo cereza brillante y con el típico aroma a frutas rojas maduras con toques de vainilla, su saboreo lo percibí sugestivo, de concordada acidez, dulces taninos y, en resumen, redondez bucal. Lo maridamos con espaguetis a la boloñesa (Gracias, Juan). Te dejo un vídeo de la bodega, alojado en Youtube.

sábado, 25 de julio de 2015

Siervos leales

Aquí estoy, agarrado a Dave ¿O es Mark?, uno de los minions que han inundado los cines españoles estos días. Si bien la palabra proviene del francés, mignon, vasallo honrado, en inglés también tiene relación con un asistente entregado y leal, sobre todo cuando al que se sirve es un poderoso, tirano o villano. En cuanto a la peli “Los minions”, sus orígenes parece que se encuentran en el principio del principio de la Tierra, cuando siendo unos organismos unicelulares, por supuesto amarillos, iniciaron su particular evolución, eso sí, siempre de vasallaje del más malo de todos, desde el tiranosaurio rex a Napoleón. Es interesante el itinerario histórico que transitan. En contra apuntar que pasada la primera hora, empiezan a cansar un poco sus payasadas. Te dejo el tráiler, subido a Youtube por UniversalSpain.

viernes, 24 de julio de 2015

Ahuecar la mente

A veces, cuando estoy saturado profesionalmente, la mente se vuelve como más floja o lenta y el rendimiento es inversamente proporcional a la acumulación de trabajo. En esos casos y si me doy cuenta, procuro desactivar la situación reclasificando los temas nimios, sobrantes o redundantes, a la cola de lo pendiente, de forma que la mente se pueda concentrar mejor en los asuntos que demandan toda la energía que me queda. 

Ahora bien. ¿Cómo realizar esa reclasificación y ahuecar la mente? Pues aplicando un sistema lo más racional y pragmático posible que en esos momentos de agobio separe el grano de la paja, cuestionándome la importancia de cada uno de los frentes abiertos, así como los niveles de calidad y de resultado que debo obtener. Obviamente, estas preguntas deberían estar respondidas en el escandallo preliminar, con lo que sólo tendré que refrescar el binomio preguntas-respuestas de cada proyecto u objetivo para proceder a su redistribución (Fuente de la imagen: pixabay).

jueves, 23 de julio de 2015

Pensando en grande

En el post “Big Data y Social Business”, te trasladaba la oportunidad que tuve de conocer soluciones que transforman Big Data en resultados y posibilitan a los clientes una estrategia social proactiva en productividad y eficiencia. Pues bien, ayer terminé de hojear el texto que me recomendó Pepe, de Van Rijmenan, Think Bigger: Developing a Successful Big Data Strategy for Your Business[1], que traducido con mi inglés de los montes de Málaga es algo así como “Piense en grande: desarrollo de una estrategia de Big Data para su negocio”. La meta del autor es suministrarte información, ideas y consejos para que desarrolles y pongas en práctica una adecuada estrategia de Big Data para tu actividad profesional o empresarial, incluso ¿por qué no? laboral. 

Según Mark, Big Data está cambiando el cómo las organizaciones operan y se autogestionan, modificando el propio movimiento del hábitat social donde conviven los consumidores, generando un importante impacto en la sociedad. En la relación a las tendencias de estos sistemas informáticos, que se basan en la acumulación a gran escala de datos y de los procedimientos usados para identificar patrones recurrentes, apunta las siguientes ideas: la revolución móvil, el tiempo real en las organizaciones, internet de las cosas (la tendencia más significativa) y la ponderada asistencia (información de los consumidores para uso de los consumidores). Fuente de la imagen: pixabay.

[1] Van Rijmenan. “Think Bigger: Developing a Successful Big Data Strategy for Your Business Editorial: AMACOM. 2014.

miércoles, 22 de julio de 2015

Del revés

Recuerda Luis Alemany, en El Mundo, a la serie de dibujos animados francesa en la que los glóbulos blancos eran policías y los glóbulos rojos porteadores y el capítulo dedicado al cerebro, donde aparecía un puente de mando en el que gobernaban unos ancianos, “Del revés, explicado por un neurólogo y una psicóloga”. Efectivamente, Luis, en esos dibujos me acordé ayer, cuando estuve viendo la película “Del revés”, de Peter Docter y Ronaldo Del Carmen. También me recordó la película de Woody Allen Everything You Always Wanted to Know About Sex, But Were Afraid to Ask, titulada en España “Todo lo que usted siempre quiso saber sobre el sexo, pero nunca se atrevió a preguntar”, no por la temática, obviamente, sino por la utilización de supuestos personajes que dirigen el cerebro y el cuerpo como si de un cuadro de mandos y una sala de máquinas se tratara. En fin. Durante la peli no dejé de pensar en los locos bajitos, pero el mensaje no sólo va dirigido a los padres, sino a muchos más perfiles humanos. En síntesis, me gustó y te la recomiendo. Te dejo uno de los tráiler, subido a Youtube por WaltDisneyStudiosES.

martes, 21 de julio de 2015

Hipoteca y Divorcio

En relación al artículo de María Valero, de iahorro, en Cinco Días, “Divorcio e hipoteca: ¿Cómo salir del conflicto?”, escribe Pau en su “feisbus” que pedir un préstamo hipotecario con nuestra pareja es un contrato que supera, en muchas ocasiones, el compromiso del matrimonio, siendo mucho más sencillo separarse que desvincularse de una deuda común con el banco. Recomienda la articulista que vivamos unos años con la pareja antes de plantearse comprar un hogar en común con financiación bancaria, para que tengamos cierta seguridad que la relación no se romperá demasiado pronto. Cierto que no debemos olvidar que el amor es una cosa muy distinta a endeudarse con una entidad financiera. Atrás quedan textos como "Cada palo aguante su vela", "Hipotecas explosivas", "Hipotecas de colores", "No es lo mismo", "Interpretando lo accesorio" o el post comentando el libro de Pau, "La banca culpable", por lo que no voy a ser hoy más pesado con el tema de las hipotecas.
En cuanto al divorcio, esta figura “matrimonial” se encuentra dentro de las causas de disolución del matrimonio, que estudié en el marco de la disciplina “Derecho Matrimonial y Familia” y que mi profesora Mercedes me explicó que es una decisión estatal, adoptada por los órganos jurisdiccionales (mediante sentencia), previo ejercicio de una acción, pudiendo ser considerado como sanción, por la conducta inapropiada de uno de los cónyuges, o consecuencia del fracaso irreparable (divorcio-frustración), lo que me hace meditar si la hipoteca no es sino otra sanción o condena. En mi país, tras la reforma del 81, se optó por un automatismo legislativo en materia de divorcio, regulándose la institución de manera casuística y con unos tipos cerrados. Tras la Ley 15/2005, el divorcio quedó configurado como una institución sujeta a la voluntad absoluta de los cónyuges, sin necesidad de causa legal ni de previa situación de ruptura de convivencia conyugal (Fuente de las imágenes: pixabay).

lunes, 20 de julio de 2015

Buenos hábitos

Fuente de la imagen: archivo propio
Ajustada semana la pasada. Agenda de exámenes en la capital del reino andaluz[1]. Por fin terminaron. Ganas tenía. Ayer le decía a Santiago, el taxista que nos trajo de vuelta a Málaga, que tengo la sensación de haber aprovechado más los estudios en este cuatrimestre, pero queda la duda de si podía haberlo hecho mejor. Sugiere Og Mandino en su libro “El vendedor más grande del mundo” (ver post[2] del mismo título), formarse en buenos hábitos y ser esclavo de esos hábitos (primera ley a obedecer). Ciertamente, en estos meses he seguido las recomendaciones de las tutoras y he revisado una y otra vez la planificación para integrar al máximo la programación de clase, actividades didácticas puntuables y repaso, si bien ha sido difícil elegir los mejores momentos de estudio, porque la prospección continua de opciones profesionales tiene ocupada la mejor franja de rendimiento de la mente, pero no por ello hay que tirar la toalla y se buscan otras opciones para que la percepción de información técnica, emanada de la fuente universitaria, sea aprovechada al máximo o, mejor, todo lo que se pueda.

Creo que lo que más me ha ayudado a tener opciones de superar las distintas disciplinas ha sido la asistencia a la mayoría de las clases presenciales, la participación en los foros  y, en síntesis, la interacción continua con el profesorado, tutorías, trabajos de grupo y resto de relaciones con los compañeros y compañeras de pupitre virtual, con los que he tenido la oportunidad de contactar (y a los que desde aquí les deseo la mejor de las suertes en las calificaciones) a través de los distintos medios que las soluciones tecnológicas ponen hoy a disposición para comunicarse. En fin. Te dejo una instantánea del sitio donde me he alojado en estos días pasados, NH Collection Sevilla, con un agradable trato y unas instalaciones adecuadas, donde la familia ha aprovechado para darse un chapuzón en la piscina, el gimnasio y otros entretenimientos, mientras que el te escribe "hacía como que estudiaba". Como aspecto negativo, el buffet del desayuno lo he visto un tanto escaso, en comparación con el Viapol, de la misma cadena (ver “Veinte céntimos[3] o “Testing Weekend[4]). Fuente de la imagen: archivo propio.
__________________________
[1] Que antaño fue Granada y hoy es Sevilla.
[2] Velasco Carretero, Manuel. El vendedor más grande del mundo. 2013. Sitio visitado el 20/07/2015.
[3] Velasco Carretero, Manuel. Veinte céntimos. 2015. Sitio visitado el 20/07/2015.
[4] Velasco Carretero, Manuel. Testing Weekend. 2014. Sitio visitado el 20/07/2015.

domingo, 19 de julio de 2015

En nuestras cabezas

En la canción Zombie, de The Cranberries, se pregunta ¿Cuál ha sido nuestro error? Realmente ¿Quién está equivocado? Sí, tal vez cuando tanta hipocresía, mentira, crueldad, violencia… causa silencio, somos nosotros los que debemos estar equivocados y lo que está pasando, sólo está pasando en tu cabeza y en mi cabeza, porque no se nos ocurre otra explicación a tanto sufrimiento, tanta falsedad, tanta barbarie. Te dejo el vídeo Zombie, subido a Youtube y traducido por Yrsl25 (Fuente de la imagen: pixabay).

sábado, 18 de julio de 2015

Patologías de la competencia


Hace unos años, ya medios de comunicación como Forbes, se mofaban de los españoles por poner un impuesto al Sol. Kelly Phillips Erb, enOut Of Ideas And In Debt, Spain Sets Sights On Taxing The Sun, después de reflexionar acerca de los recursos invertidos en este sector por parte de España, con un porrón de horas de sol y un impulso sin precedentes de la energía vía capacidad fotovoltaica instalada, apuntaba en 2013 que la sobrecapacidad (diría cuestionable) generaba un déficit de tarifa de 26.000 millones y para solventar esta situación, algún iluminado del Gobierno de turno, en vez de pararse a analizar la verdadera situación monopolista del sector eléctrico, miró al Cielo, vio el sol, y pensó que la mejor manera de subsanar esos presuntos desajustes era con un tributo al astro rey, interviniendo en las políticas de competencia mediante impuestos y multas, a todas luces excesivas e injustas, que penalizan políticas durante décadas incentivadas y subvencionadas para el uso de paneles solares. Pero no pasa nada, estamos en España.

Me acordé de lo anterior porque anoche, en el marco de la disciplina del Derecho de la Unión Europea (UE), estuve repasando la política de competencia. Según recuerdo de mis desaparecidos apuntes de economía de primero de Empresariales (ver post “Confianza perdida”), nociones que coinciden con las actuales ideas claves, la competencia es una característica de las economías de libre mercado, siendo para los economistas la primera y más importante forma de ejercicio de la libertad de empresa. Los negocios bregan en el mercado por vender al mejor precio y con la mayor calidad posible, porque al final es el consumidor el que debe escoger y elegirá aquel producto que tenga la mejor relación calidad-precio. Pero la libertad absoluta de competir puede llegar a distorsionar el mercado, mediante prácticas perjudiciales, obviamente no reguladas, “patologías de la competencia”, redundando también en perjuicio del consumidor. Igualmente, la intervención del Estado en la libre competencia puede inclinar la balanza injustamente hacia una determinada empresa, grupo empresarial o sector, creando situaciones de agravio comparativo, es decir, de injusticia o desigualdad de oportunidades en el libre mercado. 

Y eso es lo que habrán pensado mis resplandecidos gobernantes, enfocados por luces que consumen millones de watios de energía eléctrica proveniente de recursos escasos y contaminantes: “intervengamos el mercado y de esa forma protegemos a la industria de siempre, manteniendo el abuso de su insultante posición dominante". Pero se me ocurren dos frentes de denuncia. Por un lado trabajar precisamente el abuso de posición dominante, con la connivencia del Estado español, ya que el artículo 102 del Tratado de Funcionamiento de la UE (TFUE) dice explícitamente que “Será incompatible con el mercado común y quedará prohibida, en la medida en que pueda afectar al comercio entre los Estados miembros, la explotación abusiva, por parte de una o más empresas, de una posición dominante en el mercado común o en una parte sustancial del mismo”. Por otro lado, recordar que según afirma el Tribunal de Defensa de la Competencia español, siguiendo la doctrina del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) en la sentencia Hoffman-La Roche, el abuso es “un concepto objetivo por el que la empresa dominante, recurriendo a métodos diferentes a los que constituye la competencia normal en las transacciones comerciales, amenaza el mantenimiento de la competencia existente en el mercado o el incremento de la competencia”. 

Y la otra vía sería, aunque a priori te pueda parecer absurda, también la denuncia al Estado español pero en este caso por ayudar a las eléctricas mediante impuestos (fondos estatales) a los usuarios de las energías renovables, todo ello en base al 107 TFUE, que establece que “serán incompatibles con el mercado común, en la medida en que afecten a los intercambios intracomunitarios, las ayudas otorgadas por los Estados o mediante fondos estatales, bajo cualquier forma, que falseen o amenacen falsear la competencia, favoreciendo a determinadas empresas o producciones...”. Los frentes de denuncia son variados y van desde la ilegalidad de las transferencias de recursos del Estado al sector, hasta la censurable acción de protección, mediante la consecución de una ventaja económica que las eléctricas no hubieran obtenido mediante un desempeño normal de su actividad productiva y comercial (Fuente de la imagen: pixabay).

viernes, 17 de julio de 2015

El beneficio de la pobreza

Diógenes de Sinope. Fuente: pixabay
Hace unos años, en el texto “Turno de oficio” te ofrecía algunas pinceladas de la justicia gratuita en mi país, nociones aprendidas en el marco de las disciplinas, felizmente superadas, Derecho Procesal I y II (un recuerdo desde aquí a mis profesores D. Tomás Aliste Santos y D. Eduardo Urbano Castrillo). Pues bien, en lo que llevamos de año, además de refrescar el procedimiento con motivo de los trabajos realizados para la Clínica Legal Unir-Fundación Fernando Pombo, en el marco del TFG, también he conocido su encuadre en el Derecho Privado Internacional, dentro de ley aplicable al proceso y de la mano de María del Ángel.

Aprovechándome de las ideas claves, te apunto que en el ámbito internacional, el beneficio de justicia gratuita, o beneficio de la pobreza, como la denomina Jaime Guasp, el Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH) en su artículo 6, apartado 3, letra C, garantiza el derecho del acusado a ser asistido gratuitamente por un abogado de oficio si no tiene medios para pagarlo, cuando los intereses de la justicia lo exijan. Asimismo, la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, en su artículo 47, establece que se prestará asistencia jurídica gratuita a quienes no dispongan de recursos suficientes, siempre y cuando sea necesaria para garantizar la efectividad del acceso a la justicia.

La exención de costas procesales queda sujeta a la Ley del país cuyos tribunales conocen del asunto[1]. El capítulo VIII LAJG[2] desarrolla en España la Directiva 2002/8/CE de 27 enero 2003, justicia gratuita en litigios transfronterizos, incluyendo tanto el asesoramiento previo a la demanda, como la asistencia jurídica y la representación letrada ante el tribunal, traducciones, gastos de desplazamiento, etc. El citado capítulo beneficia a los «ciudadanos de la UE», y también a nacionales de terceros países que residan legalmente de forma habitual en el territorio de un Estado miembro. 

Finalmente, en el plano internacional convencional, además de los convenios bilaterales suscritos por España y que contienen referencia a la misma, existen otros Convenios Internacionales y reglamentos comunitarios. A título orientativo te inventario algunos de estos convenios, sin que constituya tal relación un catálogo cerrado: Convenio sobre procedimiento civil, hecho en La Haya el 1 marzo 1954 (arts. 20-24), Convenio europeo de Estrasburgo de 27 enero 1977 relativo a la transmisión de solicitudes de asistencia gratuita, Convenio de La Haya de 25 octubre 1980 tendente a facilitar el acceso internacional a la justicia, Reglamento 1214/2012, Directiva 2002/8/CE de 27 enero 2003, Reglamento 2201/2003 (CE).

[1] En todo caso, debe recordarse que la jurisprudencia del TEDH ha remarcado el derecho a la asistencia jurídica gratuita como presupuesto necesario de una tutela judicial efectiva: STEDH 9 octubre 1979, caso Airey, STEDH 13 mayo 1980, Artico vs. Italia, STEDH 25 abril 1983, Pakelli vs. Alemania, entre otros. Esta cuestión, marcadamente de carácter procesal, cae bajo el artículo 3 de la LEC. Así, es nuestra ley la que determina en qué supuestos y bajo qué condiciones se otorga este beneficio.
[2] Introducido por la Ley 16/2005 de 18 de julio.

jueves, 16 de julio de 2015

Un nuevo Versalles

Portada de la copia inglesa del Tratado de Versalles. David Lloyd George, Woodrow Wilson and Georges Clemenceau Fuente: Wikipedia.
Escribe Yanis Varoufakis en su post “On the Euro Summit’s Statement on Greece: First thoughts”, que un nuevo Tratado de Versalles recorre Europa, neurálgica comparación cuando recordemos que ese pacto de 1919 fue considerado por los alemanes como dictatorial, por no decir denigrante, que ponía una bota de hierro al pueblo germano y que fue el caldo de cultivo de la Segunda Guerra Mundial. Coincido con Varufakis en que nunca antes la Unión Europea tomó una decisión de tal calibre, incluso en la escenificación, que socava de manera fundamental la integración europea y asesta un duro golpe a lo poco que queda del otrora proyecto de Unión Europea soñado por sus padres allá por la década de 1950.

Como dice Paul Krugman, no son los griegos los que están matando el sueño de Schuman de una Europa unida, es la propia Europa con Alemania a la cabeza. El Premio Nobel de Economía escribe en The New York Times, “Killing the European Project", que más allá de la tremenda dureza, es visceral el ansia de venganza que se percibe, destrucción de la soberanía nacional, concluyendo que la última Cumbre del Euro no ha sido otra cosa que un golpe de Estado en toda regla, #ThisIsACoup, obligando a Grecia a aceptar un armisticio peor que el que los alemanes tuvieron que firmar en 1919.

Por otro lado, a estas alturas no me sorprende, si bien me entristece, que organismos como el FMI, disponga de informes que avalan los planteamientos de Varufakis. Y de esa reunión informal de ministros de Economía y Finanzas de los Estados Miembros de la UE con la misma moneda común, Eurogrupo, para qué vamos a gastar saliva. Termino con la reflexión de Obama, días antes de que España fuera rescatada, recogida por Antonio Caño en El País “No todo puede ser recortar mientras el desempleo crece”, en el sentido que si estamos todo el tiempo ajustando, ajustando, ajustando... no llegamos a ningún sitio bueno, por lo que sería necesario flexibilidad para que las reformas echen raíces y aviven el crecimiento, única forma de posibilitar la generación de excedentes para devolver la deuda.

Te dejo un vídeo, subido a Youtube por tocamelaotravezsam, con la dramatización del tratado de Versalles de la serie "Las Aventuras del Joven Indiana Jones", que muestra fielmente la humillación realizada por los ganadores hacia Alemania al finalizar la Gran Guerra y que se considera la semilla del odio que posteriormente provocó la Segunda Guerra Mundial.

miércoles, 15 de julio de 2015

Fracasos y fracasos

Este dilatado tiempo de crisis que padecemos ha llevado y está llevando en mi país a muchos negocios a la suspensión de pagos, la quiebra y el cierre. Sí, el pozo de miseria en el que nos han metido los de siempre, absorbe cruelmente a proyectos empresariales que en otros escenarios menos mierdosos, hubieran triunfado. 

Pero presiento que hay fracasos en los que la crisis no es toda la culpable como nos quieren hacer entender, situaciones provocadas por la ineptitud de los responsables, que han incurrido en monumentales deslices en las distintas divisiones de su grupo empresarial y que al aparecer en escena el infortunio externo ha sido la pala que ha enterrado el rosario de ineptitudes y, obviamente, no han sabido reorientar sus estructuras organizativas y comerciales hacia caladeros más favorables, sencillamente porque no tienen ni pajolera idea. 

Sin embargo, tienen suerte estos energúmenos o vividores del cuento, puesto que tapan sus indecencias ejecutivas con la excusa ideal de la crisis. Si es que, como decía aquél, “unos nacen con estrella y otros estrellados” (Fuente de la imagen: pixabay).

martes, 14 de julio de 2015

Pan para hoy

Me recordó ayer Pepe (Gracias), por email, que la retención de IRPF en mi país, que se efectúa en las facturas emitidas por servicios PROFESIONALES, y que hasta ahora era del 19%, ha sido rebajada al 15% a partir del domingo 12 de julio (si quieres acceder a la información disponible en la Agencia Tributaria, clickea AQUÍ). También, dice el asesor que se debe tener en consideración los servicios profesionales recibidos de terceros, a los que se aplicará, igualmente, este 15% de retención de IRPF. A principios de julio ya lo leí en Noticias Jurídicas, “Rajoy adelanta al 1 de julio la rebaja del IRPF prevista para 2016”. El sábado, el BOE publicó el Real Decreto-ley 9/2015, de 10 de julio, de medidas urgentes para reducir la carga tributaria soportada por los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y otras medidas de carácter económico (si quieres acceder a la normativa, clickea AQUÍ), con la rebaja del IRPF junto a la bajada del recibo de la electricidad.

En la Exposición de Motivos, el legislador explica que la evolución favorable de la economía española hace posible adelantar seis meses la segunda rebaja en el IRPF. Igualmente, con todo lujo de presuntos detalles técnicos, se razona sobre la reducción de precios para los consumidores eléctricos. Se me pone la mosca detrás de la oreja cuando, a tiro de piedra de elecciones, los Gobiernos de turno utilizan el BOE como arma electoral, aunque a estas alturas de la película, el españolito de a pie, curtido en esta crisis (que o lo está matando o lo hará más fuerte), sabe de qué pierna cojea cada uno y se lee hasta las disposiciones transitorias y finales, como la transitoria única del susodicho Decreto Ley, que dice que los precios unitarios para la financiación de los pagos por capacidad regulados en el artículo 5 se aplicarán a efectos de facturación en el periodo desde el 1 de agosto de 2015 y hasta el 31 de diciembre de 2015. Así que, a buen entendedor… En cualquier caso, como diría el otro, “más vale pájaro en mano que ciento volando”, por no pensar el dicho “pan para hoy, hambre para mañana”, como les va a pasar a nuestros hermanos y hermanas griegos (fuente de la imagen del encabezado: pixabay).

lunes, 13 de julio de 2015

Solo sé que no sé nada

Europa y el toro de Gustave Moreau. Fuente: Wikipedia
Aprovechándome de la Wikipedia, me entero que Europa (Ευρώπη en griego) era hija de Agénor y de Telefasa, hermana de Cadmo, una princesa fenicia. Cuando estaba divirtiéndose con sus compañeras en la playa, Zeus la observó y acabó enamorándose de ella. Zeus se transformó en un toro blanco, tan manso, que Europa se acercó a él, puso flores sobre su cuello y finalmente se atrevió a montarlo; entonces, Zeus se levantó y cruzó el mar, llevándola a la isla de Creta, donde Europa dio a luz a Minos y a Sarpedón, con el cual regresó a Asia. Del nombre de esta mujer provendría el del continente. 

Después de esta introducción sobre el mitológico y hoy premonitorio origen de "Europa", paso a referenciarte la atribución al griego Sócrates de la célebre reflexión “Solo sé que no sé nada". Dado que este filósofo no escribió lo que meditaba, lo conocemos a través de su discípulo Platón, que en su Apología de Sócrates ofrece fragmentos de conocimiento como el de esa persona que, por una parte, cree que sabe algo, mientras que realmente no sabe nada y, por otra parte, aquella otra que tampoco sabe nada pero que tampoco cree saber algo. La ambigüedad en la interpretación de la cavilación se encuentra en que el pensador no está indicando que no sabe nada, sino que pretende hacer ver que no es posible saber nada con incondicional clarividencia, inclusive en las cuestiones que creemos estar totalmente seguros o, “sí o sí”, pensamos que llevamos la razón. 

Todo lo anterior es la abstracción que rondó en la mollera anoche, después de escuchar las noticias sobre Grecia y Europa y antes de visitar el reino de Morfeo. Pilar Jericó apunta en El País, “Solo sé que no sé nada”, que la reflexión de Sócrates no es fácil en absoluto, porque somos humanos e imperfectos y cuando estamos muy seguros de todo caminamos con una actitud de superioridad, insistiendo en encajar la realidad a nuestras expectativas. A la vista de los vaivenes de las instituciones europeas y la presunta división de los países que conforman la Unión Europea ante la situación de Grecia, ese cáncer abstruso de saber que lo saben todo es lo que deben padecer algunos líderes europeos ante la crisis griega. 

Ya he escrito en este sitio sobre el tema. Textos como “La legitimidad del BCE” o “La UE ha muerto, viva Europa” son buena prueba de ello, por lo que no voy a ser más pesado en esta mañana de lunes, sólo iré finalizando con otra observación de Sócrates, aquélla en la que pretendía cambiar la óptica de Menón, el cual creía sólidamente en su propio dictamen, pero cuya reivindicación de saber desaprobaba el filósofo ateniense: “y ahora no sé qué es la virtud; tú quizás lo sabías antes de hablar conmigo, pero ahora eres ciertamente igual a uno que no sabe”. Tal vez, a la vista de lo que está sucediendo en Europa con Grecia, el grexit sería lo mejor para los griegos, porque peor que están no van a estar y, por el contrario, podría ser la antesala de otro futuro distinto, menos malo y más esperanzador, fuera de la órbita de la ingrata, hipócrita, despiadada y cruel Unión Europea, cada vez más lejos de la otrora Ευρώπη que conoció a Zeus y con la que probablemente soñó Schuman (ver post "Serena e integradora").

domingo, 12 de julio de 2015

Redondo en lo global

Con menos calor que otros días, agradable velada la que disfruté ayer, acompañado de Juan y familia. Trajo una caja de Ribera del Farbes tinto crianza, de Bodegas Pago de Almaraes, que no tenía el gusto de conocer y que según Juan se encuentra situada en las faldas de la cara norte de Sierra Nevada, con un método para la crianza que utiliza el ambiente natural de cuevas de arcilla. En el caso del tinto que saboreamos, elaborado con Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Syrah y Merlot, acumula un envejecimiento de seis meses en barricas de roble americano y francés.

En cuanto a la cata, sorprende su crecido rojo picota con flecos violetas. Saluda al olfato mediante breves fragancias tostadas, antesala de un crisol de esencias de moras, arándanos… Y en gusto, redondo en lo global, suculento y armonioso en lo local o puntual, con reminiscencias conclusivas del torrefacto detectado previamente en la fase de nariz. Lo maridamos con ventresca de bonito y chuletas de cordero. Te dejo un vídeo de presentación de la bodega (Fuente de la imagen: elaboración propia).

sábado, 11 de julio de 2015

De postillas y apostillas

Una Apostilla de la Haya expedida por el Estado de Alabama. Fuente: Guifa para Wikipedia.
Escuchando a la profe de Derecho Internacional Privado (DIPr) explicar en la clase de repaso la importancia de la Apostilla, recordé las postillas de la niñez, esas formaciones cutáneas temporales, de color rojizo marrón, que surgían tiempo después del rosario de porrazos y, sobre todo, generosos arañazos al transcurrir entre zarzas, rosales y resto de plantas espinosas o cortantes, en muchos casos, sin darme cuenta. En la encostración las plaquetas y la sangre que abrigaba las heridas, al cicatrizar actuaba de barricada preservadora para que la piel se fuera regenerando. Realmente, la postilla o costra está formada por la secreción, la purulencia y la sangre drenados. La formación de la costra se encuentra integrada dentro del proceso biológico de la cicatrización que sigue su ritmo natural, pero el niño era tan impaciente que no paraba de importunar la postilla protectora hasta el punto que en más de una ocasión se desprendía antes de tiempo y afectaba a la sanación, volviendo a empezar el proceso, cuando no se infectaba más de la cuenta.

Y en cuanto a la Apostilla, tiene relación con un método menos caro de legalización de documentos, verificando su autenticidad en el marco del DIPr, aprobado en un Convenio que se firmó en 1961 en la Haya (Holanda), donde también se sustituyó la exigencia de legalización de los documentos públicos extranjeros por un solo acto que consiste en la estampación de la apostilla[1], certificación de un documento para que tenga validez en los países firmantes de la Sección de Apostillas de la Convención de la Haya, por lo que si el país donde se necesita utilizar el documento no pertenece a ella, entonces será necesaria una legalización de Embajada. Mediante la Apostilla, Apostille[2], la autoridad del Estado de origen del documento certifica que las firmas que constan en el mismo son auténticas y que las personas que lo han firmado están, efectivamente, revestidas de «autoridad pública»: se evita así una «legalización firma por firma» del documento. La apostilla en sí está exenta de toda legalización. Asimismo, se expide a petición del signatario o de cualquier portador del documento y se coloca sobre el propio documento o en una prolongación del mismo. Debe acomodarse a un modelo anejo al Convenio[3]. Si quieres más información, clickea AQUÍ y te llevará al Ministerio de Justicia español.

[1] Art. 1 del Convenio: “La presente Convención se aplicará a los documentos públicos que han sido ejecutados en el territorio de uno de los Estados contratantes y que deben ser exhibidos en el territorio de otro Estado contratante. Para fines de la presente Convención, los siguientes serán considerados documentos públicos: a) Documentos que emanan de una autoridad o funcionario y relacionados con las cortes o tribunales del Estado, incluyendo aquellos que emanan del Ministerio Público, de un Secretario o de un Agente Judicial; b) Documentos administrativos; c) Actas notariales; y, d) Declaraciones oficiales como menciones de registro, visados de fecha fija y certificados de firma, insertadas en un documento privado.”
[2] El título «Apostille (Convention de La Haye du 5 de octobre 1961)» deberá estar en idioma francés.
[3] A tenor del artículo 4, párrafo segundo del Convenio, la apostilla podrá ser redactada en el idioma oficial de la autoridad que lo emite. Los términos estándar que aparecen en la misma pueden también estar en un segundo idioma.

viernes, 10 de julio de 2015

El botón de los éxitos

Fuente de la imagen. geralt en pixabay
Antes de la primera burbuja tecnológica, ya escribió el incombustible y sobreviviente Tom Peters, que aquellos negocios soportados en el enfoque de mejora o reestructuración de metodologías tradicionales, estaban de capa caída, por no decir que iban cuesta abajo y sin frenos y que lo que debía estilarse es la re-imaginación de los modelos organizativos y comerciales, a base de ideas originales y no remasterizadas de otras en desuso. 

Ahora bien, debo tener presente que sólo un porcentaje muy pequeño de las numerosas ideas que se me ocurran, podrán ser implantadas con éxito. Recuerdo ahora el postEl mejor diseño de la mejor idea[1], para trasladarte que también influye el cruce entre una interesante idea y el instante apropiado para desarrollarla. 

La cuestión se encuentra en generar continuamente representaciones de futuribles concepciones de negocio y ponerlas en prácticas una tras otra, dentro de un mínimo desorden y si los presupuestos y los riesgos a correr lo permiten. En el rosario de fracasos surge, de higo a breva, el botón de los siempre relativos éxitos (Imagen incorporada con posterioridad; Fuente: geralt en pixabay).
_______________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. El mejor diseño de la mejor idea. 2013. Sitio visitado el 10/07/2015.

jueves, 9 de julio de 2015

Ni está ni se le espera

En el post “La UE ha muerto, viva Europa”, te preguntaba dónde estaba el Parlamento Europeo y a punto estuve de escribir la consabida frase que pasará a la historia (Ignacio Camacho, ABC: “La frase que paró un golpe de Estado”): “ni está ni se le espera”. Pues bien, después de algunos comentarios interesados previos al referéndum de Grecia, por parte de Shultz, ayer vi a Tsipras dirigirse a esa institución (Pablo R. Suanzes, El mundo: “Tsipras: La crisis griega representa la impotencia colectiva de Europa”), que se dice está presidida por el principio de democracia representativa y pluralismo político. 

Pero ahora que no me escucha mi profesora de Derecho de la Unión Europea, no veo materializado en esta institución el poder de los ciudadanos y ciudadanas europeos, sino más bien representantes elegidos por el pueblo europeo pero simples marionetas del poder de los Estados Miembros, volviendo su naturaleza a la configurada en los originarios tratados constitutivos, es decir, una Asamblea Parlamentaria exclusivamente consultiva que por aquellos entonces, al menos, estaba formado por los parlamentarios de los Estados miembros designados por sus propios Parlamentos. En fin. A estas horas del alba, sigue rondándome en la cabeza la frase apuntada en el anterior párrafo: “ni está ni se le espera”. 

Con el ánimo de ser objetivo, te dejo un vídeo didáctico confeccionado por europarltv, para que no te confundan los papeles que desempeñan las diferentes instituciones principales de Europa.

miércoles, 8 de julio de 2015

¿El fin justifica los medios?

Fuente de la imagen: linkingArtist en pixabay
En textos como “Cambiar el statu quo”, “Falta de escrúpulos” o “Discutidas Leyes del Poder”, te referencié, de una u otra forma, ideas y comentarios acerca del renacentista Maquiavelo y su controvertido, pero siempre respetable, pensamiento, aunque algunas de sus ideas me cueste digerirlas. Se le atribuye a este filósofo frases como “el fin justifica los medios”, que si bien no hay evidencia escrita de tal observación, Stanley Bing, en What Would Machiavelli Do?[1], que traducido con mi inglés de los Montes de Málaga es algo así a ¿Cómo actuaría Maquiavelo?, lo parafrasea escribiendo que el fin justifica la indecencia, la bajeza y la inmoralidad de los ricos y poderosos. Así nos va, Stanley.

Pero, claro, también cabe el comentario que, en línea con las reflexiones de Bing, me trasladó ayer un contacto liberal hasta la médula: “Manuel, si no te gusta, debes superarlo y no ser tan sentimental, porque las cosas son de esa manera y si no tienes las vísceras para transitar el trayecto de la elucidación lucrativa de los poderosos, apaga y no te engañes”. ¡Uf! Pregunta Stanley: ¿Qué concebiría Maquiavelo? Y él mismo se responde: Enredaría para dominar, vencer, ganar. ¿Qué es lo que no haría? No actuaría como un inepto, estúpido o cretino.

Concluyendo, sigo pensando que, incluso en la vía sugerida por Maquiavelo a lo largo de su obra escrita, y que puede resumirse en esa frase, "el fin justifica los medios", es obvio que la circunspección, la compostura y la ponderación también son inexcusables porque su desprecio y ninguneo, nos llevaría a la destrucción de la especie y su entorno, a no ser que precisamente vayamos caminando hacia ese negro horizonte (Fuente de la imagen, pixabay, by hikingArtist) .
_______________________________
[1] Bing, Stanley. What Would Machiavelli Do? The Ends Justify the Meanness. Publisher: HarperBusines. 2004.

martes, 7 de julio de 2015

¿Juiciosa o manipuladora?

Corría enero de 2011 cuando en el post “La esencia” te comentaba de pasada la, entonces, novedosa estrategia de marketing 3.0, que la conocí años atrás por consejos del tipo de Philip Kotler, recogidos en sitios como CNNExpansión (Los 5 consejos sobre marketing 3.0), marketing directo (Philip Kotler: marketing 3.0 = del cliente a la persona) o Focusconferencia (Philip Kotler over Marketing 3.0). Pues bien,  todo eso está ya desfasado. Ahora andamos en clave intelectual, por no llamarlo, craneal. El domingo me terminé de hojear el texto de David Lewis, prestado por Paco (Gracias, se devolverá), The Brain Sell: When Science Meets Shopping; How the new mind sciences and the persuasion industry are reading our thoughts, influencing our emotions, and stimulating us to shop[1], que traducido con mi ingles de los Montes de Málaga es algo así como “La venta juiciosa: cuando la ciencia se congrega con la comercialización; cómo los nuevos avances sobre la mente y las fábricas de la persuasión se asocian para interpretar nuestros pensamientos, que influyen en nuestras emociones, empujándonos a la compra”. 

A punto he estado de traducir “The Brain Sell” por “La venta cerebral” o “La venta manipuladora”, pero he preferido utilizar “juicio” o discernimiento” que “cerebro”, porque no cabe duda que la neurociencia cognoscitiva coge cada vez más terreno en los campos comerciales o marketenianos y hay que pensar en positivo (juicio), no en negativo (manipulación). Lejos queda (año 2008) el post “Neuromarketing” y un poco más cerca “Neuroeconomistas” y más recientemente “Miedo a la inteligencia social”, con la referencia de Goleman sobre la emergencia de la neurociencia social. Todo dirigido a trasladarte la importancia e inquietud del uso de los avances tecnológicos de análisis cerebral en el desarrollo de campañas comerciales. Obviamente, la línea entre la información focalizada y la manipulación personalizada es fina, por no decir difusa. Lewis nos detalla los últimos descubrimientos en el área de la neurociencia y cómo los profesionales de la publicidad, la comercialización y el marketing están cultivando esas investigaciones y aplicándolas a sus respectivas especialidades (Fuente de la imagen: pixabay).

[1]  Lewis, David. “The Brain Sell: When Science Meets Shopping; How the new mind sciences and the persuasion industry are reading our thoughts, influencing our emotions, and stimulating us to shop”. Editorial Nicholas Brealey Publishing. 2014.

lunes, 6 de julio de 2015

¡Ay! ¡Comodato, comodato!

Si eres follower de este sitio, conocerás las colaboraciones cuando era peque en las labores ganaderas y agrícolas de la familia (ver "Aperos emocionales" o "Pastor y porquero"). Pensando en Varufakis, cual "destripaterrones" de los campos de intransigencia europeos (por cierto, según escribe en su blog, dimite para facilitar la negociación), traigo esta mañana a colación el recuerdo de una herramienta que mi progenitor llamaba “araño” (grada), que se utilizaba para deshacer los surcos previamente generados por el arado. Enganchado a una pareja de mulos, las púas de hierro literalmente iban arañando el suelo labrado. Como la coordinación no entrañaba riesgos excepcionales, me asignaban la tarea con la instrucción de que fuera delante de los animales, pero me gustaba ir detrás montado entre los ejes (incrementándose considerablemente el peligro para un niño de diez años), imaginándome romano en una carrera de cuadrigas, lo que me generaba más de una paliza porque, claro, además del riesgo a un accidente, en vez de hacer pasadas paralelas, aquello parecía un cuadro de Picasso dibujado en la parcela. Además del recuerdo del ministro griego que intentó arañar una Europa de grandes terrones ¿Por qué te cuento lo anterior? El sábado, mientras leía la figura del comodato, me acordé del araño y de todas las agradables vivencias (las azotainas se olvidan), puesto que esa herramienta se la prestaban a mi padre y terminada la tarea era devuelta al propietario, sin cargo alguno (la costumbre de la buena gente del campo).

Aprovechándome de las ideas claves leídas, el comodato es aquel contrato por el que una de las partes, comodante, entrega a otra, comodatario, una cosa no consumible para que sea usada por cierto tiempo y luego devuelta[1], conociéndose también como “préstamo de uso”. Lógicamente, la otra parte no adquiere la propiedad de la cosa entregada, que pertenece al comodante, sino el uso de ella[2], salvo que se hubiera pactado otra cosa, por ejemplo, respecto a los frutos. Un punto importante a tener en cuenta es su carácter esencialmente gratuito, ya que si media precio no estaríamos ante un comodato, sino que nos encontraríamos con un arrendamiento de cosa[3]. La duración del acuerdo es determinada[4], pero si no se fijase el tiempo, durará hasta que concluya el uso pactado o la costumbre del lugar. En cuanto a su encuadre jurídico, decir que se cataloga como contrato unilateral, pues las obligaciones esenciales del contrato surgen solo para una de las partes; si bien el comodante tiene ciertas obligaciones, pero éstas la doctrina las califica como accesorias. Finalmente, a ver si este post es leído por el comodatario que todavía tiene en su poder mis apuntes de la Escuela de Empresariales (ver post "Confianza perdida") y se digna devolverlos al comodante. ¡Ay! ¡Comodato, comodato! La imagen del encabezado es de una grada tirada por caballo, ilustración de Les Très Riches Heures de Duc de Berry, (encuadrada en el periodo 1412-1416), cargada en la Wikipedia por Petrusbarbygere.

[1] Art. 1.740 Código Civil español (CC).
[2] Art. 1.741 CC.
[3] Art. 1.543 CC.
[4] Art. 1.740 CC.

domingo, 5 de julio de 2015

Héroes

Hace ya unos añitos, el retazo del partidazo de pala que te dejé en el post del mismo nombre, “Jugando a la pala”, recogía casualmente de fondo unos segundos de música de David Bowie. Pues bien, ahora que mis profes no merodean, te diré que ayer estuve estudiando mientras sonaban una y otra vez canciones de este artista, que me flipan un montón, sobre todo las del álbum “Best of Bowie” (si quieres escucharlo, clickea AQUÍ), aunque no le hago ascos a ningún otro recopilatorio. No sé si los conceptos de las ideas claves quedaron todos asentados en las escasas neuronas memorísticas que me quedan (los resultados de los exámenes lo confirmarán o no), pero las melodías de este animal musical seguro actuaron de pegamento a algunas de las nociones jurídicas. Y es que hay algunas canciones de Bowie que literalmente me vuelven loco. Es un fuera de serie. Soy fan desde principios de la década de los ochenta del siglo pasado. También me recuerda a un extinto amigo, que ya no está con nosotros. Te dejo el vídeo con la canción Héroes, directo berlinés en el año 2002, subido a Youtube por senogibalc, que se lo dedico al pueblo griego (Si quieres acceder a todo el concierto, clickea AQUÍ)

sábado, 4 de julio de 2015

¿Quién ha dicho abuso?

En el marco de Derecho Privado de los Contratos II, durante el mes de junio he estado participando en un foro sobre cuestiones controvertidas y actuales del préstamo y la financiación. Iniciaba Beatriz la madeja de los hilos de intervención preguntando si se ha abusado de la financiación externa o bancaria para cualquier actividad ordinaria y no sólo para imprevistos, ya fueran préstamos para la casa para el coche, para las vacaciones, para la comunión del niño, para los estudios… En síntesis, sobre los efectos de ese posible abuso de financiación y de la práctica generalizada de financiar todo en la actual crisis económica. Indudablemente, a estas alturas de la película de la crisis actual que estamos padeciendo a nivel global y en específico en España, no cabe duda que la manga ancha de la concesión crediticia por parte de las entidades financieras en la primera década del siglo XXI, con la complicidad de las entidades tasadoras, ha sido una de las desencadenantes de la grave situación financiera que padecen muchas familias y, en menor medida, empresas en nuestro país. 

Esta reflexión también es de aplicación en específico a la compra de vivienda y su “loca” financiación vía hipoteca, que ha llevado al españolito de a pie a un sobreendeudamiento “¿irreal?” en el que, inicialmente, era un convidado de piedra (al estar en manos del triángulo amoroso formado por las inmobiliarias, los bancos y las tasadoras, en muchos casos en manos de los propios bancos), pasa a ser el primer y, tal vez, único damnificado de esta ya no tan presunta estafa monumental. Ante tanto despropósito, clama al cielo la falta de sensibilidad, desde que se es consciente de la gravedad, del legislador de turno en atenuar el calvario injusto de tantas familias, más preocupado en sanear los balances de las entidades financieras con cargo a las arcas públicas.

Y explotó la burbuja, primero en EEUU y luego en Europa, con España como estrella invitada de todo este desaguisado. Aquellas economías, como la española, que sustentaron el crecimiento económico fundamentalmente en el “ladrillo”, están sufriendo más que aquellas otras con una diversificación más razonada y razonable. Obviamente, los “usos y costumbres” del sistema bancario vuelven al redil del que nunca debían haber salido, unido a una restricción del crédito consecuencia de sus propios saneamientos y los círculos viciosos de compra y refinanciación de las deudas de los estados, generando mercados presuntamente ficticios o circulares (BCE – Banca Privada – BCE y vuelta a empezar). Y en medio de todo, el ciudadano y la ciudadana de a pie, sea griego, español o portugués, y la masa de pymes y autónomos, que le llueven tortas por todos los lados (recortes, más impuestos, paro, desahucios…), verdadero y probablemente único damnificado, reitero (Fuente de la imagen: pixabay).