miércoles, 15 de julio de 2015

Fracasos y fracasos

Este dilatado tiempo de crisis que padecemos ha llevado y está llevando en mi país a muchos negocios a la suspensión de pagos, la quiebra y el cierre. Sí, el pozo de miseria en el que nos han metido los de siempre, absorbe cruelmente a proyectos empresariales que en otros escenarios menos mierdosos, hubieran triunfado. 

Pero presiento que hay fracasos en los que la crisis no es toda la culpable como nos quieren hacer entender, situaciones provocadas por la ineptitud de los responsables, que han incurrido en monumentales deslices en las distintas divisiones de su grupo empresarial y que al aparecer en escena el infortunio externo ha sido la pala que ha enterrado el rosario de ineptitudes y, obviamente, no han sabido reorientar sus estructuras organizativas y comerciales hacia caladeros más favorables, sencillamente porque no tienen ni pajolera idea. 

Sin embargo, tienen suerte estos energúmenos o vividores del cuento, puesto que tapan sus indecencias ejecutivas con la excusa ideal de la crisis. Si es que, como decía aquél, “unos nacen con estrella y otros estrellados” (Fuente de la imagen: pixabay).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel