viernes, 10 de julio de 2015

El botón de los éxitos

Antes de la primera burbuja tecnológica, ya escribió el incombustible y sobreviviente Tom Peters, que aquellos negocios soportados en el enfoque de mejora o reestructuración de metodologías tradicionales, estaban de capa caída, por no decir que iban cuesta abajo y sin frenos y que lo que debía estilarse es la re-imaginación de los modelos organizativos y comerciales, a base de ideas originales y no remasterizadas de otras en desuso. 

Ahora bien, debo tener presente que sólo un porcentaje muy pequeño de las numerosas ideas que se me ocurran, podrán ser implantadas con éxito. Recuerdo ahora el post “El mejor diseño de la mejor idea”, para trasladarte que también influye el cruce entre una interesante idea y el instante apropiado para desarrollarla. 

La cuestión se encuentra en generar continuamente representaciones de futuribles concepciones de negocio y ponerlas en prácticas una tras otra, dentro de un mínimo desorden y si los presupuestos y los riesgos a correr lo permiten. En el rosario de fracasos surge, de higo a breva, el botón de los siempre relativos éxitos (Fuente de la imagen: pixabay).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel