miércoles, 31 de octubre de 2012

Periodo sabático

Fuente de la imagen: archivo propio
Interpretando la definición de la RAE[1], a la CBI[2] y a Haag Herbert[3], el año sabático era una costumbre agrícola muy respetada y permitía dejar la tierra sin trabajar para su reposición, en barbecho, después de 6 años consecutivos de cosecha. Actualmente, se denomina año sabático al período de tiempo en el que una persona decide dedicarlo completamente a intereses personales, dejando a un lado sus responsabilidades laborales y/o académicas. Con la que está cayendo y un contacto me comentaba ayer su decisión de tomarse un periodo sabático. Quiere cargar pilas, descansar largo y tendido y regenerarse en su actividad profesional, para reinsertarse con más ganas y ánimos. Inquirí sobre si lo había pensado bien. Me recordó lo que había ejecutado ejecuté hace unos años, cuando llamó a la puerta la paternidad en el sentido literal y decidí reducir sustancialmente lo laboral, profesional, empresarial e institucional. Ahora que recuerdo, él fue uno de los pocos que me apoyó. Evoco que a algunas amistades y familiares no se los expliqué bien o no lo quisieron entender, porque expresaron que no era precisamente el momento por la carga familiar, tachándome de cabeza loca. Reconozco que hubo lapsos en los que dudé y otros en los que los fantasmas de no tener trabajo me visitaban y lo pasé "regulín", pero si lo tienes claro y debidamente programado, superas los miedos. 

Al final, me comí los ahorrillos y me endeudé un poco. Bajé el pistón de lo profesional, pero sin perder el contacto, dedicándome a trabajos puntuales relacionados con la reorganización y la docencia. Te adaptas al presupuesto que hay y descartas o pospones gastos e inversiones que no son imprescindibles. En el año 2007 costó un poco retomar la velocidad de crucero en lo empresarial, puesto que estábamos a las puertas de esta crisis que hoy nos ahoga, pero mereció la pena el periodo dedicado a los primeros años de vida del querubín y a la familia, disfrutando de instantes inolvidables y de valor incalculable. No sé si tuve suerte o no (creo que en el relativo éxito influyó bastante una planificación previa), pero si tuviera que recorrer ese camino de nuevo, lo volvería a transitar si se dieran los requisitos y condiciones mínimas, tanto en lo económico como en lo social y emocional. En lo laboral volví a darme cuenta de lo prescindibles que somos y que sólo puede permanecer cierta relativa "imprescindibilidad" en cuanto a la forma de ser como personas, según me reconoció posteriormente un exjefe que volvió a ofrecerme trabajo (Gracias). Por lo demás, la vida sigue su curso. 

Estos años de premeditada baja actividad laboral también posibilitaron como un crecimiento interior y un cambio o modulación exterior. Ahora que lo pienso, realmente de sabático tuvo poco, puesto que no solo me ocupé de aspectos espirituales y físicos (adelgacé unos cuantos kilos), sino de regeneración de perspectivas profesionales, práctica en esto de Internet y las Redes Sociales (buena prueba es el martilleo blogosferico que te propino desde 2003) y estudio del futuro laboral y empresarial que nos iba a deparar, conocimiento que posteriormente permitió volver a retomar la senda del trabajo, reduciendo el riesgo al desastre. Por otro lado, aspectos como recrearse en las tareas domésticas (me encantaba preparar los potitos, llevar y recoger de la guardería, escuchar despertarse de la siesta…), leer o pasear son tremendamente positivos. En resumidas cuentas, si lo tienes claro y puedes, adelante, pero programándose adecuadamente y disfrutando cada momento como si fuera el último de tu vida. Finalmente, recuerda que el sol vuelve a salir cada día (fuente de la foto: elaboración propia).
_________________________________________
[1] Real Academia de la Lengua (RAE). Año sabático.
[2] Confederation of British Industry survey, 2005.
[3] Herbert Haag (Hrsg.). Bibel Lexikon. Benziger, Zürich 1982.

martes, 30 de octubre de 2012

Paquita la peluquera

Fuente de la imagen: OpenClipars-Vectors en pixabay
O dicho de otra forma: “Un hipotecón a Manolón”. Te transcribo la opinión de José Maria Gay de Liébana (Economista, Profesor Titular en Universidad Barcelona, Doctor en Economía Financiera y Contabilidad y Administración de Empresas y Doctor en Derecho, en la mesa de debate de las XIX Jornadas Tributarias de la Comunidad Valenciana (28 de Septiembre de 2012, Centro de Congresos 'Ciutat d'Elx', Elche, Alicante), sobre la situación actual de España:

“Éste es un país de chorizos, lo digo con todo el respeto... y el pueblo tiene que decir ¡basta! El Gobierno está propiciando el fraude fiscal. Son unos ineptos. Ni la patronal ni los sindicatos son independientes, están todos comprados con subvenciones. La gente de más de 45 años que esté en el paro no volverá a trabajar nunca más. Nuestros universitarios se van de este país, en los centros estamos preparándolos para que se vayan a trabajar a Alemania y Estados Unidos. Yo, seguramente, me iré, porque un país que no tiene capacidad de reacción, que no hay sentido de la revolución como tiene que ser... ¡Venga a desaparecer las empresas, venga a subir los impuestos, venga el IVA! …”

Te podrá caer mejor o peor este doctor en Económicas y en Derecho, pero no hay lugar a dudas que sus reflexiones hacen pensar. Te dejo una lista de reproducción con algunas de sus intervenciones en la jornadas. Imagen incorporada con posterioridad; fuente: OpenClipart-Vectors en pixabay.

lunes, 29 de octubre de 2012

Atrapar tiempo

Fuente de la imagen. mozlase_ en pixabay
En torno a un tinto de uva syrah, ayer le comentaba al contacto Alonso lo rápido que se me pasa el tiempo, ya sea en lo laboral como en lo personal. Intento atraparlo, ralentizarlo… pero sigue su curso, impasible, como las palomas blancas cruzando el horizonte. 
En la sobremesa, llegué al artículo de Chris Brogan en Entrepeneur,  “How to Find More Time in Your Day[1], sobre cómo liberar más tiempo en la jornada. Hay un fondo de lógica en algunas propuestas, pero otras no percibo la razón. 

Te explico. Por ejemplo, propone Chris que centre las visitas a Facebook, Twitter… en determinado momento y no estar picoteando. Por la mañana lo cumplo, ya que reviso los sitios antes de escribirte, pero en la tarde soy más anárquico. Lo de un tercio a buscar nuevos clientes, un tercio a realizar tareas y un tercio a dedicárselo a los clientes actuales, depende del día o del proyecto.

Por lo demás, no veo en qué me puede beneficiar tener más tiempo el dar las gracias a unas cuantas personas, aparecer en los medios de comunicación o responder por escrito como Obama, pero lo intentaré a ver si se obtienen resultados tangibles. Que esta semana te sea beneficiosa en lo laboral, empresarial, profesional o institucional, según proceda (fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: mozlase_ en pixabay.
_________________________________
[1] Brogan, Chris. How to Find More Time in Your Day. Enrepreneur. 2012.  Sitio visitado el 29/10/2012.

domingo, 28 de octubre de 2012

Economía de guerra

Fuente de la imagen: rvs/2011
Como anillo al dedo viene a ser el título del artículo de Carmen Sánchez-Silva en El País, “Economía de guerra[1], para describir la actual situación económica y social en mi país (España). Interpretando a Chris Trueman[2], se denomina economía de guerra a la que se aplica en momentos históricos de fuertes convulsiones violentas o en periodos de extrema autarquía. Entre las actuaciones fundamentales, se encuentran el control exhaustivo de la política monetaria que evite los procesos de hiperinflación, favorecimiento de la autarquía, medidas de ahorro del consumo energético, cambios en la política agrícola que dirigen los cultivos y la industria transformadora hacia la producción de grano y, en general, cultivos que aporten una alta cantidad de hidratos de carbono…

¿Cómo puede subsistir un país donde uno de cada cuatro habitantes se encuentra en paro, que vive un proceso de empobrecimiento de su sociedad, en el que la renta media desciende, no existe convergencia con la evolución de los precios y las desigualdades sociales crecen a la velocidad de la luz? Si no fuera por las redes familiares, ya estaríamos dándonos de tortas en la calle por un mendrugo de pan. Pero a las familias se les agotan los recursos y si el gobierno de turno no actúa con políticas de empleo no activas, sino efectivas, y otras básicas baterías de acciones para regenerar la economía, caminamos hacia un tremendo desenlace (Fuente del dibujo: elaborado por un peque de siete años en diciembre de 2011, imagen utilizada como presentación del recopilatorio "En el fragor de la batalla"[3]).
____________________________________
[1] Sánchez-Silva, Carmen. Economía de guerra. El País. 2012. Sitio visitado el 28/10/2012.
[2] Trueman, Chris. "The Nazis and the German Economy". History Learning Site. 2012. Sitio visitado el 28/10/2012.
[3] Velasco Carretero, Manuel. En el fragor de la batalla. 2011. Sitio visitado el 28/10/2012.

sábado, 27 de octubre de 2012

Lo Local con lo Virtual

Fuente de la imagen: elaboración propia
Interesante debate al que asistí ayer entre tres contactos que no puedo publicitar o linkear, sobre las ventas en Internet. Me sorprendió la tesis defendida sobre que el comercio minorista europeo en general y malagueño en particular, obligado por la crisis, se está reinventando a marchas forzadas, adaptando su escaparate real y conformando el virtual, preservando las tradiciones pero no ignorando la Red. Si eso fuera así estaría muy bien y abonaría la idea de vuelta a lo cercano, lo local, es decir, el comercio minorista. Y si añadimos que dentro de poco los recursos energéticos para el transporte y la distribución se reducirán drásticamente, pues... Por la tarde, otro contacto me decía que el problema de determinado subsector empresarial era el vender sus productos en su ámbito territorial. En la misma línea que lo anterior.

Por tanto, la idea del Mercado Único Europeo quedaría en un segundo término, por la imposibilidad de sacar ventaja del concepto comercial que contiene ese instrumento diseñado por los políticos. Empieza a cobrar fuerza lo local en lo global, vía Internet y en lo global no sólo está Europa, sino el resto del mundo. Esa vía se instrumentaliza con el enfoque que antesdeayer comentaba a otro contacto: Las Oficinas de Información Comercial Virtual (OICV), ya estudiadas hace una década, que dirigen al visitante hacia los Centros Comerciales Abiertos Virtuales (CCAV), diseñados como si fueran Second Life, sin ser Second Life, puesto que el avance tecnológico hoy lo permite. Bueno, te dejo. Me voy a ver qué hace Fernando Alonso hoy en la Fórmula I (Fuente del dibujo: elaboración propia).

viernes, 26 de octubre de 2012

Delirio colectivo

Hace unos días, a través del contacto Juan Carlos, llegué al corto “Psicópolis”, dirigido por Miguel Mérida, ganador del premio del público y de la mención especial en el Festival de Málaga 2011. Después de visionarlo y de percibirlo un tanto engreído e incómodo pero con mensaje, decido incrustarlo en el blog este viernes, por si es de tu interés. Subido a Youtube por miguihendrix (si eres contacto en Facebook, ya te lo dejé en mi muro).

Por si no quieres dedicar veinte minutos, te transcribo la sinapsis. Un profesor de psicología imparte una clase que sus alumnos nunca olvidarán. La psicología es una mera excusa para plantear algunas ideas controvertidas sobre el funcionamiento de nuestra sociedad. El profesor, en interacción continua con los estudiantes, despliega una serie de estrategias que ponen en duda el propio tejido de la realidad. Si puedes, recarga pilas en este fin de semana (Fuente de la imagen: película).

jueves, 25 de octubre de 2012

Los Siete Magníficos

Fuente de la imagen: Kreize001 en pixabay
Al igual que ayer, hoy debería titular este post: “Contento[1], porque sigo contento. Te explicaré el porqué. En “Pijo ácrata[2], te trasladé mis impresiones acerca de los comentarios del juez Pedraz. Pues bien, hoy me obligo a opinar acerca del informe de un grupo de jueces sobre los abusos del sistema de desahucios (Leído en ABC, El País).

Con anterioridad, organismos como la ONU han criticado la ligereza y mala praxis de los bancos españoles. Ahora siete jueces, que habrá que llamarlos “Los siete magníficos”, se han atrevido a cuestionar esos torticeros usos y prácticas del sistema bancario en todo lo que ha rodeado y propiciado la burbuja inmobiliaria, con la complicidad o contubernio del gobierno de turno.

Sugiero su lectura, aunque sea a través de lo que los medios de comunicación publican. Lo que puede suceder es que el máximo órgano de los jueces se desmarque de ese documento y sea objeto de mobbing y arrinconamiento. Pero quiero pensar que algo está cambiando en ese poder del Estado español.

Te dejo la música de la película “Los Siete Magníficos”, concierto: "Voces para la Paz" (Músicos Solidarios), celebrado en el Auditorio Nacional de Música de Madrid, el  12 de junio de 2011 (Director: Miguel Roa). Vídeo subido a Youtube por Solimusi Vocesparalapaz (fuente de la imagen: cartel publicitario de la película). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: Kreize001 en pixabay.
___________________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. Contento. 2012.  Sitio visitado el 25/10/2012.
[2] Velasco Carretero, Manuel. Pijo ácrata. 2012.  Sitio visitado el 25/10/2012.

miércoles, 24 de octubre de 2012

Contento

Fuente de la imagen. archivo propio
Hay días que se te acumulan las llamadas telefónicas de contactos con los que hacía años que no conectabas y que te ponen contento. 
Ayer fue una de esas jornadas. Una de las citas que te puedo contar es la de Nacho, que coincidí con él en el año 1999 en Vértice, cuando era Director Comercial y nos cortábamos los dos el pelo al “uno”, y después se volvieron a cruzar nuestros caminos en Lhemberg.  Actualmente es Responsable de Gerencias Zona Sur - Gestión de Centros Comerciales en Aguirre Newman.

Otro agradable encuentro telefónico fue con Tomás. Sí, el que te referenciaba en el postMomentos entrañables[1], aquel señor con el que en 1998 crucé andando las pistas del aeropuerto de Málaga, porque nadie venía a recogernos al avión. Quería contactar para un tema de empleabilidad e inserción laboral y el mutuo Alfonso catalizó la llamada (Gracias). Sigue igual que antaño y eso es bueno, porque si salimos de esta mierda de crisis será por la interacción de perfiles proactivos como el suyo.

Ya de vuelta a casa, escuchaba a Francino, en La Ventana, charlar con Loquillo y Sabino de su nuevo trabajo “La nave de los locos”. Refresqué las llamadas y me puse contento escuchando el videoclip "Contento", que te dejo a continuación, subido a Youtube por Oficialloquillo dirigido por el realizador Óscar Aibar. La canción emana actitud positiva y combativa, ante la crisis económica actual. Fuente de la imagen: archivo propio.
_____________________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. Momentos entrañables. 2012. Sitio visitado el 24/10/2012.

martes, 23 de octubre de 2012

Cotrabajo

Fuente de la imagen: elaboración propia
Hace unos años, 2006, junto con otros profesionales y empresarios, participé en un proyecto de trabajo colaborativo o cotrabajo (coworking), intentando propiciar proyectos conjuntos. 
Ayer comentaba este enfoque de relaciones a dos trabajadores de un proyecto en el que colaboro, como alternativa o, mejor, complementariedad a la búsqueda o generación de nuevas opciones de actividad empresarial. 

Reconozco que mi experiencia no fue tan gratificante. Tal vez porque el lugar que compartíamos era propiedad de uno de los participantes y no quedó claro al inicio su verdadero interés empresarial. Tampoco el resto tenía muy claro el objetivo, pensando algunos que aquello era lo más parecido a un café teatro en versión cibercafé. Pero me di cuenta de la fuerza de la idea. 

El planteamiento no es otro que la potenciación de un networking sólido entre cliente-proveedor, dentro de una colectividad, grupo o corporación de profesionales, fomentando la vida social, la colaboración y las prácticas de gestión cooperativas, no excluyentes o individualistas.  Por tanto, no confundir con un centro de negocio o una incubadora de empresas. 

Si quieres más información, te dejo link al artículo de Consumer sobre el referente: “El cotrabajo, una nueva forma de trabajar[1] (Fuente del dibujo: elaboración propia).
_________________________
[1] Cuevas, Rosa. El cotrabajo, una nueva forma de trabajar. 2008. Sitio Consumer. Visitado el 23/10/2012.

lunes, 22 de octubre de 2012

Abusivos diferenciales

Fuente de la imagen: archivo propio
Por motivos profesionales, este fin de semana he estado en el pueblo, Ronda (Málaga, España). Nuevamente me enfrasqué en una conversación con el socio de uno de los restaurantes donde almorzamos, por el mismo motivo: el precio de los vinos de la zona en la carta de los restaurantes rondeños. O bien me estoy empobreciendo por días, a causa de esta crisis que nos ahoga (algo de cierto hay) o la distribución sigue a su bola, aplicando abusivos diferenciales a los precios de las bodegas, o ambas cosas.  

El caso es que no estoy dispuesto a pagar más del doscientos trescientos por cien de un producto de origen en el mismo sitio donde se produce, por muy bueno que sea y por muy arraigada que esté en mi ser la política de vender lo nuestro, siempre que sea bueno. Y me planté. Y te confesaré que el cabreo me empujó a elegir un Rioja Crianza muy decente, del que también conocíamos el valor en origen y sobre el que calculé un diferencial aproximado de no más del setenta y cinco por ciento. 

Y hay unos cuantos kilómetros desde aquí a la Rioja Alavesa. En fin. En este cambio de época en el que estamos, los bodegueros de mi pueblo deberían hablar con los distribuidores locales y con los restaurantes, para que los precios de los excelentes caldos que producen, sean razonables en la localidad y el pueblo llano lo pueda consumir en función de los tenedores y categorías de cada establecimiento. 

Al final, tendré que desdecirme de la crítica que hace un año le hice a aquel vitivinicultor, que se quitó a los intermediarios de en medio, asumiendo él la logística de distribución y bajando sustancialmente el precio de sus vinos. Que esta semana te sea beneficiosa en lo laboral, profesional, institucional o empresarial, según proceda. Te dejo una foto de un plato que pedí en una de las comidas. Supuestamente es un bacalao a la vizcaína. Me sorprendió que viniera espolvoreado con mozzarella.

domingo, 21 de octubre de 2012

¿Blogger basura?

Fuente de la imagen: elaboración propia
Algunos de los amigos que me rodean, que creen en esto de Internet y las redes sociales, actuando de críticos con mi labor en la blogosfera, me trasladan que escribo periódicamente en este blog, pero tengo olvidados otros sitios especializados que he creado a lo largo de esta larga década de aspirante a bloggeador. Bajo la cabeza y asumo el tirón de orejas. Efectivamente, ahí está “Práctica Contable”, recurso pedagógico que surgió en 2007, con motivo de unos cursos y jornadas que impartí sobre, en su momento, el nuevo Plan de Contabilidad, que entró en vigor en España al siguiente año, y las Normas Internacionales de Contabilidad.

También, anda por ahí el blog sobre “Prevención de Blanqueo de Capitales”, creado años antes, con motivo de unos trabajos sobre el referente en los que colaboré a partir de 2005. Y ¡Por qué no!, la bitácora “Administración Concursal”, puesta en marcha cuando me habilitaron como experto en todo lo que rodea a los Concursos de Acreedores. Asimismo, especial interés dediqué a “Formación Para el Empleo”, en el que todavía sigo dejando algunas notas, o el de "Protección de Datos", surgido cuando fui consejero delegado de Interempleo Andalucía, ETT vinculada, en su momento, a la entidad de capital riesgo MCapital.

Y he intentado hacer inventario del resto de diarios digitales temáticos y me pierdo: Econopost, Enterpost, Finanpost, Humanpost, Qualitypost, Netpost, Bookpost, Deporpost, Vinopost, Gastropost, Musipost, Politipost, Consultores, Markpost… Algunos, como el creado en myblog.es, el administrador parece que ha eliminado el ".es". La mayoría de estas páginas se nutrían de escritos que editaba en otros lugares y que reeditaba en cada uno de ellos, en función de su especialidad.

Sirva este post para ponerme un tanto colorado ante ti. Cierto: al no actualizarlos y alimentarlos, hoy es cantidad de basura que he dejado pululando en la Red. A modo de información, que no de excusa, decirte que desde finales de 2002, el objetivo no era otro que investigar y aprender de Internet en general y de la blogosfera en particular. Evidentemente, al no dedicarme a esto, no puedo generar contenidos periódicos a publicar en todos esos lugares virtuales. Habrá que coger la escoba y empezar a barrer toda esa ¿blogger basura? (Fuente de la imagen: dibujo elaboración propia).

sábado, 20 de octubre de 2012

Me lo invento

Fuente de la imagen: elaboración propia
Tanto si estás en el "tajo", ya seas desde la óptica laboral, empresarial, profesional o institucional, como en la búsqueda activa de empleo, la agenda de unos días es más ajustada que la de otros. Pues bien, si te coges la programación de la jornada más apretada y le añades tres mini-crisis: ¡más difícil todavía! Esa situación la viví ayer. Lo positivo es la capacidad de los distintos equipos de reaccionar de manera automática, solventando los imprevistos acaecidos, imaginando, inventando soluciones muy creativas. ¡Bravo! 

Y centrándonos en el mensaje que quiero trasladarte esta mañana. En un momento del taller con un grupo de jóvenes, donde analizábamos la situación económica española, surgió la idea que, según la película “La red social[1], el creador de Napster, Shawn Fanning, le dijo al creador de Facebook, Mark Zuckerberg: Si no tengo trabajo, lo imagino, lo invento. Misma frase se la trasladaba a última hora del día al contacto Pepe

Tal y como está el panorama económico y social, no puedo esperar a que me llamen a la puerta ofreciéndome un negocio, un proyecto, una actividad o un trabajo. Tengo que imaginar nuevos caminos colaborativos, generadores de actividad, riqueza y, por derivación, crecimiento económico y mejora social. Te dejo un dibujo de Albert Einstein, que acabo de realizar.
__________________________
Película La red social. 2010. Sitio visitado el 20/10/2012.

viernes, 19 de octubre de 2012

A desprocrastinazarse

Fuente de la imagen: sipa en pixabay
A principios de año, aconsejé a un empresario que realizara una serie de ajustes para que su unidad de negocio se adaptara a la realidad económica y financiera actual. Si hubiera empezado antes ya tendría andado un buen trecho, pero aún no era demasiado tarde. Hace unas semanas, estuve comiendo con él. Un día sí y otro también, fue postergando las decisiones, sustituyéndolas por otras acciones que después se han visto irrelevantes. Los recursos disponibles en enero habían desaparecido y ahora la solución pasa, como mínimo, por la inminente presentación de un concurso de acreedores.

Pero aún así, denoté el erre que erre de la posposición, hasta el punto que le trasladé que parecía como si le gustara ir caminando alegremente hacia un precipicio. Vale que se quisiera suicidar empresarialmente, pero debía ser menos egoísta y pensar en todas las personas y entidades que comían del proyecto, ya fueran empleados, proveedores… Ayer, en la página de Facebook “Yo soy de la UNAM y tú no”, se publicó una viñeta titulada "El Arte de la Procrastinación”, imagen que me tomo la libertad de dejarte al principio del post y cuya autoría desconozco. ¡Hete! Eso es lo que le pasa a mi empresario. Pensé.

Según la Biblioteca Global Virtual[1], la procrastinación (del latín: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro), postergación o posposición, es la acción o hábito de postergar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes y agradables. Se trata de un trastorno del comportamiento que tiene su raíz en la asociación de la acción a realizar con el cambio, el dolor o la incomodidad (estrés). Éste puede ser psicológico (en la forma de ansiedad o frustración), físico (como el que se experimenta durante actos que requieren trabajo fuerte o ejercicio vigoroso) o intelectual. 

El término se aplica comúnmente al sentido de ansiedad generado ante una tarea pendiente de concluir. El acto que se pospone puede ser percibido como abrumador, desafiante, inquietante, peligroso, difícil, tedioso o aburrido, es decir, estresante, por lo cual se autojustifica posponerlo a un futuro sine die idealizado, en que lo importante es supeditado a lo urgente. En fin. Si puedes, disfruta de un reparador fin de semana. Imagen incorporada con posterioridad; fuente: sipa en pixabay.
____________________________________
[1] Real Academia Española.

jueves, 18 de octubre de 2012

Proyecto sin director

Fuente de la imagen: ArtfulScrapper epixabay
Cuando el perfil de los componentes del equipo es el adecuado al proyecto y la ruta se encuentra definida, me obligo a delegar en ellos todo lo que entre en sus competencias. Evidentemente, el proyecto programa puede discurrir por caminos no necesariamente iguales a los definidos previamente pero, en todo caso, son veredas más ricas y motivantes, puesto que surgen del flujo de creación y ejecución de ese equipo. 
A veces, te encuentras con profesionales altamente preparados que, sin embargo, en su experiencia no han tenido una delegación efectiva de funciones. Son perfiles viciados por sus actividades laborales anteriores, ya sea habiendo ejercido previamente de funcionarios, durante mucho tiempo en una única empresa, colaborando con jefes que no delegan o trabajando en solitario.

Por más que intentas poner en valor sus capacidades y transmitirles confianza en su labor y que se arriesguen a decidir, suelen "reculear", enumerando deficiencias, exponiendo el presunto caos, etc., sin caer que la solución está delante de sus narices, con un poco de iniciativa y cohesión transversal entre todos.  No me gusta tener que llegar y tomar decisiones que generan soluciones que pueden y deben acometerlas ellos mismos. Desde luego, en el corto plazo, esos enfoques no abonan la tendencia del futuro, según algunos expertos, relacionada con los proyectos sin puesto retribuido de dirección, lo que se conoce como “oficina sin jefe”, donde los miembros del grupo, del equipo, del proyecto, del negocio, de la actividad, del departamento o, en resumen, de la organización, actúan de ejecutores y directores, como lo recogido en “El líder que no tenía cargo”, de Robin Sharma (ver texto[1] del mismo título).

Pienso que debemos caminar hacia lo descrito en el postSociocracia y empresa[2], en el sentido de organización centrada en la correspondencia, la eficiencia y la transparencia, declarando el principio de consentimiento y garantizando la comunicación de abajo a arriba y de arriba abajo. Lo anterior, en determinados casos, nos llevará a la conformación de equipos sin una autoridad oficial pero con un peso brutal en la toma decisiones y en la ejecución propiamente dicha, por no hablar de las decisiones gestadas en comisión o junta de arbitraje. Ahora bien, el que piense que el futuro nos deparará un mundo idílico sin autoridad, está equivocado. Todo dependerá de la actividad, del grupo, de la necesidad y, sobre todo, de la evolución en conocimiento y responsabilidad (fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: ArtfulScrapper epixabay.
_____________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. El líder que no tenía cargo. 2012. Sitio visitado el 18/10/2012.
[2] Velasco Carretero, Manuel. Sociocracia y empresa. 2012. Sitio visitado el 18/10/2012.

miércoles, 17 de octubre de 2012

Raleas radicícolas

Fuente de la imagen: Schwerdhoefer en pixabay
Con motivo de las próximas elecciones de una de las corporaciones de profesionales en las que me encuentro integrado, he empezado empiezo a recibir llamadas de miembros solicitándome el voto para su candidatura. En algún caso sin tan siquiera disponer de un borrador de su proclama o programa electoral. Al final, da la impresión que todo el procedimiento se reduce a un mero mercadeo y que van a lo mismo, presuntamente conseguir cierta relativa y dudosa notoriedad que el puesto conlleva, ser receptores de asignaciones de trabajos de experto o administración de renombre y poco más. 
Me ha entrado de nuevo esa tristeza que suele invadirme ante una sinrazón, desafuero, injusticia o alcaldada. 

Como cuando cada cuatro años el postulante de turno, ondeando una bandera conservadora o progresista (da igual), se acuerda de mí, prometiéndome el oro y el moro y a la vuelta de la esquina hace todo lo contrario, arriesgando a la institución que consigue gobernar a convertirse en un antro habitado por burguesías ilícitas, sólo interesadas en preservar sus franquicias de ralea[1] radicícola[2]Lo cierto es que ya no me sorprende leer en los periodos electorales, todas las atrayentes promesas que las candidaturas proclaman para que les vote, pero igual de habitual es constatar una y otra vez que, vez pasadas las elecciones, si te he visto no me acuerdo y donde dije “digo”, digo “diego”. 

Y, sin embargo, todavía abrigo la esperanza de encontrar a esa persona que haga POLÍTICA, sí, con letras grandes, ya sea en un estado, una autonomía, una ciudad u otra institución de carácter público, sea un colegio, una organización empresarial, un AMPA (asociación de madres y padres), una cofradía o una, también respetable, comunidad de vecinos (fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: Schwerdhoefer en pixabay.
___________________________
[1] Razacasta o linaje de una persona (RAE).
[2] Que vive parásito sobre las raíces de una planta (RAE).

martes, 16 de octubre de 2012

¿Optimismo o pesimismo?

Fuente de la imagen: geralt en pixabay
De la lectura del postCaídas libres[1], el contacto Anton denota cierto pesimismo en mis frases (Gracias por la crítica), trasladándome que cierto optimismo es bueno para reactivar la economía. 
Ciertamente Estamos de acuerdo, Anton, la esperanza, la confianza y asumir riesgos es uno de los motores de la actividad emprendedora y, por derivación empresarial. Incluso, cuando todavía me tomaban por desconocedor de la realidad, porque difundía los estados de crisis y recesión, en abril de 2008, buscando lo positivo de esos estados económicos, ya escribía sobre la destrucción creativa a la que aludía Shumpeter (ver post ¿Necesitamos una recesión?[2]): “Esos espacios económicos son procesos de destrucción creativa, en los que se descartan las empresas poco competitivas y acaban con los excesos de prosperidades anteriores, dejando la economía más sana, más saludable”.

Pero un exceso de confianza, de esperanza, de tranquilidad, en momentos sensibles, fue lo que, en parte, arrastró a los inversores hacía donde estamos hoy, por lo que me vas a permitir, Anton, que exprese que el pesimismo realista es bueno y necesario ahora, si bien antes todavía era más importante. Por tanto, necesarias dosis de desesperanza, desilusión y consternación, posibilitan seguir desenmascarando a los advenedizos, oportunistas, especuladores… al tiempo que la regeneración se asienta sobre pilares reales, robustos. Como dice otro contacto: pesimismo realista u optimismo prudente. En resumen: ni la botella medio llena ni medio vacía (fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: geralt en pixabay.
______________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. Caídas libres. 2012. Sitio visitado el 16/10/2012.
[2] Velasco Carretero, Manuel. ¿Necesitamos una recesión? 2008. Sitio visitado el 16/10/2012.

lunes, 15 de octubre de 2012

Caídas libres

Todos los indicadores registran una caída libre de la economía española, ya sea por los datos de la demanda nacional o la débil aportación del sector exterior, el caso es que el Producto Interior Bruto va cuesta abajo y sin frenos, acelerando la ¿tercera? recesión económica.  Del empleo ¿Qué quieres que te comente? Y si éramos pocos, parió la abuela un incremento del IVA que constriñó aún más el depauperado consumo del pueblo llano. De la economía global ¿Qué te voy a decir? También en caída libre desde hace años. Por más que se empecinen los listos de turno en aplicar austeridad sin estimulación, no se levantará cabeza con esas medidas de "maltrochados keynesistas". 

Si de una vez por todas se enteraran que la clave no se encuentra sólo en el necesario ajuste de los despilfarros, el exilio de las liberalidades y el destierro del sistemático expolio de lo público.  La solución también transita por una distribución justa de los recursos disponibles, el control financiero global y el fomento del desarrollo social local. Entonces, tal vez podríamos salir de esta mierda en la que ellos mismos nos han metido y evitar el cumplimiento de la opción catastrofista de la profecía maya. Y en esto que llega Felix Baumgartner, con la "financiación" de esas taurinas bebidas que se dicen sanas y energéticas, tirándose desde la estratosfera, pero no batiendo el récord de caída libre (ABC: "Baumgartner regresa vivo de la estratosfera"). Tiene gracia la cosa. 

Ironía aparte, es de valorar las agallas del austriaco al lanzarse verticalmente desde 39 kilómetros (pienso distinto de los que han financiado el proyecto), pero no logro quitarme la comparación metafórica con todas aquellas personas que no se tiran, son empujadas a esa caída libre para llegar a final de mes (sin ningún apoyo energético). Esos hombres y mujeres sí que tienen mi reconocimiento. Finalmente, si eres un seguidor de este blog, sabes que desde hace un tiempo no me canso de difundir el presentimiento de que estamos inmersos en una transición acelerada hacia una nueva época (sí, los designios de los mayas van a ser ciertos, espero que en su versión bienhechora o de cambio filosofal). Pues bien, Mauro Guillén y Emilio Ontiveros han escrito un libro sobre el tema, titulado “Una Nueva Época. Los grandes retos del siglo XXI”, editado por Galaxia Gutenberg (leído en el artículo de El País: “Una nueva época”). 

Interés tengo en hojearlo para saber qué dicen sobre el referente, deseando que las ideas sean novedosas y no abonar una nueva caída libre, puesto que la transcripción parcial del capítulo 1 no me ha aportado nada nuevo (y los libros no están baratos, precisamente). Bueno. En este principio de lunes laboral, en medio de un alba otoñal, sin buscarlo conscientemente he desahogado contigo la tristeza mañanera propiciada por las, aparentemente, disparejas caídas libres relacionadas (Gracias). Ahora me preparo para el tajo. Que esta semana te sea beneficiosa en lo laboral, profesional, empresarial o institucional, según proceda (animación de la caída libre; fuente de la imagen: Wikimedia Commons).

domingo, 14 de octubre de 2012

Nadie puede

Después del calentamiento de cabeza con el programa "Al Rojo Vivo" de anoche, esta mañana tenía previsto escribirte sobre las últimas maniobras orquestales en la oscuridad de los políticos de mi país, ya sean españolistas o independentistas, pero mientras esperaba el inicio del Gran Premio de Corea, me he zampado el concierto de Anna Velasco en la Sexta, que me ha gustado, y he caído en la cuenta que hace tiempo que no salpico de música a este sitio, por lo que he pensado en linkearte el vídeo con las canciones, subido a Youtube por vhumanes19

Anna es de esas artistas que en vez de sangre tiene talento en sus venas. No solo canta, sino que es compositora y productora de sus canciones, navegando por Funky, Latino, Hip hop o Góspel, con las velas del característico sonido RB. Curtida en el teatro y jingles para televisión y radio, comenzó a escribir sus letras a la temprana edad de doce años.

El título del post es el de su canción “Nadie puede” (minuto 14,44 del vídeo). Te copio el estribillo: “Esta vida que gira a tu alrededor, esperando a que tú digas a que sí o no. No sé si se repetirá la misma oportunidad…. No podrás vender tu libertad o tú mismo te condenarás. Tu condena será la eternidad. Nadie puede comprar tu libertad, nadie puede decir lo que tú harás, nadie, a cambio de qué”.

sábado, 13 de octubre de 2012

Saltarse las lágrimas

Hay una página en Facebook, con 182.647 personas que “les gusta” a la fecha y hora de esta mañana redacción del post, que se llama ”Se me saltan las lágrimas cuando la teleoperadora es española”. El jueves me acordé del sitio, cuando estaba realizando una gestión telefónica y la teleoperadora se me presentó diciendo su nombre y el lugar geográfico desde donde llamaba, una ciudad de mi país. No se me cayeron las lágrimas, pero reconozco que me emocioné un poco. Me da en la nariz que existe una corriente de des-externalización en este tipo de servicio. Si eres un asiduo visitante del blog, ya sabes mi opinión sobre el outsourcing. A veces se han hecho verdaderas barbaridades con la subcontratación y en la telefonía tenemos uno de los ejemplos. Que conste que no estoy en contra de la externalización, pero dependiendo del producto o del servicio y, por supuesto, de la atención al cliente y de la postventa, aspectos sumamente importantes en la generación de confianza y fidelización del consumidor o cliente.

Por otro lado, el coste del outsourcing en el servicio de atención telefónica no sólo tiene que computar el precio de la externalización a otra región del globo terráqueo, también debe registrar otros factores agregados, como por ejemplo la influencia del acento, del vocabulario, etc., que pueden influir sobremanera en ese servicio prestado y, por derivación, incrementar el riesgo a la desafección del usuario de telefonía a la marca. No sería de extrañar que la tendencia de outsourcing en otros países se frenara en sectores como el de servicios, prácticas que nunca me han terminado de cuadrar, por la dificultad añadida de generar un trato personalizado y cercano mediante el uso de un teléfono, un email o, incluso, a través de una videoconferencia (fuente de la imagen: sxc.hu).

viernes, 12 de octubre de 2012

Chapucero Marketing Social

Según los medios de comunicación, con lo que este año la Cruz Roja Española recaude en el Día de la Banderita, por primera vez se va a utilizar en ayudar a las personas afectadas por la crisis en el país. Con el mensaje de la campaña de marketing, parece como si antes esta institución no ayudara a los pobres españoles, que los había, al igual que en cualquier otro país. Cierto es que "ahora" la masa de pobreza se acrecienta a pasos agigantados, ante la impasible nuca (porque la mirada está hacia otro lado) de los políticos, la élite patrimonial o financiera y los tontos del culo.

La noticia anterior, me hizo ayer caer en la cuenta que, de un tiempo a esta parte, estoy recibiendo llamadas telefónicas, cartas, correos electrónicos… de ONGs y sus instituciones afines, con las que en el pasado coyuntural o estructuralmente colaboré, para explicarme sus nuevos proyectos y las actividades que actualmente están realizando. Me da en la nariz que los departamentos promocionales de estas entidades sin ánimo de lucro, se han puesto manos a la obra, a veces un tanto a la desesperada, escrutando las bases de datos de donantes y colaboradores para incrementar la efectividad de las campañas de donativos, identificando y contactando con el ex-donante, para fidelizarlo. Marketing puro y duro, diría.

Me parece bien. Pero también, algunas de estas instituciones que hoy, con todo su derecho (faltaría más), me bombardean telefónica o telemáticamente, primero deberían reestructurarse, sanearse, organizarse... internamente, con el objetivo económico de ajustar sus costes generales a la realidad del momento, reduciendo cargados cuadros directivos e institucionales, por no hablar de los costosos presupuestos de desplazamientos, dietas y comilonas gastos diversos de las juntas, familiares y allegados, así como de las minutas de sus abogados, asesores, auditores y resto de profesionales, empresarios y políticos caradura que pululan como alimañas por su alrededor en su entorno social. 

Paralelamente, deben potenciar estructuras técnicas efectivas, tanto en personal como en tecnologías, así como las importantes redes de voluntariado. Finalmente, “cuidadín” con el trato de los datos la información del donante o “cliente”, ya que es privada, por tanto, sensible. En vez de analizar profundamente si estoy casado, soltero o divorciado, si tengo familia, qué profesión, qué religión práctico… deberían centrarse en datos más estadísticos como, por ejemplo, la media de las donaciones que he realizado o la frecuencia de mis aportaciones. En síntesis, como en la empresa, las campañas de marketing en las ONGs pueden ser efectivas profesionales o chapuceras (Fuente de la imagen: página web de La Cruz Roja).

jueves, 11 de octubre de 2012

Tomar un respiro

Mañana es fiesta en mi país (España), por lo que voy a concatenar tres días seguidos para desconectar y hacer acopio de energía. Por motivos profesionales, pocas jornadas de descanso llevo acumuladas este año. No me quejo, pero comprenderás que sueñe con el largo fin de semana, para tomar un respiroTengo que tener cuidado ser precavido con la presunta adicción y el ritmo frenético que, queriendo o sin querer, se le imprime a la agenda profesional y que sin darte cuenta puede volverte "máquina", pero en el sentido negativo. El trabajo debo plantearlo como una oportunidad (y con la que está cayendo, una suerte, diría), sin olvidar que mi vida necesita la actividad profesional, empresarial e institucional, pero esta vida trasciende al trabajo en sí. En cuanto al descanso, hay que tener cuidado con desaprovecharlo. Mi técnica es fácil de concebir, si bien no siempre la pongo en práctica. 

Procuro programar los días de asueto, incluso cuando me tengo que levantar temprano para ver a Fernando Alonso abandonar en la salida del Gran Premio de Japón de Fórmula I (lo que sucedió el domingo pasado), o planear en el alba un tiempo para la cita diaria contigo, a través del blog, lo que por otra parte me sirve de relax y motivación, a modo de "tómate un respiro, tómate un kit kat" (eslogan característico de la golosina de Nestlé: kit kat). Si no se intenta organizar el tiempo de convivencia familiar, personal y de relaciones con las amistades, el efecto puede ser el contrario de lo que se pretende, que no es otra cosa que cargar pilas, para luego seguir deleitándote en el tajo, sea laboral, empresarial, profesional o institucionalmente. Lo dicho. Si puedes, recarga baterías en este fin de semana (fuente de la imagen: sxc.hu).

miércoles, 10 de octubre de 2012

Hasta el infinito y más allá

Fuente de la imagen: armandocalles721 en pixabay
La experiencia comercial de ayer tarde me hizo reflexionar acerca de que, siempre que se den las condiciones contractuales, es mejor conservar un cliente que conseguir uno nuevo. 
O dicho de otra forma, el coste de conservar un cliente muy probablemente será inferior a cerrar el contrato con uno nuevo. 

Sé que si no te doy más pistas, lo anterior, dependiendo del sector de actividad y de los recursos comerciales, puede ser genérico y cuestionable, pero salvo excepciones, el ratio creo que se cumple en la mayoría de los casos.

Estimo que el verdadero triunfo no se encuentra en la materialización del trato o acuerdo, sino en entablar una relación proactiva y perenne que consolide y conserve al cliente todo el tiempo que el negocio lo permita estadísticamente. 

Si bien la palabra “proactiva”, engloba conceptos como confianza, quiero subrayarlo aquí. Si generamos confianza a raudales, reforzamos exponencialmente los lazos comerciales futuros. 

Y como decía el personaje  de Toy Story (Disney Pixar), Buzz Lightyear, alargamos la relación “hasta el infinito y más allá” (Fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: armandocalles721 en pixabay.

martes, 9 de octubre de 2012

De Madres y Rellanos

Fuente de la imagen: manfredrichter en pixabay
Hace unos meses, las vecinas de la vivienda donde mi madre habitó algunos de sus últimos años en esta vida, me comentaban los recuerdos que tenían de ella, barriendo no sólo su rellano, sino  también el de ellas.  Como toda “madre”, siempre dispuesta a dar un poco más, sin pedir nada a cambio. 
Te lo cuento, porque lo sucedido ayer en uno de los proyectos en los que colaboro, me hizo recordar ese momento con las vecinas y también la frase de Madre Teresa de Calcuta, leída en el libro de Robin Sharma “El líder que no tenía cargo” (ver post[1] del mismo nombre), y que te transcribo a continuación: “Si cada uno de nosotros barriera la puerta de su casa, este mundo sería un lugar limpio”.

Si además de interesarme por mis temas, mis trabajos y mis tonterías, generara valor en los proyectos de otras personas de bien, tal vez aportaría un granito de arena para salir de esta mierda en la que unos cuantos, que ni siquiera barren su puerta, nos han metido. Por un momento, imagina que cada uno de los cuarenta y siete millones y picos de españoles, descontando a los que tú sabes, siguiéramos el ejemplo de la Madre y, en sentido metafórico, barriéramos aunque sólo fuera un poco del Rellano del resto de la Sociedad. No cabe duda que el futuro sería distinto y mejor (fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: manfredrichter en pixabay.
_________________________________
Velasco Carretero, Manuel. El líder que no tenía cargo. 2012. Sitio visitado el 09/10/2012.

lunes, 8 de octubre de 2012

"Y duran, y duran..."

En este cambio de época que nos toca vivir (al final, los mayas van a tener razón), para salir del agujero en el que estamos y seguir caminando, el enfoque organizativo de la empresa o institución debe contener un proceso continuo en ejecución, seguimiento y retroalimentación de los distintos diseños estratégicos, definidos y aprobados, que permita avanzar en el mar de adversidades que muy previsiblemente el futuro nos deparará.

Pero en la pyme de mi ámbito territorial de actuación, y al igual que el eslogan del conejito de duracell: "Y duran, y duran...", los rumbos organizativos parece que siguen insistiendo en mantener lo anterior el status quo y debilitar ese necesario enfoque de cambio y mentalidad abierta, en vez de considerar sus postulados primordiales respecto a la dirección y gestión de la competitividad, de la competencia, del régimen de primas, de los flujos de información, de los procesos de decisión y del liderazgo colaborativo.

Como no cambiemos rápidamente el chip, el choque va a ser de órdago. Que esta semana te sea beneficiosa en lo laboral, profesional, empresarial o institucional, según corresponda o te interese (fuente de la imagen: página web de Duracell).

domingo, 7 de octubre de 2012

Presentimientos

Fuente de la imagen: rvs/2012
Agradable sobremesa la de ayer con unas amistades. Después de cocinar marmitako de bonito (si quieres la receta visita el post[1] del mismo nombre), que lo maridamos con un tinto joven shyrah, charlamos largo y tendido acerca de los malos presentimientos en los negocios, que yo prefiero catalogarlos como intuiciones. En mi caso, ha existido alguna que otra ocasión donde, una vez previsto el cierre operativo o económico de un ciclo empresarial, se me ha cruzado insistentemente la idea de cerrar mi colaboración en esa entidad o grupo inversor. 

Analizada fríamente la intuición, tomé la de decisión, vendiendo la participación a precio de saldo. Años después, a la vista de los resultados comerciales, económicos y financieros, mi corazonada no era descabellada y acerté de plano con mi retirada a tiempo. Sin embargo, también me he embarcado en algún proyecto, incluso convenciendo a otras personas de las bondades de la otra parte, y hasta el final, a fuerza de abrirme los ojos con el rosario de calamidades, malas artes y amenazas a personas queridas, no me di cuenta de la catadura moral de esos individuos, que van pregonando por la prensa palmera y el cabildeo de turno la excelencia de su actividad profesional o empresarial.

Siendo en verdad unos presuntos mafiosos y unos chapuceros, que tienen "cincelado el signo del dólar" en sus frentes, junto a la "bota de hierro" en el cuello del socio, colaborador o becario. Ya fuera por la inicial amistad al luego demostrado ignominioso, depravado y tunante, o por hacer oídos sordos a lo que me advertían otros profesionales, conocidos y allegados, que por activa y por pasiva intentaban prevenirme de lo que era de cajón (desde aquí, aunque tarde, gracias), el caso es que ni un mal presentimiento se me cruzó por la cabeza, hasta el punto que días antes del irremediable desenlace, seguía vendiendo con ilusión el proyecto y su marca por corporaciones locales. 

Realmente, estaba totalmente ciego. No obstante, ese saber cosas que no sabes que sabes es muy importante, por lo que hay que aprender a escuchar a esa interrelación entre corazón y cerebro, que llamamos intuición y que sin saber que lo sabes, te empuja hacia, en el momento, inentendibles caminos, ya sean profesionales, empresariales o, incluso, personales. La vida misma, dirás (fuente de la imagen: dibujo de peque de ocho años).
_________________________________
[1] Velasco carretero, Manuel. Marmitako de bonito. 2006. Sitio visitado el 04/10/2012.

sábado, 6 de octubre de 2012

Pijo ácrata

Fuente de la imagen: JillWellington en pixabay
Por muy empobrecida que en España esté la clase política, ayer me costó creer que en mi país un político diga expresara: 
“Las leyes son como las mujeres, están para violarlas”.  Pero así ha sido (ABC, El País, El Mundo) y así nos va, abonando el comentario sobre la decadencia de los políticos, realizado por el juez Pedraz, catalogado pijo ácrata por algún político (ABC, El País, El Mundo). La crítica del juez puede considerarse un tanto fuera de contexto o sobrante en el auto, pero no es sino la síntesis de lo que el pueblo, cada vez con más intensidad, piensa y siente respecto a la clase política española, basta visitar hoy twitter, por ejemplo.

Y buscando en la inmensa biblioteca virtual, deduzco que lo de ácrata no es tan malo. Acracia (del griego α-, a "no", y κράτος, kratos "poder"),  designa una situación basada en la ausencia de coerción como forma de gobierno. Entiendo que ser ácrata no es necesariamente querer hacer desaparecer al gobierno, lo que significaría anarquía, sino una situación política ausente de coerción, en la que las normas sociales de convivencia sean el resultado de acuerdos voluntarios y donde se rechace la legitimidad de cualquier imposición por la fuerza.

Finalizo. Por la tarde me dijo un contacto de perfil liberal, que las leyes si no gustan pues se cambian, como lo que está pasando con Eurovegas, que basta mirar a con excrutar los presupuestos españoles de para 2013, para detectar se detecta fácilmente la adaptación normativa para este cuestionado proyecto (ABC, El País, El Mundo).   ¡Ah! y Cataluña no quiere ser menos y ya está negociando con Enrique Bañuelos, ex del ladrillo, para poner en marcha "Barcelona World".  Interesante anoche el reportaje de La Sexta: Síndrome eurovegas: tropezar dos veces en el mismo ladrillo. Si es que no aprendemos (Fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: JillWellington en pixabay.