martes, 23 de octubre de 2012

Cotrabajo

Hace unos años, 2006, junto con otros profesionales y empresarios, participé en un proyecto de trabajo colaborativo o cotrabajo (coworking), intentando propiciar proyectos conjuntos. 

Ayer comentaba este enfoque de relaciones a dos trabajadores de un proyecto en el que colaboro, como alternativa o, mejor, complementariedad a la búsqueda o generación de nuevas opciones de actividad empresarial.

Reconozco que mi experiencia no fue tan gratificante. Tal vez porque el lugar que compartíamos era propiedad de uno de los participantes y no quedó claro al inicio su verdadero interés empresarial. 

Tampoco el resto tenía muy claro el objetivo, pensando algunos que aquello era lo más parecido a un café teatro en versión cibercafé. Pero me di cuenta de la fuerza de la idea.

El planteamiento no es otro que la potenciación de un networking sólido entre cliente-proveedor, dentro de una colectividad, grupo o corporación de profesionales, fomentando la vida social, la colaboración y las prácticas de gestión cooperativas, no excluyentes o individualistas. 

Por tanto, no confundir con un centro de negocio o una incubadora de empresas.

Si quieres más información, te dejo link al artículo de Consumer sobre el referente: “El cotrabajo, una nueva forma de trabajar” (Fuente del dibujo: elaboración propia).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel