miércoles, 10 de octubre de 2012

Hasta el infinito y más allá

La experiencia comercial de ayer tarde me hizo reflexionar acerca de que, siempre que se den las condiciones contractuales, es mejor conservar un cliente que conseguir uno nuevo.

O dicho de otra forma, el coste de conservar un cliente muy probablemente será inferior a cerrar el contrato con uno nuevo.

Sé que si no te doy más pistas, lo anterior, dependiendo del sector de actividad y de los recursos comerciales, puede ser genérico y cuestionable, pero salvo excepciones, el ratio creo que se cumple en la mayoría de los casos.

Estimo que el verdadero triunfo no se encuentra en la materialización del trato o acuerdo, sino en entablar una relación proactiva y perenne que consolide y conserve al cliente todo el tiempo que el negocio lo permita estadísticamente.

Si bien la palabra “proactiva”, engloba conceptos como confianza, quiero subrayarlo aquí. Si generamos confianza a raudales, reforzamos exponencialmente los lazos comerciales futuros.

Y como decía el personaje  de Toy Story (Disney Pixar), Buzz Lightyear, alargamos la relación “hasta el infinito y más allá” (Fuente de la imagen: sxc.hu).

2 comentarios :

  1. Totalmente de acuerdo. Me encantan el título y la ilustración. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola, Daniela.

    Gracias por tu visita y aportación.

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel