domingo, 31 de agosto de 2014

El enfoque

En el episodio 1 de la Guerra de las Galaxias, “La amenaza fantasma”, Qui-Gon Jinn le dice a Anakin al salir de Coruscant en dirección a Naboo: "Tu enfoque determina tu realidad"[1]. Frase similar es la que Daniel Goleman, que ya aparece referenciado en algunos textos de este blog (“Dejar al descubierto tus intimidades”, “Nueva transparencia”…), apuntaba en la sección “La Contra” de La Vanguardia de hace unos meses[2] y sobre la que gira su texto Focus[3], que terminé de hojear ayer. Efectivamente. Aquéllos que cultivan meditación inteligente, consiguen una maximización de su rendimiento profesional, empresarial, institucional o personal. 

Sin embargo, la capacidad de atención continua que propone Goleman es una rara avis en el día a día de algunos de nosotros. Y no pensemos que “focus” es una habilidad innata de unos cuantos elegidos. Todo lo contrario, puesto que el enfoque actúa de forma similar a la musculatura de las personas, por lo que si trabajamos esa perspectiva y orientación consciente, se vuelve tensa, fuerte, eficaz, productiva, pero si practicamos en exceso el “sillón ball”, se vuelve flácida, improductiva, desluciéndose, desvigorizándose. Te dejo un vídeo, subido a Youtube por PortaldelCoaching, con una entrevista a Daniel Goleman, sobre “Focus: como desarrollar la atención para alcanzar la excelencia”.

_________________________________
[1] Fuente. Wikiquote.
[2] Edición impresa de La Vanguardia del veintiocho de noviembre de dos mil trece. Última vez verificado link: 31 de agosto de 2014.
[3] Goleman, Daniel. “Focus: The Hidden Driver of Excellence”. Editorial Harper Collins. 2013. 

sábado, 30 de agosto de 2014

Ordinariez y machaqueo

Aprovechando el descuento del día del espectador, el miércoles pasado estuvimos con unos amigos viendo la película canadiense “Operación cacauhete”, dirigida y guionada por un tal Peter Lepeniotis. Del tráiler me atrajo el mensaje de trabajo en equipo y cuidarse de las mentiras y de los seres egoístas, pero después de visualizarla, salvando la incesante acción y un cierto ritmo frenético, percibí una historia sin chicha y mucha ordinariez y machaqueo a raudales sin un fin cultural, pedagógico o didáctico claro. También, la rata que acompaña a la ardilla me recordó mucho a otro imperecedero roedor, Ratatouille (ver “Asquerosamente humanas” y “La receta Ratatuille”). Finalmente, de la ya descatalogada canción “Gangnam Style”, sin comentarios. En honor a la objetividad, te tengo que confesar que a los peques (media de diez años) les gustó y eso es importante. Te dejo un tráiler, subido a Yuotube por filmax.

viernes, 29 de agosto de 2014

Atracción y disponibilidad

El magnetismo es un fenómeno físico por el cual los objetos ejercen fuerzas de atracción o repulsión sobre otros materiales. Algunos materiales conocidos han presentado propiedades magnéticas detectables fácilmente como el níquel, hierro, cobalto y sus aleaciones que comúnmente se llaman imanes, pero realmente todos los materiales son influidos, de mayor o menor forma, por la presencia de un campo magnético (Fuente: Wikipedia). Invitado por Ramos y Antonio (Gracias), la tarde de ayer la pasé escuchando sobre las personalidades magnéticas. Mientras atendía las disertaciones acerca de esos perfiles, recordé las biografías de Nietzsche, Einstein y tantas otras personalidades. A pie de post te dejo la película “Einstein”, de la Radiotelevisión Italiana (RAI), subida a Youtube por Isis de la cruz, por si quieres visualizarla en estos días.

Hace unos años, Ivan Misner escribía en Entrepreneur, “Develop a Magnetic Personality[1], que existen dos dispositivos ineludibles para disponer de una personalidad magnética: la capacidad de atracción de personas y el grado por el cual esas personas perciben la habilidad en las relaciones y la disposición hacia los demás por parte de uno mismo. Para Andrew DuBrin[2] poseer magnetismo es decisivo para conseguir la felicidad, tanto personal como profesional. Por otro lado, una persona magnética es alguien encantador, cautivador, inspirador, que llama la atención y se gana el afecto y el respeto de quienes le rodean. Si puedes, aprovecha este último fin de semana de agosto para recargar pilas de cara a septiembre (Fuente de la imagen: sxc.hu).

[1] Página consulta por última vez el 29 de agosto de 2014.
[2] DuBrin, Andrew. “Personal Magnetism: Discover Your Own Charisma and Learn to Charm, Inspire, and Influence Others”.  Amacon. 1997. Amazon.

jueves, 28 de agosto de 2014

Sensible al cambio

Si me encuentro al frente de una empresa, proyecto, actividad, incluso tarea, procuro en todo momento tener en cuenta dos cuestiones, el día a día y el mañana, al tiempo que alimento el sentimiento de transformación, de cambio, con el objetivo que el equipo se anticipe o, precisamente, se enfrente con suficiente antelación a ese previsible cambio impuesto por circunstancias externas y que puede pillarnos a traspiés.

Para conseguir esa organización sensibilizada al cambio, Rosabeth Moss Kanter[1], propone cultivar imaginación, profesionalismo y mente abierta, posibilitando nuevos conceptos que, a su vez, crean nuevos productos y servicios atractivos y eficientes, además de la asimilación de nuevas competencias profesionales, por parte de los colaboradores y colaboradoras, y otras relaciones tradicionales (congresos, jornadas, cursos...) y virtuales (networking, elearning...) que empujan a beber de fuentes llenas de impensables oportunidades y diferentes aprendizajes.

Te dejo un vídeo, subido a Youtube por TEDx Talks, con las seis claves de Moss Kanter para liderar un cambio positivo (Fuente de la imagen: sxc.hu).
______________________________________
[1] Rosabeth Moss Kanter. “On the Frontiers of Management”. Harvard Business Review. 2003.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Tótum revolútum

El artículo 124.1 de la Ley General de la Hacienda Pública de la Junta de Andalucía[1], relativo al pago y justificación de las subvenciones por parte de la administración pública andaluza, dice que “no podrá proponerse el pago de subvenciones a personas o entidades beneficiarias que no hayan justificado en tiempo y forma las subvenciones concedidas con anterioridad con cargo al mismo programa presupuestario por la Administración de la Junta de Andalucía y sus agencias”. En el segundo párrafo se establece que “el órgano que, a tenor del artículo 115 de la presente Ley[2], sea titular de la competencia para la concesión de subvenciones, así como el competente para proponer el pago, podrán, mediante resolución motivada, exceptuar la limitación contenida en este apartado cuando concurran circunstancias de especial interés social, sin que en ningún caso pueda delegarse esta competencia”. Es decir, que si una entidad solicitante (persona física o jurídica) no ha justificado en tiempo y forma (conforme a la resolución o resto de normativa específica y general de aplicación) la subvención concedida con anterioridad, con cargo al mismo programa presupuestario de otra subvención, no podrá recibir el pago de la subvención aprobada posteriormente, salvo que concurran circunstancias de especial interés social.

El once de diciembre de 2012, el entonces presidente del Servicio Andaluz de Empleo, D. Antonio Ávila Cano, firma una resolución[3] por la que se exceptúa la limitación establecida en el artículo reseñado en el párrafo anterior, a unas entidades que se relacionan en un anexo. En el Antecedente TERCERO se argumenta que “la severa crisis económica está ocasionando graves problemas de financiación a las entidades beneficiarias generando dificultades para afrontar los gastos derivados de la ejecución de los proyectos objeto de subvención”. En el CUARTO se relata que “ante tales hechos, en el marco de los principios del derecho administrativo de buena fe, confianza legítima, eficiencia y servicio a los ciudadanos, se hace necesario adoptar las medidas arbitradas por el Ordenamiento Jurídico con objeto de garantizar el desarrollo de las acciones de mejora de la empleabilidad”. Y en el QUINTO se alega el importante perjuicio social que el retraso en la gestión de los pagos ocasionaría a los beneficiarios finales. Echo en falta la no tramitación a muchas entidades solicitantes de los costumbristas (¡Ah! La bendita “costumbre”, una de las fuentes del Ordenamiento Jurídico Español) anticipos que adelantaba la administración andaluza, así como el retraso en el pago de expedientes de subvenciones anteriores tramitadas en tiempo y forma y financiadas con pólizas de créditos y préstamos que, al no poder saldarse, imposibilitaban nueva financiación para la ejecución de los expedientes posteriores. 

Hasta aquí todo normal (¿normal?), salvo que la existencia de la resolución aludida, algunos (espero que pocos y que en mi caso sea debido a despiste de no comprobar los medios donde deben ser publicados este tipo de instrucciones oficiales) no la hemos conocido hasta que recientemente ha sido publicada en la prensa de ámbito andaluz ( ABC, El Mundo, El País, …). Coincido con el portavoz del gobierno de Andalucía (Europa Press) en la crítica de las interpretaciones torticeras de algunos advenedizos y temporeros periodistas sobre estas supuestas “exoneraciones” a cursos de formación, dando a entender a los ciudadanos y ciudadanas (cansados de tanta manipulación, medias verdades y mentiras a raudales), que lo realizado por la Junta es una amnistía a sus acólitos en lo que a la justificación del gasto se refiere, ligando el tema con los casos de la Jueza Ayala en un perverso, manipulador y preocupante tótum revolútum, cuando del artículo 124 y de la resolución se desprende que lo que ha realizado ha sido una “exceptuación” de la limitación establecida en el apartado uno del referido artículo, que en ningún caso conmuta, indulta o perdona la imperativa rendición de cuentas (justificación económica) y, por otro lado, de la lista anexada a la resolución se deduce que se encuentran "exceptuadas" desde entidades privadas afines al PP y al PSOE o corporaciones locales de todos los colores, hasta entidades religiosas y otras organizaciones sin ánimo de lucro. Sí, ya sé que todo lo anterior es de cajón, pero por si hay algún despistado por ahí que no haya caído en ello, corro el riesgo de ser pesado al expresarlo y que sólo me quedaría escribirlo todo con letras mayúsculas (que en el libro de estilo no escrito de Internet antes significaba hablar alto o a voces), pero no más claro.

Ya puestos, también me veo en la necesidad de dar dos buenos tirones de orejas a la administración pública andaluza. El primero debido a la observancia en el anexo reseñado de los datos de entidades solicitantes que justificaron en tiempo y forma las subvenciones anteriores, eso sí, endeudándose hasta las cejas, llegando al extremo que algunas de ellas están a punto de quebrar, debido a que no pueden atender por más tiempo los tremendos gastos financieros que año tras años tienen que soportar, renovando estoicamente la deuda, en manos de la fría banca, mientras esperan tumbados, como los protagonistas de “Los lunes al sol”, a que se le aparezca la "Virgen de los Desamparados" a la Intervención General de la Junta de Andalucía y autorice ¡Por fin! el pago, so pena de infierno eterno junto a los Pujols, Bárcenas y otras hierbas de la élite española (siempre que haya dinero, claro). El segundo tirón viene en relación a la justificación contenida en la resolución acerca de la excepcionalidad de la medida tomada en diciembre de 2012, que parece que son las entidades solicitantes las generadoras de la situación vía crisis y la resolución es como un acto de gracia para con ellas. En todo caso, es la propia Junta de Andalucía la que, con la eliminación de los anticipos y el retraso en el pago de expedientes tramitados “en tiempo y forma” de ejercicios anteriores (sea por los recortes y los rescates de la Merkel o por otras razones desconocidas por mí), unido a la barra libre de concesiones y justificaciones que han disfrutado durante décadas las organizaciones empresariales y sindicales más representativas, ha propiciado la situación excepcional. Por tanto, que cada palo aguante ahora su vela y ¡Por favor! que se liquiden las deudas a todas la entidades solicitantes que han justificado “en tiempo y forma” y, de una vez por todas, se deje de “marear la perdiz”, pisotear y manipular al sufrido pueblo (Fuente de la imagen: sxc.hu).

[1] TEXTO REFUNDIDO DE LA LEY GENERAL DE LA HACIENDA PÚBLICA DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA. Edición actualizada a enero de 2014, correspondiente al Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de marzo (BOJA núm. 53, de 18 de marzo). Sevilla : Consejería de Hacienda y Administración Pública. Servicio de Estudios y Publicaciones, 2014.
[2] Artículo 115. Órganos competentes. 1. Son órganos competentes para conceder subvenciones, previa consignación presupuestaria para este fin, las personas titulares de las Consejerías y de la presidencia o dirección de sus agencias, en sus respectivos ámbitos. 2. No obstante, será necesario el Acuerdo del Consejo de Gobierno para autorizar la concesión de subvenciones cuando el gasto a aprobar sea superior a 3.005.060,52 euros. La autorización del Consejo de Gobierno llevará implícita la aprobación del gasto correspondiente. 3. Todos los acuerdos de concesión de subvenciones deberán ser motivados, razonándose el otorgamiento en función del mejor cumplimiento de la finalidad que lo justifique.
[3] Si quieres acceder a la resolución, clickea AQUÍ, difundida por el Grupo Joly y consultada por última vez el 27 de agosto de 2014.

martes, 26 de agosto de 2014

Sólo aprendemos

En la canción que te dejo a pie de post, alojada en Youtube por Amaral Station y que después de un aciago día escuché anoche a última hora, entona Amaral el siguiente fragmento o estrofa: “He aguantado en la línea de salida - hasta oír ese disparo que marcara una señal. - Pero el pánico al fracaso me detiene, - unas veces se gana y otras se pierde”. A estas horas del alba, prefiero la frase “La vida es un experimento. Cuantos más experimentos haga, mejor”, de Ralph Waldo Emerson, o esta otra que circula en la Red, atribuida a un tal Raul Matthews (no me preguntes quién es) "Ni siempre ganamos, ni siempre perdemos, solo aprendemos a jugar".

Lo que pasa es que en esta crisis que nos ahoga, ni la experiencia ni el aprendizaje son fáciles. John C. Maxwell[1] difunde que las sublimes enseñanzas que asimilo y asimilaré en mi vida serán las derivadas de mis propias frustraciones, desengaños y fiascos. Pero si bien experimento el fracaso, no siempre aprendo como debería de él. En el texto referenciado, que hojeé a principios de año, mediante supuestos rasgos que, dice el autor, conforman el ADN de los aprendices, Maxwell intenta explicar cómo convertir un revés en un paso adelante vía humildad, realidad, responsabilidad, mejora, esperanza, maestría, adversidad, cambio y madurez (Imagen: instantánea de la actuación de Amaral).

[1] Maxwell, C. John. “Sometimes You Win--Sometimes You Learn: Life's Greatest Lessons Are Gained from Our Losses”. Ediciones Ctr Street; Edición: New. 2013.

lunes, 25 de agosto de 2014

La técnica del enganche

Según Carl Sagan[1], tenemos la capacidad de almacenar en nuestra mente información equivalente a la de 10 billones de páginas de enciclopedia. Robert Feldman[2] apuntaba que la memoria es una función del cerebro y, a la vez, un fenómeno de la mente que permite al organismo codificar, almacenar y recuperar la información del pasado. Todavía no sé exactamente qué memoria disfruto. Cuando estoy anímicamente bien, afloran a mi mente bonitos recuerdos de épocas pasadas relacionados con la experiencia que vivo en ese momento. Sin embargo, cuando, por ejemplo, estoy estudiando, razono mejor pero la memoria es distinta a cuando tenía dieciocho años. Por tanto ¿tengo mala, poca, improductiva o floja memoria?

En opinión de Kevin Trudeau[3], lo que realmente padezco es una memoria holgazana, escasamente entrenada. El remedio que propone Trudeau para subsanar estos desajustes memorísticos es la aplicación de técnicas como la del “enganche”, proceso que se inicia con una sujeción o enganche preestablecido, por ejemplo, una vivencia realmente interesante; luego genero otra imagen, en este caso la que quiero recordar; para después sindicar las dos imágenes de manera divertida y proactiva. De esta forma, almacenaré paquetes de información con un procedimiento mental determinado, que me permitirá redimirlos sencillamente en el momento futuro que los necesite. En fin. Comenzaré a asociar imágenes para recordar mejor a largo plazo. Ya te contaré. Que esta última semana de agosto te sea beneficiosa en lo profesional, laboral, empresarial o institucional (Fuente de la imagen: sxc.hu).

[1]Cómo Mejorar tu Memoria” (saludparati.com). Consultado el 25 de agosto de 2014.
[2] Feldman, Robert. “Psicología con aplicaciones a los países de habla hispana”. McGraw Hill. 2005.
[3] “Kevin Trudeau's Mega Memory: How to Release Your Superpower Memory in 30 Minutes or Less a Day”. Ediciones William Morrow. 2005. Amazon.

domingo, 24 de agosto de 2014

Sin ton ni son

No sé si será por la agenda, el ritmo, el cansancio, la costumbre o un popurrí de todo, el caso es que ya tenía ganas que se acabara la Feria de Málaga 2014. Reiterar el agradecimiento por las invitaciones recibidas. A la vista está que no he podido atenderlas todas (colegios, asociaciones, instituciones), pero el cuerpo y la mente no aguantan tantas RRPP, unido a las benditas responsabilidades y gustos personales. Comprendo que haya personas que en estas fechas pongan tierra de por medio, si bien no lo comparto totalmente porque, salvo cuestión de fuerza mayor o por motivos familiares, entiendo que este tipo de convivencia, ya sea en lo personal como en lo profesional, institucional, laboral o empresarial, es necesaria. También hay que mirarlo desde la óptica colectiva, en el sentido económico fundamentalmente. Leo en la nota de prensa difundida por el gabinete de prensa del ayuntamiento (Gracias por el envío a este sitio), que la ocupación hotelera durante la Feria de Málaga ha alcanzado este año un 94%, cuatro puntos más de la registrada el año pasado, según los datos de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos) y del avance del estudio realizado por la Sopde para el Ayuntamiento. Durante el primer fin de semana (fuegos y romería), llegó al lleno total; entre semana se ha mantenido en el 90%; y al finalizar este fin de semana se situará en torno al 98%.

Según el informe de la Sopde, el efecto económico global generado en la ciudad por los visitantes ha sido de unos 44,8 millones de euros, considerando 28,9 por la actividad turística y 15,9 del resto de sectores. Esto significa que se ha producido un incremento diario medio del 11,4% respecto al año pasado, si bien en el estudio se ha tenido en cuenta un día más que en 2013. Los ocho puntos de información turística han reforzado sus medios tanto con material promocional como con personal especializado, y han atendido a más de 24.000 visitantes que han realizado 126.000 consultas. Por nacionalidades, quienes más han acudido a las oficinas han sido franceses, británicos, italianos y alemanes; los países con mayor crecimiento han sido Estados Unidos, Brasil e Italia. Respecto al turismo nacional, madrileños, andaluces, catalanes y valencianos. El mercado nacional se mantiene como primer emisor. Finalmente, durante la Feria, han visitado Málaga más de 6.100 cruceristas a bordo de tres buques (casi un 70% más que en 2013 con la mitad de barcos). Es indudable que las personas que se dedican de forma directa o indirecta a actividades profesionales o empresariales no pueden dar la espalda porque sí, sin ton ni son, a este tipo de eventos económicos y sociales, de ámbito local, pero de repercusión global. Te dejo un dibujo, realizado por rvs hace unos años, pero que me sirve para acompañar el post de esta mañana.

sábado, 23 de agosto de 2014

Peloteo de salón

Cansado de tantos días de feria de Málaga, ayer desconecté un poco y mientras te subía en Facebook algunas instantáneas de los arreglos que le practiqué a la mesa de ping pong (si quieres visualizarlas, clickea AQUÍ), recordé los partidazos que a finales de la década de los setenta y principios de la de los ochenta del siglo pasado, en casa de Vizca, echábamos Vázquez, Vera, Turri, Melgar, el propio anfitrión y el que te está escribiendo. Pero ¡Agárrate a la mesa! La mesa, valga la redundancia, no era de tenis de mesa, sino el típico mueble rectangular que habitaba en los salones de las mansiones rondeñas de aquellos tiempos, al que le adaptábamos una red como buenamente podíamos y ¡a pelotear se decía! Allí pasábamos los fines de semanas y las largas tardes de verano dándole a las paletas. Esporádicamente nos pasábamos por “Los Billares” (entonces en calle La Bola) a probar “una mesa de ping pong de las de verdad”, donde naufragábamos la mayoría de los componentes de la pandilla, puesto que estábamos acostumbrados a las dimensiones de la mesa de comedor, más pequeña, con un bote distinto y unos espacios de movimiento más reducidos, evidentemente. Eso sí, disfrutábamos de lo lindo con nuestro exclusivo "peloteo de salón" . Te dejo una lista de reproducción confeccionada por Gonzalo Battan en Youtube con distintos vídeos sobre tenis de mesa (Fuente del dibujo: rvs 8/2014).

viernes, 22 de agosto de 2014

El matiz

En relación al contenido central del post texto “Patrañero, manipulador”, Alex me remite un atento email con su opinión, crítica y aportación, lo cual se agradece sinceramente. Apunta el contacto virtual que echa de menos en el texto la persuasión en positivo, es decir, esa utilización proactiva de todos los recursos del vendedor o comercial por convencer con argumentos al cliente de que ése y no otro es el producto o servicio que tiene que adquirir o comprar. Cierto, Alex, ya lo escribía Norberto Aubuchon en su “Anatomía de la Persuasión”[1]. En la actividad empresarial, persuadir al interlocutor generalmente es un requisito para el éxito comercial. Sin embargo, hay una diferencia entre Aubuchon y los Pickens que apuntaba en el post que trae a colación Alex, matiz que hace que no lo meta en el mismo saco. 

Para Norberto, la persuasión empieza por la comunicación inteligente, donde los "comunicadores inteligentes" asumen el cien por ciento de la responsabilidad por lo que dicen y razonan el conocimiento de su audiencia previo a la transmisión del mensaje, propiciando una interacción y encuadramiento franco con el proceso de compra. Te dejo un vídeo, subido a Youtube por Milena Ortiz Valencia, con una síntesis de la anatomía de la persuación de Aubuchon (Fuente de la imagen: sxc.hu, utilizada también en el post “Alguien lo hará por ti). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: Alexas_Fotos en pixabay.
__________________________________
[1] Aubuchon, Norbert. Anatomía de la Persuasión. Mcgraw-Hill España. 2001. Amazon.

jueves, 21 de agosto de 2014

Alternativa cuántica

Me trasladaba un amigo, próximo a cumplir sesenta años, su preocupación por esa edad y por la reducción de sus posibilidades de contratación. Después de recordarle sus innatas capacidades y su marcado perfil en actividades y tareas que hoy más que nunca demanda el mercado, recordé lo que hace décadas apuntaba Deepak Chopra en “Ageless Body, Timeless Mind: The Quantum Alternative to Growing Old”[1] sobre el transcurso hacia el envejecimiento y la posibilidad de que este proceso pueda ser revertido en base a una serie de premisas, al tiempo que se voltean los estándares intelectuales y espirituales tradicionales. Si quieres acceder al pdf del libro referenciado, traducido al español, clickea AQUÍ, cortesía de LeoF

En su alternativa cuántica a la vejez, defiende Chopra que cuando un individuo se instruye en la visión de la vida y del tiempo como un “todo”, principia la comprensión del porqué de su preexistencia, comenzando a centrar su atención en lo realmente esencial y substancial y entendiendo que no es víctima del envejecimiento, de la enfermedad o de la muerte, factores presentes en el escenario de la vida, pero que no son parte de la persona, la cual es una consentida del cambio, espíritu y expresión de su eterna existencia. Junto a los pensamientos del individuo, que indudablemente no sólo pueden afectar positivamente, sino también de forma negativa a su cuerpo, se encuentran hábitos como el ejercicio físico, una adecuada alimentación, momentos de meditación, que son para Deepak trascendentales en el freno al envejecimiento y en el viaje mental a "la tierra donde nadie es viejo" (Fuente de la imagen: sxc.hu).

[1] Chopra, Deepak . “Ageless Body, Timeless Mind: The Quantum Alternative to Growing Old”. Ediciones Three Rivers Press. 1998.

miércoles, 20 de agosto de 2014

Disciplinas de valor



En plena calle Larios, en el marco festivo de la feria de Málaga, con un calor de justicia, ayer intentaba Félix responder por qué a él, con su cualificado y experimentado perfil profesional, el poder judicial no le asignaba tal o cual importante administración, experticia o peritaje y por qué se elegía a un tercero, que estadísticamente siempre coincidía con organizadores de cursos y jornadas, miembros y ex-miembros de colegios, asociaciones de profesionales y otras hierbas aromáticas y allegados. Se preguntaba si esos privilegiados receptores de suculentos trabajos judiciales disponían de un mejor servicio, una estructura de costes más competitiva o ¡Quién sabe! mejor solución. 

Entre sorbo y aspiración de frío Carpe diem Natural, de Tierras de Mollina, chanté que el gobierno va a cambiar las leyes, a lo que me soltó eso de “cambiar para seguir igual”. “Te siento un tanto pesimista o depresivo”, proferí. Como conoces mi opinión sobre el tema barajado por el amigo (ver búsqueda parcial), esta mañana no voy a ser más pesado. También, "disfruto" de presuntas relaciones profesionales con conocidos que sólo se acuerdan de uno cuando llegan las votaciones a las corporaciones de derecho público, se encuentran inmersos en campañas de mejora de su perfil, organizan “jornadas espirituales”, te tantean para siempre ficticia colaboración o tienen una determinada duda profesional. Luego: “si te he visto, no me acuerdo”. 

La reflexión de Félix, relacionada con el servicio, los costes y las soluciones, sí me recordó lo que en 1995 Michel Treacy y Fred Wiersema, “The Discipline of Market Leaders”, catalogaban como “disciplinas de valor”, es decir: excelencia operativa (como diría el otro: magnífico decano, magnífico allegado, magnífico ponente, magnifico organizador de congresos, …), liderazgo en servicio (¡Sí claro! Mucha innovación, diseño de procesos y tiempo de respuesta en los despachos elegidos ¡Que se lo pregunten a los sufridos administrados!) e intimidad con el órgano judicial de turno (el cliente, en el caso rumiado por Félix). Así nos va a los “españolistos”. Luego nos quejamos de la irrupción en la arena política de los “Podemos” y “Vox” de turno, que no son sino el resultado de parte del cabreo de, todavía, unas minorías de conservadores y progresitas que empiezan a despertar, dentro de esa inmensa masa que está por debajo de los listos de siempre, o sea los Pujols, Bárcenas, ERES, subvenciones… (élite, casta o como prefieras llamarlos). En fin. La Vida misma (Fuente de la imagen: sxc.hu).

martes, 19 de agosto de 2014

Calzado para la acción

Fuente de la imagen: Greyerbay en pixabay
Al igual que hace unos años con los seis sombreros pensantes (ver post Divergente o lateral), ayer, mientras me fijaba en el calzado de las personas feriadas (que no feriantes) que me rodeaban, recordé otro texto de Edward De Bono, “Six Action Shoes”[1], que traducido es algo así como “los seis pares de zapatos para la acción” (seis calzados de acción) y que Silvia Borrell aplica razonablemente bien en el cuadro ¿Qué calzarse para facilitar el entendimiento entre el profesorado y la comunidad educativa?, alojado en xtec.cat. Si quieres la versión resumida del libro en pdf, cortesía de mindmeister.com, clickea AQUÍ. También, el propio autor publicó en liderazgoymercadeo.com una síntesis del contenido: seis zapatos para la acción

Ciertamente, la mayoría de los contextos o escenarios relacionales que nos encontramos en el camino son ambiguos, imprecisos o indeterminados, cuando no equívocos o difíciles. De Bono, mediante el método del calzado, proponía las herramientas inexcusables para considerar esos confusos entornos, calzándonos los zapatos más convenientes a cada ambiente. Te dejo una presentación, alojada en slideshare por Mikel Agirregabiria, con estas ideas otra vez resumidas para escolares (Fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: Greyerbaby en pixabay.
______________________________
[1] De Bono, Edward. Six Action Shoes. Ediciones Harpercollins (October 1992). 

lunes, 18 de agosto de 2014

Todo un lujo

No se me había olvidado comentarte que en Málaga capital estamos de feria (sí, la conocida como feria de agosto o feria del sur de Europa, desde la pasada noche del viernes al domingo que viene), lo que pasa es que dado que en otros años te he dado bastante la carga (ver búsqueda parcial), voy a ser un poco más comedido. Si eres follower de este sitio sabrás que por motivos profesionales y de relaciones algunos agostos han sido bastante intensos. Desde este lugar virtual quiero agradecer las invitaciones recibidas, solicitando clemencia a los distintos anfitriones por si algunas no las llego a atender, puesto que el “aguante físico” del cuerpo es finito, unido a las benditas responsabilidades y demandas familiares que también deben ser prioritarias. Ayer, sin ir más lejos, disfruté de un arroz con carabineros, cocinado por Manuel, regado con caldos de la bodega Viloria, aportados por José Miguel. Todo un lujo. La instantánea del encabezamiento es una foto del perol (si quieres más clickea AQUÍ). Por si te pica la curiosidad de la receta, a continuación te dejo un vídeo, subido a Youtube por Paco Chervet.

domingo, 17 de agosto de 2014

No tan mágica

Durante la rica convivencia de ayer, en torno a unos boquerones fritos, cocinados por Teófilo, maridados con un verdejo frío y, después, unos piononos de Granada en el postre (si quieres acceder a algunas instantáneas, clickea AQUÍ), me acordé de la fórmula mágica para el éxito, del multimillonario Harvey Mackay[1]: “concentración más establecimiento de metas más audacia”. ¡Ah Mackay! ¡Qué sencillo de entender pero no tan fácil de practicar! Ciertamente, mucho sentido común pero también humor ¿no te parece? Pienso que en mi país la fórmula anterior no es clave para alcanzar el éxito.

Tal y como el propio Harvey describe en las tripas del texto referenciado, no existe una sola clave para alcanzar el éxito; éste se puede configurar dentro de un ciclo infinito de destrucción y renovación esencial en el marco de este extraño mundo que nos toca vivir, que premia a los corruptos, defraudadores, mafiosos y cantamañanas y castiga al resto, por lo que la concentración, claridad de metas y determinación, tal vez se configure como una condición necesaria pero, desgraciadamente, no es suficiente ni garantía de éxito. 

En una cosa sí coincido con Mackay: una sola vez no es suficiente para aprender a nadar entre tiburones; se necesita mucha experiencia, tenacidad y constancia. La foto del encabezado corresponde a un trébol de cuatro hojas que recientemente hemos encontrado en el camino y que, según el dicho, costumbre, tradición o "chismorrología" , propiciará el cambio a mejor suerte. Si bien, como decía el del chiste: ¡Madrecita mía, déjame como estaba!

[1] Mackay, Harvey. “Swim with the Sharks Without Being Eaten Alive: Outsell, Outmanage, Outmotivate, and Outnegotiate Your Competition”. Ediciones Harper Business. 2005. Amazon.

sábado, 16 de agosto de 2014

Pescando ideas

Hace unas semanas, en “Poder mental”, te apuntaba la reflexión de Moss Kanter[1] acerca de que las empresas de éxito son las que posibilitan la liberación del poder mental de sus colaboradores, siendo doble la labor del directivo, gerente o ejecutivo al frente de la dirección: mantener el tipo del negocio en el presente y programar el futuro, configurando la institución como una organización ansiosa de anticiparse, promover o afrontar al cambio, apoyándose en ese poder intelectual y espiritual de los empleados. 

Traigo a colación lo anterior porque el extinto Fisher[2], cofundador de Century21 y creador de The ideafisher, pescando ideas, publicaba en 1995 que el indiscutible utensilio para las actividades empresariales era, sin lugar a dudas, la creatividad, siendo su particularidad o naturaleza esencial la llamada “reflexión por asociación”, proceso de pensamiento que aplica la mente para generar ideas, pudiendo ser esgrimido para actividades empresariales, profesionales o institucionales tan variopintas como el desarrollo de un plan de negocio, definir un producto o servicio, concebir un programa de marketing, resolver un problema en materia de recursos humanos, etc. 

Fisher recomienda atarearse con la mente, fructificando nuestras maestrías congénitas para afrontar cualquier reto por complejo o difícil que sea. Una vez conseguido ese nivel de hábito productivo mental, propiciaremos la creación de valor añadido único. Marsh, a ver si en este cambio de época en la que estamos, siguen estando de actualidad esos enfoques mentales creativos que configurabas a finales del siglo pasado. (Fuente de la imagen: sxc.hu).

[1] “Rosabeth Moss Kanter on the Frontiers of Management”. Harvard Business Review Book Series. 1997
[2] Fisher, Marsh. “The Ideafisher: How to Land That Big Idea-And Other Secrets of Creativity in Business”. Ediciones Petersons. 1995

viernes, 15 de agosto de 2014

¡No he entendido nada!

“Comeera” de coco la que me dio ayer Antonio con esto de las “Relaciones poderosas”[1], parece ser hit parade del verano. Con todo respeto a uno de los autores que han publicado recientemente con el mismo título, Arnoldo Cisternas Chávez, dado que rumio el tema desde hace unos años, con lo que el amigo defendió a ultranza y lo que en esta mañana he extraído de la Red, debo decirte que “de nuevo nada”, todo basado en la lógica ancestral y la vida misma, si no que se lo pregunten a los Pujols, Barcenas, Urdangarines, ... y otras hierbas aromáticas del poder que pululan dando ejemplo de ética y moralidad por mi país, relaciones poderosas que se adaptan e institucionalizan en cualquier década, ya sea la de los ochenta del siglo pasado, cuando todavía no existía Internet (caso Banca Catalana, a título orientativo y no vinculante) o al rosario de la Aurora de corrupción actual, en plena era virtual (Ahora sólo falta que se me critique con frase similar a la que apuntaba Fabra en la inauguración del aeropuerto de Castellón - el tristemente famoso aeropuerto del abuelo ... : "No han entendido nada ... Es un aeropuerto para las personas").

Me explico. Según Antonio, en línea con la sinopsis de uno de los libros del autor, parte la supuesta “new theory” que las “Power Relationships” es un “recorrido para comprender las bases sobre las que construimos nuestras relaciones” y que gracias a ese aprendizaje mejoraremos “la calidad de nuestros vínculos y conseguiremos desarrollar la capacidad de cuidar de nosotros mismos. Para ello habrá que revisar nuestra propia historia, concienciar la relevancia de lo que sentimos o nos hacen sentir los otros o comprender el valor que tienen las formas de narrar lo que nos sucede”. ¿Te suena algo? Presiento que sí.

El enfoque se fundamenta en la proposición de que vidas poderosas constituyen relaciones poderosas (¡Vaya novedad!) y, claro, relaciones poderosas generan equipos poderosos y, ya puestos, equipos poderosos son el cimiento de estructuras y colectividades que, como no podía ser de otra forma, pueden cambiar el mundo. Como diría Isabel: ¡O sea! ¿Me estás definiendo el foro Bilderberg? Sólo coincido en la reflexión “las vidas poderosas son las que tienen la capacidad de hacerse responsables de sí mismas y de la relación que articulan con los otros; con los seres que amamos, con los que trabajamos, aquellos con los que, en definitiva, compartimos presentes y futuros”, pero no confundamos el tocino con la velocidad, es decir, el poder de los renombrados anteriormente del poder interior de cada individuo. ¡Eh ahí el quid de la cuestión! 

A más inri, y para reforzar la antítesis que le formulé a Antonio, esa memoria rara, que esporádicamente asoma entre las depauperadas neuronas, me trajo a colación otro enfoque, visión o reflexión que en enero de este mismo año Panas y Sobel[2] escribían sobre “Power Relationships” (relaciones de poder), en el sentido que a pesar de que en la actualidad es sencillo conectarse con casi todo el mundo, es más complicado llamar la atención de determinada persona y, mucho más, emprender una correspondencia con valor, deliberación con la que coincido más, proponiendo los autores veintiséis reglas para cultivar esas relaciones poderosas, reglas que, siento decir, son básicas y de todos conocidas, sólo trasladadas la mayoría de ellas, por no decir todas, del entorno tradicional o físico y adaptadas a las nuevas realidades relacionales existentes (Fuente de la imagen del encabezado: rvs).

[1] Cisternas Chávez, Arnoldo. Relaciones Poderosas. Ediciones Kairos. 2014.
[2] Jerold Panas y Andrew Sobel. “Power Relationships: 26 Irrefutable Laws for Building Extraordinary Relationships”. Ediciones Wiley. 2014. Amazon.

jueves, 14 de agosto de 2014

Generación perdida

Escuchaba ayer el reportaje tertulia “La otra cara de los emprendedores”, en Espejo Público (A3), que giraba en torno a que una buena idea empresarial no es siempre sinónimo de éxito. Los casos de Juan Corberá, que decidió montar un buscador web de talleres de coches, invirtiendo unos cuantos miles de euros, fracasando en el intento, Javier Echaleku, que pasó de facturar unos cuantos millones de euros a la ruina, o Manuel Rodríguez, que montó una empresa de entretenimiento de caballos junto con su socio y que no cubre costes, todos ellos podrían encuadrarse en el calificativo “generación perdida”. Te dejo otro reportaje emitido días atrás con otras experiencias menos deprimentes aunque mileuristas.

Mientras escuchaba las odiseas de estos “emprendedores perdidos”, recordé el mensaje de Michael Gerber[1], en el sentido de que todo individuo dispuesto a iniciar un proyecto, hospeda en su interior tres personalidades que no siempre tienen por qué estar de acuerdo a la hora de llevar el timón: la emprendedora o innovadora, la directiva u organizadora y la técnica o “curranta” incansable propiamente dicha. Lógicamente, estas tres personalidades pueden divergir, sumiendo a la “emprendeduría” en un vicioso círculo de decisiones contradictorias o indecisiones que abocan al irremediable fracaso. Te dejo un vídeo, subido a Youtube por maal2al con el reportaje de TVE "Generación perdida", que algo tiene que ver con el tema de este post (Fuente de la imagen: sxc.hu).
____________________________________________
[1] Gerber ,Michael. The E-Myth Revisited. Ediciones HarperCollins.1995.

miércoles, 13 de agosto de 2014

La Quinta Disciplina

Se le atribuye a Arquímedes de Siracusa la siguiente cita: "Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo". Frase similar es la que utiliza Peter Senge para titular el capítulo 1 de “La Quinta Disciplina”[1], “Dadme una palanca y moveré el mundo” (si quieres acceder al libro, clickea AQUÍ, cortesía de gerenciaestrategica), en el sentido que estando al corriente de por donde tantear o tocar operativamente, la actividad, proyecto o tarea se desenvuelve de forma más clara, sencilla y natural y, mediante un adecuado apalancamiento (de palanca), se restablece el equilibrio de procedimientos más enredados o ininteligibles. 

Asimismo, las empresas que practican aprendizaje colectivo se encuentran mejor preparadas para avanzar en este futuro incierto que nos toca prever, al ser competentes para desplegar las habilidades que se necesiten para acertar, es decir, los rendimientos futuros se encuentran directamente relacionados con las habilidades y las capacidades para asimilar métodos, prácticas, caminos distintos, nuevos, convirtiéndose estas entidades en “instituciones inteligentes”, al propiciar la experiencia combinada de los grupos de personas que la integran, así como los talentos de cada uno de los individuos para aprender y, por derivación, triunfar en clave de colectivo. Te dejo un divertido vídeo, subido a Youtube por luceromarissa, con dibujos, imágenes y frases en torno al mensaje de organizaciones que aprenden (Fuente de la imagen: gráfico del libro).

[1]  Peter Senge. The Fifth Discipline. 1994. Ediciones Currency.

martes, 12 de agosto de 2014

Altamente efectivo

En este cambio de época que nos toca vivir, en la gestión empresarial y profesional no sólo necesitamos ser eficiente, sino, sobre todo y más que nunca, ser eficaz, lo que se conoce como “altamente efectivo”. Ya Peter Drucker en 1966, con su “The Efective Executive” (texto revisado en el 2002) apuntaba que la regla de medir a todo buen ejecutivo que se precie es su habilidad para trabajar bien lo que se debe hacer para conseguir los objetivos. Asimismo, por mucho talento, imaginación. Inteligencia, … que atesore, lo desaprovecharé todo si no dispongo de las adecuadas habilidades y hábitos para transformar mi tesoro en consecuencias proactivas. ¿Qué pericias o destrezas debo asimilar y accionar para ser efectivo? Estimo que sigue estando de actualidad lo que apuntaba el casi centenario autor en la década de los sesenta del siglo pasado: saber en qué invierto el tiempo, detectando y desterrando a los dilapidadores de tiempo; enfocarme en mi tributo a la organización y en cómo puedo mejorar esa contribución; ampliar mis fortalezas y las de mi equipo; establecer prioridades (otra vez te recuerdo lo de “primero lo primero”, referenciado en el post “Primero las raíces”), y sistematizar perennemente la toma de decisiones en el sentido de una definición precisa de la cuestión, decidir, actuar y retroalimentación (feedback). Te dejo un vídeo, subido a Youtube por Valeria Benavides Mier, con unos apuntes sobre el libro referenciado (Fuente de la imagen. vídeo y elaboración propia).

lunes, 11 de agosto de 2014

Primero las raíces

En relación al post del jueves pasado, “La clave”, me comentó Antonio que le recordó el libro “Liderazgo centrado en principios” (te dejo link a la compilación realizada por Rogelio Carrillo Penso), del extinto Stephen Covey, así que ayer desempolvé del baúl de los recuerdos el texto del autor de “Los siete hábitos” y, entre brisa de mar y ronroneo de olas, escruté las páginas para confirmar la reflexión del amigo, concluyendo que, más bien, lo complementa. 

También, me sirvió para “caer en la cuenta” que, “sin darme cuenta”, gestiono el tiempo, más veces de las deseables, en base a prioridades en vez de organizar las relaciones y la vida en sí, en torno a principios. 

Para retomar esa senda, debo empezar por mí mismo, practicando el hábito de Covey, “Primero lo primero”, centrándome más en la integridad y fortaleza de la personalidad y menos en la conducta, puesto que, como deja entrever el autor, primero crecen las raíces de un árbol y después las hojas. Que esta semana te sea beneficiosa en lo profesional, laboral, empresarial o institucional (Fuente de la imagen: sxc.hu).

domingo, 10 de agosto de 2014

Miércoles de palas

Fuente de la imagen: archivo propio
Apacible día de “playeo” el de ayer, en compañía de buena gente. Me acordé de momentos como el que te comenté hace unos años (ver postJugando a la pala[1]) y otros que creo aún no te he referido, como los de aquellos miércoles de los veranos de finales de la década de los setenta y principios de los ochenta del siglo pasado, que los pasaba en Donostia (San Sebastián) y en ese día de la semana, que descansaba del trabajo en el restaurante Vallés situado en la Parte Vieja (ahora sólo queda el establecimiento ubicado en la calle Reyes Católicos, del barrio Amara), me pegaba una “pechá” de jugar a la pala junto a Alonso[1], Vicente, José… 

Te dejo en el encabezado una instantánea, pose robada por Mariví a través de su súper cámara fotográfica y atinada la foto en el baúl de los recuerdos. Con esas raquetas vascas de madera que no volví a disfrutarlas hasta décadas después, ya en este siglo, cuando Teófilo me regaló un par con el inconfundible sello del país. Pensaba que este juego lo inventaron los vascos pero, según Europa Press [3], es oriundo de Cantabria, palas cántabras, consistiendo básicamente en golpear una pelota de tenis con una pala de madera.
_____________________________
[1] Velasco carretero, Manuel. Jugando a la pala. 2007. Sitio visitado el 10/08/2014.
[2] Velasco Carretero, Manuel. El huerto de Molíere. 2012. Sitio visitado el 10/08/2014.

sábado, 9 de agosto de 2014

Ensalada de queso de cabra y nueces

El sábado pasado Isabel y José Miguel nos invitaron en Ronda a muchas cosas (Gracias), todas ellas riquísimas y en un proactivo entorno de convivencia. Como hace tiempo que no te comento ninguna receta, intentaré conformarte en las siguientes líneas el formato culinario de la deliciosa ensalada de queso de cabra y nueces que degustamos, a base de lechuga de hoja de roble, rúcula, pasas, nueces, ciruelas sin hueso, generoso trozo de rulo de queso de cabra y tomates cherry. En cuanto al aliño, es importante el vinagre de módena, además de la miel de caña, generoso hilo de aceite de oliva virgen extra y un tanto rácano en la sal. Gracias, Isa, por los apuntes vía wasap (Fuente de la imagen: elaboración propia).

viernes, 8 de agosto de 2014

Cotas digeribles

Se le atribuye a Viktor Frankl[1] la siguiente reflexión: “Lo esencial es que el individuo no debería inquirir cuál es el significado de la vida, sino mostrarse conforme que es a él a quién se le interpela”. Me queda claro que casi ningún ser humano se libra de recibir algún que otro revés físico o emocional, que puede emborronar la respuesta a la pregunta que hace Frankl. Ayer me decía por teléfono un amigo que por primera vez en muchas noches había logrado dormir de un tirón durante ocho o diez horas seguidas sin despertarse; la ansiedad y el estrés de los últimos dos años, por motivos laborales y familiares, había anidado en su mente con intención de quedarse indefinidamente y de minar su fuerza interior. Después de recibir la última noticia no muy buena, parece que su mente por fin pudo descansar ante la nueva situación. Ahora es el momento de tomar decisiones, me comentó.

El psicólogo clínico y profesor emérito de la facultad de medicina de la Universidad de Oklahoma, doctor C. Eugene Walker[2], define la ansiedad o bloqueo mental como la reacción que tenemos ante una situación en la que creemos que nuestro bienestar corre peligro o está amenazado de alguna manera, encontrándose en todas partes y afectando a todas las personas, siendo uno de los síntomas principales de los trastornos emocionales. En cuanto al estrés, el Dr. Walker lo describe como la cantidad de presión procedente del entorno que uno puede soportar antes de empezar a desarrollar problemas para enfrentarse a él. Por fortuna, pueden atenuarse ese estrés y esa ansiedad a cotas digeribles que posibiliten bregar con prestancia y trazarse desafíos a medio y largo plazo, posición imprescindible para la conquista de una vida más lozana en cualquier sentido vital. Te dejo el vídeo, subido a Youtube por Pedro Atienza, con una entrevista al Dr. Viktor Frankl acerca del sentido de la vida.  Si puedes, recarga pilas en este fin de semana (Fuente de la imagen: sxc.hu).

[1] Viktor E. Frankl. “El hombre en busca de sentido”. Editorial Herder. 1991. 77 páginas.
[2] C. Eugene Walker. “Aprenda a relajarse: las técnicas y ejercicios más eficaces para la relajación física y mental”. Editorial AMAT. - 238 páginas.

jueves, 7 de agosto de 2014

La clave

Hace poco más de un mes me lo decía un compañero de estudios de Córdoba; no ha pasado una semana desde que me lo recordaba un amigo de Granada; la tarde de ayer, mientras observaba a los peques chapotear y disfrutaba de la conversación de los adultos, saboreando un vino añejo de Málaga y en el marco de un cumpleaños, volví a caer en la cuenta: vivir la vida con autodominio como si cada día, cada momento, fuera el último en esta estancia transitoria que es la Tierra. También lo dejó entrever hace unas décadas Tony Robbins [1]. Ciertamente, cualquier persona puede asumir el control de su existencia, explorando y rentabilizando al máximo las fuerzas que modelan y funden su destino, mediante el autodominio, clave para la calidad de vida en general y la creación, alimentación y fortalecimiento de un enérgico y, en este cambio de época, valiente sistema de creencias, valores, rituales, moralidad y ética de actuación. Han transcurrido más de diez años del post “Valores, credos y filosofías”, donde te reflexionaba sobre estos vilipendiados conceptos que maneja Tony, coincidiendo con él en que cualquier anhelo o deseo que tenga, puedo lograrlo si dispongo de un sistema de creencias, valores y filosofías proporcionado, proactivo y empático, que afecte a todo lo que señale, conciba o reflexione (Fuente de la imagen: elaboración propia).

[1]  Anthony Robbins. “Awaken the Giant Within”. 1992. Edit. Simon & Schuster. 544 páginas

miércoles, 6 de agosto de 2014

Patrañero, manipulador

Si negarse a manipular, mentir, prestidigitar… a los clientes para que compren es ser un mal vendedor, yo lo soy. Ese mensaje trasladaba ayer a dos personas. Una cosa es utilizar todas las artes legales y, por supuesto, éticas y morales, conocer al detalle lo que quiero vender, estar al cabo de la calle de las necesidades del cliente, tanto a corto como a medio y largo plazo, practicar la empatía… con el objetivo final de transferir el producto o ubicar el servicio y otra muy distinta engañar, manosear, incluso pretendiendo hacer creer al comprador que la idea ha sido suya y no del que vende.

Un momento; no saques conclusiones tan rápido, porque me leí libros como “El vendedor más grande del mundo” (o ver “Pergamino nº 9”) y percibo que no soy el único que en el tema de la gestión comercial lleva el paso cambiado. Pero tampoco me he caído ahora del guindo y me consta la existencia de vendedores que bebieron técnicas como las difundidas por James W. Pickens en sus textos. Hace unos meses estuve hojeando The Art of Closing Any Deal: How to Be a Master Closer in Everything You Do[1], que más que enseñar a ser un buen vendedor, parece que lo que pretende es preparar al lector para ser un patrañero, chauvinista, prestidigitador, mentalista y manipulador, cual alumno aventajado de Joseph Goebbels.

Para colmo, los “Pickens” que pululan por el mundo no solo se sienten orgullosos de sus docencias, sino que influyen y promueven a diestro y siniestro que sus súbditos, seguidores o “manejados” se sientan también orgullosos de lo que hacen, a base de trucos, artimañas y, una vez ganada la confianza del cliente, utilizar la herramienta más trascendental de todas: la "manipulación psicológica" para cerrar el trato. Bueno, para finalizar: ¿te acuerdas de "Reír, llorar..."? Pues en el marco de ese proyecto, el grupo Vendedor Técnico realizó un trabajo sobre las bodegas productoras de los vinos de Málaga y Sierras de Málaga. Te dejo un vídeo resumen, preparado y subido a Youtube por Adrian Fernández (Fuente de la imagen: sxc.hu).
________________________________________________
[1] Pickens, James W. The art of closing any deal : how to be a "master closer" in everything you do. New York: Shapolsky Publishers. 1989.

martes, 5 de agosto de 2014

De juegos y prisioneros

Después de presentar ayer un trabajo que terminamos el viernes (ver post “Informe de calificación”), en las escalinatas de la Ciudad de la Justicia me encontré con Pepe y Alberto, que andaban enfrascados reflexionando con tal sentencia de tal juez y el dilema del prisionero. Seguí escuchándolos mientras tomamos una cerveza en los aledaños. La verdad, no recordaba el referido dilema, atribuido a Albert W. Tucker [1]. Te lo comento transcribiéndote parte de la referencia de Paula Kasal[2] en el Diccionario Crítico de Ciencias Sociales[3]. Dos prisioneros incomunicados en celdas individuales han cometido dos crímenes, uno leve y otro grave. Existen pruebas suficientes para que les condenen por el primero, pero no por el segundo, a menos que alguno confiese haberlo cometido. El fiscal visita a uno de los prisioneros y le dice: "Tengo una buena noticia y una mala noticia para usted. La buena noticia es que si ninguno de ustedes confiesa su grave crimen, sólo podremos condenarles a dos años por su primer crimen y si usted confiesa, yo convenceré al jurado de que es usted un hombre arrepentido y de que el perverso es su compañero, de modo que usted quedaría libre en un año y él permanecería en prisión 10 años. La mala noticia es que voy a hacerle la misma oferta a su compañero". "¿Y qué ocurriría si ambos confesásemos?", pregunta el prisionero. "Entonces no tendré razón para beneficiar a ninguno de ustedes, dejaré que la justicia tome su curso y, como el crimen es grave, estimo que les condenarán al menos a 8 años". Así, los prisioneros se encuentran ante el dilema que te dejo en la imagen del encabezamiento. Cada uno piensa que sólo pueden pasar dos cosas: que el otro confiese o que no confiese. "Si confiesa, es mejor que yo también lo haga, porque de lo contrario me quedaré 10 años en la cárcel. Si no confiesa y yo sí, entonces podré beneficiarme de la oferta del fiscal y quedaré libre en un año". La conclusión es que haga lo que haga el otro, lo mejor es confesar. Ambos razonan de igual modo, con lo cual ambos confiesan y se quedan en la cárcel mucho más tiempo del que les habría tocado, si hubiesen cooperado entre sí y ninguno de los dos hubiese confesado. 

Ya centrado en el tema, apunté que me gusta más la teoría del equilibrio (o teoría de juegos), por la que John Nash recibió el Premio Nobel de Economía en 1994, al demostrar matemáticamente que la colaboración es más beneficiosa que la competitividad. La teoría de juegos[4] utiliza modelos para estudiar interacciones en estructuras formalizadas de incentivos (los llamados "juegos") y llevar a cabo procesos de decisión, analizando las estrategias óptimas así como el comportamiento previsto y observado de las personas en esos “juegos”. A pié de post te dejo un fragmento de la película "Una mente maravillosa", subido a Youtube por Adrián Polegre González, donde se reproduce el proceso de generación de la idea en Nash hasta el día de entrega del premio. En cuanto a la aplicación de estas terorías, hace unas décadas Nalebuff y Dixit[5] escribían sobre las bases para entender las ideas y principios de las interacciones estratégicas, donde el trabajo, la política y la vida social consisten en un flujo constante de decisiones tomadas por todos los individuos, elecciones que interactúan unas con otras, afectando a nuestros actos, nuestros pensamientos y, en resumen, a nuestra vida.

[1] R. D. Luce y H. Raiffa, Games and Decisions, Wiley, N. York, 1957, p. 94.
[2] Paula Casal. Keele University, UK.
[3] Diccionario Crítico de Ciencias Sociales Román Reyes (Dir). UCM.
[4] Davis, M. D. (1971): Introducción a la teoría de juegos. Alianza Editorial.
[5] Barry Nalebuff, Avinash Dixit. “Thinking Strategically: The Competitive Edge in Business, Politics, and Everyday Life”. Ediciones W. W. Norton & Company. 1991