jueves, 21 de octubre de 2021

Tramitación procesal orientada al dato

Fuente de la imagen: myrfa en pixabay
Recientemente, el Gobierno de mi país (GE), ha aprobado el Anteproyecto de Ley de Eficiencia Digital del Servicio Público de Justicia, que tiene como objetivo establecer un marco jurídico que facilite y promueva la digitalización, regulando los servicios digitales accesibles a la ciudadanía, reforzando la seguridad jurídica en el ámbito digital y orientando al dato los sistemas de Justicia[1]. Con esta norma, el GE pretende, por un lado, situar a la Administración de Justicia española (AJ) en la vanguardia del empleo de las tecnologías de la información en la Unión Europea[2] y, por otro, avanzar en cohesión social y territorial, gracias a la cohesión digital. Además, impulsa la transformación de la Justicia hacia un servicio público que sea cercano, eficaz y rápido[3].

Según el GE, esta nueva ley de Eficiencia Digital reconoce el derecho de la ciudadanía a un servicio personalizado de acceso a procedimientos, informaciones y servicios[4], reforzando la seguridad jurídica digital en las actuaciones y servicios no presenciales y posibilitando la realización de juicios, vistas telemáticas con plenas garantías en entornos seguros[5] y facilitando la prestación de los servicios notariales y registrales sin necesidad de presencia física[6]. Pero como ya se ha insinuado en el anterior párrafo, una de las principales novedades que contiene la ley es la transición de una tramitación orientada al documento a una tramitación orientada al dato, permitiendo, mediante un análisis estructurado de la multitud y a través de la cogobernanza del dato, realizar un óptimo diseño de políticas públicas.

El Anteproyecto implanta otras medidas que responden a reivindicaciones de los operadores jurídicos y que contribuyen al bienestar de los trabajadores de la Justicia, como son el derecho a la desconexión digital para favorecer la conciliación familiar y laboral; la cita previa; el trabajo deslocalizado; o la reducción o eliminación de brechas geográficas, económicas, sociales, de discapacidad, de género, formativas o, incluso, propiamente digitales[7]. También, se fortalece la interoperabilidad de los sistemas existentes mediante el intercambio de expedientes electrónicos y la transmisión de documentos electrónicos entre órganos judiciales o fiscales[8]. Fuente de la información: GE. Fuente de la imagen: myrfa en pixabay.
_____________________
[1] La norma propiciará estructurales medidas como la celebración de vistas y actos procesales telemáticos, que se implantaron durante la pandemia, pero que después se han consolidado. Los más de 590.000 juicios telemáticos celebrados durante la pandemia han supuesto un ahorro estimado en desplazamientos de más de 12 millones de euros y han evitado la emisión de más de 5.850 toneladas de CO2.
[2] La ley pretende poner el foco en la ciudadanía y establece la obligación de las administraciones competentes en materia de Justicia de garantizar la prestación de un servicio público de Justicia de calidad por medios digitales en todo el territorio del Estado.
[3] Este texto normativo está en línea con la Carta de Derechos Digitales promovida por la Vicepresidencia Primera, el Ministerio de Ciencia e Innovación y la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, junto con el Ministerio de Justicia.
[4] Con este fin, se avanza en el Expediente Judicial Electrónico, ampliando servicios y funcionalidades a través de la Carpeta Justicia.
[5] Contempla la regulación de los sistemas de identificación y firma digital electrónica, además de la regulación del sistema Cl@ve Justicia, para la identificación y firma no criptográfica en las actuaciones y procedimientos judiciales llevados a cabo por videoconferencia.
[6] La ley pretende favorecer un modelo cogobernado de los sistemas de información, respetando la autonomía y competencias de los sistemas de las CCAA. Se pretende favorecer el diálogo tecnológico y la prestación del servicio en todo el territorio del Estado.
[7] Recoge expresamente las relaciones e interoperabilidad de la Administración de Justicia con los sistemas de digitalización del país, como los sistemas de comunicación con el resto de administraciones públicas o los sistemas generales de servicios a los ciudadanos.
[8] El GE pretende que nadie se quede atrás y persigue saldar una deuda pendiente con la Administración de Justicia y su eterna modernización, que nunca llegaba, así como con su transformación en un recurso universal en términos de accesibilidad.

miércoles, 20 de octubre de 2021

Cuarto y mitad de perfil Python

Fuente de la imagen: archivo propio
En ¿A cómo tienes hoy el kilo de blog?[1] te contaba que cuando estaba trabajando de director de auditoría interna en un grupo empresarial del sector de la distribución, al pasar por la pescadería del hipermercado en Marbella (España), le preguntaba al pescadero: ¿A cómo tienes el kilo de gallo hoy? Al frutero: ¿A cómo tienes el kilo de papaya? Al carnicero: ¿A cómo tienes el kilo de secreto ibérico? Cuando me sentaba con la directora de recursos humanos: ¿A cómo tienes el kilo de currículum? En “Cuarto y mitad de coaching[2] te comenté la variante del “cuarto y mitad”, en ese caso para criticar el uso que se le hace a términos técnicos como puede ser “coaching” y sus derivados semánticos.

Te referencio lo anterior porque desde el lunes estoy acompañando a los representantes en España de una importante multinacional que están valorando abrir sede en la Comunidad Autónoma de Andalucía (recuerda lo descrito en “Un poquito de offshoring, por favor[3]), por las distintas instituciones que amablemente nos atienden (Promálaga, Agencia Idea, asociaciones sectoriales de empresarios… hoy seguimos con la agenda). Escucho a uno de los interlocutores decir “cuarto y mitad de perfiles en lenguaje de programación Python”, para expresar humorísticamente la gran demanda de perfiles profesionales relacionados directamente con toda la ingeniería. Fuente de la imagen: archivo propio.
______________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. ¿A cómo tienes hoy el kilo de blog? 2004. Sitio visitado el 20/10/2021.
[2] Velasco Carretero, Manuel. Cuarto y mitad de coaching. 2007. Sitio visitado el 20/10/2021.
[3] Velasco Carretero, Manuel. Un poquito de offshoring, por favor. 2021. Sitio visitado el 20/10/2021.

martes, 19 de octubre de 2021

Menos vender la moto y más win-to-win

Fuente de la imagen: Bluesnap en pixabay
En ¿No querías sopa? Pues toma “Atrévete a ganar”[1] te trasladaba el envite de los autores Jack Canfield y Mark Victor Hansen, acerca que la vida tiene mucho que ofrecerme si me atrevo a intentar conseguirlo. Fenomenal, Jack, Mark ¿Pero qué pasa si la otra parte también piensa en ganar a costa de que yo pierda? Y es que, a lo largo de mi vida profesional, en más de una ocasión “me han vendido la moto” (vieja, estropeada...) y he tenido que asumir el coste que supone cumplir con la palabra dada mientras la otra parte ganaba a costa de la estratagema, ardid, artimaña o, simplemente, “se iba de rositas”.

Define la Comisión Económica y Social para Asia Occidental[2] el binomio win to win, (ganar, ganar) como esa situación en la que todos ganan, también llamada “juego en el que todos ganan” o un juego de suma distinta de cero en la teoría de juegos. Escenario o contexto en el que la cooperación, el compromiso o la participación grupal propicia que todos los participantes se beneficien. El término se puede aplicar a muchos aspectos de la vida laboral o empresarial y se contrasta con el juego de suma cero o la situación de ganar-perder, donde el factor dominante es que al menos una persona gana y otra pierde[3].

Te cuento lo anterior porque en un momento de la agradable conversación, mi interlocutor dejo caer el término win-to-win, que en el contexto de gestión de personas en el que estábamos, lo conceptualicé como esa construcción de relaciones laborales, empresariales o institucionales, donde ambas partes ganan. Ya no es solo una cuestión de ética y moralidad, hoy debe formar parte de esa necesaria gestión del talento en las empresas, para retener a sus colaboradores y colaboradoras, sean estos internos o externos. Así que "menos vender la moto" y "más win-to-win". Fuente de la imagen: Bluesnap en pixabay.
___________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. ¿No querías sopa? Pues toma “Atrévete a ganar” 2020. Sitio visitado el 19/0/2021.
[2] Comisión Económica y Social para Asia Occidental. Sitio visitado el 19/10/2021.
[3] Estos también se denominan juegos de suma cero y los ejemplos incluyen la mayoría de los juegos de mesa para dos personas. Por ejemplo, un juego de ajedrez es de suma cero. Un ganador, +1, se suma a un perdedor, -1, lo que da como resultado un total de cero.

lunes, 18 de octubre de 2021

Disciplinas que empujan a las Ciencias Sociales

Fuente de la imagen: archivo propio
Siguiendo a A. Korotayev[1], la evolución social es una teoría de la sociobiología y la evolución cultural que describe cómo las sociedades y la cultura cambian a lo largo del tiempo. D. Tivel[2] la define como ese proceso por el cual la reorganización estructural se ve afectada a través del tiempo, produciendo finalmente una forma o estructura que es cualitativamente diferente de la forma ancestral. Según D. Marshall y A. Arbor[3], en el campo de la antropología social, la evolución social suele entenderse como la evolución de las estructuras y sistemas sociales.

Realizo la introducción anterior porque en el fin de semana pasado he estado “rehojeando” “La evolución Social”[4], de V. Gordon Childe, investigador australiano que realizó una síntesis, intentando conciliar sus descubrimientos en la arqueología con los análisis etnográficos en el marco de un planteamiento presuntamente progresista en el campo de la historia, tres disciplinas (arqueología, etnografía e historia), que se interrelacionan y convergen para reforzar el progreso de las ciencias sociales actuales.

El punto del que parte el autor es la concepción de la historia humana como totalidad, lo que implica, a su vez, la consideración de cultura como unidad, planteamiento que posibilita a Childe trabajar una síntesis de elementos arqueológicos y etnográficos en el ecosistema histórico como referencia. Una de sus conclusiones es que “la adaptación al medio es una condición para la supervivencia”. Parte de este texto también se ha editado en el sitio book—post, bajo el título “La Evolución Social”. Fuente de la imagen: archivo propio.
_____________________________
[1] Korotayev, Andrey. World Religions and Social Evolution of the Old World Oikumene Civilizations: A Cross-cultural Perspective. Edwin Mellen Press. 2004.
[2] Tivel, David. Evolution: Cultures and Ethnicity". Evolution: The Universe, Life, Cultures, Ethnicity, Religion, Science, and Technology. Pittsburgh: Dorrance Publishing. 2012.
[3] Marshall David Sahlins, Ann Arbor, Evolution and culture. MI: Univ. of Michigan Press, 1960.
[4] Childe, V. Gordon. La evolución Social. Ed. Alianza Editorial. 1980.

domingo, 17 de octubre de 2021

Come, Manolo, que es bueno para el pelo

Fuente de la imagen: archivo propio
En el sitio gastropost, texto “Calamares rellenos[1], me comprometí contigo a presentarte mi receta de pimientos rellenos. Y por respeto al valor de la palabra dada, aquí va el cumplimiento. En “Son buenos para el pelo[2] alababa las propiedades de este fruto, del género de plantas “capsicum”. Hasta los doce años aproximadamente, viví en una huerta, donde mis padres cultivaban frutos, verduras y hortalizas, que luego vendían en el pueblo y que, obviamente, consumíamos, autoconsumo. Recuerdo a mi progenitor arrancar de la planta una de las protuberancias, que colgaban del tallo a modo de “pingajos” verdes, dándole un bocado a continuación. Al descubrir mi curiosidad, me dijo “Come, Manolo, que es bueno para el pelo”. Así que, con su visto bueno, cogí otro de esos presuntos manjares e hinqué los dientes, detectando un sabor dulzón que me desagradó. “A comértelo todo”. dictaminó.

Eso le dije al querubín "en plan broma" cuando le presenté el “emplatado” de pimientos rellenos que preparé. Arriba te dejo una instantánea previa. Reconozco que me gusta más cocinar con los pimientos más pequeños, pero en la “plaza de abastos” solo había de tamaño grande y me pregunté ¿Por qué no intentarlo? El proceso de elaboración es similar al de los calamares rellenos. Dependiendo del tamaño (los de hoy son grandes), te agencias ocho o diez pimientos (o los que necesites, reitero que los prefiero de tamaño más bien pequeños), medio kilo de carne picada de la que te guste (hago “coupé” de cerdo y ternera), un vaso de caldo casero de carne de ternera, cerdo y pollo, un huevo, una cebolla, un pimiento, un tomate, dos dientes de ajo, perejil, pan ya oreado de varios días en talego, pimienta, sal, nuez moscada, un vasito de vino blanco envejecido (a ser posible de Mollina) y sal y azafrán al gusto.

Después de poner el pan duro a remojar, lo siguiente que tienes que hacer es limpiar adecuadamente los pimientos y enjuagarlos con agua fresca y secándolos con servilleta de papel, extrayendo cuidadosamente “el pitorro” (que lo reservas para que luego actúe de tapadera) y las pepitas del interior. Seguidamente, mezclas la carne picada, los trocitos de ajo, el perejil, el pan remojado, el huevo batido y sal y pimienta al gusto. En una sartén con aceite de oliva virgen extra, rehogas el relleno y lo reservas. A continuación, armándote de paciencia, coges una cuchara de postre y procedes al relleno de los pimientos. Lo cierras con un palillo higiénico (He utilizado varios porque se me han desgajado los sacos). Luego doras los pimientos rellenos a fuego suave en la sartén con un poco de aceite.

Con la cebolla, el tomate, el pimiento y el otro diente de ajo, preparas el sofrito (dependiendo de la intensidad del fuego, entre 7 y 12 minutos), agregas algunas hebras de azafrán e incorporas el vino blanco, dejándolo cocerse hasta la evaporación del alcohol. Enseguida vuelcas el caldo de carne (aquí me gusta el toque de nuez moscada) y lo dejas entre cuatro y seis minutos para luego insertar los pimientos rellenos, removiéndolos de vez en cuando (para que no se te peguen) y dándole la vuelta (entre 12 y 15 minutos por lado). Luego la sal y la pimienta al gusto. Como se dice en el sitio “Las recetas de la abuela Juli”: Disfrútalo, porque es lo que pide. Parte de este texto también se ha editado en el sitio gastropost, bajo el título “Pimientos rellenos”. Fuente de la imagen: archivo propio.
_________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. Calamares rellenos. Sitio gastropost. 2021. Visitado el 17/10/2021.
[2] Velasco Carretero, Manuel. Son buenos para el pelo. 2016. Sitio visitado el 17/10/2021.

sábado, 16 de octubre de 2021

Tutorizando el caminar a la Excelencia

Instantánea de una de las incontables videotutorias TFM individuales 
Pelín triste me he levantado esta mañana. El viernes me despedí de la III Promoción de Trabajos Fin de Máster (TFM) del Máster de Compliance y Protección de Datos de la Escuela Internacional de Posgrados (EIP), título propio de la UEMC. Agradezco a la dirección la oportunidad que me ha brindado. Han sido nueve meses y tres grupos: I, II y III (creo que ya va la Escuela por la Promoción XI), tres ediciones en las que he trabajado el método que te comenté en “Relación académica especial, única, excelente[1], porque creo a pie juntillas que un Trabajo Fin de Grado (TFG), un Trabajo Fin de Experto (TFE) o un TFM cumplen una Triple Función: 1. ser la guinda académica del pastel conformado por ese estudio universitario realizado (no solo para cumplir con lo estipulado en el Plan de Bolonia); 2. limar asperezas, sanar heridas… acumuladas por el alumno o la alumna durante el desarrollo del programa didáctico del máster (planteamiento que repercute positivamente en la reputación de la institución educativa); y 3. que todo el sufrimiento pedagógico se convierta en disfrute intelectual. Y para ello, una relación académica directa y continua entre tutorizado/a y tutor/a es esencial para garantizar esa oportunidad de lo que recientemente le transmitía a la alumna Daniela, que la elaboración del TFM es un trabajo conjunto, armonioso, entre tutorizado/a y tutor/a; si ambos realizan con ánimo su tarea, seguro que el alumno o la alumna caminará hacia esa excelencia que anhela y se merece.

Por lo demás, como todo en la vida, conviven principio y final. En este mundo que nos toca vivir, de reputación on line, análisis masivo de datos (big data), anteponer coste a inversión o la optimización de la gestión del talento en las organizaciones, es momento de poner en standby el formato de dirección de TFMs en el que creo, me siento feliz de promocionar y, siempre que se promueva el binomio ganar-ganar, lo seguiré practicando (en argot del gremio del taxi, hoy enciendo el letrero de “libre”). Pero no quiero expresarme mal. Por muy importante que sea mi método, que lo es (sí, ya sé: "no tengo abuela"), éste se encontrará huérfano si no existe un claustro de profesores y profesoras comprometido con el proyecto común de formar al alumno o alumna en las competencias que ha contratado en su matrícula. Por lo anterior, me reitero en lo reflexionado en “La esencia de la Escuela permanece[2], cuando te insinuaba que en el mañana "seguiría" o "no estaría" en esa institución educativa que me ha acogido durante estos meses, pero "eso era lo de menos", porque lo importante era la “Esencia de la Escuela”, que permanecía. Desde aquí mi sincera felicitación a todos los APTOS de la Promoción I, II y III. Os lo merecéis. Confiad en vosotros y en los conocimientos prácticos adquiridos. Te dejo documento de despedida que edité, publicado en mi canal de Youtube. Imagen: captura de pantalla de una de las innumerables videotutorías individuales TFM que he realizado con alumnado; archivo propio.
_________________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. Relación académica especial, única, excelente. 2021. Sitio visitado el 16/10/2021.
[2] Velasco Carretero, Manuel. La esencia de la Escuela permanece. 2021. Sitio visitado el 16/10/2021.

viernes, 15 de octubre de 2021

¿Efectividad del programa Next Generation EU?

Fuente de la imagen: geralt en pixabay
Parte de la tarde del jueves la pasé “ojeando” el interesante trabajo de Silvia Albrizio y José Federico Geli[1], titulado “Un análisis empírico de los factores que pueden potenciar la efectividad del programa Next Generation EU[2], publicado en el Boletín Económico 4/2021 del Banco de España. Para los autores, el recurso al programa Next Generation EU (NGEU), puede convertirse en uno de los principales factores que determinen el devenir de la economía española en los próximos años. Por ello, analizan el impacto económico que ha tenido el Fondo Europeo de Desarrollo Regional durante los últimos 20 años, debido a la similitud de los objetivos de dichos fondos y del NGEU y a la disponibilidad de información.

Los resultados obtenidos sugieren que el marco regulatorio determina, al menos en parte, la magnitud del multiplicador fiscal de los fondos europeos. Por ejemplo, una regulación del mercado de trabajo y de productos más flexible puede aumentar la magnitud del multiplicador de manera persistente. Pero para Albrizio y Geli, es importante resaltar que, aunque los indicadores referidos al marco regulatorio proporcionan una orientación acerca de sus efectos sobre los multiplicadores y permiten hacer ejercicios de sensibilidad, es fundamental considerar, a la hora de diseñar las reformas estructurales, las características propias de los mercados de productos y de trabajo de cada región.

También, señalan que el impulso fiscal NGEU representa un salto cuantitativo respecto a la magnitud del FEDER sin precedente histórico. En este sentido, este análisis tampoco tiene en consideración los posibles efectos desbordamiento, que potenciarán el impacto macroeconómico de los fondos del NGEU, en un contexto en el que la ejecución de sus proyectos tendrá lugar de forma simultánea en toda la Unión Europea. Finalmente, Los Servicios de la Comisión Europea estiman que, en el medio plazo, los efectos desbordamiento podrían contribuir a aumentar el crecimiento del PIB español en hasta cuatro décimas anuales[3]. Fuente de la información: BE. Fuente de la imagen: geralt en pixabay.
__________________________
[1] Silvia Albrizio y José Federico Geli, de la Dirección General de Economía y Estadística. Banco de España.
[2] Silvia Albrizio y José Federico Geli[2] “Un análisis empírico de los factores que pueden potenciar la efectividad del programa Next Generation EU. Banco de España. 2021. Sitio visitado el 15/10/2021.
[3] No obstante, este efecto tiende a desaparecer conforme aumenta el horizonte temporal.

jueves, 14 de octubre de 2021

Caja de herramientas europea para avería eléctrica

Fuente de la imagen: Romario99 en pixabay
Al igual que muchas otras regiones del mundo, la Unión Europea (UE) registra una fuerte subida de los precios de la energía, debido al aumento de la demanda mundial de energía a medida que se acelera la recuperación económica tras el punto álgido de la pandemia de COVID-19. El precio del carbono en Europa también ha aumentado considerablemente en 2021, pero a un ritmo inferior al del gas. El efecto de la subida de precios del gas en los costes de la electricidad es nueve veces mayor que el del precio del carbono. Dada la situación global y regional (UE), la Comisión Europea recientemente ha adoptado una Comunicación sobre los precios de la energía, a fin de hacer frente a la subida excepcional de los precios mundiales de la energía, que se prevé que dure todo el invierno, y prestar ayuda a las empresas y los ciudadanos de Europa. La Comunicación abarca un conjunto de medidas, a modo de caja de herramientas para resolver la situación, que la UE y sus Estados miembros pueden adoptar para hacer frente al impacto inmediato de las subidas actuales de precios y seguir reforzando la resiliencia frente a futuras perturbaciones. Las medidas nacionales a corto plazo comprenden un apoyo urgente a la renta de los hogares, ayudas estatales a las empresas y reducciones fiscales específicas. La Comisión también apoyará las inversiones en energías renovables y eficiencia energética; estudiará posibles medidas en materia de almacenamiento de energía y compra de reservas de gas; y examinará la actual configuración del mercado de la electricidad.

Según la CE, el marco jurídico vigente permite a la UE y a sus Estados miembros adoptar medidas para hacer frente a los efectos inmediatos en los consumidores y la industria, por lo que debe darse prioridad a medidas específicas que puedan paliar rápidamente el impacto de las subidas de precios para los grupos vulnerables y las pequeñas empresas[1]. Las medidas inmediatas van desde proporcionar apoyo de emergencia a los ingresos de los consumidores en situación de pobreza energética, por ejemplo, mediante vales o pagos parciales de facturas, que pueden financiarse con cargo a los ingresos del RCDE UE, hasta facilitar un acceso más amplio a los acuerdos de compra de energía renovable y apoyarlos con medidas de acompañamiento, pasando por autorizar aplazamientos temporales del pago de facturas, establecer salvaguardas para evitar los cortes de suministro de la red, prever reducciones temporales y selectivas de los tipos impositivos para los hogares vulnerables, prestar ayuda a empresas o industrias, de conformidad con las normas sobre ayudas estatales de la UE, intensificar los contactos internacionales en materia de energía para garantizar la transparencia, la liquidez y la flexibilidad de los mercados internacionales o investigar los posibles comportamientos anticompetitivos en el mercado de la energía y pedir a la AEVM[2] que siga mejorando el seguimiento de la evolución del mercado del carbono.

Para la CE, la transición hacia una energía limpia es el mejor seguro contra futuras perturbaciones de precios y debe acelerarse[3]. Mientras que las energías renovables más baratas desempeñan un papel cada vez más importante en el suministro de la red eléctrica y en la fijación del precio, siguen siendo necesarias otras fuentes de energía, incluido el gas, en épocas de mayor demanda. Con arreglo a la actual configuración del mercado, el gas sigue fijando el precio global de la electricidad cuando se utiliza, ya que todos los productores reciben el mismo precio por el mismo producto cuando entra en la red: la electricidad. Existe un consenso general sobre el hecho de que el actual modelo de fijación de precios sigue siendo el más eficiente, pero es necesario un análisis más profundo. La crisis también ha puesto de relieve la importancia del almacenamiento para el funcionamiento del mercado del gas de la UE. En la actualidad, la UE tiene capacidad de almacenamiento para alrededor del 20 % de su consumo anual de gas, pero no todos los Estados miembros tienen instalaciones u obligaciones de almacenamiento.

Entre las medidas a medio plazo para un sistema energético descarbonizado y resiliente se encuentran desde intensificar las inversiones en energías renovables, renovaciones y eficiencia energética, y acelerar las subastas de energías renovables y los procesos de autorización, hasta impulsar el papel de los consumidores en el mercado de la energía, empoderándolos para elegir y cambiar de proveedor, generar su propia electricidad y unirse a comunidades de energía, pasando por el fomento de la capacidad general de almacenamiento de energía para apoyar la evolución de la cuota de energías renovables, también de las baterías y el hidrógeno, pedir a los reguladores europeos (ACER) que estudien las ventajas y los inconvenientes de la actual configuración del mercado de la electricidad y propongan recomendaciones a la Comisión cuando proceda, considerar la revisión de la normativa sobre seguridad del suministro para garantizar un uso y un funcionamiento mejores del almacenamiento de gas en Europa, estudiar las posibles ventajas de la compra conjunta voluntaria de reservas de gas por parte de los Estados miembros o crear nuevos grupos regionales transfronterizos de riesgo en materia de gas para analizar los riesgos y asesorar a los Estados miembros sobre la formulación de sus planes de acción nacionales de prevención y emergencia.

La CE estima que las medidas de este conjunto contribuirán a dar una respuesta oportuna a los actuales picos de los precios de la energía, que son consecuencia de una situación mundial excepcional. También contribuirán a una transición energética asequible, justa y sostenible para Europa y a una mayor independencia energética. Las inversiones en energías renovables y eficiencia energética no solo reducirán la dependencia de los combustibles fósiles importados, sino que también facilitarán precios al por mayor de la energía más asequibles y más resistentes a las restricciones de suministro mundiales. La transición hacia una energía limpia es el mejor seguro contra perturbaciones de precios como esta en el futuro, y debe acelerarse, también por el bien del clima. Cree la CE que el conjunto de medidas permitirá dar una respuesta coordinada para proteger a los más vulnerables, estando cuidadosamente planteado para abordar las necesidades a corto plazo de reducir los costes de la energía para los hogares y las empresas, sin perjudicar al mercado interior de la energía de la UE ni a la transición ecológica a medio plazo. Fuente de la información: CE. Fuente de la imagen: Romario99 en pixabay.
____________________________
[1] Estas medidas deben ser fácilmente ajustables en primavera, cuando se espera que la situación se estabilice, no debiendo perturbar la transición a largo plazo ni las inversiones en fuentes de energía más limpias.
[2] Autoridad Europea de Valores y Mercados.
[3] La UE seguirá fomentando un sistema energético eficiente con una alta proporción de energías renovables.

miércoles, 13 de octubre de 2021

En torno al Performance Management

Fuente de la imagen: geralt en pixabay
Agradable estancia en casa de Esther y Antonio (Gracias). Saboreando un “café de los de antes”, estuve escuchando a estos expertos en “gestión de personas”, como les gusta que se les catalogue, reflexionar sobre las actuales corrientes de coordinación de recursos humanos en Andalucía en general y en los polos tecnológicos de Málaga (España) en específico, que gravitan en torno a conceptos tales como "fidelización" o "gestión colectiva del desempeño".

En esta mañana otoñal voy a centrarme en el último término, conocido también como performance management y que, siguiendo a Brewster, Harris y otros[1], lo entiendo como el modo de aseguramiento del cumplimiento de los objetivos de una organización, una división, un departamento, un proceso, una actividad, una tarea… incluso una persona, de manera eficaz y eficiente a través de las actividades programadas y los recursos asignados.

Según Rohner y Mettler[2], los principios de gestión del desempeño se utilizan con mayor frecuencia en el lugar de trabajo y se pueden aplicar dondequiera que las personas interactúen con su entorno para producir los efectos deseados no solo en ecosistemas empresariales o profesionales, sino también en escuelas, equipos deportivos, agencias gubernamentales, eventos sociales e incluso políticos. Fuente de la imagen: geralt en pixabay.
_________________________
[1] Harris, Hilary; Brewster, Chris; Sparrow, Paul. International Human Resource Management. CIPD. 2003.
[2] Mettler T, Rohner P. Performance management in health care: The past, the present, and the future. International Conference Business Informatics. 2009.

martes, 12 de octubre de 2021

Legislando el no desperdicio de alimentos

Fuente de la imagen: archivo propio
Si eres follower de este sitio conoces mi interés por todo lo relacionado con el “desperdicio cero”. Textos como “El desperdicio alimentario en mi país”, “Devolviendo el plástico - Return the plastics”, “Estrategias para proteger la Tierra” o el explícito “Cero Desperdicio[1] son prueba de ello. Comprenderás que me alegren noticias como la reciente presentación por parte del Gobierno de mi país (GE) del Anteproyecto de Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario[2], concebido para producir una drástica reducción del desecho de alimentos sin consumir que acaba en la basura y fomentar su aprovechamiento[3]. La norma promueve actuaciones para evitar la pérdida de alimentos en toda la cadena alimentaria, desde la cosecha hasta el consumo, y plantea una jerarquía donde se prioriza la alimentación humana[4].

Indica el GE que tanto los alimentos que se aproximan a la fecha de caducidad como a la de consumo preferente indicada en la etiqueta pueden venderse, adquirirse y consumirse y no deben de acabar en la basura. La primera prioridad es que se donen a organizaciones sin ánimo de lucro o bancos de alimentos para que los consuman las personas que los necesiten. Los alimentos que no se vendan pero que estén en condiciones óptimas de consumo tendrán que transformarse en otros, como zumos, mermeladas o cremas. Cuando no sean aptos para el consumo humano, se plantea la posibilidad de que se usen como subproducto de la alimentación animal o fabricación de piensos, para la industria, para la obtención de compostaje o para la obtención de biogás u otro tipo de combustible.

Me gusta la propuesta de que los establecimientos de hostelería, como bares y restaurantes, tendrán que ofrecer a sus clientes la posibilidad de que se lleven, sin coste adicional, lo que no hayan consumido. Igualmente, aquellos productos con fecha de consumo preferente vencida, como el aceite de oliva virgen, que siguen siendo consumibles, deberán presentarse al consumidor de forma separada y claramente diferenciados del resto, con precios inferiores, o destinarse a la donación. Finalmente, las tiendas con una superficie superior a los 400 metros cuadrados, tendrán que habilitar un lugar para colocar los productos que estén en condiciones perfectas para el consumo, pero que tengan mala apariencia[5]. Fuente de la información: GE. Fuente de la imagen: archivo propio.
____________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. El desperdicio alimentario en mi país (2018), Devolviendo el plástico - Return the plastics (2021), Estrategias para proteger la Tierra (2019) o el explícito Cero Desperdicio (2019). Sitios visitados el 12/10/2021.
[2] España es el tercer país de la Unión Europea que va a legislar en materia de despilfarro alimentario, tras Francia e Italia, si bien lleva años haciendo campañas que apuestan por una alimentación sana, segura, sostenible y a buen precio.
[3] Los hogares españoles tiraron a la basura más de 1.300 millones de kilos de alimentos sin consumir, una media de 31 kilos por persona. Ante estos datos, el ministro ha explicado que la futura ley trata de atajar un triple desperdicio: económico, medioambiental y moral.
[4] La futura ley contempla incentivar la venta de alimentos de temporada, de proximidad, ecológicos y a granel.
[5] Parte de este texto se ha editado en el sitio gastropost, bajo el título "Prevención Desperdicio Alimentario".

lunes, 11 de octubre de 2021

Constituye una unidad en sí misma

Fuente de la imagen: archivo propio
Los dos tomos de la “Historia de las ideas políticas”, cuyo compendio o coordinación se le atribuye al politólogo e historiador francés Jean Touchard[1], los husmeé en la estantería el año pasado, al inicio de la pandemia, y en el último fin de semana he terminado de “rehojearlo”. Se lee en la solapa que Touchard, en su relativa corta estancia por este mundo (vivió 52 años), se dedicó al profundo estudio de las ideas y sentimientos políticos, renovando con sus trabajos las distintas doctrinas sobre esta temática.

En cuanto al libro, aclarar que es una obra colectiva pero tan bien tupida y distribuida que, como se dice en la presentación, constituye una unidad en sí misma. El método empleado en su redacción propicia una creíble y, a la vez, compleja “historia de las ideas”, centrándose en el análisis de las ideas y su génesis dentro de cada contexto histórico. Parte de este texto también se ha editado en el sitio book—post, bajo el título “Historia de las ideas políticas”. Fuente de la imagen: archivo propio.
_________________________
[1] Touchard, Jean. Historia de las ideas políticas. Tomos I y II. Ed. Tecnos. 1988.

domingo, 10 de octubre de 2021

Escasez de recursos humanos y físicos

Fuente de la imagen: archivo propio
Recientemente, me comentaba un representante en mi país de una multinacional, que en el ambiente empresarial se palpa la escasez de perfiles profesionales en determinadas especialidades técnicas y administrativas, por lo que ha dado instrucciones a su división de personas para que en las ofertas de empleo, además de mejorar los beneficios retributivos y de conciliación, elimine requisitos como, por ejemplo, la edad o el idioma. ¡Bien! pensé, ya sabes que mi inglés es oriundo de “los Montes de Málaga” y he entrado en el tramo de los seniors, si bien por “Hasta 2038 y más allá[1] sabes que mi predicción es estar trabajando hasta ese año y a partir de ahí escribir mis memorias y ayudar en lo que pueda a las nuevas generaciones. El caso es que el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, coincide con mi interlocutor, percibiendo esa situación de escasez de mano de obra y diciéndole al tejido empresarial ¡Pagadles más! escenario que ya ha cruzado el océano Atlántico[2].

Esta escasez de recursos humanos se suma a la ya latente insuficiencia de recursos básicos como pueden ser la energía, agua… que, según The Economist[3], reemplaza a los excedentes como el mayor impedimento para el crecimiento global. Parafraseando a los Samuelson[4], la escasez de recursos físicos como concepto económico se refiere a la existencia de una cantidad finita de bienes, riquezas o medios de subsistencia que la optimización del conocimiento técnico es capaz de utilizar para producir sólo cantidades máximas pero limitadas de cada bien económico. Los autores apuntan que, realmente, si no existieran las condiciones de escasez y se pudiera producir una “cantidad infinita” de cada bien o satisfacer plenamente las necesidades humanas, no existiría el término “bienes económicos”, que, en línea con la reflexión de L. Robbins[5], en la definición de “económico” va implícito el concepto escasez. Fuente de la imagen: archivo propio.
_______________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. Hasta 2038 y más allá! 2019. Sitio visitado el 10/10/2021.
[3] The Economist. The world economy’s shortage problem. 2021. Sitio visitado el 10/10/2021.
[4] Samuelson, P. Samuelson, W. Economics. Ed. McGraw-Hill. 1980.
[5] "La economía es la ciencia que estudia el comportamiento humano como una relación entre fines y medios escasos que tienen usos alternativos". Robbins, Lionel. Un ensayo sobre la naturaleza y la importancia de la ciencia económica (2ª ed.). Ed. Macmillan. 2014.

sábado, 9 de octubre de 2021

¿Violencia económica como violencia de género?

Fuente de la imagen: Frantisek_Krejci en pixabay.
En “La violencia económica como término jurídico[1] te trasladaba la definición del Tribunal Supremo español (TS) de la violencia económica cuando se producen impagos de pensiones alimenticias, al suponerse “el incumplimiento de una obligación que no debería exigirse ni por ley ni por resolución judicial, sino que debería cumplirse por el propio convencimiento del obligado a cubrir la necesidad de sus hijos; todo ello desde el punto de vista del enfoque que de obligación de derecho natural tiene la obligación al pago de alimentos”. Entiende el TS “la exigencia moral y natural del progenitor obligado a no dejar desabastecidas las necesidades de sus propios hijos, y sin anteponer nunca sus deseos y/o preferencias a las de aquellos, ya que respecto a estos no son deseos o preferencias, sino necesidades de los mismos”. “Si no se satisface la pensión alimenticia en la cuantía que se estipuló en convenio o resolución judicial será el progenitor que se queda con ellos en custodia quien tiene que sustituir con su esfuerzo personal”, ese incumplimiento del obligado, “con lo que, al final, se ejerce una doble victimización, a saber: sobre los hijos como necesitados de unos alimentos que no reciben y sobre el progenitor que debe sustituir al obligado incumplidor por tener que cubrir los alimentos que no presta el obligado a darlos”.

Pues bien, informa el Consejo General del Poder Judicial español (CGPJ) que la titular del órgano judicial (OJ) de un Juzgado de lo penal ha elevado una exposición razonada para que se estudie la tipificación de la “violencia económica” como modalidad de violencia de género y establezca cláusulas de responsabilidad civil que "permitan una reparación integral del daño causado a las víctimas" cuando se produce impago de pensiones alimenticias de manera reiterada. El OJ entiende por violencia económica “la privación intencionada y no justificada de recursos para el bienestar físico o psicológico de una mujer o de sus hijos o hijas, en el impago reiterado e injustificado de pensiones alimenticias estipuladas en caso de separación o divorcio, en el hecho de obstaculizar la disposición de los recursos propios o compartidos en el ámbito familiar o de pareja y en la apropiación ilegítima de bienes de la mujer”. Para el OJ, la violencia económica, se lleva a cabo controlando el acceso de las mujeres a los recursos económicos, disminuyendo la capacidad de las mujeres para mantenerse a sí mismas, a sus hijas e hijos y sus hábitos de vida previos, dependiendo financieramente del marido/pareja/ex y socavando sus posibilidades de escapar del círculo de abuso”[2].

Reconoce el OJ que “la violencia económica como un fenómeno complejo, que puede actuar aisladamente o, de hecho es frecuente que lo haga, en conexión con otros actos violentos, y sus consecuencias son también complejas y más graves de lo que pudiera parecer a simple vista. Tiene un fuerte impacto sobre la salud mental y el bienestar psicológico de las mujeres, especialmente cuando las mujeres son víctimas además de otras formas de violencia de género y puede condicionar el bienestar y desarrollo emocional y educativo de las/os hijas/os. Una de las consecuencias más graves es la creación de una dependencia económica de la víctima hacia su agresor que termina afectando a la capacidad de la víctima para generar recursos financieros y adquirir autosuficiencia económica, para sí y para sus hijas/os, y condiciona en muchas ocasiones su decisión de denunciar o de mantenerse en el ejercicio de acciones penales contra el perpetrador”.

En este sentido, “la violencia económica se puede dar durante las relaciones de pareja, de manera exclusiva o en combinación con otras formas de violencia, a través del “control” de las cuentas, a través de la llamada “explotación” económica de la mujer que se puede ver privada de la disponibilidad de su propio sueldo u obligada a trabajar en la empresa familiar sin derecho a salario ni prestaciones sociales, y el llamado “sabotaje” laboral que frena las expectativas laborales de la mujer mediante la imposición de tareas de cuidado y roles asociados al sexo femenino y a la maternidad. Y también se puede dar después de rota la relación de pareja[3] cuando se constituye judicialmente un vínculo entre las partes respecto de las cargas hipotecarias del domicilio familiar u otras deudas adquiridas durante el matrimonio o las pensiones alimenticias y resto de las/os hijas/os o las, que de facto, constituye un instrumento idóneo para seguir sometiendo y controlando a las mujeres”. Fuente de la información: TS y CGPJ. Fuente de la imagen: Frantisek_Krejci en pixabay.
_____________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. La violencia económica como término jurídico. 2021. Sitio visitado el 09/10/2021.
[2] Afecta la violencia económica tanto a las mujeres como a sus hijas e hijos respecto del padre y da a este un instrumento de poder que los deja a merced de sus decisiones.
[3] Bien como continuación de la ejercida de manera única o en combinación con otras formas de violencia, bien de manera autónoma.

viernes, 8 de octubre de 2021

Los criptoactivos como moneda de curso legal

Fuente de la imagen: anncapictures en pixabay
Probablemente, vía alguno de los medios de comunicación que frecuentas, te haya llegado la noticia de la iniciativa de El Salvador de convertirse en el primer país en adoptar crtiptoactivos (la criptomoneda bitcoin), como divisa de curso legal. A principios de septiembre de 2021 ese país se convirtió oficialmente en la primera jurisdicción en adoptar el bitcoin como moneda de curso legal en su territorio, culminando así un proceso de transición de apenas tres meses de duración tras la aprobación, por procedimiento de urgencia y mayoría reforzada en la Asamblea Legislativa, de lo que se ha dado a conocer como Ley Bitcoin[1].

Pues bien, parte de la tarde del jueves la pasé “ojeando” el boletín económico 4/2021 del Banco de España (BE), redactado por Sergio Gorjón, que, precisamente, en esta edición recoge los últimos movimientos financieros en torno a los criptoactivos, tratando el papel de estos como moneda de curso de El Salvador[2]. Según Gorjón, el proyecto deja los aspectos más funcionales a una serie de normas técnicas elaboradas por el banco central. Para facilitar su despliegue operativo, el Gobierno del país ha optado por ofrecer una billetera digital y ha puesto, además, en marcha un ambicioso programa educativo para el conjunto de la población.

Sergio desvela que desde los organismos internacionales se considera una propuesta que entraña riesgos importantes para la economía en general, porque podría comprometer tanto el sistema monetario salvadoreño como la integridad de su sector financiero, así como mermar la capacidad recaudatoria del Estado. El escenario final resulta una gran incógnita y dependerá, en gran medida, de la capacidad del país para superar no solo las dificultades evidenciadas en su lanzamiento, sino también otras deficiencias estructurales preexistentes. Fuente de la información: BE. Fuente de la imagen: anncapictures en pixabay.
____________________________
[1] Adoptada el 9 de junio de 2021 como Decreto n.° 57 de la Asamblea Legislativa de la República de El Salvador.
[2] Gorjón, Sergio. El papel de los criptoactivos como moneda de curso legal: El ejemplo del El Salvador. Banco de España. 2021.

jueves, 7 de octubre de 2021

Inidoneidad del objeto, medios o sujeto

Fuente de la imagen: kreatikar en pixabay
¿Es punible la introducción de una tarjeta robada en la correspondiente ranura de un cajero automático de entidad financiera y la fallida y sucesiva inserción de códigos de números pin[1]? Según el Consejo General del Poder Judicial español (CGPJ), para la Audiencia Provincial de las Palmas (APP) no es una acción punible. Inicialmente los imputados fueron condenados en el Juzgado de lo Penal por un delito continuado de estafa en grado de tentativa[2], pero la APP ha emitido una sentencia absolutoria. ¿Por qué? La APP entiende que los hechos se deben encuadrar dentro de la tentativa “inidónea” y, por tanto, la acción no es punible. A partir de la máxima jurisprudencial “la tentativa, para ser punible, ha de revelar un mínimo de peligrosidad”, la APP apunta que el actuar de los acusados “está muy lejos de producir la lesión patrimonial por ellos pretendida”[3].

Si bien la APP reconoce que los demandados “se acercan a un cajero de una entidad bancaria con el fin de hacer uso de la tarjeta que portan”, los actos ejecutados resultan a todas luces “baldíos y exentos de ese mínimo de peligrosidad exigible para considerarlos punibles”, siendo “prácticamente imposible atinar con la clave secreta de cuatro dígitos, salvo que la diosa fortuna se hubiese puesto de su parte y les hubiese iluminado, lo cual, como se infiere del relato fáctico, obviamente no tuvo lugar”. Para el órgano judicial, “la introducción de la tarjeta en la correspondiente ranura y las sucesivas pulsaciones aleatorias de números ni siquiera son de utilidad para valorar una peligrosidad en abstracto. En definitiva, el actuar de ambos acusados carece de esa mínima suficiencia para revelarse como parte integrante y necesaria del comportamiento típico enjuiciado”.

Consultado el Tratado de Derecho Penal que te referencié en “Sufrir se sufre y cuesta evitarlo[4], el profesor S. Mir renombra esta tentativa inidónea, que trabaja la APP, como delito imposible y, siguiendo a H. Jescheck[5], lo entiende cuando “por inidoneidad del objeto, de los medios o del sujeto” no puede “llegarse a la consumación del delito efectivamente intentado”. El ejemplo que aporta Puig es el caso en el que “el sujeto vierte una cantidad insuficiente de veneno en la bebida de la víctima”. Es decir, constituirían una tentativa inidónea aquellas acciones que sí o sí “son incapaces de lesión desde un primer momento”. En el caso que nos ocupa, entiende la APP que los intentos de los acusados no podían causar punibilidad en ningún momento. Pregunto ¿Y si por "casualidad de la vida" hubieran acertado? Fuente de la información: CGPJ. Fuente de la imagen: kreatikar en pixabay.
___________________________________
[1] Siglas inglesas de Personal Identification number, número de identificación personal.
[2] El Juzgado condenó a los dos acusados al entender que se había producido la tentativa de cuando ambos, haciendo uso de una tarjeta bancaria de otra persona “que tenían en su poder”, se dirigieron de madrugada a un cajero e intentaron en nueve ocasiones sucesivas conseguir reintegros, introduciendo la credencial y, a continuación, números de cliente erróneos.
[3] El fallo es susceptible de recurso ante el Tribunal Supremo.
[4] Velasco Carretero, Manuel. Sufrir se sufre y cuesta evitarlo. 2020. Sitio visitado el 07/10/2021.
[5] Jescheck, Hans-Heinrich. Wesen und rechtliche Bedeutung der Beindigung der Straftat. Welzel-Festschrify. 1974.

miércoles, 6 de octubre de 2021

Fraude de IVA con cajas registradoras

Fuente de la imagen: be4te en pixabay
Informa la Europol de un fraude del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) con cajas registradoras recientemente descubierto por la Oficina de Impuestos de Alemania para la Investigación y Asuntos Penales (Finanzamt für Fahndung und Strafsachen) y el Cuerpo de Finanzas italiano (Guardia di Finanza), apoyados por Europol, en una operación conjunta que tenía como objetivo una red criminal que vendía soluciones de software para cajas registradoras que permitían a los negocios manipular sus registros de ventas diarios. Las empresas con un uso intensivo de efectivo, como los restaurantes, pudieron utilizar estos registros "sintonizados" para manipular sus ingresos y disminuir su IVA repercutido y la obligación tributaria de las empresas. Los clientes, principalmente italianos establecidos en Alemania, adquirieron tanto el hardware (cajas registradoras y back office) como el software de un proveedor italiano, que había desarrollado este producto. Esta solución de Tecnología de la Información (TI) permitió a las empresas acceder a la base de datos de la caja registradora de forma segura y decidir cuánto de sus ingresos diarios esconder y cuánto declarar a las autoridades fiscales[1].

En el texto “Herramienta para luchar contra el fraude de IVA[2] transcribía la opinión de la Comisión Europea (CE) al respecto, en el sentido de que el fraude del IVA puede ocurrir en un abrir y cerrar de ojos, lo que hace que sea aún más importante que los Estados miembros tengan herramientas que les permitan actuar de la manera más rápida y eficiente posible. Para luchar contra esta lacra, precisamente se puso en marcha una herramienta para ayudar a los países de la UE a combatir a los delincuentes y recuperar miles de millones, sistema que debería permitir a los Estados miembros intercambiar rápidamente y procesar conjuntamente los datos del IVA, lo que conducirá a una detección más temprana de redes sospechosas. El lanzamiento de la herramienta de Análisis de la Red de Transacciones (TNA, por sus siglas en inglés) se produjo cuando las investigaciones de los medios de comunicación pusieron de manifiesto nuevamente los enormes costos del fraude del IVA para las finanzas públicas, con pandillas criminales que se benefician a expensas de los contribuyentes honestos[3]. Fuente de la información: europol y CE. Fuente de la imagen: be4te en pixabay.
__________________________
[1] Más de 300 propietarios de restaurantes italianos en toda Alemania supuestamente compraron esta solución.
[2] Velasco Carretero, Manuel. Herramienta para luchar contra el fraude de IVA. 2019. Sitio visitado el 06/10/2021.
[3] Forma parte del esfuerzo sostenido de la Comisión para implementar un sistema de IVA moderno y a prueba de fraude.

martes, 5 de octubre de 2021

Esferas de Desarrollo Sostenible

Fuente de la imagen: archivo propio
Si eres follower sabes que algunos de mis sitios virtuales andan salpicados de textos y reseñas relacionados con el desarrollo sostenible en general y la economía sostenible en específico. Parte del fin de semana pasado y la tarde del lunes la he pasado trabajando contenidos sobre el referente, de cara a preparar la futura docencia en una formación virtual en la que voy a colaborar. Te relaciono alguno de los textos “rescatados". Por ejemplo, “Desarrollo sostenible[1], donde profundizaba sobre el término “desarrollo sostenible”, que fue acuñado en el Informe de la Comisión Bruntland[2] de las Naciones Unidas (ONU), al definir el concepto “desarrollo duradero” como ese desarrollo que satisface las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades.

Para la ONU, "desarrollo duradero" encierra en sí dos conceptos fundamentales: el concepto de "necesidades", en particular las necesidades esenciales de los pobres, a las que se debería otorgar prioridad preponderante; y la idea de limitaciones impuestas por la capacidad del medio ambiente para satisfacer las necesidades presentes y futuras. Por derivación de lo anterior, los objetivos del desarrollo económico y social “se deben definir desde el punto de vista de la durabilidad en todos los países, ya sean desarrollados o en desarrollo, de economía de mercado o de planificación centralizada”. “Las interpretaciones pueden variar, pero deben compartir ciertas características generales y resultar de un consenso sobre el concepto básico de desarrollo duradero y sobre un marco estratégico amplio para lograrlo”[3].

R. Passet[4] estableció tres esferas de desarrollo sostenible: medioambiental, económico y social (política y cultural). En “Sostenibilidad medioambiental[5], recogía el entendimiento de P. James[6] acerca de la estabilidad ecológica de los asentamientos humanos, también conocida como “ecología humana”, como parte de la relación entre los humanos y sus entornos naturales, sociales y construidos, ampliando el enfoque del desarrollo sostenible para incluir el dominio de las necesidades humanas fundamentales, abordando los riesgos para la salud de las personas mediante la dedicación de recursos financieros en apalancar los distintos servicios sociales y reforzando el desarrollo sostenible no solo de la especie humana.

En el Quinto informe de Evaluación del Cambio Climático[7], se asocia la sostenibilidad ambiental con el medio ambiente natural y cómo perdura y sigue siendo diverso y productivo. Dado que los recursos naturales se derivan del medio ambiente, el estado del aire, el agua y el clima es motivo de especial preocupación. También, se describen los conocimientos científicos, técnicos y socioeconómicos sobre el cambio climático, enumerando las opciones de adaptación y mitigación. Para W. Fawcett y otros[8] una dirección prometedora hacia el desarrollo sostenible es diseñar sistemas ecológicos centrados en la investigación y la innovación, que sean flexibles y reversibles.

En “Sostenibilidad económica[9], apuntaba la opinión de E. Barbier[10] sobre que los objetivos de conservación ambiental y desarrollo económico no están en conflicto y pueden reforzarse entre sí. R Stivers[11] nos recuerda que en la década de los setenta del siglo pasado el concepto de sostenibilidad se utilizó para describir una economía en equilibrio con sistemas básicos de apoyo ecológico, que se topaba con los límites de crecimiento evidenciados por expertos como J. Randers y otros[12] y puesto encima de la mesa alternativas como, por ejemplo, la teoría del estado estacionario de D. Herman[13], para abordar las preocupaciones sobre los impactos de la expansión del desarrollo humano en nuestro planeta.

E. B. Barbier[14], sugiere que debido a la pobreza rural y la sobreexplotación, los recursos ambientales deben tratarse como activos económicos importantes, llamados “capital natural”. Para M Faber[15], la economía ecológica se define por su enfoque en la naturaleza, la justicia y el tiempo. Las cuestiones de equidad intergeneracional, irreversibilidad del cambio ambiental, la incertidumbre de los resultados a largo plazo y el desarrollo sostenible guían el análisis y la valoración económica ecológica. Por otro lado, según LR Brown[16], el desarrollo sostenible puede implicar mejoras en la calidad de vida de muchos, pero puede requerir una disminución en el consumo de recursos, lo que también implica que ese modelo de crecimiento del PIB ilimitado puede haber concluido.

En “Sostenibilidad política y cultural[17] profundicé en lo que entiendo como sostenibilidad social. Respecto a la sostenibilidad política, PM Boulanger[18], puso en valor los resultados de un estudio donde se concluía que los indicadores sociales, es decir, los indicadores de desarrollo sostenible, son construcciones científicas cuyo objetivo principal es informar la formulación de políticas públicas, desarrollando un marco político vinculado a un índice de sostenibilidad para establecer entidades y métricas mensurables, que consta de áreas que van desde la inversión y el comercio internacional hasta las tecnologías de la comunicación, pasando por los recursos naturales o la propia política económica.

En cuanto a la sostenibilidad cultural, la Agenda 21 de la cultura y Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU)[19] publicó la declaración de política "Cultura: cuarto pilar del desarrollo sostenible", en el Congreso Mundial de CGLU 2010, donde se abogaba por una nueva perspectiva que apuntaba a la relación entre cultura y desarrollo sostenible a través del progreso de una política cultural sólida y patrocinando una dimensión cultural en todas las políticas públicas. El enfoque de Círculos de Sostenibilidad distingue los cuatro dominios de sostenibilidad: económica, ecológica, política y cultural. Fuente de la imagen: archivo propio.
________________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. Desarrollo sostenible. Sitio Economía Sostenible. 2006. Visitado el 05/10/2021.
[2] Informe de la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo. DESARROLLO Y COOPERACION ECONOMICA INTERNACIONAL: MEDIO AMBIENTE. Cuadragésimo segundo período de sesiones Terna 83 e) del programa provisional A/42/150. Asamblea General de las Naciones Unidas. 1987.
[3] Este desarrollo implica una transformación progresiva y duradera de la economía y de la sociedad siempre que se optimice la gestión de recursos y la distribución de costes y beneficios.
[4] Passet, René. L'Économique et le vivant. Ed. Payot. 1979
[5] Velasco Carretero, Manuel. Sostenibilidad medioambiental. Sitio Economía Sostenible. 2015. Visitado el 05/10/2021.
[6] James, Paul. .Accounting for sustainability: Combining qualitative and quantitative research in developing 'indicators' of sustainability" International Journal of Social Research Methodology. 2010.
[7] The IPCC’s Fifth Assessment Report (AR5) Working Group I Contribution to the IPCC Fifth Assessment Report Climate Change 2013: The Physical Science Basis. 2014.
[8] Fawcett, William; Hughes, Martin; Krieg, Hannes; Albrecht, Stefan; Vennström, Anders. Flexible strategies for long-term sustainability under uncertainty. Building Research. 2012.
[9] Velasco Carretero, Manuel. Sostenibilidad económica. Sitio Economía Sostenible. 2012. Visitado el 05/10/2021.
[10] Barbier, E. The Concept of Sustainable Economic Development. Environmental Conservation. 1987.
[11] Stivers, R. The Sustainable Society: Ethics and Economic Growth. Philadelphia. 1976
[12] Meadows, D.H., D.L. Meadows, J. Randers, and W.W. Behrens. The Limits to Growth. Universe Books. 1972.
[13] Daly, Herman. Steady-state economics. London: Earthscan Publications. 1992.
[14] Edward B. Barbier. Natural Resources and Economic Development. Cambridge University Press. 2006.
[15] Faber, Malte. How to be an ecological economist". Ecological Economics.2008.
[16] Brown, L. R. World on the Edge. Earth Policy Institute. 2011.
[17] Velasco Carretero, Manuel. Sostenibilidad política y cultural. Sitio Economía Sostenible. 2012. Visitado el 05/10/2021.
[18] Paul-Marie Boulanger. Sustainable development indicators: a scientific challenge, a democratic issue. S.A.P.I.EN.S. 2008.
[19] Programa de gobernanza cultural desarrollado en 2002-2004 y organizado por Ciudades y Gobiernos Locales Unidos.

lunes, 4 de octubre de 2021

Aplicación del marketing al sector agrario

Fuente de la imagen: archivo propio
En “Más bolos que la Piquer[1], te contaba la penúltima colaboración relacionada con explotaciones agrícolas en el valle del río Benamargosa, en la Axarquía (Vélez Málaga, España), entre aguacateros, mangos y maquinaria agrícola, que me recordó la otrora estancia en Mollina, que te conté en "Si el vino viene, viene la vida"[2]. En ambas experiencias tuve que poner en práctica nociones de marketing agrario. ¿Marketing agrario? Te preguntarás. Y tu cuestión no es nada baladí, por la tendencia a la generalidad del término marketing.

También conocido en el mundillo “marketeniano” como agromarketing, siguiendo a J. C. Abbott[3], J. Tracey[4] y C. Marocchino[5], lo conceptualizo como la aplicación de acciones de marketing al sector agrario o, lo que es lo mismo, todo lo que conlleva la programación de la comercialización de la cadena de valor (o de suministro) desde la finca agrícola hasta el consumidor, satisfaciendo no solo a los agricultores, sino también a los intermediarios y consumidores a lo largo de toda esa trazabilidad productora específica.

En la estantería anda el texto de P. Caldentey, T. Haro, A. Titos y J. Briz, “Marketing Agrario”[6], que he vuelto a desempolvar en el fin de semana pasado, donde los autores intentan resolver el problema de comunicación entre los responsables de la comercialización agraria y los marketenianos generalistas, respecto a conceptos o actuaciones comerciales, como en las distintas ópticas de estudio, aportando adaptación de las técnicas generalistas de marketing a la empresa agraria, generalmente ubicada en el intervalo de la pequeña y mediana empresa.

El contenido se estructura en cuatro partes, que van desde una introducción sobre la empresa agraria y el marketing general y su concreción en lo agrícola, pasando por el despliegue de las técnicas de marketing en la empresa agraria o la actuación colectiva en marketing agrario, finalizando con unas aplicaciones prácticas mediante descripción de ejemplos. Parte de este texto se ha publicado en el sitio marketing—post, bajo el título “Agromarketing”, y en el sitio book—post, con el nombre de “Marketing Agrario”. Fuente de la imagen: archivo propio.
_______________________________
[1] Velasco Carretero, Manuel. Más bolos que la Piquer. 2021. Sitio visitado el 04/10/2021.
[2] Velasco Carretero, Manuel. Si el vino viene, viene la vida. 2005. Sitio visitado el 14/10/2021.
[3] Abbott, John Cave. Marketing Improvement in the Developing World: What Happens and what We Have Learned. Food and Agriculture Organization of the United Nations. 1986.
[4] Tracey-White, John. Planning and Designing Rural Markets". Food And Agrilculture Organization Of The United Nations. 2003.
[5] Marocchino, Cecilia. A guide to upgrading rural agricultural retail markets. Food And Agrilculture Organization Of The United Nations. 2009.
[6] Caldentey Albert, P, Haro Gimenez, T, Titos Moreno, A, y Briz Escribano, J. Marketing Agrario. Ed. Mundi Prensa. 1987.