martes, 23 de abril de 2019

Ayudas para tecnologías habilitadoras digitales

¿Qué son las “tecnologías habilitadoras digitales”? Para el Ministerio de Economía y Empresa del Gobierno de España (MEyE) son aquellas tecnologías de la información y las comunicaciones de alto impacto y capacidad de disrupción, estratégicas para el desarrollo y la transformación digital de la economía y la sociedad. Recientemente, se ha publicado en mi país la convocatoria para la concesión de ayudas a la I+D en el ámbito de estas tecnologías, siendo el objetivo de la convocatoria el fortalecimiento de la competitividad de las empresas españolas en el conjunto de Tecnologías Habilitadoras Digitales a través de las actividades de I+D. 

​Informa el MEyE que en el ámbito de la convocatoria publicada, los proyectos presentados a la convocatoria habrán de centrarse, preferentemente, en el uso y aplicación del Internet de las Cosas y las futuras redes de comunicación 5G, las tecnologías para el tratamiento de datos masivos y bases de datos distribuidas (blockchain), la supercomputación (HPC), la computación difusa y en la nube, el procesamiento del lenguaje natural, la robótica, la inteligencia artificial, la realidad virtual, la micro/nano electrónica, la ciberseguridad, la biometría y la identidad digital. 

La intensidad de ayuda será de hasta el 80% y tendrá en cuenta el nivel de madurez de la tecnología, el impacto de género y la transparencia y difusión    de los resultados de los proyectos. La potenciación de estas tecnologías está alineada con las prioridades que la Unión Europea impulsará en el próximo periodo legislativo comunitario a través de los programas Europa Digital y Horizonte Europa. El plazo para la presentación de las solicitudes se inicia el día siguiente a la publicación del extracto de esta resolución en el Boletín Oficial del Estado y finaliza el 20 de mayo de 2019. 

La resolución completa de la convocatoria está disponible en el portal de ayudas. Las ayudas están dirigidas a proyectos individuales de I+D con una inversión mínima de 200.000 €, que pueden abarcar desde la prueba de concepto de una tecnología hasta el desarrollo de un prototipo no comercial. Fuente de la información MEyE. Fuente de la imagen: geralt en pixabay.