jueves, 31 de agosto de 2006

Tierra quemada

Escucho a los ejecutivos y asesores mediáticos de empresas implicadas en corrupción y la tristeza profesional inunda mi corazón empresarial. Ahora hablan en los programas de televisión y les escriben en la prensa las bondades de sus negocios y de su aportación a la Sociedad de su ámbito territorial de actuación, filtrando notas interesadas sobre plantilla de trabajadores, facturación, visitantes famosos y poderosos, patrocinios, etc. ¿Estamos una vez más ante un estudiado, hipócrita y, desgraciadamente, efectivo plan lúgubre de presión mediática, confusión programada, desinformación y tierra quemada?

En todo sistema social, las empresas tienen una tarea fundamental que la sociedad les asigna. Los fines entran dentro de la propia esencia de la empresa y de la formulación de su política como sistema concreto y con una dimensión específica. Lo connatural de un negocio generalmente es la producción y distribución de productos y servicios, no el fraude, el cohecho la manipulación y la mentira. Los que han sido o son profesores de universidad o ponentes de master privados de alto nivel y ahora colaboran o son ejecutivos de corporaciones presuntamente responsables de parte de esa corrupción, deberían aplicarse el cuento que han contado en sus clases magistrales o a sus equipos de colaboradores. El fin representa la más elevada expresión de lo que la empresa persigue y debe ser entendido como función primera que la sociedad delega en ella y como todo aquello que determina realizar cumpliendo esa función. Esta misión se sustenta en el sistema empresarial de valores.

¿Es un valor saltarse la Ley? Flaco favor y cuestionable ejemplo el que se hace a esa plantilla de trabajadores con esas prácticas ilegales y a esas alumnas y alumnos que, embelesados, atendían las disertaciones ¿meritorias? ¿sí? Ansoff define las responsabilidades como aquellas obligaciones voluntariamente asumidas por la empresa y que ésta, en consecuencia, incorpora a su proyecto de objetivos. La responsabilidad en la empresa comporta el juicio y la toma de decisiones en la determinación de planes, el desarrollo de métodos de datos para facilitar el control de las realizaciones y progresos con respecto a la integración y motivación del personal con prácticas sociales, comprometidas y, en todo caso, legales.

Verás tú que si el Juez llega al final, justificarán y le echarán la culpa de las actuaciones ilegales a la plantilla de trabajadores ¡Tenían que mantenerse los puestos de trabajo a toda costa, por eso el comité de dirección optó por saltarse la ley y enriquecer ilegalmente a la corporación local y a los socios del grupo empresarial! Ya es lo que nos falta oír en una televisión o leer en un periódico. Y los demás nos quedaremos tan panchos (Formato de texto modificado posteriormente. Fuente de la imagen: sxc.hu).

lunes, 21 de agosto de 2006

Terminó la Feria

Se me olvidaba trasladaros que ayer terminó la, denominada por Pedro Aparicio (ex-alcalde de Málaga), “Feria del Sur de Europa” (artículo de Mundoviajes). Vamos, la Feria de Málaga capital de toda la vida (Málaga, Andalucía España).
Este año con su nueva portada rompedora de la calle Larios (leído en Diario SUR ), la portada del Real, simulando la fachada del Rectorado, el pregón de la cantante malagueña Diana Navarro, el espectáculo pirotécnico “Sueño de Biznagas”, las actuaciones de Enrique Iglesias, Paulina Rubio y el grupo madrileño Pignoise (la relación de actuaciones a lo largo de esta dilatada semana ha sido interesante).

Y también el alcalde,
Francisco de la Torre
, con su PGOU aprobado y sus presuntas anormales relaciones con algunas empresas y personas, que pueden ser su talón de Aquiles y tirar por tierra su gestión al frente del consistorio.

Y, supongo, la oposición ¿inexistente?. Y, sobre todo, el armónico, fraternal y alegre pueblo de Málaga, tomando fuerzas para soportar los largos años de sufrimiento que le esperan, con las obras del Metro y otras cuestiones político-económicas-sociales pendientes de resolver y que ya hablaremos en otro momento
.

¿Tristeza o alegría? ayer terminó la Feria.

sábado, 12 de agosto de 2006

Palabra dada, palabra sagrada

O también ¡Quien su palabra no mantiene a las consecuencias se atiene! ¿Soy un idealista, verdad? El caso es que en estos últimos meses he seguido dos experiencias relativas a la comunicación de noticias que tienen un nexo en común: informalidad en el notificado del resultado.

Una de las situaciones es la referente a un proceso de licitación de un servicio de consultoría. En las instrucciones se aclaraba que el comité comunicaría en tiempo y forma el resultado de la licitación. Bien, después de mucho insistir, se recibió un lacónico fax con las empresas que habían optado a la licitación y poco más. 

Después de sucesivas solicitudes de entrevista con la persona responsable (a lo largo de todo el mes de julio), en agosto comunican verbalmente que ya se ha asignado al licitante y que el responsable de la empresa pública se ha ido de vacaciones. Perdone, pero no es de recibo, se comprende que exista otro proveedor con mejores condiciones técnicas y económicas, pero su actuación en cuanto a la comunicación del resultado es censurable.

Otra experiencia la he vivido en mis propias carnes. Llevo todo el mes de julio en un proceso para una posible colaboración profesional. Uno de los interlocutores es una consultora de reconocido prestigio a nivel andaluz y, me atrevería a decir, a nivel nacional. Llegamos al encuentro final, defiendo una vez más mi proyecto y mi perfil y se me dice que por la tarde o al día siguiente contactarán conmigo: ¡Te llamo esta tarde o mañana! Y hasta hoy. Perdone, no es de recibo, ni llamó ni tan siquiera un e.mail.

¿Vivo en otro mundo? Desde niño he observado usos y costumbres en mi entorno familiar y amigo, orientadas al cumplimiento de lo que se dice. Asimismo, con independencia de los protocolos de calidad, atención al cliente y a terceros, urbanidad, cortesía y educación en la empresa, existe una norma no escrita en algunas corporaciones, en el sentido de cumplir con la palabra dada y, por supuesto, comunicar el resultado de una gestión en tiempo y forma, por muy malas que sean las noticias que hay que dar. Simplemente, cuestión de ESTILO.

(Formato de texto cambiado. Fuente de la imagen: sxc.hu).

viernes, 11 de agosto de 2006

La Feria del Sur de Europa

Se me olvidaba trasladaros que hoy empieza la, denominada por Pedro Aparicio (ex-alcalde de Málaga), “Feria del Sur de Europa” (artículo de Mundoviajes). Vamos, la Feria de Málaga capital de toda la vida (Málaga, Andalucía España).
.
Este año con su nueva portada rompedora de la calle Larios (leído en Diario SUR), la portada del Real, simulando la fachada del Rectorado, el pregón de la cantante malagueña Diana Navarro, el espectáculo pirotécnico “Sueño de Biznagas”, las actuaciones de Enrique Iglesias, Paulina Rubio y el grupo madrileño Pignoise (la relación de actuaciones a lo largo de esta dilatada semana parece interesante).
.
Y también estará el alcalde, Francisco de la Torre, con su PGOU aprobado y sus presuntas anormales relaciones con algunas empresas y personas, que pueden ser su talón de Aquiles y tirar por tierra su gestión al frente del consistorio.
.
Y, supongo, la oposición ¿inexistente?. Y, sobre todo, el armónico, fraternal y alegre pueblo de Málaga, tomando fuerzas para soportar los largos años de sufrimiento que le esperan, con las obras del Metro y otras cuestiones político-económicas-sociales pendientes de resolver y que ya hablaremos en otro momento.
.
¡Alegría! Hoy comienza la Feria.

(Formato de post cambiado. Fuente de la imagen: Wikipedia).

Transporte embravecido

Respuesta a una consulta realizada a través de la opción "Contactar". Estimado lector de este blog:

En primer lugar, agradezco su sinceridad y confianza, pero debo señalar que, si bien es cierto, he gerenciado una empresa de transporte, en la actualidad mi conocimiento del sector es genérico y solo en el ámbito territorial de la UE en general y de España en particular.

Por otro lado, no dispongo de información acerca del subsector donde se mueve (transporte de mercancías, de viajeros, aéreo, público o privado… ), del puesto que disfruta en el organigrama funcional, ni de otros aspectos organizativos que hubieran ayudado a centrar mi opinión, por lo que ésta cabalgará con prudencia, tocando sólo los aspectos ecuménicos que estimo se pueden aplicar a su consulta.

Dice que lleva unos años haciendo las tareas bien, con alegría y con ganas, en una corporación del sector del Transporte. ¡Enhorabuena!, porque tengo entendido que es un marco empresarial duro y en plena reconversión. A nivel macroeconómico, desde siempre ha existido una discordancia entre las políticas de transporte acomodadas en España y los objetivos de la UE. Las infraestructuras se han dibujado con disposición circular o radial, se coordinan de forma centralizada, etc.

En un informe del Centro de Estudios del Transporte para el Mediterráneo Occidental (CETMO) leía que
un sector del transporte fuerte, abierto y competitivo puede ser un instrumento clave para evitar que España se convierta en un mero destino turístico, para retener la actividad económica y generar otras nuevas en una Europa que tiende a tornarse importadora de las mercancías producidas en terceros países, especialmente en China y extremo Oriente. Para que, en suma, España pueda aprovechar sus bazas como plataforma logística internacional. 
Es decir, es un sector muy estratégico para nuestro presente y futuro económico. ¡Está de suerte!

Precisamente, el mar embravecido en el que se encuentra ese tejido productivo, con esos tiburones, presuntamente monopolizadores, a los que hace referencia, es parte de la secuela inicial de esa sensible travesía que le queda por recorrer al sector, al menos en España.

Me desconciertan los sinónimos del concepto “monopolio” que utiliza varias veces en su e.mail; pero, caso que sea así, confío en que instrumentos de ajustes como el, eso sí, “descafeinado” Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT), la ansiada descentralización, el perentorio avance en la intermodalidad (con matrimonios como carretera-ferrovial), la necesaria sostenibilidad del sistema económico y social, etc. destierren ese concepto y posibiliten la competencia leal, la eficacia, el buen clima laboral y, por supuesto, la rentabilidad.

Y si las herramientas anteriores no funcionan, existe otra que tiene muchas posibilidades de ser efectiva: El Cliente al que usted hace referencia y que, en mi opinión, es el que va empujando al sector hacia ese necesario cambio o evolución a un estadio comercial más competitivo y eficaz.

Quizás, aquí observará que no coincido con usted, pero pienso que si algo bueno tiene este marco de globalidad en el que estamos inmersos es la necesidad de ofrecer un servicio de calidad a un precio competitivo. Si la Administración Pública legisla y supervisa y el resto de las instituciones (organizaciones empresariales, sindicatos, observatorios económicos, organizaciones de consumidores, etc.) hacen bien su trabajo, quiero pensar que más temprano que tarde y de forma dinámica, el Mercado se va reordenando por el empuje del que paga, el Cliente, aunque, a veces y en el corto plazo, pueda parecer lo contrario.

En referencia al sensible tema de los efectos colaterales que sufre el colectivo de trabajadores de estas empresas en reconversión, estudios realizados por el propio sector recogen que corporaciones de transportes con buenos niveles de satisfacción de los clientes, tienen también buenos niveles en cuanto empleados satisfechos y fieles, excelentes medidas en rendimiento y eficacia. Factores como la motivación y la satisfacción personal por el trabajo bien hecho, deben ser una realidad y no una mera ilusión dibujada sólo en los Manuales de Calidad y en las Certificaciones en Responsabilidad Social.

Asimismo, es necesario considerar a las personas como tales en lugar de considerarlas como medios, recursos o herramientas de trabajo (leído en Modelos para implantar la mejora continua en la gestión de empresas de transporte por carretera, SGC, del Ministerio de Fomento).

Finalmente, sugiero que por los cauces adecuados, que sólo usted conoce, transmita sus inquietudes organizativas y opiniones a la dirección. Estoy seguro que en su gran empresa hay personas proactivas que necesitan escucharle y que se sentirán felices de disponer de colaboradores como usted. ¿Qué tiene que perder? NADA, puesto que en el peor de los casos, que lo despidan, por ejemplo, créame que no le interesa para nada esa organización y, seguramente, habrá otra empresa que necesite de sus servicios y, sobre todo, de su actitud, lealtad y ganas de sumar. Ánimo.

Gracias por su confianza. Espero que la respuesta se encuentre a la altura profesional que se merece. Un cordial saludo.

P.D.: La respuesta se realiza en la opción pública porque, por motivos ajenos, no dispongo del correo electrónico del lector y he creído necesario responderle debido al interés demostrado.

(Formato de texto modificado posteriormente. Fuente de la imagen: sxc.hu).

jueves, 10 de agosto de 2006

El director era un becario

Fuente de la imagen: Cparks en pixabay
Anoche, en el espacio televisivo “Agitación IVA”, de Telecinco, situaron una parodia sobre los becarios en las empresas. Me reí bastante. Estoy a favor de su figura legal, de la descripción teórica de su función y del importante papel orientador de la empresa; pero la realidad es bien distinta y sirva el chiste de ese programa como representación cómica del calvario. 

Me han comentado de corporaciones privadas que abusan de esta política de ¿compromiso de formación?, en detrimento de la contratación laboral y ejerciendo una descarada competencia desleal frente a otras empresas que sí han mantenido un equilibrado ratio de plantilla propia, tutores de formación y becarios.

¿Qué tiene que decir al respecto la Administración Pública: Seguridad Social, Universidades, Consejerías de Educación, etc.? ¿Y las organizaciones empresariales y sindicales? Enhorabuena “Agitación+IVA” (Formato de texto modificado posteriormente. Fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada con posterioridad; fuente: Cparks en pixabay.

domingo, 6 de agosto de 2006

Franquicias

El jueves pasado estuve en una entrevista donde, entre otros asuntos, se comentó el concepto de “Franquicia”. Percibo que no son pocos los empresarios que, animados por el buen ritmo de sus negocios, por la búsqueda de nuevas estrategias de distribución comercial, por la necesidad perentoria de expandirse o por huidas hacia delante, se agarran a este sistema de cooperación como alternativa a la solución de sus situaciones comerciales, en muchos casos sin pararse a reflexionar sobre qué significa y si es adecuada esta técnica en su actual organización empresarial.

Vamos a centrar el concepto. De todas las definiciones existentes, me quedo hoy con la del catedrático de la Universidad de Sevilla, Enrique Carlos Díez de Castro
Sistema de cooperación entre empresas diferentes, pero ligadas por un contrato, en virtud del cual una de ellas, la franquiciadora, otorga a la otra (u otras), denominadas franquiciadas, a cambio de unas contraprestaciones (pagos), el derecho a explotar una marca y/o una fórmula comercial materializada en unos signos distintivos, asegurándole al mismo tiempo la ayuda técnica y los servicios regulares necesarios destinados a facilitar dicha explotación”.
A principios de la década de los noventa, tuve la suerte de participar en un proyecto a franquiciar en el sector de la distribución, bajo el paraguas de central de compras en toda su envergadura. Desde la concepción de la idea y el diseño de la marca, hasta la apertura del primer centro franquiciado, pasando por la experiencia piloto en cinco centros propios.

Toda una odisea que llegó a buen fin. Pero como en todo proyecto que se inicia la primera vez, me deslicé por varios caminos organizativos que no eran tan bondadosos. La mayoría de estas desviaciones, una vez detectadas, se ajustaban debidamente, pero pagábamos la novatada.

Para no alargar en demasía este post, comentaré brevemente uno de esos desajustes, el relacionado con el estudio preliminar por parte del potencial franquiciador. Como teníamos claro el propósito comercial, nos lanzamos a la piscina sin evaluar previamente la bondad de dicho proyecto, su encaje en el sector a nivel general y en nuestra organización a ras particular. Me di cuenta años después de este anacronismo o distracción que podía habernos acarreado importantes pérdidas. Sencillamente, tuvimos SUERTE.

Curioso, he leído abundante bibliografía sobre el referente y en pocos libros he observado que acopien el, para mí, importante apartado de la investigación preliminar. La mayoría de los manuales empiezan con la historia, los elementos, aspectos legales, los distintos métodos de montar una franquicia e ilustrativos ejemplos reales, pero no suelen pararse mucho en ese análisis previo ¿quizás porque lo presuponen ya realizado por el potenciar franquiciador? ¿las prisas en vender la idea? …

Subjetivamente, porque no tengo suficientes datos representativos, me da en la nariz que deben existir muchísimos proyectos a franquiciar que se han hundido porque no era el momento internamente, la órbita empresarial, o externamente, el mercado y el ámbito territorial de implantación, entre otros factores.

Con posterioridad, principios de este siglo, sugerí el sistema de Franquicia a una empresa de talleres y alquiler de maquinaria, no sin antes advertir de la necesidad de esa reflexión preliminar y de contar con profesionales con experiencia en este tipo de plaza comercial. En síntesis, previamente hay que cerciorarse de aspectos tales como:
  1. si mi actividad es susceptible de franquiciar; 
  2. si en verdad la necesito; 
  3. si aunque sea idónea y la necesite, estoy preparado empresarialmente para ello (organización, capital, etc.); 
  4. si el mercado y la propia sociedad, en mi ámbito territorial o sectorial de actuación comercial va a aceptar ese modelo de negocio; …

(Formato de texto mejorado posteriormente. Fuente de la imagen: sxc.hu).

sábado, 5 de agosto de 2006

No soy adivino

... dime tu e.mail o dirección de página web. En octavo de EGB participé en un concurso de redacción patrocinado por Coca Cola. La primera fase se realizó en el colegio y el profesorado eligió la opción de que cada uno de nosotros escribiera un cuento o relato corto. Nos dejaron las vacaciones de Navidad para la redacción. En el mes de enero expusimos todos nuestras creaciones; bueno, todos no, mi cuento fue leído por un compañero, ya que entonces solía atrancarme con frecuencia en público y, por alguna razón que luego comprendí, el profesor de Lengua prefirió que lo presentara uno de los niños que mejor leía de la clase, Francisco Javier.

De todas las historias, evoco la de mi amigo Juan, que trataba de una familia que emigraba a Alemania; dura, sentimental y calurosamente aplaudida por todos. Quedó la tercera. En mi opinión, debería haber ganado esa fase y, seguro, hubiera hecho un buen papel en la final, que se celebró en Cádiz, ya que el tema fue sobre la democracia y ahí Juan hubiera rayado el cristal. Mi cuento trataba de un niño huérfano, los Reyes Magos y un beso de su madre; quedó segundo. El primer puesto se lo llevó Juan Manuel, hijo del profesor de Mates (no recuerdo de qué versaba su relato). 

Me regalaron un libro sobre la historia de los Papas. Los dos primeros fuimos a la fase final (recuerdo la tristeza de Juan). Y pasó todo sin pena ni gloria. El caso es que unos meses después, escuché en la Cadena Ser la convocatoria de un concurso de relatos cortos y animado por un familiar, con dos reproductores de cassettes domésticos y música de Villancicos, grabamos la master (si aquello se podía llamar master) con la voz de mi hermana y la enviamos a la emisora. Pasaba el tiempo y nada, ni una referencia, ni una carta, nada de nada. No podía ser. Aunque la grabación fuera deplorable, que lo era, el contenido era maravilloso (para mí, se entiende), había recibido los aplausos de toda una clase de octavo de EGB. No me lo explicaba. 

Y un día de verano, caigo en un pequeño detalle. Con la ilusión y las prisas, había introducido el cassette en un sobre, había puesto la dirección de la Cadena Ser y ya está, ni un remite, ni una referencia en su interior respecto al autor, su dirección etc. Los trabajadores de la emisora serían muy profesionales pero dudo que fueran adivinos. Mi gozo en un pozo. 

Y todo esto viene porque he recibido un e.mail netmail, a través del gestor de correos de este blog, de una persona, Carmen, que me realiza comentarios acerca de los contenidos, que agradezco, y me invita a visitar su espacio virtual, pero no sé ni su dirección electrónica ni la página web a la que hace referencia. Como no soy de los que indagan las IP y otros epigramas escrutiñadores que no llevan a ninguna parte, pues me quedo con las ganas de visitar su sitio en Internet ¡Carmen, no soy adivino, mujer! (Formato de texto modificado posteriormente. Fuente de la imagen: sxc.hu). Imagen incorporada posteriormente; fuente: pixabay.

viernes, 4 de agosto de 2006

Inflación aderezada

... con virutas de interés. Ya he hablado en el blog de los tipos de interés, el paro y la inflación, por lo que hay que ser breve. 

La prensa digital dice que el BCE subió los tipos de interés hasta el 3% (leído en ABC), apuntando que no sería la última subida. 

Este movimiento se realiza debido al crecimiento de la inflación, que en España es del 4%, 1,5 puntos por encima de la media de la UE.

Creo que el efecto de esta subida va a ser exiguo. 

Con esta afirmación me detestarán los consumidores endeudados y el tejido empresarial, que financia su Activo con capital ajeno, pero sólo un tipo por encima del 5% podría fondear las posibilidades reales de preocupante inflación, aún a costa de los irremediables efectos negativos que esta decisión acarrearía a corto plazo. 

¿Y el paro cómo evolucionará? Se lo preguntaremos a los famosos y poderosos que han sido invitados por Murdoch en Los Ángeles (EE.UU.) a un reciclaje formativo, leído en El País (Fuente de la imagen: sxc.hu).

miércoles, 2 de agosto de 2006

Sponsorship vs manoseador

Ayer fui espectador de un intenso debate entre amigos acerca de la esponsorización en el deporte. El tema surgió a raíz de los recientes sucesos relacionados con la corrupción en Marbella, por un lado, y el dopaje en el ciclismo, por otro. Empresas que patrocinan eventos empresariales deportivos, sociales y culturales (ferias, festivales, equipos ciclistas, etc.), sumamente importantes en el ámbito territorial o social donde se ubican y que después se ven envueltas en presuntas estafas, fraudes y cohechos, salpicando a organismos e instituciones promotoras de esos eventos (comités de organización, corporaciones locales, organizaciones empresariales... ). ¿Hasta donde tiene que investigar la Administración Pública, promotora de un evento, al sponsor? ¿Debe la corporación local de turno seguir la pista a los rumores acerca de presuntas irregularidades técnicas, económicas, financieras y comerciales del patrocinador? ¿O, por el contrario, coger el dinero que se le ofrece y mirar para otro lado? 

En todo caso, cuando lo que se denuncia ya no es un rumor sino una realidad, no hay excusa. El promotor debería actuar en consecuencia y no huir hacia delante, presuponiendo que no tiene responsabilidad alguna. Algunos de los autores que he leído sobre el referente, definen la esponsorización ahondando en los conceptos de “fiador”, “padrino”, “mecenas” y patrocinar”. De esta forma desembocan en la definición de “sponsorship”, en sentido amplio, de Quim Roca Ferrer, socio de The Blueroom Project, com: “la comunicación a través de patrocinio”. Pero ninguno excava en la fiabilidad social del patrocinador, seguramente porque la suponen. Sin entrar en la defensa de las posturas con base, surgidas en el debate, sobre ideas tales como “mecenas”, “sponsorship”, “patrocinador”, “publicidad espectáculo”, etc., otra tesis de esponsorización con la que me siento identificado, es la de Henrik Salen, que le define como: "un medio de comunicación que permite asociar y promover una marca o una corporación determinada a través de un evento atractivo y para un público objetivo determinado"

En la década de los noventa asistí a una jornada sobre esponsorización, impartida, entre otros, por, en aquellos momentos, el responsable de publicidad de Larios, S.A. (no recuerdo su nombre). Decía que: "la publicidad en el sponsoring aparece integrada dentro del propio espectáculo de forma menos agresiva, menos interesada que la convencional". No es lo que se observa últimamente, ya sea en unos juegos de verano o en un festival de cine (por poner unos ejemplos). Y la responsabilidad del posible daño a la imagen y a la credibilidad de las instituciones es ya del que promueve por no poner tierra de por medio con celeridad, por bien del evento y de la Sociedad. (Formato de texto cambiado posteriormente. Imagen incorporada con posterioridad; fuente: pixabay).

martes, 1 de agosto de 2006

Marmitako de bonito

Dice Koldo que el origen de la receta que me aporta es de la sociedad Amaikak-bat, muy cerca de la ubicación del viejo Vallés de la Parte Vieja (Donostia), donde estuve trabajando en la década de los setenta y principios de los ochenta del siglo pasado. También, te dejo una foto del puerto y otra de la Bahía de la Concha, de noche. Como sabes por el post "La tregua", guardo buenos recuerdos de Donostia (fuente de las imágenes: Wikipedia).

Ingredientes para cuatro personas: 300 g de bonito del norte, 1 cebolla, 400 g de patatas, 1 pimiento rojo, 1 pimiento verde, 1 diente de ajo, 2 tomates, 1 hoja de laurel, 1 chorro de vino blanco o de sidra, 1 dl de aceite de oliva virgen extra, 6 dl de fumet, Perejil fresco picado, Sal. Elaboración: Picamos la cebolla muy fina, las patatas en dados de un centímetro, los ajos y el pimentón muy finos, trituramos el tomate y cortamos el bonito en dados de unos dos centímetros.
En la cazuela pochamos en aceite el ajo, la cebolla, el pimentón y el laurel y lo dejamos unos quince minutos aproximadamente. A continuación, añadimos el tomate y rehogamos cinco minutos más. Añadimos las patatas, el vino o la sidra y revolvemos bien. Cubrimos con un caldo de pescado y cocemos unos diez minutos. Añadimos los dados de bonito y cocemos durante un minuto más. Lo ponemos en su punto de sal y espolvoreamos un poco de perejil por encima. No des cortes al pescado para asarlo, quedará más seco. Gracias Koldo. Que os aproveche.
(Formato de texto modificado y ampliado posteriormente. Link actualizados).

El embaucado vapuleado

Fuente de la iamgen: 200degrees en pixabay
Dice José Manuel Ruiz-Rico, catedrático de Derecho Civil, en el suplemento negocios de un diario local, que en una reciente reunión de expertos en urbanismo, entre otras, se llegó a la importante conclusión de que “en el momento en que una persona compra una vivienda o un solar; incluso aunque aún no esté edificado, asume los riesgos de que se produzca un cambio sobrevenido en la situación urbanística del inmueble. En consecuencia, difícilmente podrá reclamar aquél, una indemnización por incumplimiento de contrato a la promotora, al no existir culpa por su parte”. 

¿Estamos ante un caso similar al de los sellos? ¿Interesado movimiento doctrinal de expertos para crear determinado clima jurídico favorable? Me encandilan, me embaucan, me vapulean y, además, soy responsable. Sensible terreno el que pisamos y donde tenemos que construir ¿sin licencia?(Formato de texto modificado posteriormente. Fuente de la imagen:sxc.hu).  Imagen incorporada con posterioridad; fuente 200degrees en pixabay.