jueves, 24 de octubre de 2019

¡Para nada es exagerado!

El miércoles lo dediqué al medioambiente. Parte de la mañana la pasé leyendo la interesante entrevista que, en Diario Sur y bajo el título “El cambio climático es nuestra tercera guerra mundial”, Matías Stuber le hace al compañero Alberto, que ya te referencié en textos como “Las cuatro erres”, “Medioambiente”, “Formación profesional” o el reciente “Con carácter y oficio”. A primera hora de la mañana, me adelantó el amigo el diálogo con Matías por wasap, advirtiéndome que “el título puede sonar un pelín exagerado, pero algo o mucho de ello hay…” Después de leer la conversación le escribí: “Para nada es exagerado el título. La escasez de recursos (agua, alimentos…), propiciará una involución de impredecibles consecuencias”. Si estás sensibilizado con el cambio climático, el medioambiente… te recomiendo su lectura, no hay desperdicio. Transcribo una de las reflexiones para denunciar la falta de coherencia entre discurso y acción, que Stuber la utiliza como subtítulo: “Vas a una manifestación y resulta que todos tienen el móvil de última generación”. 

Por la tarde estuve hojeando las estadísticas de la producción ecológica[1] en España de 2018[2] que recientemente ha publicado el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno de mi país (MAPyA), cuyos datos confirman la tendencia de crecimiento sostenido y la consolidación del sector de la producción ecológica[3] en esta "piel de toro". Con una superficie dedicada a la producción ecológica de 2.246.000 hectáreas en 2018, un 7,9 % más frente a 2017, España es el primer país de la Unión Europea en superficie eco y el cuarto del mundo. La mitad de la superficie ecológica se destina a pastos permanentes (+9%), una cuarta parte a cultivos de tierras arables (+4 %) y la otra cuarta parte a cultivos permanentes (+8 %). En relación a la Superficie Agraria Útil (SAU) de España, la ecológica ya supone el 9,7 %. Las estadísticas señalan una tendencia de crecimiento anual medio de la superficie total en ecológico del 7 % en los últimos cinco años[4]

Y antes de visitar el reino de Morfeo, dado que tengo algunos familiares en Australia, estuve viendo el programa de La Sexta “Enviado Especial”, donde Jalis de la Serna viaja hasta ese lugar, "casi" en las antípodas de España. Me chocó que la zona fuera conocida como “el país del agua”. Comentó el periodista cómo es posible combatir la escasez de agua en la principal masa continental de la plataforma Sahul. También nos dice que en 2040 España será uno de los países con más problemas de agua en el mundo, puesto que cada vez llueve menos, aumentan los periodos de sequía y las temperaturas van a seguir subiendo. Australia, el territorio habitado más seco del planeta, ha desarrollado soluciones para aprovechar cada gota que cae del cielo y convertirla en agua potable. Fuente de la información: Alberto, Diario Sur, MAPyA y La Sexta. Fuente de la imagen: _freakwave_ en pixabay. 
________________________________
[1] Los establecimientos industriales eco alcanzaron en 2018 los 8.886, el 13,7 % más. Las actividades relacionadas con la producción vegetal llegaron a las 7.670 (más de mil nuevas respecto 2017), siendo las más numerosas las de manipulación y conservación de frutas y hortalizas y las de elaboración de bebidas. Los establecimientos relacionados con la producción animal se situaron en 1.216 y, en este caso, resalta el avance de la industria cárnica y láctea. 
[2] Todos estos datos desagregados por comunidades autónomas y por provincias están ya disponibles en la web del Ministerio. 
[3] Los alimentos ecológicos, también llamados biológicos u orgánicos, están sometidos a un sistema de control, regulado por normativa comunitaria e incluido en el Plan Nacional de Control Oficial de la Cadena Alimentaria. El programa de la producción ecológica exige realizar al menos una visita anual a los distintos operadores de la producción ecológica (productores, transformadores o comercializadores). 
[4] Según el MAPyA, número total de operadores crece un 5,6 % hasta los 46.463 y destaca la evolución positiva en todas las categorías: productores primarios (4,7 %), establecimientos industriales (13,7 %), importadores (21 %), y comercializadores (22 %). Estos datos ponen de relieve el incremento del número de operadores en las fases posteriores de la cadena alimentaria, por el incremento de la demanda. La tendencia del crecimiento medio anual en los últimos cinco años ha sido de 5,9 % en productores agrarios, 18 % en industrias y 24 % en comercializadores de productos ecológicos. En producción vegetal destaca el incremento de hectáreas dedicadas a tubérculos y legumbres; frutales, plataneras, cítricos y bayas, así como el repunte experimentado en viñedo (+6 %) y en olivar (+3 %). En cuanto a producción animal, sube el número de explotaciones ganaderas eco, que llega a las 7.923 (+2 % respecto año anterior), en especial de leche de bovino y ovino y en aves de corral de puesta y de carne. El número de cabezas de ganado también avanza especialmente en porcino, ovino, caprino y bovino de leche y en gallinas de puesta y apicultura. La acuicultura es otro subsector con fuerte crecimiento en 2018, con un 40 % más en producción, hasta unas 6.330 toneladas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel