sábado, 10 de agosto de 2019

Con carácter y oficio

Con Alberto Martínez Villar (Drcha.), doctor en Ciencias de la Educación, Educación Medioambiental 
Hace unos meses, en “Cacahuetes emocionales”, te trasladaba mis sensaciones culinarias en torno a una cerveza. Pues bien, los calores que sufrimos en el ámbito territorial donde suelo moverme más frecuentemente (Málaga, España), han propiciado la degustación de alguna que otra fría cerevisĭa. Arriba te dejo una instantánea con Alberto (que ya te referencié en "Formación Profesional y Medioambiente", cuando defendió con carácter y oficio su tesis en la Universidad de Granada, obteniendo un merecido Cum Laude), en una tarde de esta semana, con motivo de la celebración de un cumple, degustando una artesanal, producida por Cerveza Mica y distribuida por Aldi
Recomendada hace unos años por Antonio, le había perdido la pista hasta que hace poco José la redescubrió en la comercializadora antes apuntada. Perfilada a base de agua, malta de cebada, lúpulo y levadura, se publicita como un producto totalmente diferente. El regusto me recordó algo a la Alhambra 1925. Apuntan que lleva una refermentación en botella, de forma que el CO2 se genera de manera natural. Elaborada en Burgos, en pleno interior de España, sonreímos por la frase de la etiqueta, que te transcribo a continuación: “Cerveza elaborada artesanalmente con carácter y oficio; como la pesca tradicional de los hombres de mar ¡Salud!”. Fuente de las imágenes: Alberto y elaboración propia.