lunes, 14 de mayo de 2012

Lo sustancial de la prescindibilidad

En relación a lo comentado en el post “Noche en Blanco Málaga 2012”, ayer pensé en las sensaciones cuando paseaba por la ebullición del momento.

Todos los colaboradores y colaboradoras del proyecto se encontraban concentrados en los objetivos, la calidad del servicio y en el resultado a conseguir.

En resumen, centrados en la realización de las tareas que se les había encomendado. 

Sentía como si no me necesitaran. No me afligí por la situación. Todo lo contrario.

Me sentí bien que, en cierta forma, fuera como prescindible.  Ese es uno de los objetivos de coordinación, pensé.

Que el director, coordinador o ejecutivo (como se quiera llamar al que le cortan la cabeza profesional si algo no funciona), sea como una sombra o no se le necesite en la producción o ejecución del servicio, es síntoma de que el equipo funciona y armoniza magníficamente con los fines y los valores del proyecto.

Que esta semana te sea proactiva en lo laboral, profesional, empresarial o institucional, según proceda (fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel