lunes, 20 de abril de 2015

Regalos de Bodas

En relación a lo apuntado en el post “Cafés con arte”, sobre las liberalidades de uso, preguntó ayer la amiga Marta la catalogación de los “regalos de boda”. Por ejemplo, la entrega de una cantidad de dinero. Ahora que mi profesora de Derecho Privado de los Contratos II no me escucha, te confieso que dudé en la respuesta, puesto que si inicialmente tendí a clasificarlos como una liberalidad de uso, similar a los regalos de cumpleaños o de aniversario, luego recordé que existe una donación específica por razón de matrimonio, en el que una persona hace en atención a un casamiento, nupcias o esponsales, antes de su celebración y, según mis apuntes clave, a favor de uno o de ambos futuros cónyuges[1]. Así que, raudo y veloz, lo pregunté en el foro de consultas de la disciplina jurídica.

Si bien el donante puede ser uno de los cónyuges o un tercero (entiendo que en este caso, cualquier invitado, allegado, familiar y amistad), el donatario deberá ser uno o ambos cónyuges. La donación se hace antes de celebrarse el matrimonio; pero puede surtir efectos una vez que éste se haya celebrado. ¡Ojo!, porque dado que se hace en atención al matrimonio, se trata de una donación condicional, al depender de que efectivamente se celebre ese matrimonio[2], así que cabría la opción de solicitar la devolución de lo “donado” ¿No te parece? Me comentó Marta que en esos casos, la costumbre es que los exnovios procedan a devolver los regalos, si bien, según la cultura `popular, la exnovia podrá quedarse con uno de los obsequios (Fuente de la imagen: sxc.hu).

[1] En España se regula en  los artículos 1.336 a 1.343 del Código Civil (CC) y supletoriamente por las normas ordinarias sobre la donación (art. 1.337 CC).  Si fuera para ambos el bien donado, pertenecerá a ambos cónyuges en pro indiviso y, salvo que se prevea otra cosa por el donante, a partes iguales (arts. 1.336 y 1.339 CC).
[2] Debe tenerse en cuenta que quedarán sin efecto las donaciones por razón de matrimonio si no llegara a contraerse en el plazo de un año (art. 1.342 CC). Solo si el donante actuase de mala fe tendrá la obligación de saneamiento tanto por evicción como por vicios ocultos (art. 1.340 CC).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel