lunes, 13 de mayo de 2019

¿Qué líderes necesita hoy España?

De izquierda a derecha y de arriba abajo: D. Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, D. Pedro Sánchez, Secretario general del PSOE, D. Pablo Iglesias, Secretario General de Podemos, D. Santiago Abascal, Presidente de VOX, D. Alberto Garzón, coordinador general de Izquierda Unida y D.Pablo Casado presidente del PP. Fuente de las imágenes: Wikipedia.
Estamos en mi país en periodo de elecciones. Acabamos de salir de las generales, celebradas el 28 de abril, y a la vuelta de la esquina se encuentran las europeas, las municipales y las de algunas comunidades autónomas. Entre medio nos dejó el estadista Rubalcaba, reconocida su talla por sus propios y por sus ajenos o adversarios. ¿Qué líderes necesita hoy España? Para intentar responder a esa pregunta, en el fin de semana pasado estuve re-hojeando el texto de Michael Maccoby, “The Leaders We Need: and What Makes Us Follow[1], que traducido con mi inglés oriundo de los Montes de Málaga es algo así como “Los líderes que precisamos: y lo que nos hace seguirlos”. Para Maccoby, un líder es alguien a quien la gente sigue, pero cabe preguntarse ¿por qué la gente le sigue? 

En las páginas el autor intenta mostrarme las propias y poderosas motivaciones de los seguidores para seguir a un líder. Michael me describe el profundo cambio de una sociedad más burocrática a un modelo de liderazgo interactivo y colaborativo, brindándome consejos cruciales sobre cómo convertirse en ese "líder que necesitamos". Por lo anterior ¿Cuál es la clave para los líderes de hoy en día? En su opinión, ser sensible a cómo la psicología colectiva y el contexto social de un grupo dan forma a sus necesidades de liderazgo[2]. Parte de este texto también se ha editado en el sitio BOOK—POST, bajo el título “Los líderes que precisamos”. Fuente de la imagen:: collage con imágenes de los responsables políticos a disposición pública en Wikipedia.
________________________________
[1] Maccoby, Michael. The Leaders We Need: and What Makes Us Follow. Editorial Harvard Business School Press, 2007. 
[2] Por ejemplo, los trabajadores de una industria en una ciudad grande durante un período de relativa calma necesitarían líderes muy diferentes a los de las personas que trabajan en una consultoría de gestión de estrellas durante un período de fuerte competencia.