martes, 2 de agosto de 2016

¿Qué formación escojo?

Estamos en época de descanso, para los que puedan permitírselo, y de estudio de propuestas para afrontar a partir de septiembre. Una de esas iniciativas, aconsejo que sea seguir reciclándose, bien con un curso, un máster, una jornada… Eso es lo que le trasladaba ayer a Mari Carmen (espero, haber ayudado). Si eres follower de este sitio conocerás que en más de una ocasión he tratado el tema de la formación de postgraduado; “Cuestionando tu MBA” es buena prueba de ello. Sin ir más lejos, en ¿MBA Sí o No? intenté ayudar al sobrino de Pepe, opinando que lo importante es que tuviera claro qué es lo que le gusta y si estimaba que este tipo de estudios post graduado le iban a completar su preparación, pero que no debe pensarse que va ser la panacea, puesto que no hay mejor universidad que la vida misma. A la vista de las noticias en mi país, que se configura como el "rey de copas", por los puestos de trabajo en el sector turístico en general y en los bares en particular, estoy pensando en reciclarme como camarero, que no me fue tan mal en mi adolescencia (ver post "La Tregua"), porque seguir las directrices de la Madre Teresa en esto de la consultoría es "harto difícil". 

Otro aspecto importante es, dentro de la oferta existente y del presupuesto que se disponga, elegir bien el producto formativo. En “Pagar la novatada” profundizaba sobre esta cuestión, apoyándome en la experiencia de Milagros y de Fausto y su vía crucis en formación especializada, injertándoles mi propia experiencia en aquellos momentos, año 2007, cuando ejercí de profesor en colegio de economistas en materia de la reforma contable española. En aquella experiencia, el alumnado, que no era tonto, a pesar de que el nuevo plan de contabilidad se aprobó a final de ese año, ya desde el primer momento (abril-mayo-junio) me exigió que me definiera y que me arriesgara, sobre todo, en la elaboración de supuestos prácticos, siendo conscientes todos/as del carácter transitorio, puesto que la normativa aún no estaba aprobaba y trabajábamos con borradores, del conocimiento que se labraba. 

Posteriormente, a la inteligente pregunta de un alumno sobre qué tipo de formación futura debería elegir de la previsible avalancha de oferta que se recibiría a partir de septiembre, le respondí que se estudiara no sólo el perfil de los ponentes o tutores, sino, también, el enfoque eminentemente práctico de las jornadas, seminarios y cursos. Respecto al perfil, se debe preguntar qué experiencia práctica en la materia tienen los ponentes. En cuanto al enfoque práctico, aconsejaba estudiar concienzudamente el programa y solicitar, también, alguna parte del texto práctico, para hacerse una idea previa. Y es que la mayoría de las veces nos guiamos por el efecto deslumbrante de la organización que patrocina el evento formativo, sea una firma de de reconocido prestigio, una institución de renombre en materia de educación, o una corporación de derecho público, y damos por hecho que será excelente. 

Recientemente, en el post “Cómo elegir una buena formación en Cumplimiento Normativo” transponía nuevamente mi parecer a la hora de decidir la formación y el lugar. Con la entrada de la reciente Ley 1/2015 de 30 de marzo de reforma del Código Penal, en vigor el 1 julio de 2015, han proliferado por doquier cursos, jornadas e incluso congresos, organizados por entidades variopintas, desde instituciones universitarias, hasta colegios profesionales, pasando por bufetes de abogados, consultoras, escuelas de negocio y otros centros de formación, ofreciendo el conocimiento en las modalidades presenciales y on line. A la hora de elegir una formación hay que escrutar con alma de Sherlock Holmes el plan de estudio, la metodología y el claustro de profesores. El valor del claustro se encuentra en perfiles especializados junto a una experiencia contrastada y ¡Ojo! con las “figuras” o “estrellas” que aparecen relacionadas en el programa, a modo de gancho, y luego no aparecen por ningún otro lado, participando en el floreado “consejo asesor” y poco más.

A continuación te dejo un vídeo doméstico sobre cómo elegir formación especializada, en específico en materia de Compliance (Fuente de la imagen: pixabay).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel