lunes, 29 de agosto de 2016

Hipótesis sencilla y rompedora

El fin de semana pasado lo he pasado a caballo entre pasado y futuro. Me explico. El pasado trató del recuerdo de uno de mis relativos héroes de la infancia, que ya te conté en el post “Corazón de Jabato”. El futuro corresponde al hojeo del libro que me prestó Antonio (Gracias), de James Canton, Future Smart: Managing the Game-Changing Trends That Will Transform Your World[1], que traducido con mi inglés de los Montes de Málaga es algo así como “Futuro inteligente: manejando las tendencias innovadoras que transformarán el mundo”, donde el autor, mediante un estudio previsional, intenta pronosticar las tendencias más perentorias que condicionarán el futuro de los negocios, la sociedad y los individuos durante las próximas dos décadas.

La hipótesis de Canton es, a la vez, sencilla y rompedora. Si entiendo su planteamiento y, obviamente, acierta, reconoceré y me adaptaré mejor a esos cambios pronosticados y los aprovecharé. Por ejemplo: se podrán reconstruir cerebros y llegaremos hasta los ciento cincuenta años de vida; estaremos rodeados de máquinas inteligentes por doquier; internet móvil monitorizará todo, desde productos hasta personas; predicción de problemas médicos a través de dispositivos digitales (relojes, por ejemplo); los docentes, profesores… serán sustituidos por avatares con prodigiosas capacidades y habilidades pedagógico-didácticas, etc. ¡Ah! Para James la próxima guerra mundial será o vendrá a partir del cambio climático. A continuación te dejo un vídeo, subido a Youtube por Canton, donde presenta su libro (Fuente de la imagen: pixabay).

[1] Canton, James. Future Smart: Managing the Game-Changing Trends That Will Transform Your World. Editorial Da Capo. 2015.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel