miércoles, 3 de septiembre de 2014

Mismo mensaje

Hace seis años y pico, en el post “Sistema nervioso digital”, te apuntaba la frase de Bill Gates que aparece en la contraportada de su libro “Los negocios en la era digital”[1]: “Tengo una convicción sencilla pero firme: en adelante, la manera en que se capte, administre y utilice la información, determinará las pérdidas y las ganancias”. Intuía Gates que la informática podía configurarse como un sustancial apoyo a actividades empresariales de gran volumen y exiguo margen, descubriendo que independizando el software del hardware, ambos negocios serían más vigorosos por separado. Según este visionario y actualmente filántropo, un sistema nervioso digital, unifica todos los sistemas y procesos bajo una infraestructura común, generando caudales de valiosa información, que posibilitan avances en eficiencia, crecimiento y, por derivación, rentabilidades.

Si bien los desarrollos tecnológicos mudan los aires del mundo que conocimos no hace mucho, para el gurú inconformista Paul Postma[2], las justificaciones del porqué del consumo o compra, (manutención, defensa y relaciones) por parte de las cuales la gente que consume o adquiere, no han sido afectadas por estos cambios, manteniéndose prácticamente inmutables. Paul procura describir una pasarela entre las necesidades del cliente de hoy y las conformidades y congruencias del mañana, incitando a los directivos del marketing y la comercialización a utilizar en su beneficio los recursos técnicos, pedagógicos y didácticos derivados de la tecnología actual. Por tanto, aunque disfrutemos de nuevos medios tecnológicos, las razones “marketenianas” parece que siguen siendo las de siempre.

[1] Gates, Bill. “Los negocios en la era digital”. Editoral Plaza y Janés. 1999.  A fecha  03/09/2014 disponible en Amazon.
[2] Postma, Paul. “New Media/Same Message: Marketing to the Imagination in a Technology-Driven World”. Editorial McGraw-Hill. 1998. A fecha  03/09/2014 disponible en IberLibro.com.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel