miércoles, 11 de septiembre de 2013

Alimento de guepardo

Hace más de once años, en mayo de 2003, terminaba el post “No está el mañana en el ayer escrito”, transcribiéndote la siguiente frase, atribuida a SuperLópez (José Ignacio López de Arriortúa):

"Todos los días en África se levanta un león, sabe que tiene que correr más que la gacela más rápida o morirá de hambre. Todos los días en África se levanta una gacela, sabe que tiene que correr más que el león más lento o morirá de hambre. Da igual que seáis leones o gacelas, cuando salga el sol lo mejor es que os encuentre corriendo”.

Ayer me acordé de este texto al hojear el artículo de Andrew R. McIlvaine en Human Resource Executive:“The Importance of Agility”. En el actual mundo en que vivimos, etéreo, inseguro, enredado, confuso, inhumano, putrefacto y deshonesto, en opinión de McIlvaine, cobra importancia la agilidad, adaptabilidad, flexibilidad, de los perfiles laborales, profesionales, empresariales o institucionales.

¡Ojo! Esta presteza es algo más que la pericia para florecer entre contextos turbios, oscuros o imprecisos. Es también la capacidad de adaptar un estilo personal o exclusivo a las penurias  y despropósitos de los individuos que nos rodean, estando accesible a desiguales configuraciones y perspectivas. Si no somos ágiles, adaptables, flexibles, …, nos espera un futuro como el de la gacela de la foto: alimento de guepardo (fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel