sábado, 17 de septiembre de 2011

Casi al unísono

Ayer, Mario, Jesús y el que te escribe, visitamos a Estefanía, en el centro comercial Rosaleda (Málaga, España). Cambiamos impresiones sobre aspectos socioeconómicos  de nuestros ámbitos territoriales y sectoriales de actuación.

Mientras Estefanía promocionaba los vinos de las Denominaciones de Origen Málaga y Sierras de Málaga, en específico los de Bodegas Quitapenas, charlamos acerca de la situación laboral a corto plazo y las distintas opciones y posibilidades con las que cuenta actualmente la juventud.

Pero esta mañana, si me permiten mis contertulios, te escribiré un aspecto comercial que se trató ayer y que pasa desapercibido, pero que puede ser interesante para establecer la diferencia entre interés profesional y desidia.

Comentaba Estefanía que en el desarrollo de su actividad promocional en el centro comercial, había momentos en los que no se pasaba nadie por el stand y las horas se le hacían largas.

Todos expresamos, casi al unísono, que preferiríamos circulación de personas por el sitio de las degustaciones, porque a la par que desarrollamos nuestro trabajo, nos lo pasamos mejor, nos realizamos profesionalmente y el tiempo transcurre volando.

¿Qué diría el dependiente encorvado del post “Ese hervor”? Te lo puedes imaginar. Te dejo una foto de la visita, realizada amablemente por la frutera del hipermercado (Gracias).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel