lunes, 11 de abril de 2011

De desempleo y bacalao frito

Interesante conversación la que mantuve ayer con los allegados e hijos universitarios de unos amigos. Es bueno saber de primera mano el pedregoso camino del desempleo que transitan.

Sin embargo, no todo son piedras gordas. Me quedé sorprendido cuando uno de ellos comentó que había rechazado trabajo en el último año, debido a que no se acercaba a sus expectativas, por lo que optó por seguir formándose, a la espera de tiempos mejores.

Otro llevaba tiempo trabajando en un puesto totalmente distinto a su especialidad, pero debido a su nula confianza en encontrar trabajo en lo que le gusta, sigue en ese puesto aguantando lo indecible y, según él, malviviendo profesionalmente.

El resto, en el paro puro y duro, acepta cualquier oportunidad, reinventándose profesionalmente cada día, mediante la flexibilización extrema de sus perfiles, haciéndolos más versátiles, informándose de la evolución del mercado de trabajo e invirtiendo continuamente en formación diversa.

 Te dejo una foto de un plato de bacalao frito. Este fin de semana han caido dos raciones. Se nota que estamos en la influencia de la cuaresma y las tradiciones culinarias hay que respetarlas. Que tengas una proactiva semana laboral, profesional o empresarial.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel