miércoles, 22 de septiembre de 2010

Venta emocional


Ayer, por un momento, sentí que el interlocutor quería llegar a un acuerdo comercial con mi ser interior. Me dejé llevar y de forma fanatizada, exaltada, procuré transmitirle las sensaciones y emociones de mi corazón profesional, abriéndome en canal.

Percibí que tenía que allanarle el camino para que creyera en mi equipo, al igual que en el servicio que estaba proponiéndole, de forma que llegara al convencimiento de que la decisión idónea era contratar con nosotros.

En síntesis, que confíe en que nuestro planteamiento de trabajo le va a generar el mejor y más decente valor a su proyecto empresarial (foto de imagenes-gratis.net).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel