miércoles, 17 de marzo de 2010

Se acabó el paripé

Ya se perciben algunos efectos colaterales positivos de la crisis que vivimos. De la información recibida ayer, vía un contacto, parece que en mi ámbito territorial de actuación, a algunos mal llamados directivos, CEOs, ejecutivos o técnicos cualificados, se les está acabando el tiempo de hacer el “paripé”, aparentando que trabajan y que son unos fuera de serie. Antes, camuflaban sus ineptitudes con cuestionables artes de gestión-dirección y presuntas acciones institucionales mafiosas. Como había suficiente beneficio para tapar sus agujeros o suficientes colaboradores para colgarle el muerto a otro, salían indemnes de sus continuas ineptitudes, manipulaciones, fraudes y escándalos. Se les terminó la época en la que se consagraban intocables.

La cruda crisis, va reordenando el panorama. Decía el contacto que no entendía cómo le seguían ofreciendo proyectos de colaboración. - “Manuel, si lo estoy haciendo fatal. A duras penas he sacado el resultado del año pasado y día sí y otro también hay que cambiar de rumbo, reconsiderar, renegociar, ser creativos, …” – “No lo haces mal” – Le respondí. - "Todo lo contrario. La gente no es tonta y lo percibe, por eso les gustaría que participaras en los proyectos que te proponen, porque tu saber hacer te precede, pero que no se te suba a la cabeza y empieces a cultivar el paripé” - Rematé (imagen de espaciolatino.com).

1 comentario :

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel