lunes, 7 de enero de 2019

Importancia de la estrategia

En este mundo cada vez más digital que nos toca vivir, absorto me quedé ayer con uno de los regalos que los Reyes Magos le trajeron al querubín, Carcassonne, ambientado en la ciudad medieval francesa Carcasona, consistente en ir confeccionando un mapa a base de conseguir ciudades, monasterios, campos… conforme a una estrategia individualista, de cada jugador. Lo curioso es que cada nueva partida propicia un mapa estratégico distinto. Las fichas representan esos campos, caminos, monasterios, ciudades… debiendo ubicarse de forma relacionada, colocándose las piezas de los personajes, simulando caballeros, monjes, granjeros… Creo que gustó a todos los que estuvieron jugando (Fuente de la imagen: elaboración propia).

Es un juego de los catalogado temáticos de mesa (también conocidos como de estilo alemán), centrado en el sistema de juego, cooperación de los jugadores, duración limitada (que se agradece) y, en general, sencillez si lo comparamos con los juegos de estilo inglés. En cuanto a Carcasona, según la biblioteca global virtual, es una ciudad francesa, capital del departamento del Aude, en la región de Occitania, conocida por su recinto histórico amurallado, conjunto arquitectónico medieval restaurado en el siglo XIX y declarada en 1997 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. A continuación te dejo un vídeo, alojado en Youtube, cortesía de Producciones Miscelaneas Hariston, con unas instrucciones.