martes, 7 de agosto de 2018

¿Debe la Ética ser marcada por la Ley?

Si eres follower de este sitio, tal vez andes un tanto cansado de tanta “matraca” que te he dado en torno a los términos “ética” y “moral”. “Navegación ética y segura”, “Ética en la Consultoría Estratégica”, “Ética de la reciprocidad”, “Ética Zero” o “¿Justicia sin verdad?” son algunos de los textos que salpican este sitio desde tiempo inmemorial. De esas reflexiones se destila que la ética se encuentra por encima de lo legal. Digamos que el cumplimiento de la ley es lo mínimo que se le debe exigir a una persona, puesto que, permíteme esta obviedad o presunta redundancia: la ley hay que cumplirla por “imperativo legal”. Coincido con la definición de James Fiesser[1], esa “rama de la filosofía que estudia lo correcto o equivocado del comportamiento humano” y que Peter Singer[2] la completa con referencias directas a la moral, la virtud o el deber. Te transcribo lo anterior porque ayer, ante la pregunta de un periodista acerca de si en España es ético que te aprueben un máster presencial sin asistir a clase, escuche al Sr. Pablo Casado, político de mi país, responder que “la ética la marca la ley” (ver la noticia en algunos medios españoles: “Casado no dimitirá si es imputado por su Máster y dice estar tranquilo” COPE, “Casado se niega a dimitir porque la ética la marca la ley” infolibre, “Casado no se plantea dimitir y niega haber recibido ningún regalo ...” RTVE, “Casado tiene "absoluta tranquilidad" con su máster y no se plantea ...” La Vanguardia...). 

Con todo respeto, si lo que pretende decir es que el nivel de ética es establecido por la ley, no estoy de acuerdo. Desde mis años de estudiante de BUP, donde tuve la suerte asistir a clase de Filosofía, hasta mi paso por la universidad, con asignaturas como Deontología, todos mis ilustres profesores me argumentaron lo contrario, es decir, que la ética no la marca la ley. Existen interpretaciones que abogan porque la ética es un “estadio” distinto a la ley y que podría estar en total desarmonía con ésta, dependiendo de lo justo o injusto del ordenamiento jurídico que se aplique. En mi opinión, en un “estado justo” los niveles mínimos de ética, como motor del crecimiento humano, deberían encontrarse siempre por encima de la legalidad, no al raso de la ley. Tal vez esa reflexión de que la "ética la marca la ley” es lo que genera una clase política mediocre, que a golpe de máster, Gürtel, EREs, Nóos… configura la triste imagen de un país vulgar, corrupto. Termino. En “Disquisición sobre ética y moral”, apuntaba que la ética, a diferencia de la moral, es la parte de la filosofía que teoriza sobre la moral y de las obligaciones del hombre individuo, es decir, si la moral se refiere al nivel práctico de la acción, la ética exclusivamente tiene como objeto de estudio la moral y las obligaciones del hombre ser humano, es una reflexión teórica de la moral, del nivel teórico de la acción. Concluyendo, la moral es la parte práctica de las acciones orientadas a la bondad y la ética es la reflexión teórica sobre la moral (Fuente de la imagen: pixabay). 
________________________________
[1] Fiesser, James. «Ethics». Internet Encyclopedia of Philosophy. https://www.iep.utm.edu/ethics
[2] Singer, Peter. «Ethics». Encyclopædia Britannica Online.  http://search.eb.com.central.ezproxy.cuny.edu:2048/eb/article-9106054