miércoles, 12 de julio de 2017

Sencillez de uso sin riesgo de abuso

Leía ayer en varios medios que las denuncias por compras en internet se duplican este año en mi país. Si eres follower de este sitio, conoces que en más de una ocasión he reflexionado sobre las compras a distancia o por internet, desde el “Compra de una tablet por internet” al “Desde un colchón hasta un jamón”, pasando por “Información y evaluación”, “Ventas sinérgicas”, “Consumidores y Clausulas Abusivas” o “Ventas de enciclopedias a puerta fría”. En “Ventas on line”, aprovechándome de mis apuntes de Derecho, te apuntaba que la normativa española entiende por venta a distancia la caracterizada por celebrarse en el marco de un sistema organizado, sin la presencia física simultánea del empresario y del consumidor y usuario, y en el que se hayan utilizado exclusivamente una o más técnicas de comunicación a distancia hasta el momento de la celebración del contrato y en la propia celebración del mismo. Entre otras, tienen la consideración de técnicas de comunicación a distancia: el correo postal, Internet, el teléfono o el fax.

Un aspecto sumamente importante en el procedimiento de contratación de las ventas on line, es el concerniente a la protección de datos de carácter personal. En relación a este tema, en el Sitio Protección de Datos, texto ”Servicios Financieros y Contratación por Internet”, te informaba de la puesta en marcha, por parte de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), de dos planes sectoriales de oficio centrados, el primero de ellos, en el sector de las entidades financieras, y al que se suma otro que analizará las contrataciones realizadas de forma telefónica y a través de internet. Las inspecciones de oficio realizadas por la AEPD, que no tienen carácter sancionador sino preventivo, analizan el cumplimiento de la normativa de protección de datos en sectores o áreas específicas para obtener una visión integral y conjunta que permita detectar deficiencias y realizar las recomendaciones correspondientes de manera transversal. La finalidad es elevar el nivel de protección de los ciudadanos analizando para ello cómo tratan sus datos las organizaciones.

Según la Agencia, un 40% de los españoles realiza compras online de forma habitual, según datos del Ministerio de Energía Turismo y Agenda Digital, siendo España el cuarto país de Europa en utilización de la Red para la compra de productos. Los grandes sectores económicos, entre los que se incluyen las compañías de telecomunicaciones, entidades aseguradoras o comercializadoras de suministros energéticos, están inmersos en procesos de explotación de las nuevas tecnologías para la contratación de productos y servicios. La Agencia considera que un adecuado desarrollo e implantación de estos nuevos modelos de negocio debe ser compatible con los derechos fundamentales de los ciudadanos.

Uno de los objetivos de estos dos planes será el de recomendar la adopción de medidas que aporten las suficientes garantías a los consumidores en cuanto a la protección de sus datos personales lo que, a su vez, redundará en un servicio de mayor calidad, de forma que la sencillez y agilidad que caracteriza la contratación y gestión de los productos se haga sin menoscabo de las garantías y requerimientos que la normativa sobre protección de datos impone. Ambas inspecciones sectoriales evaluarán, asimismo, cómo se están adaptando las empresas que operan en estos sectores a los requisitos legales establecidos en el nuevo Reglamento General de Protección de Datos, que será aplicable el 25 de mayo de 2018. En conclusión: sencillez de uso sin riesgo de abuso (Fuente de la información AEPD; fuente de la imagen: pixabay).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel