jueves, 12 de mayo de 2016

Educación y Mundo Real

Entre el seis y el treinta y uno de agosto de 2015, bajo el título “Conectando la Educación con el Mundo Real”, GALLUP realizó una encuesta a 1.550 miembros de la comunidad mundial de la organización WISE (la Cumbre Mundial por la Innovación en Educación, en sus siglas en inglés): profesores, estudiantes, recién graduados, responsables políticos en materia de educación y miembros del sector privado conectados con WISE a través de los años en temas de reforma educativa. Los resultados reflejan los puntos de vista de esta comunidad única y global de expertos que han demostrado un compromiso en la mejora de la educación en colaboración con WISE. A continuación transcribo algunas de las conclusiones presentadas por la organización GALLUP (Si quieres acceder al documento en inglés, clickea AQUÍ). 

Según el resumen ejecutivo, tres cuartas partes de los expertos en educación de WISE del mundo están insatisfechos con el sistema educativo de sus respectivos países y apenas un tercio cree que el sistema educativo de su país ha mejorado en la década pasada. Además, solo el 12% considera su sistema educativo como innovador y solo un 1% lo califica de “extremadamente innovador”. En el contexto de un mercado de trabajo en constante cambio, los sistemas educativos faltos de innovación se mueven con más probabilidad hacia atrás, y no hacia delante. La situación de la educación contrasta con la rápida aceleración en muchos otros campos, debida a la Revolución Digital que en las décadas recientes ha transformado la manera en la que las personas compran, invierten, leen, socializan, trabajan y, en general, se comunican. Sin embargo, al mismo tiempo, el estancamiento económico en gran parte del mundo, incluyendo el constante y alto desempleo en algunos lugares, está creando desafíos críticos para la juventud de hoy en día, y ciertamente para la estabilidad de los países. 

No obstante lo anterior, existe un consenso considerable en cuanto a lo que la educación necesita para remediar esta situación: fomentar una mayor colaboración entre universidades y empresas; fortalecer la profesión de la enseñanza; emplear la tecnología para complementar y apoyar, no reemplazar, a los educadores de alta calidad. En cuanto al sistema educativo en España, el grado de satisfacción es similar al grado de satisfacción a nivel global, esto es, 19% frente al 23%. Sin embargo, es significativamente inferior al de la Unión Europea, donde el 41% se considera satisfecho. Se observa el mismo patrón con respecto a la evaluación del sistema de primaria/secundaria de los expertos de WISE (25% lo califican positivamente) y el sistema a nivel post-secundaria/universitario (47%). Esas valoraciones son similares a las medias globales, pero inferiores a la media en la Unión Europea. 

Finalmente, los expertos de WISE de España dan calificaciones promedio a la formación en la mayoría de las áreas temáticas, pero son relativamente más positivas en cuanto a la formación en ciencias, lectura/escritura, responsabilidad ambiental y bienestar físico/mental. Al mismo tiempo, son mucho más proclives que el promedio mundial a la hora de citar la falta de un aprendizaje basado en proyectos como uno de los mayores retos para la escuela primaria/secundaria: 84% frente a 58%. También son más negativos en cuanto al éxito de la escuela post-secundaria en la preparación de los estudiantes para el trabajo, con un 66% que dice que sus escuelas no preparan a los estudiantes para el éxito en el trabajo, frente al 54% a nivel mundial (Fuente del texto y de la imagen: 2015 WISE EDUCATION SURVEY: CONNECTING EDUCATION TO THE REAL WORLD).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel