martes, 2 de febrero de 2016

Confianza = Agilidad y Rentabilidad

Si eres follower de este sitio conocerás que en más de una ocasión he escrito sobre la confianza. Textos como “Sinceridad y Confianza”, “Pegamento emocional”, Confianza o “Atención y Confianza” son buena prueba de ello. En el post “Como las piezas de un puzle” incluso te escribía acerca de las reflexiones de Patrick Lencioni sobre que la confianza entre los miembros de un grupo de trabajo instituye la sustancia de un equipo eficaz y bien entroncado y que sin confianza es imposible el trabajo en equipo. Por lo anterior, no te quepa la menor duda que la confianza ha sido siempre cardinal tanto en mis relaciones profesionales como en las personales. Pienso que no hay probidad más inestimable que la confianza. Convendría instruirse en su labranza, impulso y desarrollo en el ámbito empresarial en general y productivo y comercial en específico, porque entiendo que afecta a la agilidad de los procesos y a la economía de éstos (fuente de la imagen: pixabay). 

Por tanto, si la confianza escasea en las organizaciones, éstas se vuelven torpes, lentas, y los costes se disparan. Por el contrario, si la confianza fluye a raudales, entonces la presteza, vivacidad, soltura… de las operaciones, procedimientos, acciones… es patente y los costes se reducen considerablemente. Por eso, esa esperanza, creencia o mecanismo relacional no deberíamos darla por sentado en el tiempo de incertidumbre, crisis y ambiente de corruptela política que nos envuelve. Hoy más que nunca hay que prestarle atención, cultivarla y auscultarla de una manera más especial o específica. A continuación te dejo un vídeo, subido a Youtube por GreatPlaceToWorkARG, con unas pinceladas sobre qué es la confianza en nuestras relaciones cotidianas, definición de confianza, qué implica, cómo se construye, cómo se alimenta y cómo se da en las organizaciones.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel