jueves, 15 de agosto de 2013

Confianza

Hoy es fiesta local en Málaga (España). Ayer fue un día viajero. Por la mañana en Granada. Por la tarde en Cómpeta. Conviviendo con personas interesantes y probando los productos del lugar. De vuelta al hogar, reflexionaba sobre la importancia de generar confianza, no sólo en el ámbito comercial, sino en todos los perímetros que impliquen relación directa o indirecta con terceras personas. Pero la confianza creo que no surge de la noche a la mañana, se va conformando en función de mi tránsito en la Vida y las pequeñas cosas que realizo en cada jornada laboral influyen más de lo que se pueda pensar. 

Por ejemplo, si soy un embaucador, bucanero o mentiroso, evidentemente, afectará al nivel de confianza impresa en mi frente.También, si aunque haya realizado el trabajo o vendido el producto, de alguna forma me encuentro a disposición de mi interlocutor, socio, deudor o conveniado, estoy nutriendo el recipiente de confianza. Igualmente, con un proactivo servicio postventa, una verificación sin coste a posteriori del proyecto acabado, una empatía con las situaciones futuras que se le generen al receptor, el trabajo personalizado, … Finalmente, la retroalimentación que surge del sondeo sobre si estoy haciendo bien mi trabajo y cómo puedo mejorar el resultado acordado es una de las guindas de ese pastel emocional (dibujo realizado por un peque cuando tenía ocho añitos). 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel