jueves, 21 de enero de 2016

Presupuesto ineludible

En la para mí compleja cuestión de las relaciones entre Moral y Política, entiendo un presupuesto ineludible para comprender bien dichas relaciones a la "humanidad", como factor pre-comprensivo y planteamiento de fondo que implica una especie de subordinación, tanto de la Política como de la moral, a dicha humanidad. Cualquier intento de construcción de una moral o una política de espaldas al factor humano, forzosamente supone su deshumanización, siendo el comportamiento humano fundamento ineludible para la argumentación moral y la fijación de responsabilidad a nuestros políticos (Fuente del esquema: elaboración propia). 

Estudié en Deontología que algunas notas fundamentales que ayudan a entender dicha humanidad, diferenciándonos del resto de animales, es la racionalidad, que a su vez posibilita la conciencia moral, la acción y la decisión. También la cultura y la sociabilidad. Es decir, la naturaleza humana comprende, como fisonomías inherentes y diferenciadoras de otras especies, una serie de rasgos distintivos que pueden precisarse con tres vocablos: pensar, sentir y actuar. Sin dichos rasgos distintivos no podría existir la libertad que debería condicionar inexcusablemente la práctica de la acción moral y, por derivación, de la Política.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel