miércoles, 20 de enero de 2016

Poco o nada sensible

Pinturas de la sala capitular del Monasterio de Sijena, conservadas en el MNAC. Licencia CC BY-SA 3.0.
Cuentan Morán y Anzar en ABC, “Las pinturas del monasterio de Sijena llegan a los tribunales”, el enésimo episodio del culebrón cultural-religioso en torno al monasterio de Sijena (o Sigena), litigio entre el Gobierno de Aragón y la Generalidad de Cataluña. En este caso, según los articulistas, se “deberá decidir el futuro de las pinturas murales de la sala Capitular del Real Monasterio de Sijena”, particular conjunto románico que se exhibe en el Museo Nacional de Arte de Cataluña. Todo este follón religioso-cultural me ha recordado lo estudiado, de la mano de José Luis, en el sentido que la Ley de Patrimonio Histórico del Estado Español (LPH), que se concibió allá por 1985, es poco o nada sensible a la finalidad cultural del patrimonio, no previendo ninguna legislación especial para estas ancestrales heredades, por no decir que apenas nombra al Tratado Internacional Acuerdo Iglesia-Estado (AEC).

Aprovechándome de mis apuntes e ideas claves de la disciplina de Religión, te transcribo que, con independencia de la confesión religiosa de que se trate, son varios los derechos que entran en juego en la regulación del patrimonio histórico religioso en mi país. A título de ejemplo, el artículo 33 de la Constitución Española (CE) orienta sobre el Derecho a la propiedad, el art. 44 CE sobre el Derecho a la cultura y el art. 16 CE trata del Derecho de libertad religiosa. Obviamente, la función social que cumple la propiedad se subraya cuando el objeto de que se trata es un bien cultural. En estos supuestos existe una doble restricción: limitaciones generales inherentes a todo dominio y limitaciones provenientes del derecho de acceso a la cultura. Si, además, se trata de un objeto litúrgico confesional, tiene una prioritaria finalidad cultural, que deberá armonizarse subordinadamente con el derecho de todos a la cultura. 

A continuación te dejo un vídeo, subido a Youtube por Flas Laserscannig, con instantáneas de una aplicación interactiva sobre la restauración virtual de las pinturas del arco del monasterio de Sigena.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel