sábado, 30 de enero de 2016

El entrenador de cerebros

Hay días en los que ante la avalancha de llamadas, wasaps, encuentros, emails… a duras penas me mantengo a flote. Menos mal que la cabeza sigue navegando en ese maremágnum. Supongo que si conozco la manera como “carburo” y soy capaz de regentar o administrar adecuadamente mi mente, la navegación será mejor. Obviamente, deberé colaborar con mi cabezota, no guerrear contra ella, activar en los momentos ajetreados esa función ejecutiva que habita en las entrañas cerebrales, promoviendo la minimización de los peligros y la maximización de las satisfacciones (Fuente de la imagen: pixabay). 

En la tarde del viernes estuve escuchando la conferencia de Estanislao Bachrach (te dejo el vídeo a pie de post, subido a Youtube por Asuntos Públicos, a partir del minuto 6:20), conocido como entrenador de cerebros, sobre Mitos y Verdades del Cerebro en el Trabajo. Me gusta la reflexión que Estanislao realiza en su libro “En cambio”[1], en el sentido que con mi mente puedo cambiar mi cerebro, es decir, que con mi “actividad mental” puedo “estimular la modificación de conexiones neuronales existentes o la creación de nuevas conexiones neuronales”. 

Según Bachrach, puedo alterar y cambiar mi hardware, puesto que el cerebro no envejece con la edad; sólo envejece porque lo use mal o porque lo deje de usar. Si mantengo mi cerebro activo, estaré menos viejo y si camino treinta minutos todos los días, a los setenta tendré un cerebro de cincuenta. Bueno, no me enrollo más. Aquí va la conferencia de Estanislao.

[1] Bachrach , Estanislao. En cambio. Editorial Sudamericana SA. Buenos Aires. 2014

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel