miércoles, 1 de julio de 2015

La UE ha muerto, viva Europa

Me explicó mi profesora de Derecho de la Unión Europea, María del Ángel, que el Parlamento Europeo representa a los ciudadanos y ciudadanas de Europa, elegido por sufragio directo y presidido por el principio de democracia representativa y pluralismo político. Actualmente no solo es el órgano de representación y control democrático de la Unión, sino que también teóricamente ejerce el control político de la Unión Europea y participa en el proceso legislativo. De entre sus poderes, saco a colación esta mañana el de control político, que se dice ejerce tanto sobre la Comisión como sobre el Consejo de la Unión Europea (incluso sobre el Defensor del pueblo), debido a la legitimidad democrática que se le presupone precisamente por su elección por sufragio. 

Dentro de estos poderes de control político, si bien le corresponde la investidura de la Comisión, también hay que decir que la propuesta ya viene mascada desde otras instancias realmente poderosas (léase: El Consejo de la Unión Europea), así que paso a reflexionar sobre otro tipo de poderes, como la realización de preguntas parlamentarias, instrumento que se puede utilizar para consultar al irrisorio presidente actual de la Comisión o al risitos presidente del Eurogrupo, qué es lo que pasa con Grecia ¿no te parece? Al menos una explicación o información sobre esta sensible cuestión. Y ya puestos ¿Por qué no una moción de censura contra la Comisión, exigiéndole responsabilidades políticas por esa presuntamente desastrosa dirección de la crisis griega, gestión fraguada durante años en connivencia con el FMI? No sería difícil a estas alturas de la película haber recabado el apoyo a la moción de la décima parte de los diputados, de forma escrita y convenientemente motivada. Cuestión aparte sería obtener el quórum necesario de dos tercios de votos emitidos que, a su vez, representen la mayoría de los votos del Parlamento, puesto que en mentideros, no sé si de buena o mala tinta, se rumorea que a la hora de las votaciones, con independencia de los sentimientos conservadores o progresistas del Continente, sobrevuelan por la Eurocámara los fantasmas de los nacionalismos, dejando a un lado esos principios y valores de Unión Europea que había soñado Schuman (ver post "Serena e integradora").

¿Qué ya preparan las vacaciones de verano? Puede ser, aunque me temo que lo que sucede realmente es que, por mucha representación de la ciudadanía europea que se le atribuya, los que mandan son instituciones como el Consejo de la UE, con su cómoda posición de poder de decisión y, curiosamente, sin responsabilidad política a nivel comunitario (sus miembros sólo son responsables políticamente ante los parlamentos nacionales). ¿Y qué me dices de la Comisión, con su poder de iniciativa legislativa y de administración (supongo que como un “buen padre de familia”) y ejecución de las políticas comunitarias, al tiempo que presuntamente velan por el respeto del Derecho Comunitario? No paro de darle vueltas a la descarada prostitución del principio de separación de poderes de Montesquieu. En fin. Más que un chiste malo, esto se parece a ese nudo de la leyenda griega, nudo gordiano, a la espera que llegue el Alejandro Magno de turno y alguien diga aquello de "tanto monta cortar como desatar", es decir, en realidad da lo mismo el NO que el SÍ en el referéndum griegoParafraseando el lema francés Le roi est mort, vive le roi (el rey ha muerto, viva el rey), pronto puede que escuchemos algo así como “La Unión Europea ha muerto, viva Europa”. Finalizo recomendándote el vídeo didáctico de Cinco Días ¿Quién tiene la culpa de lo que está pasando en Grecia? (Fuente de la imagen: pixabay y elaboración propia).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel