sábado, 28 de septiembre de 2013

Mis ruedines

El post “En la bicicleta de tu ser”, entre otras cosas sirvió para escribirte cómo aprendí a montar en bici. En “Llegó el momento”, te conté la materialización del sueño de enseñar a montar al peque en bici.

Ayer recordé esos momentos instantes y otros muchos relacionados con la bici y, sobre todo, con la Vida y las personas que se ayudan y se necesitan unas a otras, al leer la publicación de José en su muro, que titulo “Mis ruedines” y que me tomo la libertar de transcribirte a continuación.

Cuenta José que iba paseando con sus hijos cuando vio algo que le sorprendió al principio, lo maravilló después y finalmente le hizo reflexionarUna mujer iba en bicicleta. Lo llamativo es que llevaba “ruedines” de apoyo, los que se ponen a los niños cuando aprenden a ir en bici.

Pasada la inicial sorpresa, admiró José el coraje y las ganas de aprender y avanzar de esa mujer. Luego, le dio por pensar que todos en la vida necesitan a veces ruedines para no perder el equilibrio y caer, para seguir aprendiendo y avanzando.

Finalmente, aprovechó la publicación en Facebook para dar las gracias a todas esas personas que de un modo u otro han sido, son o serán "sus ruedines". Gracias por el relato, José. 

Y a ti visitante, que me agasajas esporádica o asiduamente con tu presencia virtual, me lees y, a veces, me trasladas tu comentario o crítica, espero estar a la altura de tus circunstancias y, en todo caso, quiero que sepas que con tu acción u omisión formas parte de "mis invisibles ruedines".

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel