martes, 23 de abril de 2013

Laberinto decisorio

Ayer, después de la entrevista con un responsable de recursos humanos y el gerente de una pyme de mi ámbito territorial de actuación, me agradó la conversación que mantuvimos acerca del día a día de un directivo, ejecutivo, mando intermedio, jefe o gerente en cuanto a la toma de decisiones.

No sé si aún estaba inmerso en el proceso de evaluación cuando me preguntaron cómo me las ingeniaría decidiendo en una situación de crisis. La respuesta fue lo que suelo hacer en esos casos, es decir, confeccionar diaria o semanalmente, dependiendo del grado,  intensidad o complejidad del laberinto decisorio, una relación de medidas que hay que solventar, especificando quién o quiénes las debe tomar y cuándo, lista de tareas asentada en un cuerpo tridimensional, flexible y adaptable. Luego seguimiento, análisis, detección de desviaciones y nuevos ajustes.

Si implemento las estrategias en base a un claro mapa decisorio y previamente catalogado, incrementaré las probabilidades de llegar a buen puerto en cada uno de los hitos o frentes de trabajo que configuran la consecución de los objetivos empresariales, consiguiendo salir del laberinto crítico resolviendo el laberinto decisiorio (fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel