viernes, 11 de enero de 2013

Un equipo líder

Termina la semana y me encuentro triste por personas de mi ámbito profesional.

Por una, porque no ha sabido captar, valorar y aprovechar la oportunidad de contar durante un tiempo con un equipo que ha estado laborando para aportarle valor a su proyecto profesional.

Y lo puedo escribir con tamaño de letra más grande, pero no más clara: ¡Con la que está cayendo y todavía existen individuos que pasan de todo y de todos, sin una pizca de autocrítica o reflexión!

Un equipo líder no debe permitir esa situación.

Por otra, ex-colaborador de otro proyecto, que me ha enviado una emotiva carta desde un lugar lejano, que me ha emocionado por sus comentarios y, a la vez, entristecido por las penurias que nos cuenta.

Nos ha hecho llorar. Desde este sitio le vuelvo a transmitir el apoyo y el cariño de ese equipo que antaño trabajó con él y por él, porque es buena gente y no se merece ese sufrimiento.

Un equipo líder debe ayudar.

Por el contrario, esas sacudidas o emociones, me empujan a seguir trabajando en pro de un mundo distinto, mejor, apoyándome en las personas que respeto profesionalmente y que tengo la suerte de estar con ellas en el tajo.

Un equipo de personas líder mueve montañas, ya sean económicas, aplicando costes razonados para conseguir los objetivos previstos; financieras, convenciendo al financiador de la oportunidad de financiación; operativas, organizándose en este maremágnum de despropósitos y cumpliendo con creces los objetivos para los que fueron elegidos, o comerciales, institucionalmente vendiendo y poniendo en valor el proyecto por doquier.

Por lo demás, si puedes, recarga pilas en este fin de semana (Fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel