martes, 4 de septiembre de 2012

Despropósitos

No sé si esta mañana estoy triste o cabreado o ambas cosas. Lo de la subida del IVA en España tiene mandanga, lo mires por donde lo mires.

Y para más inri, me temo que voy a recibir las facturas por los consumos de agua, electricidad, teléfono, … del mes de agosto, periodo en el que como bien dice la normativa del impuesto, se realizó la entrega del bien o la prestación del servicio y, por derivación, momento en el que se origina la obligación de pagar el IVA correspondiente, aplicando el nuevo tipo impositivo ¿No?

Esos oligopolísticos proveedores seguro que ponen la fecha de la factura en septiembre, siguiendo las presuntas veladas sugerencias gubernamentales, que no instrucciones formales, y nos cargan el IVA vigente a partir de este mes por consumos de meses anteriores.

¿Qué más les da, si son meros recaudadores del impuesto? Podían marcarse el detallito de generar la factura con fecha treinta y uno de agosto, que ahora con esto de la tecnología existente no hay excusa operativa. Con toda seguridad, ningún cliente pondría pegas. 

Pero no caerá esa breva para resolver este injusto despropósito. Como Pilatos, se lavan las manos escudándose en la directrices de la Agencia Tributaria, como si ésta les obligara a facturar el cinco de septiembre en vez del 31 de agosto.

En mi opinión, hay un error de partida que va en contra del espíritu de la Ley en cuanto al devengo: confundirlo con la fecha de expedición del documento justificativo en función de los intereses recaudatorios o políticos del gobierno de turno. Habría que preguntarle al consumidor o usuario, es decir, al cliente (que dicen que es el rey), cuándo quiere que se le facture en estos casos excepcionales o, en su defecto, velar y ejecutar la opción más ventajosa para él.

Sí, lo sé, la Dirección General de Tributos ya dictaminó que se le aplica el nuevo IVA a los productos y servicios entregados o servidos en el mes anterior. Otro despropósito.

O sea, que si una operadora de telefonía facturara trimestralmente y la fecha de la última factura fuera cinco de septiembre de 2012, pues te cargarían el nuevo IVA por los tres meses anteriores.

Otro despropósito que hay que echar al saco: esas presuntas prácticas de ir subiendo los precios de los productos durante estos meses y luego publicar la cadena de distribución, tienda, supermercado, ... que va a absorber la subida del IVA. ¡Anda ya!

Como dice el humorista: “Ahora vas y lo cascas”. ¡Uf! A este paso, los mayas van a tener razón con lo del fin del mundo en este año en versión catástrofe. Si es que se lo estamos poniendo a huevo con tanto despropósito.

En fin. Te dejo la imagen de un hada (Fuente: diseño de vestido peque de ocho años; foto elaboración propia), por si nos puede ayudar algo en esta cuesta de septiembre y desinflar el cúmulo de incoherencias y despropósitos que suceden, sin que nadie les ponga freno.

1 comentario :

  1. Anónimo4/9/12 19:45

    Disfraces..., aunque el de momia del hadita es el único inocente

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel