domingo, 22 de abril de 2012

Cultivando

Si cultivo relaciones con los clientes, los proveedores, los colaboradores, ..., basadas en la confianza, la sinceridad, la honradez y la decencia empresarial, propiciarán lazos duraderos con ellos y una empresa altamente capaz, enfocada y comprometida.

Si, a su vez, mi proyecto cultiva una ética empresarial basada en el compromiso, la confianza y la decencia, fructificaremos más y mejor que aquéllos que sólo se interesan por el dinero.

Pero si el gobierno de turno no cultiva y defiende unas reglas del juego que consigan y mantengan una economía responsable como garantía de una sociedad justa, apaga y vámonos (imagen de sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel