miércoles, 14 de diciembre de 2011

Cocinando gustos

En relación al post “Acción especial y específica”, me remite un netmail María (Gracias), instándome a que amplíe lo de la adaptación a cada gusto local y a cada cliente.

Parafraseando a Jesulín de Ubrique, cuando comparaba el tema que estaba explicando con "un toro", diría que lo anterior es como "guisar un cocido".

Primeramente, estudio y preparo lo que voy a cocinar, esto es analizar la idiosincrasia, significados, modos, intereses y conductas de la zona objetivo, de forma que me permita averiguar si todos los elementos se encuentran en armonía para cocinarlos.

Es decir, si se dan las condiciones para que esos clientes potenciales se encuentren en disposición de contratar mis servicios o productos.

Luego, si la respuesta es afirmativa, solo tengo que poner las piezas culinarias en la olla y comprobar el sabor de ese cocido, es decir, confirmar los gustos, disposiciones y estructuras de ese ámbito territorial de actuación (fuente del dibujo: imagenes-gratis.net).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel