lunes, 24 de octubre de 2011

Oportunidad

Para ser lunes y laborable, tarde llego hoy a la cita. El motivo no es otro que el acceso a la blogosfera.

Ayer, probablemente un rayo inutilizó el modem de la casa, por lo que esta mañana no he podido llegar a la cita.

Parece que hoy me facilitarán uno nuevo. Mientras tanto, accedo utilizando los recursos de una de las entidades en las que colaboro (Gracias).

Entrando en materia, agradecer al contacto Tomás el toque que me dio ayer acerca de la referencia que se hacía de mi perfil profesional en el suplemento Dinero y Empleo del fin de semana. Te dejo link al artículo.

Ya ves. Estoy metido en cada fregado que me lleva el alma en ello.

Pero mientras sea para conseguir regenerar el tejido económico del ámbito territorial que me toca transitar, con todo lo que supone, no sólo desde el punto de vista social, al mantener puestos de trabajo, sino de las economías de escala que se genera, pues ¿Qué quieres que te diga? Que merece la pena el intento.

La semana pasada me preguntaba el periodista Juanjo, si era optimista. Todo lo que se puede ser, dada la actual situación de agobiante crisis que padecemos.

Cierto. A pesar de toda la carne que se ponga en el asador, sigue sin estar claro si se debe ver el futuro de cualquier proyecto empresarial con entusiasmo o miedo.

Desgraciadamente, la tendencia actual ofrece sobrada munición para los pesimistas. Sé que el lado oscuro, el “yan”, existe, pero también debo valorar el “yin” que lleva aparejado.

Por otro lado, el administrador concursal no debe plantearse su trabajo como una profesión del tipo: calculo mi arancel, me pongo en la postura más conservadora de todas y procedo a valorar el cese y liquidación de la actividad empresarial.

No. Su trabajo debe enfocarlo como una oportunidad de velar proactivamente por los intereses de la masa pasiva, incluso en el hipotético caso que existan posibilidades de que la empresa hoy, a pesar de la crisis de órdago que padecemos, pueda seguir funcionando con la necesaria hoja de ruta o saneamiento.

Para ello, debe ponerse en el lugar de un buen gerente o administrador y actuar en consecuencia. ¿Asumiendo riesgos? Los justos y necesarios para mantener la actividad y conseguir a medio plazo la viabilidad.

Que esta última semana laboral de octubre te sea beneficiosa en lo laboral, empresarial, profesional o institucional, según proceda.
La fuente de la gratificante foto es de imagenes-gratis.net.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel