miércoles, 30 de marzo de 2011

Imaginario entorno

Si por razones coyunturales o estructurales tienes que trabajar en casa, sugiero que delimites tu zona de actividad profesional.

Si tienes todos los metros cuadrados del domicilio a tu disposición, puedes estar cometiendo un grave error, al tiempo que se reducirá sustancialmente tu productividad y la calidad de los resultados.

Necesitas un sitio donde te puedas concentrar y si es posible una puerta de separación, pues mejor. El caso es que en tu casa, el manojo de entretenimientos no es pequeño, desde tareas domésticas por realizar hasta las personas que conviven en el hogar contigo.

Si no pones frenos a estas distracciones y estableces un imaginario entorno laboral, vas cuesta abajo y sin frenos (foto de imagenes-gratis.net).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel