sábado, 22 de mayo de 2010

Chiclana

Te escribo desde un pueblo de Cádiz llamado Chiclana, donde estoy recluido en unas jornadas espirituales relacionadas con empresas de economía social. Me he levantado y después del preceptivo aseo matutino, he redactado el post "Lecciones tradicionales" y he bajado a desayunar. Luego, sobre las ocho de la mañana, he dado un largo paseo por la playa y he llamado por teléfono a mi familia. 

He visto un conejo en las dunas de arena, que se me ha quedado mirando, quieto; al instante se ha escondido en un arbusto. El hotel, Royal Andalus, de la cadena Iberostar, no está mal, pero cobran por el uso de Wifi. Me lo han explicado. Lo entiendo pero no estoy de acuerdo. No es lo mismo un turismo de sol que un turismo de congresos, como es mi caso, que usamos salas para reuniones de trabajo, desayunamos, almorzamos y cenamos en el establecimiento. 

En fin, cuatro euros por media hora y siete euros por una hora. Más caro que el AC Málaga Palacio (ver post "Horas aprovechadas"). Antes de que empiece la jornada profesional del sábado y de que se me acabe el bono de acceso a Internet, te dejo unas instantáneas del lugar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel