jueves, 6 de agosto de 2009

¡Ahora vas y lo cascas!

Ayer almorcé con un titulado mercantil, leyendo la nota de prensa del INE, donde se publican los datos provisionales del segundo trimestre de la Estadística del Procedimiento Concursal en España (si quieres acceder al documento, pincha AQUÍ y a los resultados provinciales AQUÍ). "El número de deudores concursados alcanza la cifra de 1.727, lo que supone un incremento del 173,7% respecto al mismo trimestre del año anterior". Evidentemente, se nota la crisis. "El 74,3% de las empresas concursadas se concentran en la construcción y promoción inmobiliaria, la industria y la energía y el comercio". Desgraciadamente, muchos concursos, demasiados, pero más llegarán. Mi acompañante me rogó que, por una vez, dejara de escribir posts ligt y publicara en el blog algo serio (tan pancho se quedó), como la propuesta al INE para que contabilizara, también, el número de administradores concursales y de concursos asignados, con nombres y apellidos, a ser posible. ¿A qué te refieres? Pregunté. Pues que se dan muchos casos de profesionales que tienen colocados tres concursos simultáneamente, por no hablar de los expedientes asignados en su entorno, que también controlan a través de sus sociedades, bufetes y despachos, y otros llevamos años en las listas sin una mísera asignación. ¡Ay! Y nos rasgamos las vestiduras por los trajes de Camps! ¡Traje para cada concurso es lo que haría falta! Espetó.

Acepté su crítica al blog y le tranquilicé con mi compromiso de escribir esta mañana sobre el tema. También, le trasladé mi experiencia y las motos que compañeros suyos, de presunto reconocido prestigio, me han vendido en estos años. Nos centramos en el proceso teórico de asignación, estando de acuerdo con él en que hay corporaciones y corporaciones, en el sentido que unas, presuntamente, actúan como coto privado y otras, me consta, intentan ser más transparentes, preocupándose, por ejemplo, de trasladar a los jueces y juezas las listas con currículos actualizados de sus miembros. Por otro lado, pienso que con la nueva Ley Concursal, no todos los administradores podrían estar capacitados para cualquier concurso de acreedores. Si tú, por tu experiencia profesional, estás especializado, por ejemplo, en el sector agroindustrial o en el sector de la educación, deberás tener más papeletas de asignación, ante un proceso en estos sectores, que aquél que sea una eminencia en el sector de la construcción y promoción de viviendas, por mucho ex-decano que sea, muchas escuelas de administradores que regente o muchos congresos concursales que promueva, porque la esencia de esta normativa es salvar a la empresa, no liquidarla, que para eso cualquier profesional del ramo está presuntamente cualificado. Argumenté ¡Ahora vas y lo cascas! Me apremió (gif de gifmania.com).

4 comentarios :

  1. Totalmente de acuerdo. Estoy vinculado a muchos de estos procedimientos (en una entidad financiera)y es así.

    La asignación de un administrador a varios procedimientos perjudica a la empresa y a los acreedores.

    Parece un reparto de honorarios más que una preocupación por darle salida a la empresa, en la mayoría de los casos.

    ResponderEliminar
  2. ACUERDOS ENTRE JUECES ADMINISTRADORES Y TIBURONES

    ResponderEliminar
  3. Estimados Alo y Popurri, cracias por vuestras aportaciones, si bien la de popurri no sé a qué se refiere.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Manuel. Una cosa es lo que dice la ley en materia de asignación concursal y otra muy distinta la realidad. Me gusta el sitio. Vicent

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel